Saturday, August 16, 2014

Derechos humanos para todos, excepto para los judíos - Dror Eydar - Israel Hayom


- ¿Qué por qué ustedes (esa obsesión por investigar solamente a Israel)? Porque solamente ustedes tienen luz


1.- En términos legales, el nombramiento de Schabas por la la Comisión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU es la continuación de la tragicomedia conocida como antisemitismo. El mundo está lleno de crímenes reales contra la humanidad, pero la Inquisición de la ONU está investigando sólo el "crimen" de los judíos. ¿Y cuál es su crimen? Se atrevieron a defenderse. !! Qué bárbaros !!. William Schabas es él mismo un antisemita, no un anti-Israel. Una persona que dice que Israel cometió "crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y un crimen de agresión, todo lo cual creo que se puede demostrar que ha perpetrado en varias ocasiones durante la historia del Estado de Israel", es un antisemita.

No hay que preocuparse, sin embargo. Los grupos israelíes campeones de los "derechos humanos" (léase: "derechos para todos, excepto para los judíos"), con sus fondos procedentes de los países europeos, la Ford Fundation y el New Israel Fund (la macro ONG de la izquierda judía que alimenta a todos los grupos israelíes anti Estado Judío), han estado trabajando desde hace bastante tiempo en la preparación de las "pruebas incriminatorias". La contribución de B'Tselem al tristemente célebre Informe Goldstone fue superior a la de que cualquier otro grupo, pues fue citada 56 veces (incluso más que el Centro Palestino para los Derechos Humanos, que fue citado 50 veces).

Esta semana, la periodista Sharon Gal (¿cuando se le va a poner su propio programa de televisión?) preguntó a Hagai Elad, la directora ejecutiva de B'Tselem, si Hamas es una organización terrorista. Después de algunos titubeos, Elad respondió: "Estamos hablando de organizaciones palestinas armadas, ese es el término profesional, y criticamos sus actividades cuando son ilegales".

Así que recuerden: cada vez que haya un ataque terrorista o los cohetes son disparados contra nosotros, son obra de una "organización armada" que en estos casos "sí criticamos". Incluso los países europeos definen la pandilla asesina de Gaza como una organización terrorista, pero B'Tselem no lo hace.

Sharon Gal se refirió luego a sus entrevistas con los medios de comunicación internacionales durante la violencia en Gaza, en la que Elad habló sobre las acciones ilegales cometidas por nuestra parte. Elad respondió: "Las declaraciones de hecho son correctas, y estas cosas se pondrán de manifiesto en las próximas semanas". Como ya he dicho, ya están trabajando en ello, y Schabas pasará horas leyendo sus informes.

B'Tselem ha contribuido significativamente a la acusación de daño "desproporcionado" a los civiles. Durante la última operación militar, B'Tselem publicó informes que confirmaban las afirmaciones realizadas por Hamas y otras organizaciones terroristas de que el ejército israelí perjudicaba principalmente a los civiles. B'Tselem no tiene una fuente independiente de información que pueda confirmar lo que los habitantes de Gaza y los grupos de "derechos humanos" dicen. Todo el mundo está bajo el control de los matones de Hamas. Fue Hamas quien les "informó" que Israel había dañado a los civiles en 2009, pero luego se descubrió más tarde que más de la mitad de los "civiles" eran terroristas (fueron reivindicados como miembros por las propias organizaciones terroristas). Por cierto, durante su entrevista en el Canal Dos, el profesor William Schabas también se negó a responder a la pregunta de si Hamas un grupo terrorista. Ahora él ya puede ir a trabajar tranquilamente.

2.- El canciller saudí, el príncipe Saud al-Faisal, ha dicho esta semana que "Israel debe comprender que la única solución para su supervivencia es la paz con los palestinos". Este consenso entre los saudíes, la izquierda de Israel (que sigue y sigue insistiendo en un "acuerdo diplomático" y en "Abbas, no Hamas") y el resto de joyas del interminable taller de marketing creativo que nos trajo el desastre de Oslo y la desconexión, no es ninguna sorpresa. Ahora se está utilizando la fuerza de la inercia para promover un estado palestino en las montañas de Samaria, lo que significa una entidad islámica a tiro de piedra del corazón de Israel.

Mientras tanto, nosotros estamos hablando de supervivencia: ¿Cuánto tiempo llevan ustedes existiendo, Mr. Arabia Saudita? No se preocupen por nosotros, existimos desde hace miles de años antes que ustedes, y vamos a estar aquí mucho después de que sus pozos de petróleo se agoten. La pregunta que usted debe plantearse es si ustedes van a sobrevivir a su propia descendencia política y espiritual: el grupo del Estado Islámico (antes ISIS), al-Qaida, los Hermanos Musulmanes y otros grupos empeñados en asesinar.

