Saturday, October 24, 2015

El Judas de Amos Oz. De la traición - Dror Eydar



Después de la publicación de su último libro "Judas", el autor Amos Oz habló sobre el lado positivo de la traición: "La traición siempre me ha fascinado... Toda mi vida he sido llamado un traidor... A veces pienso que el.. título de 'traidor' es una insignia de honor.... A veces alguien que se atreve a cambiar es contemplado como un traidor por aquellos que se niegan a cambiar, o no pueden cambiar, o bien odian cada cambio". En otras palabras menos delicadas: las figuras culturales que atentan contra las normas de su tiempo y las desafían presentando unos puntos de vista que las contrarían.

La "traición" a la que Oz se refiere, en el sentido de buscar la paz, ha cambiado drásticamente. Una gran parte del mundo cultural occidental piensa que Israel es la raíz de todo mal y preferiría borrarlo del mapa. El debate en los círculos intelectuales en Europa (y en los EEUU) ya no gira en torno a la "ocupación" de 1967, sino más bien "sobre la de 1948", el establecimiento del Estado de Israel. Un gran número de intelectuales occidentales apoya tal o cual boicot contra Israel y justifica el terrorismo árabe contra Israel porque a sus ojos Israel es el agresor, el ocupante y el monstruo, mientras que los palestinos son siempre las víctimas. Cada atrocidad cometida por los árabes contra los judíos en Israel provocará el famoso "pero..." de Rushdie ("pero están oprimidos ..."), que en realidad significa culpar a la víctima de ser asesinado.

Ahora hay una oportunidad para un tipo original de traición para todas aquellas personas que, hasta hace poco, se adhirieron a las normas fundamentales y ahora vuelven a examinarlas y desafiarlas. La traición necesaria tiene que ver con el mundo de la cultura, al que Oz y otros desean profundamente pertenecer. Vamos a ver si ahora "se atreven a traicionar a su propio círculo intelectual" y prefieren estar junto a su pueblo en la lucha más justificada que nunca se libró. Sin el "pero" y sin el "ustedes tiene que entenderles", y sin el "ambas partes deben abstenerse de la violencia", y todo el resto de parecidos adagios y justificaciones que proporciona la autoculpabilidad. Tales excusas justifican el asesinato de los judíos y sirven como incentivo para avivar aún más la violencia.

La presencia de Israel en Judea y Samaria no tiene nada que ver con la propensión de los musulmanes a cometer asesinatos en el Oriente Medio. Y los musulmanes en nuestro país no son diferentes de sus hermanos de otros países. La historia juzgará a los que estaban de brazos cruzados y culparon a su propia gente del mal demostrado por sus enemigos. Por otro lado, el pueblo judío recordará con cariño a los que estuvieron presentes en su lucha por la existencia. Mientras tanto, reuniremos nuestra fuerza y nos ​​enfrentaremos a la actual ola de terrorismo asesino "porque somos perfectamente capaces de superarlo" (Números 13:30)

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home