Wednesday, June 18, 2014

John Kerry, un secretario de Estado de "confianza": El Departamento de Estado se apresura a aclarar los comentarios de Kerry sobre la cooperación con Irán - Omri Ceren - The Tower



Una entrevista celebrada la mañana del lunes entre Yahoo News y el secretario de Estado estadounidense John Kerry generó una tormenta de controversias - junto con una serie de retractaciones y aclaraciones de varios funcionarios de la administración Obama -, después de Kerry pareciera comunicar a la entrevistadora Katie Couric que estaba abierto a una cooperación militar con Irán para poner fin a la ofensiva iraquí en curso por parte del grupo islamista sunita Estado Islámico en Irak y el Levante (ISIS).
Pregunta: ¿Podemos asistir a una cooperación militar con Irán? 
Secretario Kerry: En este momento, creo que tenemos que ir paso a paso y ver lo que, de hecho, podría ser una realidad, pero yo no descartaría nada que sea constructivo a la hora de proporcionar estabilidad real, respeto a la Constitución, respeto por el proceso electoral y respeto a la capacidad de los iraquíes para formar un gobierno que represente a todos los intereses de Irak, no los de un grupo sectario sobre otro. Tiene que ser inclusivo, y ese ha sido uno de los grandes problemas de los últimos años.
Sus comentarios se produjeron pocos días después de que comenzaran a surgir rumores en todos los rincones de la comunidad de política exterior - y más puntualmente en el Departamento de Estado - en los que se sugería que los EEUU podrían beneficiarse mediante una cooperación con Irán en la represión del ISIS. Ese argumento político tiene una larga tradición que se remonta a la era inmediatamente posterior al 11 de septiembre, pero había caído en desuso después de que una década de inteligencia hubiera revelado que Irán había desestabilizado activamente Irak y Afganistán.

Más recientemente, en el informe del Departamento de Estado sobre el terrorismo en el 2014 país por país, se había valorado que "a pesar de su promesa de apoyar la estabilización de Irak, Irán entrenó, financió y proporcionó orientación a los grupos militantes chiítas iraquíes", y además subrayaba que Irán estaba incluso facilitando el tránsito de los jihadistas sunitas.

Sin embargo, durante el fin de semana, comenzaron a surgir filtraciones en Washington de que realmente se trataba de involucrar a Teherán a la hora de combatir la violencia sectaria en Irak:
El diálogo entre EEUU e Irán se espera que comience esta semana, y marcará el último rápido movimiento hacia un acercamiento entre Washington y Teherán en el último año. También llega cuando otras potencias mundiales y EEUU tratan de llegar a un acuerdo con Irán a finales de julio para frenar su programa nuclear. 
Los EEUU e Irán se han comprometido públicamente en los últimos días en proporcionar apoyo militar tras la petición del primer ministro iraquí Nouri al-Maliki, y de ayudar a su Gobierno a repeler la ofensiva que el Estado Islámico de Irak y al-Sham, o ISIS, ha lanzado contra Bagdad y otras principales ciudades iraquíes durante la semana pasada.
Los analistas fueron rápidos y contundentes en sus críticas. El director del Washington Institute Managing Michael Singh describió la medida como "equivocada", y más tarde la amplió señalando que "una mayor participación iraní inflamará las tensiones sectarias", declarando que los EEUU necesita "menos participación iraní en los conflictos regionales, no más".

El investigador principal de la Brookings Institution Michael Doran fue aún más duro, poniendo el énfasis a un nivel político al reseñar que la inteligencia de EEUU había ligado a Irán al ISIS, y a nivel geopolítico diciendo que ese compromiso supondría arriesgarse a que aliados tradicionales y constantes de los Estados Unidos lo abandonaran. El Pentágono negó de forma rápida y de plano la posibilidad de un compromiso con Irán, con el portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby, diciendo a los periodistas que "no existe absolutamente ninguna intención, ni ningún plan, para coordinar la actividad militar entre Estados Unidos e Irán... y no hay planes para tener consultas con Irán sobre las actividades militares en Irak".

Por la tarde la portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki echaba para atrás algunas de las declaraciones de Kerry:
MS. Psaki: Mm-hmm. Bueno, como dijo el Secretario, estamos abiertos a hablar con Irán sobre la situación en Irak, al igual que estamos hablando con todos los países vecinos de Irak. Sacamos una lectura de la serie de llamadas que el Secretario realizó ayer a una serie de países de la región. Les recuerdo que hemos tenido conversaciones similares en el pasado con Irán respecto a Afganistán. Estas consultas se desarrollan bajo esas líneas. No estamos hablando de coordinar toda acción militar en Irak con Irán. Animamos a Irán para que presione a los iraquíes para que actúen de manera que eviten los problemas llevando a cabo políticas no sectarias. Y el propósito en este caso sería, como supongo que ya he esbozado, celebrar consultas sobre la situación en el terreno, alentar a Irán a desempeñar un papel positivo para alentar a los iraquíes a actuar de una manera responsable, no sectaria, y animar a los líderes para que hagan eso también.
Por la tarde, el veterano corresponsal diplomático de Associated Press, Matt Lee,  señaló secamente que mientras Kerry no descartó una cooperación militar entre EEUU e Irán, "todos los demás en Washington lo hacen".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home