Saturday, January 03, 2015

El regalo de Año Nuevo de Obama a Israel y al Oriente Medio: La financiación de un nuevo ejército iraquí dominado por la Guardia Revolucionaria de Irán - Debka



El regalo de Año Nuevo del presidente Barack Obama a Israel y al Oriente Medio es un fondo multimillonario para el establecimiento de un ejército iraquí que funcionará como una división más de la Guardia Revolucionaria iraní (CGRI). El miércoles, el último día de 2014, dos ministros de Defensa, el general de brigada de Irán Hossein Dehqani y el general de Irak Khallid al-Obeidi, firmaron un pacto por el que Irán, es decir, los Guardianes de la Revolución, "seguirán formando a las nuevas unidades militares iraquíes" para reemplazar al ejército que se derrumbó bajo el ataque lanzado por el Estado Islámico desde junio pasado.

"No vemos ninguna otra opción que la cooperación y estar en el mismo lado que Irán para desarraigar a los terroristas", dijo el general iraquí.

Pero él evitó cuidadosamente mencionar los 1.850 soldados estadounidenses destinados en Bagdad, Erbil de Kurdistán y en la base aérea de Al Asad, en la provincia occidental de Anbar, o a las 1.300 tropas americanas de combate, incluyendo paracaidistas de élite de la Tercera Brigada de Combate de la 82 División Aerotransportada.

Por tanto, cerca de 3.150 soldados estadounidenses que actualmente sirven en Irak están compartiendo la tarea de reconstruir las unidades militares iraquíes con la Guardia Revolucionaria de Irán.

Otros dos puntos clave pasados por alto por los dos ministros de Defensa se ​​revelan aquí por DEBKA de exclusivas fuentes militares y de inteligencia: las fuentes de financiación y los miembros.

Mientras tanto, el presidente Obama ha prometido a Teherán y Bagdad que proporcionará los fondos para el nuevo ejército iraquí. Esos fondos saldrán de la asignación presupuestaria de los Estados Unidos para la guerra contra el terrorismo, un gesto verdaderamente irónico teniendo en cuenta las misiones del brazo pro-activo de la Guardia Revolucionaria, sus Brigadas Al Qods, dirigidas principalmente a orquestar el terrorismo externo.

La fuente de la nueva mano de obra se dio a conocer por el Comandante Adjunto del CGRI, el general Hossein Salami, cuando anunció esta semana que Irán estaba reuniendo un ejército poderoso con las diversas milicias chiítas que combaten en Siria e Irak. "Esta fuerza será aún más grande que el Hezbollah libanés", se jactó.

Todas esas milicias están bajo el mando directo de la Guardia Revolucionaria iraní. Por lo tanto, la administración Obama se ha comprometido a que Estados Unidos forje un fuerte vínculo militar con Teherán, proporcionando asistencia militar y financiera para la creación de una fuerza armada chiíta regional que elevará a Irán al nivel de principal potencia militar en el Oriente Oriente.

La cooperación entre Estados Unidos e Irán en la guerra contra el ISIS ya estaba en pleno apogeo en Irak entre los oficiales y soldados enviados allí por los Estados Unidos y la sede del comandante iraní de las Brigadas Al Qods, el general Qassem Soleimani. El primer ministro chiíta de Irak, Haider al-Abadi, sirve de enlace.

Así de próximas están las fuerzas alineadas, ninguna operación chiíta iraquí sigue adelante sin antes haber consultado al comando de los Estados Unidos

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home