Al-Faisal también dijo esta semana que Israel no tenía derecho a combatir en Gaza, incluso en defensa propia, porque no existía ninguna cláusula en el derecho internacional que permita que una entidad ocupante pueda defenderse. "Israel no se avergüenza de utilizar el terror a todos los niveles con el fin de lograr sus objetivos, sin tener en cuenta las leyes, los mandamientos religiosos y las consideraciones humanitarias", dijo al-Faisal. Cuán encantador suena escuchar esas cosas de parte de los saudíes, hablando además de leyes y de consideraciones humanitarias. El grupo del Estado Islámico no inventó el deporte de la decapitación: la práctica existe en Arabia Saudí, anclada en la ley "humanitaria" de un país que basa su espíritu y su idea de la justicia en el sistema legal islámico conocido como Sharia, que, como todo el mundo sabe, valora la vida humana tan altamente.

Ya he llamado la atención de los lectores sobre la forma en que el Islam, en todas sus variedades, explota los conceptos occidentales de los derechos humanos como "entidad ocupante", "derecho internacional" y "consideraciones humanitarias", en particular cuando este tipo de régimen totalitario se basa en una interpretación islamista y está animado por cientos de miles de millones de petrodólares que tanto quieren en Occidente aquellos que anhelan su propia ruina.

La idea es utilizar las herramientas gubernamentales, legales y morales desarrolladas por el enemigo para atacarlo y derrotarlo. Por ejemplo, la democracia: vayan a una sociedad musulmana y anuncien elecciones democráticas. De acuerdo con la mayoría, será la primera y la última vez que sucedan. Una vez que se apoderan del gobierno, las agendas islamistas se encargarán de abolir todas las instituciones democráticas, tal como lo hicieron en Gaza.

Lo que al-Faisal dijo no era nada nuevo. Sabemos que la interpretación islámica prevalece sobre el estatus inferior de los judíos de cara a la supremacía musulmana. Ni siquiera un "acuerdo de paz" les satisfacerá desde su perspectiva, pues los judíos no tienen derecho a gobernar ni a un solo musulmán, por no hablar de su derecho a la soberanía sobre una tierra que es considerada exclusivamente tierra sagrada Islámica (Waqf), y que debe ser restaurada a la dominación musulmana y no a ninguna otra.

3.- Por otro lado, el ministro de Exteriores saudí tampoco tenía nada nuevo que decir a nivel declarativo. El odio de la izquierda europea a Israel (y a los judíos) supera incluso su odio a América. En los medios de comunicación occidentales autodenominados liberales y progresistas la propaganda anti-Israel es axiomática. A decir verdad, el término más preciso sería definirlos como "fundamentalistas liberales y progresistas", una especie de liberalismo y progresismo que no busca la lógica, los hechos o la verdad. Este término también se aplicaría a Haaretz, un diario cuyo nombre significa "la nación", pero que no cree que la Tierra de Israel pertenece al pueblo judío.

El sábado pasado, miles de personas asistieron a una manifestación contra Israel en el Hyde Park de Londres. Entre los oradores estaba Seumas Milne, el editor asociado y columnista del diario británico anti-israelí The Guardian. El hecho de que él determine qué imagen de la realidad asuman los lectores de su periódico - al igual que algunos de nuestros propios perturbados reporteros - es bastante más preocupante.

"Israel no tiene derecho a defenderse de los territorios que ocupa ilegalmente... Los palestinos son un pueblo ocupado. Ellos tienen el derecho a resistir. Ellos tienen el derecho a defenderse de las fuerzas de ocupación. Luchas no es terrorismo... El terrorismo es el asesinato de civiles por parte de Israel a la escala industrial que hemos visto en el último mes", dijo Milne en el mitin. "The Guardian cree que es Israel, y no Hamas, el terrorista", dijo, y añadió una nota histórica. "Lo que comenzó este crimen se remonta a muchas décadas", según sus propias palabras "a la Declaración Balfour. En esta ciudad, durante la Primera Guerra Mundial... un ministro de Exteriores británico, en nombre de un pueblo, prometió a un segundo pueblo la tierra de un tercer pueblo". Ese es el nivel de conocimiento histórico y jurídico que esta pandilla de idiotas morales posee. Por cierto, Milne explicó una vez que los ataques del 11 de septiembre del 2001 eran consecuencia directa de la política de Estados Unidos hacia el mundo árabe.

Por último, Milne dijo: "La opinión pública mundial se mueve con decisión en apoyo de los derechos palestinos. Ahora tenemos que convertir ese apoyo en una presión implacable para levantar el sitio de Gaza, imponer sanciones a los ocupantes tanto de arriba como de abajo y, finalmente, asegurar los derechos que siempre se les ha negado al pueblo palestino".

Es importante recordarlo cada vez que leamos The Guardian, al igual que es importante recordarlo cuando leamos el Haaretz. Estos no son solamente unos medios de comunicación progresistas, sino las agencias de unos activistas con una agenda pro-palestina, al igual que B'tselem y la Comisión Schabas. No debemos estar molestos por sus llamamientos a presionarnos y sancionarnos. Israel va a prosperar y prosperar mientras ellos se desvanecerán "como el polvo y un sueño fugaz".

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home