Sunday, November 09, 2014

Las ayudas del "amigo" Obama: Israel se enteró de manera independiente de la carta secreta de Estados Unidos a Irán - Barak Ravid - Haaretz



Israel se enteró de manera independiente de la existencia de una carta secreta que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, envió al líder supremo iraní, Ali Jamenei, según ha revelado un funcionario de Jerusalén que pidió permanecer en el anonimato debido a la sensibilidad de la cuestión.

El funcionario dijo que Israel se enteró de la existencia de la carta poco después de que fuera enviada. La información llegó indirectamente, a través de canales que no forman parte de los contactos oficiales de Israel con la administración americana.

El Wall Street Journal, quien publicó la historia, informó que el presidente de los Estados Unidos había sugerido al líder iraní cooperar en la lucha contra el Estado islámico (también conocido como ISIS o ISIL), con la condición de que la República Islámica llegara a un acuerdo nuclear con las potencias occidentales el 24 de noviembre.

La información que llegó a manos de Israel indicaba que Obama estaba tratando de disipar los temores iraníes. Obama dejaba en claro en la carta que la coalición internacional que se había forjado, y los ataques aéreos en Siria, formaban parte únicamente de la guerra contra el ISIS, y que el gobierno de los Estados Unidos no tenía aspiraciones de derrocar al régimen del presidente Bashar Assad.

Del mismo modo, Obama hacía hincapié ante Jamenei de su deseo de llegar a un acuerdo con Irán sobre su programa nuclear, y que tal acuerdo liberaría a Irán de su aislamiento internacional.

El hecho de que la administración Obama no hubiera informado a Israel, y que Israel se enterara de la carta de manera indirecta, se suma a las ya profundas sospechas dentro de la oficina del primer ministro israelí sobre la aptitud de la Casa Blanca sobre la cuestión iraní. La carta también reforzó los temores en Israel de que la lucha contra el ISIS en Irak y Siria - dos áreas con una presencia masiva de Irán - provocará que los Estados Unidos suavicen su posición con respecto a las armas nucleares iraníes.

Mientras que la carta se mantuvo en secreto, parecía haberse tranquilizado el diálogo israelí-estadounidense sobre el tema. La cuestión probablemente surgió durante las conversaciones de la delegación israelí, encabezada por el asesor de Seguridad Nacional Yossi Cohen, celebrada con un grupo de altos funcionarios estadounidenses encabezados por la asesora americana de Seguridad Nacional, Susan Rice, hace 10 días en Washington.

Un alto funcionario israelí, informando sobre los detalles de esas conversaciones, comentó que Rice y la subsecretaria para Asuntos Políticos Wendy Sherman, quien encabeza el equipo de negociación de los Estados Unidos con Irán, señalaron que, a pesar de los continuos esfuerzos diplomáticos, no pensaban que se podría llegar a un acuerdo permanente con Irán en la fecha límite del 24 de noviembre.

Cohen, junto con el jefe de la división estratégica de la Cancillería, Jeremy Issacharoff, y los otros funcionarios israelíes de alto rango que participaron en las conversaciones, dijeron que el manejo de las negociaciones por parte de los Estados Unidos estaba endureciendo la posición de Irán.

Los funcionarios israelíes dijeron a sus homólogos estadounidenses que los iraníes piensan que los estadounidenses quieren llegar a un acuerdo como sea con ellos, por lo que no quieren cerrar un acuerdo ahora. Agregaron que el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, quiere ser flexible, pero que Jamenei no le deja.

Marie Harf, la portavoz adjunta del Departamento de Estado de los Estados Unidos, dijo que "tanto los temas y los detalles de nuestros recientes consultas con los israelíes son inexactos. Cualquier intento de tergiversar lo que ha sido un diálogo muy constructivo con nuestros amigos israelíes con referencia a las negociaciones nucleares iraníes es decepcionante", agregó.

Jerusalén respondió con dureza ante la revelación de la existencia de la carta durante este fin de semana. "Creo que la lucha contra el ISIS no tiene por qué ir en detrimento de la prevención de que Irán obtenga armas nucleares", dijo el primer ministro Benjamin Netanyahu, antes de reunirse con la nueva jefe de la política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini. "Uno tiene que actuar en ambas estas direcciones, y no atar una a la otra".

El ministro de Asuntos Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, también dijo que Israel se oponía a una vinculación del ISIS con las armas nucleares iraníes. "No es nuestro trabajo asesorar al presidente de los Estados Unidos, pero no estamos de acuerdo en este asunto", dijo Lieberman en una conferencia de prensa con Mogherini. "Nos oponemos a este enfoque... Creemos que es un error... Irán no es un socio aceptable para cualquier coalición moderada contra dl ISIS, o con cualquier tipo de diálogo en el Oriente Medio".

La Casa Blanca y el Departamento de Estado en Washington se negaron a realizar comentarios sobre la existencia de la carta de Obama a Jamenei durante este fin de semana, pero se involucraron en el control de daños. "No hay vinculación alguna de las conversaciones nucleares con cualquier otro tema, y ​​quiero dejarlo absolutamente claro", dijo el secretario de Estado John Kerry en una conferencia de prensa en Beijing. "Las negociaciones nucleares tienen su propia agenda".

Una cumbre trilateral decisiva se abre hoy en Muscat, con la participación de Kerry, Zarif y la negociadora de la UE con Irán, Catherine Ashton. Los principales funcionarios iraníes y estadounidenses destacaron que el objetivo de esta cumbre es lograr un gran avance en las estancadas conversaciones.

Según la web de Al-Monitor, se espera que Ali Akbar Velayati - el asesor de política exterior de Jamenei - se una a la reunión. La participación de Velayati en las conversaciones puede ser la señal de que el líder supremo de Irán se está preparando para la posibilidad de realizar concesiones decisivas sobre la cuestión nuclear, los que puede dar lugar a la firma de un acuerdo el 24 de noviembre.

Brechas significativas permanecen entre las posiciones iraníes y las de los Estados Unidos y las cinco potencias mundiales. Según se informa, el primer ministro israelí Netanyahu está muy preocupado por la cumbre en Omán, que gira en torno a la ronda final de negociaciones que comenzará en Viena el 18 de noviembre. Netanyahu parecer creer que Obama está preparando un acuerdo con Teherán, y sospecha que los estadounidenses y los iraníes están cocinando un acuerdo secreto, lo que dejará una gran parte de la infraestructura nuclear en manos de Irán y presentará el acuerdo como un hecho consumado para el resto del mundo.

Netanyahu dijo en la conferencia de prensa con Mogherini en Jerusalén que sería un error permitir que Irán se convierta en un estado en el umbral nuclear.

"Si Irán se queda con capacidad residual para enriquecer uranio para construir una bomba nuclear, en última instancia, esto desestabilizará al mundo y no sólo a nuestra región, y no sólo supondrá una amenaza directa a Israel, a quien Irán manifiesta querer erradicar, sino que creo que también para todos en el Oriente Medio y más allá. Creo que esto debe evitarse".

Netanyahu agregó: "Mejor ningún acuerdo que un mal acuerdo que deje a Irán con la capacidad para enriquecer uranio y poder construir una bomba nuclear".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home