Sunday, May 11, 2014

Ben-Dror Yemeni le da la oportuna replica a Amos Oz: Amos Oz no tiene derecho a predicar - Ben-Dror Yemeni - Ynet





Amos Oz se sienta en el Consejo Público de B'Tselem al lado del abogado Hussein Abu Hussein, ese mismo Abu Hussein que ha afirmado que Israel es peor que un país nazi, que es un monstruo, y que no es suficiente hablar contra ese monstruo, sino que algo se tiene que hacer contra él.

Oz tiene razón al afirmar que hay rabinos que respaldan a los hooligans de los "jóvenes de la colina" (Hilltop Youth) que protagonizan los "price tag". Pero cuando Oz se sienta junto a Abu Hussein en el mismo consejo público no dice nada y lo legitima. La conexión entre ciertos rabinos y los fenómenos de los "price tag" debe ser condenada, pero parece que la última persona que tiene el derecho a predicar es Amos Oz. No mires la paja en el ojo ajeno, si no la viga en el tuyo propio.

Yair Lapid puede que esté demasiado relajado. Antes de las últimas elecciones, Oz argumentaba que (la ex presidenta del partido Laborista) Shelly Yachimovich era peor candidata que (el ex primer ministro) Ehud Barak. Es verdad que Barak condujo a Israel a concesiones sin precedentes. Es cierto que aceptó la propuesta de Bill Clinton de un acuerdo sobre un estatuto permanente entre Israel y los palestinos. Y es cierto que Yachimovich adoptó el esquema de Clinton. Y también es verdad que los palestinos fueron los que rechazaron la propuesta de Clinton, sin embargo, y aún cuando Oz tiene ojos, él se niega a verlo. También tiene oídos, pero le resulta difícil escucharlo. No importa lo que hagan los palestinos, Amos Oz siempre condenará a los israelíes. Una vez que ha ido a por Yachimovich, ahora le toca a Lapid.

El fenómeno de los "jóvenes de la colina" también está siendo abordado por Oz con una exageración aterradora. No hay un sólo político de derechas y de izquierdas que no los haya condenado, así que ha llegado el momento de decir "ya basta". Debido a que este grupo de hooligans del graffiti y pinchadores de neumáticos obtiene la mayor parte de su beneficio político de la publicidad que le dan las condenas, cuando la condena viene de un escritor famoso como Amos Oz su logro es aún mayor.

No está claro cuántos de estos jóvenes están involucrados. Podría haber decenas. Pero durante las últimas semanas han creado la impresión de ser un movimiento político poderoso.

Así que debemos poner las cosas en orden. Un partido de extrema derecha se presentó en las últimas elecciones. Uno de sus miembros, Arieh Eldad, está muy lejos de ese grupo. El otro miembro, Michael Ben-Ari, es sospechoso de estar próximo a él. Pero ese partido, y esto es lo importante, ni siquiera pasó el umbral electoral para sentarse en la Knesset.

En Suecia, miles de personas son miembros de los movimientos neonazis. Incluso tienen una revista, Torch, que difunde declaraciones difamatorias y antisemitas. Cualquier examen razonable revelaría que la extrema derecha, que puede verse como neonazi en los países más ilustrados y progresistas como Suecia y Noruega, por no hablar de Francia e Inglaterra, es mucho más fuerte que la extrema derecha en Israel.

Pero también podemos confiar en que Amos Oz y sus amigos de la izquierda radical israelí distorsionarán la imagen. Después de todo, hay partes de esa misma izquierda que trata de convertir a todo Israel, en cualquier ocasión, en un monstruo racista. Así pues, ¿no resulta maravilloso que un puñado de gamberros les echen una mano para ayudarles?

Amos Oz y sus amigos de la izquierda pueden tener algunas demandas válidas, y ellas deberían ser escuchadas. Pero la ceguera de la izquierda no es diferente a la ceguera de la derecha.

Antes en Israel solía ​​haber una izquierda nacional. Además solía ​​haber una izquierda responsable. Y también solía existir ​​una izquierda sionista. Todas ellas están desapareciendo.

 La izquierda relevante y vital del pasado engrandecía el abismo que debe existir entre ella y gente como Abu Hussein. La retórica radicalizada de Oz, el maestro y rabino de la izquierda, nos muestra que él es capaz de estrechar ese abismo mejor que nadie.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home