Thursday, November 06, 2014

Menudo bluff: Obama, ese "primer presidente judío" de los EEUU, según decían algunos judíos demócratas y liberales americanos



El presidente estadounidense, Barack Obama, escribió el líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, una carta secreta que detalla el interés mutuo de ambas naciones en la lucha contra el Estado Islámico, ha informado este jueves el Wall Street Journal.

El portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest respondió al informe y dijo que la política de Estados Unidos hacia Irán no ha cambiado.

De acuerdo con el informe, que citó a personas que estaban informadas sobre esta correspondencia, la carta fue enviada en secreto a mitad del mes pasado, cuando las fuerzas lideradas por Estados Unidos ya estaban golpeando objetivos del Estado Islámico en Irak. El portavoz Earnest dijo que no podía hacer comentarios sobre la correspondencia privada entre Obama y un líder mundial.

La publicación de éste informe viene después de que Obama perdiera el control sobre el Senado durante las elecciones de medio mandato de esta semana y antes del fin del plazo de noviembre para un acuerdo nuclear con la República Islámica.

Según el Wall Street Journal, la carta parecía dirigida tanto a fortalecer la campaña internacional liderada por Estados Unidos contra el Estado Islámico, sino también para empujar al líder religioso de Irán más cerca de alcanzar un acuerdo nuclear con Occidente.

Las fuentes que hablaron con el Wall Street Journal hicieron hincapié en que, en la carta, Obama insistió en que cualquier cooperación en la lucha contra el Estado islámico dependía en gran parte de que Irán llegara a un acuerdo nuclear con Occidente antes del 24 de noviembre.

Obama comentó recientemente que "hay una parte considerable de la élite política iraní que comenzó su carrera política en el antiamericanismo... Que ahora puedan llegar a decir 'Sí' (a la cooperación o a un acuerdo nuclear) es una pregunta abierta".

Esta carta es la cuarta conocida que Obama ha escrito al más poderoso líder de Irán, y de acuerdo con el WJS, pone de relieve la visión de Obama de que Irán es clave para la implementación del plan regional del presidente en los dos años que restan a su mandato.

Los republicanos han acusado a Obama de debilitar el liderazgo global de Estados Unidos por no actuar con más fuerza ante las crisis del mundo. Obama y sus asesores se han defendido de sus críticos diciendo que están promoviendo una acción militar imprudente.

Después de haber asumido el control del Senado y el aumento de su mayoría en la Cámara de Representantes, los republicanos estarán en una posición más fuerte para presionar por una línea más dura en las conversaciones entre las potencias mundiales e Irán, las cuales están destinadas a frenar su programa nuclear y evitar que el desarrollo de una bomba atómica, que Teherán niega buscar.

Con la fecha límite del 24 de noviembre para un acuerdo global, los republicanos temen que Obama vaya a realizar demasiadas concesiones para aliviar las sanciones que han paralizado la economía de Irán. Él podría suspender algunas sanciones por su cuenta, pero eventualmente necesitará una votación en el Congreso para levantar las medidas de forma permanente.

Un acuerdo con Irán después de décadas de distanciamiento con los Estados Unidos sería un gran impulso para el legado internacional de Obama, que hasta ahora ha carecido de un gran éxito.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home