Friday, October 23, 2015

Hezbollah está infiltrándose en la frontera del Golán confiando en que la presencia militar rusa cubra sus intenciones - DEBKA


El general americano Joseph Dunford y el jefe de estado mayor israelí Gady Eisenkot

Fundamentalmente preocupados por la feroz campaña de terrorismo palestino que azota a su país, los israelíes apenas han notado que las fuerzas de Hezbollah, creyendo que están protegidas por la presencia militar rusa en Siria, se han arrastrado hacia la frontera del Golán, en el noreste de Israel. Según los informes consultados por DEBKA, el grupo libanés piensa que ese es un paso para cambiar el equilibrio militar en el Golán en detrimento de Israel y la obtención de su primera base de partida en Siria contra el Estado judío - dependiendo de que las fuerzas en Siria de Hezbollah salgan vencedoras en la feroz batalla que hoy existe en torno a las posiciones militares en la Quneitra opuesta a Israel -,

Durante dos años Hezbollah, incitada intensamente por Irán, ha hecho todo lo posible por plantar sus fuerzas a lo largo de la frontera de Siria con Israel. Para Teherán, este objetivo sigue siendo de gran importancia para el jefe de las Brigadas Al Qods, el general Qassem Soleiman, como demostró su visita la semana pasada a la Brigada 90 del ejército sirio en Quneitra, que es también el puesto de mando de la batalla librada contra las fuerzas rebeldes sirias.

Soleimani, que es el comandante en jefe de las operaciones militares de Irán en Oriente Medio, está actuando como enlace militar en Siria entre Teherán y Moscú. Fuentes militares han informado a DEBKA que el general iraní inspeccionó las líneas de batalla en Quneitra, unos 1,5 -2 kilómetros de la frontera del Golán de Israel. Llegó unos días después de que el coronel de la Guardia Revolucionaria Nader Hamid, el comandante de las fuerzas iraníes y de Hezbollah en la región, muriera allí luchando contra los rebeldes sirios. Su muerte reveló el hecho de que no sólo son las fuerzas de Hezbollah las que han puesto un pie en el enclave estratégico de Golán, pero con ellos también están oficiales y tropas iraníes. Mientras tanto en Quneitra, el general iraní trató de averiguar si el coronel Hamid realmente murió en la batalla o fue blanco de un asesinato llevado a cabo por Israel tratando de alejar a los comandantes iraníes de su frontera.

Hace apenas 10 meses, el 18 de enero, aviones no tripulados israelíes atacaron a un grupo de oficiales iraníes y de Hezbollah que fueron a inspeccionar en secreto la región de Quneitra para instalar una nueva base. El general iraní Alí Mohamad Ali Allah Dadi murió en ese ataque.

Pero Teherán y Hezbolá están de nuevo tratando de probar su suerte. Durante su visita a Quneitra, Soleimani llamó a mayores refuerzos para impulsar a los 500 combatientes de Hezbollah en el sector.

Visto desde Israel, el conflicto sirio está atrayendo de nuevo, y muy peligrosamente, a fuerzas enemigas a su frontera.

Los generales iraníes y los comandantes rusos de la Fuerza Aérea están de acuerdo en que la interminable batalla de Quneitra no se ganará sin los ataques aéreos rusos contra los rebeldes sirios. Una decisión de extender la campaña aérea de Rusia desde el norte y el centro de Siria hacia el sur sería lo suficientemente trascendental como para requerir la aprobación personal del presidente Vladimir Putin.

Esta decisión, sin embargo, atravesaría una importante línea roja que Israel estableció cuando Binyamin Netanyahu se reunió con Putin el 21 de septiembre en Moscú, y cuando la semana pasada una delegación de generales rusos visitó Tel Aviv para establecer una línea de emergencia que coordinara las operaciones aéreas israelíes y rusas sobre Siria.

Funcionarios israelíes dejaron muy claro que no permitirían que fuerzas iraníes y de Hezbollah establecieran una presencia frente a la frontera del Golán de Israel, y que cualquier actividad aérea rusa sobre el sur de Siria y zonas cercanas a sus fronteras sería inaceptable.

La posibilidad de que aviones de combate israelíes puedan estar envueltos en incidentes aéreos en contra de la intervención aérea rusa en la batalla de Quneitra no se descartó.

Esta situación fue aclarada y puesta en conocimiento del general Joseph Dunford, el superior de los jefes de estado mayor conjuntos de los Estados Unidos, cuando visitó esta semana la zona del sur de Golán bajo la escolta del jefe de Estado Mayor israelí el general Gady Eisenkot y el jefe del Comando Norte el general Avivi Kochavi. Allí visitó el puesto de mando del general de brigada. Yaniv Azor, ek comandante de la División de Basán, quien será llamado a la acción si existe peligro para la seguridad de Israel si el enfrentamiento en Quneitra toma un giro peligroso.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home