Sunday, January 18, 2015

Obama les da lecciones a los franceses - Boaz Bismuth - Israel Hayom



Con París, también, el presidente estadounidense Barack Obama está teniendo dificultades para comprender. Hace una semana, cometió el grave error de no tomar parte en la manifestación solidaria contra el terrorismo yihadista que había golpeado a Francia. Ahora él les da lecciones a los franceses y les dice donde se equivocaron y les dice cómo integrar mejor a su población musulmana. Los comentarios de Obama han sonado mucho mas parecidos a los de los jóvenes musulmanes de la periferia francesa que a las declaraciones de los lideresz del mundo libre. Parece que Obama no entiende que la ideología del grupo Estado Islámico y Al Qaeda no tiene fronteras, y que la amenaza a Occidente es la misma amenaza, independientemente de la política de inmigración.

Obama, quien pasará a la historia por su notable ausencia en la "marcha de los millones", explicó el viernes que los EEUU parten con una "gran ventaja... que nuestras poblaciones musulmanas se sienten a sí mismas como estadounidenses". El tampoco pronunció ni una sola alusión al origen de la violencia: el "terrorismo islamisto". [N.P.: El progresista Obama parece ignorar que Francia está situada mucho mas cerca de las poblaciones musulmanas de Africa del Norte y del Oriente Medio que los EEUU, por lo que la presencia de población musulmana en Francia es mucho mayor]

¿Obama se ha olvidado de los atentados en Boston y Fort Hood? ¿Acaso no eran musulmanes que se "sentían a sí mismos como americanos" los que estuvieron detrás de dichos atentados? En el ataque de Texas, el autor incluso tenía la insignia de oficial del ejército. ¿Fracasó en su caso la política de inmigración de los Estados Unidos?

Obama sí tiene razón en una cosa: América es una maravillosa nación de inmigrantes que sabe cómo integrarlos. En el minuto uno de pisar el aeropuerto internacional John F. Kennedy, un inmigrante de Polonia anunciará que está orgulloso de ser estadounidense. Pero Francia también es una nación de inmigrantes, y todo el mundo recuerda la gran afluencia de italianos y españoles durante buena parte del siglo XX. Los que allí se quedaron también estuvieron orgullosos de ser franceses. Al igual que mucha gente que constantemente llegan de China, Vietnam y Camboya. Pero ¿qué se puede hacer - a pesar de la corrección política que nos impide llamar a las cosas por su nombre - si los hijos de los inmigrantes musulmanes se dedican a abuchear la "Marsella" y se niegan a respetar el minuto de silencio en honor de la víctimas del terrorismo?. Son los hijos de esos inmigrantes musulmanes los que están involucrados en los ataques terroristas. Así que tal vez el problema es la ideología que promueve esa violencia, el Islam radical, y no los mayores o menores beneficios sociales que Francia concede a los inmigrantes de Túnez, Argelia, Marruecos... pero también de Camboya.

El presidente estadounidense también ha explicado que, al final, "también se tiene que reconocer que unos más fuertes lazos de los magrebíes o los franceses de origen magrebí a las libertades francesas, serán verdad con el tiempo". ¿De veras? ¿Cuándo fue la última vez que Obama visitó los suburbios de las grandes ciudades europeas? ¿Cuándo fue la última vez que observó la radicalización de esos jóvenes que ven a los judíos, y solo los hermanos Kouachi, como sus enemigos? ¿Está al tanto de las manifestaciones a gran escala en todo el mundo musulmán que demuestran no sentir ninguna conexión con el lema "Je suis Charlie"? Así que tal vez la integración de los inmigrantes no sea el principal problema, tal vez lo sea su religión. ¿Acaso Obama no ha visto como el último número de Charlie Hebdo también ha trastornado a la comunidad musulmana?

Obama tiene que entender que Francia tiene ante si un problema difícil: cómo conciliar Charlie Hebdo y sus dibujos, y todo lo que representa, con la población musulmana, o al reves: cómo incorporar a la población musulmana al público francés secular. ¿Cómo puede una sociedad para la que el Islam es sagrado - y es una creencia legítima - estar integrada en una sociedad francesa de acogida para quien el laicismo es la religión oficial, lo que no es menos legítimo?

Parece que Obama, incluso después de seis años como presidente, está teniendo dificultades para entender los procesos que tienen lugar en el mundo. O tal vez es difícil para él desconectar de la realidad idílica que él ha construido. Será interesante comprobar si algún líder francés intenta explicar a Obama la mejor manera de integrar a la población afroamericana tras los próximos disturbios que estallen al estilo de Ferguson.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home