Friday, May 15, 2015

Cerca de 250 miembros de Hezbollah muertos en la batalla de Qalamoun. Nasrallah presiona al ejército libanés para que entre en la guerra de Siria - Debka



En medio de las crecientes pérdidas de guerra de Hezbollah, Hassan Nasrallah, su líder, instó firmemente al jefe del ejército libanés, el general Jean Kahwagi, a enviar sus tropas a la batalla por la estratégica montaña de Qalamoun, para luchar junto a Hezbollah y al ejército sirio. Según han informado a DEBKA fuentes militares, Nasrallah sostuvo que había llegado la hora de que el ejército libanés tomara parte en los combates, ya que los rebeldes sirios liderados por el brazo sirio de Al Qaeda, el Nusra Front, estaban bombardeando el valle de la Bekaa, en la zona oriental del Líbano, desde sus fortalezas sirias en la montaña situada a través de la frontera sirio-libanesa. Miles de yihadistas, afirmó, se estaban apoderando del territorio alrededor de las aldeas libanesas del noreste de Arsal y Nahleh.

Otra de las demandas de Nasrallah al general Kahwagi fue la utilización de la artillería pesada del ejército libanés para bombardear las concentraciones y posiciones de los rebeldes en Qalamoun, así como los vehículos en movimiento, debido a que ponían en peligro la seguridad nacional libanesa.

El general libanés le contestó con un no rotundo al líder de Hezbollah. Él declaró que el ejército libanés no era un "peón" en cualquier guerra dentro del área siria de Qalamoun, allí donde Hezbollah y el ejército sirio luchan actualmente contra los yihadistas, pero agregó: "El ejército está preparado para enfrentarse a cualquier asalto a la soberanía libanesa y para hacer retroceder cualquier infiltración".

El martes 12 de mayo, en Beirut, el embajador estadounidense David Hale intercedió en el argumento: "Yo diría que ISIS no representó una amenaza para el Líbano hasta que Hezbollah fue a la guerra en Siria y proporcionó la excusa para que los imanes llevarán a estos terroristas hasta aquí".

Haciendo mención de las armas estadounidenses que llegan a Beirut en los últimos tiempos, como misiles Hellfire disparados desde los helicópteros contra objetivos en tierra, misiles guiados de precisión y obuses, el embajador comentó con firmeza: "Este armamento es exactamente lo que (el Ejército libanés) necesitan para combatir este fenómeno terrorista en particular".

Fuentes militares y de la lucha contra el terrorismo han informado a DEBKA que no creen que el jefe del ejército libanés sea capaz de resistir durante mucho tiempo ante el avance gradual del ISIS y del Nusra Front en su país. Por el momento, los intrusos provienen en su mayor parte de población que huye de los islamistas e impulsada ​​por el ejército sirio y por Hezbollah desde sus posiciones de montaña y fuera de los distritos fronterizos del este del Líbano cercanos al frente de batalla.

Pero aunque el ejército de Siria y Hezbollah reclamaron la semana pasada haber tomado las colinas estratégicas de esa volátil región fronteriza, la batalla está lejos de terminar y no parece estar cerca de una resolución clara. Incluso aunque Siria y Hezbollah han logrado una ganancia local aquí o allá, nuevas fuerzas del ISIS y del Nusra Front siguen llegando desde la retaguardia - en su mayoría del norte -, y constantemente abren nuevos frentes de batalla en las montañas de Qalamoun. Sus comandantes ya han comprendido que nadie detendrá los avances y retrocesos entre Siria y Libano - para escapar del fuego de Siria y Hezbollah -, mientras golpean los bastiones de la retaguardia de Hezbollah en la Bekaa libanesa.

El número de víctimas mortales de Hezbollah en la batalla se está disparando desastrosamente. Al menos se ha informado de 250 en los últimos días, incluyendo a 9 comandantes superiores, estando de acuerdo la mayoría de los expertos militares y de inteligencia en que, conforme pase el tiempo, y por mucho que lo intenten, los Estados Unidos y el ejército libanés no serán capaces de frenar derrame de yihadistas en el Valle de la Bekaa.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home