Saturday, October 24, 2015

Diez cosas que usted necesita saber sobre el Mufti de Jerusalén - TheTower



Las recientes noticias han renovado el interés por Haj Amin al-Husseini, el Muftí de Jerusalén y fundador del nacionalismo palestino, y también ha dado luz sobre los vínculos entre el nacionalismo palestino y el nazismo. Aquí está lo que necesitan saber:

1) Husseini utilizó el "libelo del Monte del Templo" para conducir la masacre árabe de los judíos de Hebrón en 1929.

En The Atlantic, Jeffrey Goldberg contó la semana pasada cómo la incitación de Husseini contra los judíos antes del nacimiento de Israel sirvió de modelo para el actual terrorismo contra los judíos en Israel.
El líder espiritual de los musulmanes de Palestina, el Muftí de Jerusalén Amin al-Husseini, incitó a los árabes en Palestina contra sus vecinos judíos con el argumento de que el Islam estaba en peligro. (Husseini, algo más tarde, se convirtió en uno de los más importantes aliados musulmanes de Hitler). Los judíos en la Palestina dominada por los británicos respondieron a las invectivas musulmanas exigiendo un mayor acceso al Muro Occidenta, celebrando a veces manifestaciones en el lugar santo. Al año siguiente, la violencia dirigida contra los judíos por sus vecinos árabes se había vuelto más habitual: alborotadores árabes segaron las vidas de 133 judíos ese verano. Mientras, las fuerzas británicas mataron a 116 árabes en su intento de someter los disturbios. En Hebrón, un pogrom devastador fue lanzado contra la antigua comunidad judía de la ciudad después de que funcionarios musulmanes distribuyeran fotografías amañadas de la Mezquita del Domo de la Roca dañada, y tras extender el rumor de que los judíos habían atacado el santuario. 
La actual "Intifada de los cuchillos" que ahora tiene lugar en Israel, un cuasi-levantamiento en el que los jóvenes palestinos tratan en ocasiones sucesivas de matar a judíos con objetos punzantes o atropellos está impulsada en buena parte por ese mismo conjunto de emociones manipuladas que desató los disturbios contra los judíos e la década de 1920: un deseo profundamente sentido por parte de los palestinos de "proteger" el Monte del Templo de los judíos.
2) Husseini trabajó estrechamente con Adolf Eichmann en el exterminio de los judíos durante el Holocausto.

En el juicio de Adolf Eichmann, uno de los principales arquitectos del Holocausto, el testimonio del convicto criminal de guerra nazi Dieter Wisliceny fue utilizado para demostrar que Eichmann tenía estrechos lazos con Husseini:
"El Sr. Steiner [el fiscal] primero nos dice que Wisliceny describió sus conversaciones con Eichmann sobre por qué Palestina no podía ser considerado como el destino de la emigración (judía): "Cuando le pregunté por qué no, se rió y preguntó si yo nunca había oído hablar del Gran Mufti Husseini. Explicó que el Mufti tenía un contacto y una cooperación muy estrecha con Eichmann, y por lo tanto, Alemania no podía estar de acuerdo en que Palestina fuera el destino final, ya que esto sería un duro golpe para el prestigio de Alemania a los ojos del Mufti". 
Luego continuó: "En otra conversación Wisliceny me dio más detalles acerca de la cooperación entre Eichmann y el Mufti. El Muftí era un enemigo jurado de los judíos y siempre había luchado por la idea de aniquilar a los judíos. Él siempre sacaba a relucir esta idea, también en sus conversaciones con Eichmann - y aquí tenemos uno de los puntos sobre los cuales Wisliceny mantiene sus reservas -, quien, como ustedes saben, es un alemán que nació en Palestina. El Muftí es uno de los originadores de la destrucción sistemática de los judíos europeos por los alemanes, y se convirtió en un compañero permanente y en socio y asesor de Eichmann y de Himmler en la implementación de este programa". 
3) El papel de Husseini durante la Segunda Guerra Mundial fue la de un propagandista anti-aliados y antisemita.

Tal como el United States Holocaust Memorial Museum relata:
En el exilio entre 1937 y 1945, al-Husseini, que decía hablar en nombre de la nación árabe y del mundo musulmán, buscó una alianza con las potencias del Eje (la Alemania nazi y la Italia fascista) en función de su reconocimiento público: 1) la independencia de los estados árabes ; 2) el derecho de los estados para formar una unión que reflejara una específica y dominante cultura musulmana y árabe; 3) el derecho de esos estados de revertir las medidas adoptadas para la creación de una patria judía en Palestina; y 4) el propio al-Husseini sería el representante espiritual y político de esta entidad musulmana panárabe. 
A cambio, al-Husseini colaboró ​​con los gobiernos de Alemania e Italia para la difusión propagandística del Eje anti-británico y de la propaganda anti-judía a través de la radio para el mundo árabe; incitar a la violencia contra los judíos y contra las autoridades británicas en el Oriente Medio; y el reclutamiento de jóvenes de fe islámica para servir en el ejército alemán, en las Waffen-SS y en las unidades auxiliares. A su vez, los alemanes y los italianos usaron a al-Husseini como una herramienta para recaudar el apoyo y la colaboración entre los residentes musulmanes de las regiones que estaban bajo el control del Eje, y para incitar a la violencia y a la rebelión contra los Aliados entre los musulmanes que residían fuera del alcance de las armas alemanas. 
4) El apoyo a los nazis de Husseini provocó la radicalización del mundo musulmán.

