Wednesday, February 11, 2015

Satira: El Haaretz y el New York Times dejarán de informar sobre el antisemitismo porque "dar cobertura a los ataques contra los judíos sólo fomentará este tipo de ataques" - Preoccupied Territory



Dos importantes diarios internacionales afectos a la causa progresista han anunciado esta mañana (lunes) que ya no publicarán noticias relacionadas con incidentes de odio hacia los judíos.

The New York Times y el israelí Haaretz publicaron un aviso en sus ediciones impresas de hoy anunciando el mencionado cambio y explicando las razones de ello. Esa política entrará en vigencia la próxima semana para Haaretz, y la semana siguiente para el New York Times.

En el NYTimes, su editor ejecutivo Dean Baquet dio varias razones. "Nuestra principal preocupación como organización periodística es una cobertura objetiva de las cuestiones importantes. Aunque estamos satisfechos con nuestro equilibrio en el manejo de estos elementos, el consejo editorial del NYTimes ha concluido que, al final, las historias de judíos siendo atacados o maltratados simplemente no son de interés periodístico de la misma manera que nuestros lectores si necesitan, por ejemplo, conocer los enojados intercambios por email entre los fans y los presidentes de los club de baloncesto".

"En segundo lugar", continuó Baquet, "dar cobertura a los ataques contra los judíos sólo conseguiría promocionar y animar este tipo de ataques, cuyo único propósito es generar atención y el miedo. Y en tercer lugar, como diario progresista hemos adoptado la opinión de que la cobertura de noticias que impliquen el origen étnico ya no son relevantes, por lo que también hace poco decidimos dejar de buscar historias acerca de la raza".

El redactor jefe del Haaretz, Aluf Benn, se hizo eco de las declaraciones de Baquet declarando que las historias sobre el antisemitismo son del pasado. "Como certeramente ha dicho hoy Tzipi Livni, a muchos israelíes se les ha lavado el cerebro para que piensen que el mundo está en contra de nosotros. Esa percepción es simplemente falsa. Solamente están contra nosotros cuando los judíos son capaces de valerse por sí mismos y se empeñan en no ser aniquilados".

Agregó otra consideración que utiliza el Haaretz para llegar a esa decisión, que en sí mismo el "periodismo es secundario frente al activismo progresista".

"La agenda política y social de este diario es lo primero, y la información objetiva de los hechos va en un segundo lugar en el mejor de los casos", explicó Benn. "Esto significa que si tenemos que elegir entre los dos, renunciamos de antemano a esa sobrevalorada integridad periodística. Las historias de judíos siendo maltratados y atacados simplemente no encajan con la visión de este diario de una ascendente nación judía que se afirma injustamente a expensas de otros más débiles, y que siempre son inocentes".

Para ambas publicaciones, la prevista reducción de espacio en sus columnas se traducirá, aunque sea modestamente, en un mayor potencial de ingresos, ya que las noticias o relatos de historias que informan ro describen actos de antisemitismo, podrán ser sustituidas por publicidad.

Benn reconoció que pueden existir desventajas, ya que algunos lectores podrían disgustarse por el cambio de política editorial y negarse a comprar el periódico, lo que a su vez hará daño en los ingresos por publicidad. "Al final decidimos adoptar esta nueva política a pesar del riesgo financiero que pueda implicar, ya que, y lo repito nuevamente, el Haaretz es un diario y una organización en primer lugar militante y activista, y un periódico en segundo o tercer lugar".

Según la editora de noticias del Haaretz, Migdala Shenhav, "los lectores tendrán otros diarios donde disfrutar de las historias de judíos maltratados que consiguen lo que probablemente se merecen. Además, pocos de nuestros lectores, si es que hay alguno, no sigue también la web Electronic Intifada", explicó, refiriéndose a una popular y progresista fuente alternativa anti-Israel y de propaganda antisemita.

"Además, en nuestras páginas de opinión todavía podrán contar con historias de ese género, sobre todo para compensar a esos otros comentaristas que odian a Israel y a los judíos, y que gracias a los primeros se les permitirá esconderse detrás de la queja 'Yo no puedo ser antisemita, en mi diario escriben judíos' ".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home