Saturday, December 01, 2012

¿La operación Pilar Defensivo una operación anti-Irán? - Debka



El duelo de ocho días de Gaza entre Israel y Hamas fue un escaparate. Detrás de él, un golpe de estado se preparaba planeado por al menos tres jefes de inteligencia: por parte del Mossad, su director Tamir Pardo, de parte de la Turkish National Intelligence Organization, su jefe Fidan Hakan y el primer ministro qatarí Sheikh Jassim al Thani, quien también dirige el servicio de inteligencia del emirato. La CIA estaba en estrecho contacto.

Su objetivo era interrumpir las relaciones militares que Teherán cultiva con Hamas antes de la Franja de Gaza se convierta en un trampolín de Irán para llegar al El Cairo. Con este último fin, se provocaron oleada tras oleada de ataques con misiles contra Israel.

Este golpe de acción fue diseñado como parte del plan general del presidente de los EEUU Barack Obama, y que consiste en aprovechar la primavera árabe para conseguir los principales objetivos de los EEUU. Sus socios eran - y son - el presidente egipcio Mohamed Morsi, el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan, y el primer ministro israelí Binyamin Netanyahu.

La siguiente parada de Obama es Siria, donde las cosas están llegando a un punto crítico en varios frentes.
El plan, si la operación Pilar Defensivo tenía éxito, era trazar un nuevo futuro para los radicales terroristas de Hamas mediante su transformación en la voz legítima del pueblo palestino, algo para lo que todavía necesitan un poco de preparación y más de un toque de aerógrafo.

Hamas tiene la ventaja de ser el chico más popular dentro del bloque palestino, por lo que el líder de Al Fatah y presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, ha evitado las elecciones a su cargo durante seis años.

A corto plazo, la "miniguerra" israelí se entenderá como una lección viva para Teherán sobre el destino que les espera a sus aliados árabes. A Hezbollah se le aconseja que observe lo que pasó a Hamas antes de su líder, Hassan Nasrallah, pierda los decenas de miles de proyectiles con que Irán llenó su arsenal contra Israel.

Para estos objetivos, la acción terrestre israelí no era necesaria en ninguna etapa de la operación desarrollada en Gaza.

Su tiro de apertura fue una diana, eliminando al comandante militar de Hamas, el pro-Teherán Ahmed Jabari, y capo de Irán en Gaza.

La Cúpula de Hierro robó el show al noquear a la mayoría de los 1.000 misiles lanzados desde Gaza antes de que llegaran a los centros urbanos. Israel perdió a seis personas, y muchos de los heridos fueron víctimas de shock.

¿Así pues, la estrategia de golpe anti-Irán puesta en juego en Gaza fue un éxito?

El tiempo lo dirá, mientras tanto, Israel ha comenzado a aliviar su bloqueo marítimo y terrestre sobre la Franja de Gaza. Turquía y Qatar se han comprometido a grandes inversiones en la economía de Gaza para que sea más próspera que su rival de Cisjordania. Y los EEUU y Egipto llevarán a cabo un esfuerzo conjunto para detener el flujo de armas iraníes hacia Gaza a través de las rutas de contrabando del Sinaí.

Un millón de cosas podrían salir mal mientras tanto. Sin embargo, esta misma coalición ha cambiado mientras tanto, mirando desde Gaza hacia Siria. La OTAN está a punto de situar Patriots con tripulaciones americanas en la frontera turco-siria y los rebeldes finalmente están empezando a minar los recursos militares de Assad.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home