Matthias Küntzel, un investigador asociado al Centro Internacional Vidal Sassoon para el Estudio del Antisemitismo de la Universidad Hebrea de Jerusalén,  acredita el apoyo a los nazis de Husseini y de la Hermandad Musulmana y su radicalización del mundo musulmán.
En Zeesen, una ciudad con unos cuatro mil habitantes al sur de Berlín, una vez estuvo una de las más potentes transmisores de onda corta del mundo. Desde 1939 en adelante, se transmitía un programa diario en idioma árabe. De todos los servicios en idiomas extranjeros, el Servicio Oriental tenía "absoluta prioridad". Llegaba a los árabes, turcos, persas e indios y tenía un personal de ochenta personas, incluyendo locutores independientes y traductores. 
Entre 1939 y 1945, en un momento en el que el mundo árabe escuchaba la radio principalmente en plazas públicas o bazares y casas de café, ninguna otra estación era más popular que la de Zeesen, quien hábilmente mezclaba propaganda antisemita con citas del Corán y de la música árabe. Los aliados en la Segunda Guerra Mundial eran presentados como lacayos de los judíos y se inculcaba la idea de unas "Naciones Unidas" judías. Al mismo tiempo, los judíos eran atacados como los peores enemigos del Islam. "El judío desde los tiempos de Mahoma nunca ha sido amigo de los musulmanes, el judío es el enemigo y le place a Allah matarlo".
Hoy en día, este mismo mensaje se transmite por satélite por el canal de TV Al-Manar de Hezbolá . ¿Cuáles son las conexiones históricas entre el transmisor de onda corta de Zeesen y el canal por satélite de Beirut? 
Un punto culminante de la producción de Radio Zeesen era la demanda de la yihad por parte de la figura más popular en el mundo árabe-islámico de la época, el Mufti de Jerusalén, Haj Amin el-Husseini (1895-1974). Desde 1941 en adelante, vivió en Berlín supervisando las emisiones árabes de radio Zeesen, Atenas y Roma. Nadie promovió el odio a los judíos entre los musulmanes con mayor eficacia que el Mufti. La responsabilidad europea en esto es clara: el-Husseini, después de todo, había sido nombrado en el cargo y promovido por las potencias europeas. Fueron los británicos quienes, habiéndolo primeramente condenado a diez años de cárcel por la incitación anti-judía en 1920, lo amnistió en 1921 y luego lo convirtió en Mufti en contra de la voluntad de la mayoría de los palestinos. Fueron los alemanes quienes les pagaron por sus servicios entre 1937 y 1945. Y fueron los franceses quienes en 1946, cuando el Muftí estaba siendo perseguido internacionalmente como un criminal de guerra, le ayudaron a escapar a Egipto y continuar su actividades.
5) El radical y violento antisemitismo de Husseini se convirtió en un elemento característico en la fundación del nacionalismo palestino y del islamismo moderno.

Küntzel prosigue:
Nadie ha tenido una mayor influencia en la historia inicial del conflicto del Oriente Medio que el Mufti, quien como presidente del Consejo Supremo Musulmán no sólo era la autoridad religiosa suprema, sino también la figura central del nacionalismo palestino. En la década de 1930, había un sinnúmero de nacionalistas árabes que vieron a Alemania como un aliado contra los británicos sin preocuparse por la naturaleza del régimen de Hitler. Las cosas eran diferentes en lo que concernía al Mufti: sabía muy bien como era ese régimen y se sintió atraído por él por esa misma razón... 
Así lo hicieron en los años 1936-1939, donde se dio forma al islamismo como a un nuevo movimiento de masas independiente, antisemita y antimodernidad. Hasta 1936, las fuerzas árabes moderadas que dieron la bienvenida, o al menos toleraron, al sionismo, en modo alguno habían sido marginadas. Esto cambió después de que los nacional-socialistas lanzaron todo su apoyo a los islamistas. Ellos impulsaron con éxito los disturbios en Palestina y así contribuyeron a difundir la idea de que los judíos eran el enemigo a Egipto. La movilización de masas islamista fue apoyada ideológicamente por Radio Zeesen y otros medios de propaganda. Esta fue una de las razones de que el islamismo y el antisemitismo de Hassan al-Banna (Hermandad Musulmana) se impusiera a la modernidad ilustrada de un Kemal Atatürk en la aceptación general del mundo árabe e islámico. 
El transmisor de onda corta de Radio Zeesen aparece en retrospectiva como el interfaz que transfería la ideología antisemita a todo el mundo árabe y vinculaba tempranamente al islamismo árabe con los fines del nacional-socialismo nazi. Aunque Radio Zeesen dejó de funcionar en abril de 1945, fue solamente después de esa fecha que sus frecuencias de odio realmente comenzaron a resonar en el mundo árabe.
6) La "fusión" de Husseini del antisemitismo europeo con las visiones islámicas del "mal judío" fue adoptada por los islamistas de todo el mundo.

