Friday, November 07, 2014

Las matemáticas antirreligiosas del Haaretz - Elder of Ziyon



A los antisemitas les gusta fingir que la certificación kosher es un "impuesto kosher" que los trabajadores gentiles tienen que pagar, en contra de su voluntad, por su comida para así poder financiar las nefastas causas judías y sionistas. El Haaretz, al parecer, también lo piensa.
Las habitaciones de hotel israelíes se encuentran entre las más caras del mundo de acuerdo con diversos índices económicos. La primera razón es que el costo de la vida en Israel está por las nubes, y el precio de los hoteles está aproximadamente tan hinchado como el del queso cottage y la electricidad. La segunda razón es que los hoteles de Israel, a diferencia de los hoteles de cualquier otra parte del mundo, tienen que ser kosher. Y la certificación kosher es cara.
El escritor pasa después a exponer muchos de los problemas de consumo de tiempo que provoca el kashrut, como la comprobación de posibles errores en la selección de verduras hoja por hoja. Ahora bien, éstas comprobaciones son realizadas por los inspectores kosher, que son pagados para estar allí de todos los modos. Aquí están todos los gastos mencionados en el artículo:
Aparte del inspector kosher, los hoteles pagan una cuota anual por el sello de aprobación kashrut. Esto cuesta 7.250 shekels (poco menos de 2.000 dólares) al año para hoteles con más de 250 habitaciones. Lior Avi, el director general de la cadena Isrotel, dice que la compañía gasta unos 3 millones de shekels al año (unos 800.000 dólares) en inspectores solo para sus 17 hoteles, sin incluir la tarifa.
OK, vamos a hacer los cálculos. 17 hoteles que pagan 800.000 dólares al año sale a unos 47.000 dólares por hotel; añadan la cuota de certificación y estamos en alrededor de 50.000 dólares. Si cada hotel cuenta con 250 habitaciones, sale a unos 200 dólares por habitación y año, y que contando con un bajo índice de ocupación del 55%, sale alrededor de un dólar por habitación y por noche.

El único otro gasto mencionado es que el supervisor kosher suele traer a su familia en shabbat y en las festividades, y consiguen una habitación libre. A lo sumo, esto añade algo más de 50 centavos por noche y por habitación anuales a los gastos de los hoteles. Los conjuntos adicionales de vajillas y cubiertos separados para los productos lácteos y la carne no son gastos anuales, pero añadamos más de 20 centavos de dólar por habitación y por noche si se sustituyen cada cinco años. El costo de los platos de Pascua son ciertamente pagados por el exorbitante aumento de las tasas de los hoteles durante esa festividad.

Así pues, el Haaretz culpa a las leyes dietéticas judías de incrementar a lo sumo 2 dólares adicionales por habitación y por noche a los gastos del hotel. Ahora bien, ¿cuánto perderían los hoteles israelíes si decidieran no ser kosher? Mucho más que eso.

¿En qué es diferente este artículo del Ha'aretz de las habituales patrañas antisemitas sobre los impuestos kosher?

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home