Sunday, January 05, 2014

El "acuerdo marco" propuesto por Kerry determina la evacuación de 80.000 colonos de la Ribera Occidental a los grandes bloques de asentamientos - Debka


Asentamiento de Ariel

La portavoz del Departamento de Estado Marie Harf dijo en Washington el martes 31 de diciembre que el secretario de Estado John Kerry quería discutir con el primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, y con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, un "acuerdo marco" que sirviera como "una guía para abordar todas las cuestiones fundamentales" en disputa durante décadas.

"Algunas personas dicen que esto sería un acuerdo provisional. No, ese no es el caso", afirmó. Los temas centrales a los que hace referencia son "las fronteras entre Israel y la futura Palestina, las medidas de seguridad, el destino de los refugiados palestinos y las contradictorias reclamaciones sobre la ciudad santa de Jerusalén".

Kerry partió para Israel y Ramallah el día de Año Nuevo para continuar con su labor tras producirse, la noche del lunes 30 de diciembre, la liberación por parte de Israel de 26 terroristas palestinos condenados a cadena perpetua por asesinato. Según ya ha informado previamente Debka, el secretario de Estado no espera que los líderes israelíes y palestinos aprueben su  propuesta de acuerdo marco, sino que espera que contribuyan con sus comentarios  También Debka ha informado que Abbas había indicado al secretario de Estado que los palestinos se estaban preparando para rechazar sus propuestas utilizando para ello su remisión a distintos foros pan-árabes.

Debka fue el primero en divulgar los diez puntos del proyecto inédito que Kerry tenía previsto presentar a los líderes israelíes y palestinos esta semana. Desde entonces, se han introducido algunas modificaciones - especialmente con relación a la presencia militar de Israel en el valle del Jordán, y con Judea y Samaria -. El documento continúa siendo moldeado por las sucesivas comunicaciones de ida y vuelta de Kerry con las dos partes.

Sin embargo, los diez puntos descritos a continuación se presentan como las líneas básicas del acuerdo marco propuesto por EEUU:

1.- Israel entregaría el 92,8% de Cisjordania a los palestinos.

2.- Casi todo su contenido se basa en la propuesta de Ehud Olmert, el anterior primer ministro israelí, quien se la presentó a Abbas el 31 de agosto de 2008, y que éste último nunca aceptó, ni tampoco fue aprobada por ninguna autoridad israelí.

3.- Territorio:  Israel se anexionará el 6,8% de Cisjordania, incluyendo los cuatro principales bloques de asentamientos de Gush Etzion con Efrata; Maale Adummim; Givat Zeev, y Ariel, así como todos los "asentamientos" de Jerusalén Este y Har Homa. A cambio, otorgará el equivalente a un 5.5% del territorio israelí.

4.- Un paso seguro:  Se crearía un vínculo territorial entre la Franja de Gaza y Cisjordania que cortaría el sur de Israel y permanecería bajo soberanía israelí y control palestino.

Nuestras fuentes añaden que, de todas las demás opciones, los patrocinadores estadounidenses del acuerdo prefieren construir una línea de ferrocarril expreso de Gaza a Hebrón, sin paradas, que sería pagada por Washington. Abbas ya ha informado a John Kerry que desea que el tren recorra todo el camino a Ramallah.

Habrá además una carretera especial que conectará Belén con Ramallah y que no pasaría por el este de Jerusalén. Probablemente se trataría en su mayoría de la misma ruta planificada actualmente para Maaleh Adumim.

Como ese paso seguro que cruzaría Israel representaría el 1% de su territorio, esta zona se deducirá del territorio que Israel intercambiaría a cambio, quedando reducida a un 4.54%.

5.- Jerusalén:   Jerusalén Este se dividiría territorialmente siguiendo la línea de los parámetros Clinton con la excepción de la "Cuenca del Santo", que comprende el 0,04% de la Ribera Occidental.

La soberanía sobre este antiguo corazón de Jerusalén, con su concentración única e histórica de santuarios judíos, cristianos y musulmanes, pasará a ser gestionada por una comisión internacional formada por los EEUU, Israel, los palestinos, Jordania y. Arabia Saudita.

6.- Refugiados:   Esta cuestión será tratada de acuerdo con las directrices propuestas por el presidente Bill Clinton en Camp David en el año 2000, y que fueron rechazadas por Yasser Arafat. Una fundación internacional será establecida para reubicar a la mayor parte de los refugiados palestinos en Canadá y Australia, con excepción de una pequeña porción que será aceptada por Israel en función de la reunificación familiar.

7.- Seguridad:  El paquete de Olmert no hacía ninguna mención a la seguridad. Sin embargo, el proyecto de Kerry se ocupa ampliamente de este tema y de las preocupaciones de Israel. Hace un llamamiento para la evacuación de los 10.000 colonos judíos del Valle del Jordán, dejando atrás una cadena de asentamientos a lo largo del río Jordán. Corredores de seguridad que irían a través de Cisjordania mantendrían ese territorio y los vínculos operativos con Israel.

Cruces fronterizos se establecerían entre Palestina y Jordania, con presencia de la seguridad israelí. La sección de seguridad del proyecto asigna el uso del espacio aéreo de Cisjordania y la Franja de Gaza a Israel y los palestinos. No habrá presencia militar israelí en el interior del Estado palestino.

8.- Impuestos: El presente acuerdo que permite que Israel recaude los derechos de aduana y luego distribuya esos ingresos a los palestinos continuaría (según Debka, esa es la única cláusula que los palestinos aceptan totalmente). Israel llevaría a cabo controles de seguridad en las mercancías destinadas a los palestinos que se descargan en los puertos de Haifa y Ashdod, y los gravámenes fijados por los palestinos se desembolsarían en el Estado palestino.

9.- Asentamientos:   El 80% de todos los colonos judíos en Cisjordania residirán en los grandes bloques de asentamientos definidos en el punto 2. El 20% restante, que asciende según los cálculos estadounidenses a 80.000 personas, tendrán que decidir por sí mismos si prefieren quedarse donde están bajo dominio palestino o trasladarse a Israel.

Según las fuentes de Debka el secretario de Kerry informó sin rodeos al primer ministro israelí que no necesita desalojar a la fuerza a esos colonos, tal como hizo el gobierno Sharon con la retirada unilateral de la Franja de Gaza en 2005. Netanyahu le respondió que era inaceptable para Israel abandonar a los colonos a su suerte. Por consiguiente, propuso que en lugar de obligarles a partir hacia Israel, fueran absorbidos por los bloques de asentamientos más grandes que quedarían bajo la soberanía israelí.

10.- Líneas de tiempo:  Se proponen diferentes cronologías en el acuerdo marco propuesto por EEUU para implementar los diferentes puntos: el líder palestino dice estar dispuesto a dar a Israel tres años como un período de transición para la reubicación de los colonos.

Cuando presentó este documento a los líderes israelíes y palestinos a principios de este mes, el secretario de Estado Kerry les dijo que no veía ningún puente en los dos equipos negociadores que sostienen las reuniones y que se consumen en debates interminables sobre tal o cual aspecto. Por ello, pidió a ambas partes que le enviaran a partir de ahora sus observaciones por escrito.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home