En un artículo del 2009 en The Wall Street Journal, y citando la obra de Küntzel, Daniel Schwammenthal escribió que "la fusión del Mufti del antisemitismo europeo - particularmente la variedad genocida - con las opiniones coránicas sobre la maldad judía, se ha convertido en el sello distintivo de los islamistas a nivel mundial, desde al Qaeda a Hamás y Hezbolá".
Durante su estancia en Berlín, el Muftí desplegó la propaganda de los nazis en sus programas de radio en lengua árabe, en los cuales incitaba a los musulmanes del Oriente Medio a "matar a los judíos dondequiera se encontraran. Eso agradaba a Dios, a la historia y la religión". Entre sus muchos oyentes también estaba el hombre más tarde conocido como el ayatolá Jomeini, quien solía sintonizar Radio Berlín cada tarde según aparece en la biografía de Amir Taheri del líder iraní. El discípulo de Jomeini Mahmoud Ahmadinejad todavía arroja similar veneno como el Muftí y al igual que otros predicadores islámicos del odio por todo el mundo. 
La judeofobia musulmana no es, como es comúnmente aceptado, una reacción al conflicto en el Oriente Medio, sino una de sus principales "causas profundas". Se ha alimentando el rechazo árabe de un Estado judío mucho antes de la creación de Israel.
7) Husseini reclutó a miles de soldados musulmanes para Hitler.

Como también señalaba el Museo del Holocausto, Husseini ayudó a crear una división bosnio-musulmana de las Waffen-SS:
Cuando las SS decidieron en febrero de 1943 reclutar entre los musulmanes bosnios una nueva división de las Waffen-SS, el jefe de la Oficina Central de las SS,  Berger, alistó al-Husseini en una campaña de reclutamiento en Bosnia del 30 de marzo al 11 de abril. El 29 de abril, según informaba Berger, unos 24.000-27.000 reclutas se habían inscrito y señalaba que la "visita del Gran Mufti de Jerusalén había tenido un impacto extraordinariamente exitoso". Tanto al-Husseini como las SS hacen referencia en varias ocasiones a los éxitos de la 13ª División de Montaña de las Waffen-SS (también conocida como "Handschar"). 
Al-Husseini habló a los imanes militares de la división haciendo hincapié en la importancia de mantener los principios del Islam, el "fortalecimiento de la cooperación entre los musulmanes y su aliado, Alemania", y la identificación de los enemigos comunes que enfrentan los musulmanes y los alemanes: La comunidad judía mundial, Inglaterra y sus aliados, y el bolchevismo. 
8) Husseini fue designado por la ONU como un criminal de guerra.

La Agencia Telegráfica Judía informó de su designación como criminal de guerra por la ONU en julio de 1945:
Hadj Amin el-Husseini, el ex Gran Mufti de Jerusalén, ha sido registrado oficialmente en la lista de criminales de guerra de las Naciones Unidas, informó hoy el Comité hebreo para la Liberación Nacional... 
En respuesta a su solicitud original a la Comisión de Crímenes de Guerra de que se registrara al Mufti en su lista de criminales, la Comisión señaló que antes de hacerlo uno de sus gobiernos miembros tendría que presentar pruebas que constituyeran una primera prueba concluyente. 
Tras la recepción de este cable, un representante del comité discutió el asunto con Ivan Subasic, el ministro de Asuntos Exteriores de Yugoslava, mientras estaba en San Francisco, señalando que el Muftí había organizado Divisiones de las SS musulmanas en Bosnia, y había sido responsable de la masacre de musulmanes yugoslavos que se negaron a colaborar con los alemanes.
9) Después de la Segunda Guerra Mundial, Husseini continuó con la difusión de propaganda antisemita como un principio central del nacionalismo palestino

Husseini escapó del arresto y pasó los últimos veintiocho años de su vida difundiendo propaganda antisemita y anti-israelí. Tal como relata el Museo del Holocausto:
A medida que el régimen nazi se derrumbó en 1945, las autoridades francesas acogieron a al-Husseini en custodia. Pero él escapó [N.P.: o le dejaron escapar por la famosa "política árabe francesa"] a Egipto en 1946. Al-Husseini dedicó el resto de su vida a apoyar el nacionalismo palestino y agitar contra el Estado de Israel. Continuó produciendo y difundiendo propaganda antisionista, antisemita y anti-israelí. Murió en Beirut, Líbano, el 04 de julio 1974.
10) Husseini sigue siendo un héroe para los palestinos.

En una ceremonia en enero de 2013, el presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas elogió a al-Husseini como un mártir:
En el aniversario del lanzamiento [de Fatah], renovamos la promesa a nuestros benditos mártires de que vamos a seguir el camino del hermano mártir Yasser Arafat y de sus camaradas entre los líderes de todas las fuerzas de combate palestinas, todos ellos mártires... También recordemos a los pioneros: al Gran Mufti de Palestina, Haj Muhammad Amin Al-Husseini. 

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home