Wednesday, March 12, 2014

El acuerdo de paz del poli bueno, Kerry, y del poli malo, Obama, genera una desconfianza general entre los israelíes - Ynet



Existe una desconfianza general entre los israelíes sobre las conversaciones de paz con los palestinos con la mediación de los EEUU, según ha revelado una encuesta conjunta realizada por el Instituto de la Democracia Israelí  (IDI) y la Universidad de Tel Aviv, y publicado este martes.

Alrededor de dos tercios de los israelíes (el 64%) dijeron que no confían en que el secretario de Estado de EEUU John Kerry tome las medidas de seguridad necesidades para Israel, algo que ven como un factor crucial en su proyecto de acuerdo marco. Entre ese 64% había un 66% de judíos de Israel y un 53% de árabes israelíes.

Esto representa un cambio significativo respecto a otra encuesta del IDI de diciembre, que encontró que el 64% de los judíos de Israel y el 78% de los árabes israelíes creían que los EEUU, y en particular Kerry, estaba realmente comprometido en garantizar la seguridad de Israel en las negociaciones.

Este cambio puede ser atribuido por la fecha de vencimiento establecido para las conversaciones de oaz y que se acerca rápidamente - 29 de abril - y por la admisión de EEUU de que es poco probable que ese acuerdo final se firme antes de esa fecha, a pesar del optimismo inicial en el arranque de las conversaciones. El acuerdo marco tiene por objeto establecer las directrices para una nueva ronda de conversaciones.

Además, las tensiones han ido en aumento entre Israel y los palestinos en los últimos meses, con un continuo lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza, un túnel con objetivos terroristas construido para facilitar el secuestro de soldados del IDF encontrado por el ejército israelí bajo la frontera de Israel con Gaza, y continuos ataques terroristas emanando de la Ribera Occidental y la Franja de Gaza.

En la encuesta actual, por su parte, el 60% de los israelíes comparte la opinión del ministro de Defensa Moshe Yaalon de que la principal motivación de Kerry para llegar a un acuerdo marco es su interés personal de pasar a la historia como el hombre de Estado que ha logrado lo que otros han fracasado. Sólo el 21% cree que Kerry está motivado por una preocupación sincera por el futuro de las dos partes.

La mayoría de los judíos de Israel (74%) cree que los estadounidenses ponen más presión sobre Israel para que acepte el acuerdo marco que sobre los palestinos. Sólo el 12% piensa que los EEUU están presionando a ambas partes por igual y sólo el 5% cree que los palestinos son los que reciben más presión estadounidense.

Entre los árabes israelíes, las opiniones son variadas. Menos de un tercio (29%) piensa que los estadounidenses presionan al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, con más fuerza que al primer ministro Benjamin Netanyahu. El 26% piensa que presionan a ambas partes por igual, y el 25% piensa que los estadounidenses presionan más a Israel.

Entre los judíos de Israel, la opinión está dividida sobre si Israel debería mostrar más flexibilidad hacia el acuerdo marco. El 50% cree que Israel debe mostrar más flexibilidad con el fin de evitar un enfrentamiento con los EEUU, mientras que sólo el 46% piensa que Israel no debería demostrar más flexibilidad.

Hay dos puntos principalmente disputados en el proyecto marco de Kerry que requieren flexibilidad: la demanda palestina de un congelamiento de los asentamientos y la exigencia israelí de que los palestinos reconozcan a Israel como un Estado judío.

Casi la mitad de los judíos de Israel (49%) estarían dispuestos a apoyar una continúa congelación de los asentamientos si se asegura la continuación de las conversaciones de paz, mientras que el 47% de los judíos de Israel se opone a la congelación de los asentamientos para facilitar las negociaciones entre israelíes y palestinos.

Netanyahu ha sido muy firme en su exigencia de un reconocimiento palestino de Israel como un Estado judío, en tanto que el presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas, quien el lunes se ganó el apoyo de su partido, se ha opuesto vehementemente a esa demanda, diciendo que pondría en peligro el derecho de los refugiados palestinos a regresar a sus hogares .

Cuando se le ofreció una alternativa a que los palestinos reconozcan a Israel como "el hogar nacional del pueblo judío" en el acuerdo marco, el 53% de los judíos de Israel se opuso a dicha alternativa, mientras que el 40% estuvo a favor de la misma.

 Un rayo de esperanza en solitario podría encontrarse en el hecho de 68% de los judíos de Israel y el 43% de los árabes israelíes dijeron que aceptarán el acuerdo marco, incluso si contradice su postura política, si es aprobado por el gobierno y en un referéndum . El 23% de los judíos de Israel y el 43% de los árabes israelíes dijeron que intentarán impedir activamente la aplicación del acuerdo marco si contradice su posición política, incluso si está aprobado tanto por el gabinete como por el voto público.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home