Wednesday, November 04, 2015

Yossi Beilin, el arquitecto de los Acuerdos de Oslo, reprueba a Obama y Kerry por su equivocada ruta hacia la paz - The Tower



Yossi Beilin, el ex ministro de Asuntos Exteriores de Israel y el arquitecto de los Acuerdos de Oslo de 1993, criticó al presidente Barack Obama y al secretario de Estado John Kerry por su mal manejo del proceso de paz entre israelíes y palestinos al no comprometer de manera adecuada a los líderes palestinos, según informó The Times de Israel. Él hizo sus declaraciones en una reunión informativa con los periodistas extranjeros en Jerusalén.
Beilin criticó a Obama por presionar a Israel sobre la congelación de los asentamientos en 2009 sin siquiera haber coordinado ese paso con los palestinos y sin ninguna indicación por su parte de que tal medida promovería un avance hacia un acuerdo de paz. 
"No pasó nada [durante la congelación] y como resultado de ello se aplazó el inicio de cualquier tipo de negociaciones durante años", dijo Beilin de Obama. 
Beilin también criticó a Kerry por su esfuerzo a la hora de alcanzar un acuerdo de status final hace dos años. Nadie que entendiera algo del conflicto palestino-israelí podía creer que los esfuerzos de Kerry podrían tener éxito, no obstante, Beilin aún se pregunta por qué el secretario de Estado quiso seguir adelante.
Beilin añadió que los esfuerzos de Kerry carecían de enfoque. "El sentimiento de Kerry de que él podía venir por unas horas, reunirse con las diferentes partes y resolver el problema, y después irse a otro lugar - y yo realmente apreció su dinamismo -, pero la sensación de que usted puede llegar hasta allí y creer que podía resolver el problema, es totalmente equivocado".

La opinión de Beilin de que la administración Obama no trabajó adecuadamente con los palestinos para impulsar el proceso de paz después de la congelación de los asentamientos, resulta muy similar al análisis de David Hazony en TheTower, en marzo de 2014. Citando a Jackson Diehl, editor adjunto de The Washington Post, Hazony observó:
El presidente Obama no está haciendo su trabajo más fácil al permitir que Abbas vaya a lo suyo. Comparando la presión estadounidense sobre el lado palestino con la helada relación proporcionada a Netanyahu, Diehl señala que no parece haber existido ninguna presión: 
Hasta el momento, no ha existido señales de ella: no hay entrevistas presidenciales, no hay declaraciones críticas del secretario de Estado John Kerry, y no existieron amenazas punitivas estadounidenses hacia Abbas - que en sus negativas repetía una ya larga historia personal y palestina - si se negaba a seguir las sugerencias estadounidenses. Ahí está la falacia que ha paralizado la diplomacia de Obama en el Oriente Medio durante los últimos cinco años. 
Como era de esperar, la falta de presión de la administración Obama coincidió con una falta de flexibilidad por parte de Abbas. 
Y mientras que algunos comentaristas han sugerido que Abbas era simplemente incapaz de ofrecer cualquier tipo de compromiso debido a consideraciones políticas internas, Diehl citaba a otros analistas argumentar que las tácticas de la administración Obama representaban una gran parte del problema. "¿Por qué permiten que Abbas haga campaña públicamente en contra de los EEUU y de la posición de Israel, incluso antes de llegar a Washington? Sencillo... Abbas quería esperar sentado a que las conversaciones fracasaran, y luego presentar sus peticiones ante las Naciones Unidas y ver como crece el boicot anti-Israel, mientras que no paga ningún tipo de precio", concluye Diehl.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home