Wednesday, December 16, 2015

¿Acaso el presidente Rivlin simplemente prefiere a Obama y a Roger Waters sobre sus compañeros israelíes? - Shmuel Rosner - Jewish Journal



El presidente de Israel, Reuven Rivlin, no es un hombre para estar en silencio en la residencia del Presidente del Estado y restringirse a jugar un papel ceremonial. Durante su carrera política ya demostró ser un maestro a la hora de conseguir la atención de los medios de comunicación, un maestro en simpatía, un maestro de la comunicación. Cuando el primer ministro Binyamin Netanyahu se opuso a las ambiciones presidenciales de Rivlin sabía perfectamente porque lo que estaba haciendo. Sabía que Rivlin iba a ser un dolor de cabeza. Sabía que Rivlin iba a llamar la atención lejos de él. Así que ahora Rivlin está haciendo todo eso, y algo más.

En el último par de días Rivlin está en el centro de una gran controversia debido a tres cosas que se atrevió a hacer: reunirse con el presidente Obama y decir cosas buenas sobre él; negarse a bailar con la música ortodoxa y preferir hablar con judíos progresistas estadounidenses; participar en una conferencia (organizada por el diario Haaretz) en el que varias figuras y organizaciones polémicas también participaron.

Muchos líderes y votantes de la derecha de Israel están enojados o decepcionados con Rivlin por hacer todas estas cosas (y algunas más anteriormente). La muy conocida comentarista Irit Linur afirmó que la aparición de Rivlin en la Casa Blanca fue un indigesto espectáculo de adulación. Ella lo calificó como un "escándalo" y dijo que Rivlin estaba dispuesto a ir tan lejos como fuera posible, "inclusive volver a escribir la historia de Hanukkah para parecerle simpático a Obama y presentarse como una especie de rabino reformista miembro de organizaciones que apoyan el boicot de Israel". La página web conservadora Mida publicó un artículo donde también culpaba a Rivlin de complacer a los izquierdistas. El columnista Kalman Liebskind escribió que Rivlin no pierde la oportunidad de difamar a Israel (para potenciar y hacer más atractivo su perfil personal).

Todos ellos tienen quejas legítimas. La visita de Rivlin a la Casa Blanca contribuye a socavar la posición de Netanyahu en los EEUU. Su enfoque mucho más amigable reuniéndose con los judíos progresistas (a la que yo podría haber contribuido un poco a través de la JPPI) es sin duda una decepción para algunos de los partidos que lo apoyaron porque suponían que Rivlin era un hombre de principios, y no iba a cambiar de repente su melodía. Su participación en una conferencia donde participaron duros críticos del IDF y partidarios del boicot contribuyó a dar legitimidad a sus puntos de vista.

Algunos dentro de la derecha le pidieron que cancelara su discurso en la conferencia - porque Rompiendo el Silencio también estaba invitado a hablar allí - . Pero Rivlin no accedió. En la conferencia realizó un discurso en el que elogió al IDF por su conducta moral - la misma conducta que Rompiendo el Silencio está cuestionando - y también respondió a las quejas contra él con la siguiente lógica: "sin una oposición viva y coleando, nuestra democracia valdría poco. Estoy hoy aquí porque creo que el libre mercado de las ideas es un principio santo". Rivlin, en otras palabras, dice que no cree en no hablar con los opositores, y que no cree en boicotear las conferencias incluso cuando duros críticos del IDF y de su moralidad forman parte de estas conferencias, incluso cuando personas que apoyan al BDS, como Roger Waters, participa en ellas.

El debate sobre la eficacia de boicotear a los oponentes es largo e inconcluso. Y es común en el mundo judío: los judíos de América y en Israel debatieron si una organización como J Street debe ser aceptada o rechazada. Es común en los Estados Unidos: el presidente Bush no quería hablar con el presidente Assad de Siria, el presidente Obama no cree en no hablar con la gente.

De hecho, el propio presidente Rivlin no siempre fue coherente con respecto a este tema. Hoy se apoya en una conferencia donde también participa Rompiendo el Silencio, pero hace apenas unos meses Rivlin se negó a tener una reunión con el ex presidente estadounidense Jimmy Carter. Así que claramente, el presidente Rivlin también piensa que algunas personas, o algunas circunstancias, justifican la decisión de rechazar una reunión. Pero, por supuesto, todavía puede decir que el hablar en la misma conferencia no es lo mismo que reunirse con alguien, y que el debate interno en Israel tiene unas reglas diferentes que las que rigen en las relaciones exteriores, o que Carter es peor que Rompiendo el Silencio. Él puede justificar su decisión de muchas maneras, algunas de las cuales son bastante convincentes.

¿Cometió Rivlin un error cuando accedió a hablar en la conferencia del Haaretz? En junio pasado pensé que Rivlin era demasiado rígido en su tratamiento del judaísmo progresista. Hoy creo que es demasiado flexible al aceptar la invitación a esa conferencia. Pero en ambos casos, entiendo que el caso no parece tan claro como lo cree la gente. Rivlin está tratando de navegar en aguas traicioneras: ser aceptable para los israelíes de izquierda sin quemar los puentes con la derecha, poder defender a Israel en el extranjero sin ser castigado como un halcón derechista, tratar de educar a los israelíes sin perder su oído, desempeñar un papel constructivo con la comunidad judía norteamericana sin alienarse a los grupos ortodoxos de Israel.

Hay una interesante comparación que debe hacerse entre el presidente Rivlin y su predecesor, Shimon Peres.

Cuando Peres fue elegido presidente, él estaba precisamente en el comienzo de un largo camino hacia la rehabilitación. Él no era muy querido por los israelíes. Él no era un miembro de la mayoría de centro-derecha. Peres utilizó la presidencia para convertirse en un hombre de consenso, para convertirse en aceptable, por primera vez en muchos años, para aquellos sectores israelíes que sospechaban mucho de él.

Rivlin está tomando el camino opuesto: Fue elegido presidente por ser uno de los pocos políticos en Israel al que respetaban y gustaba a mucha gente. Él disfrutaba de las alabanzas de la derecha y de la izquierda, con una gran y brillante soltura que causaba admiración, y que utilizaba el humor y honestidad para reducir las tensiones. A diferencia de Peres, cuyos días en el cargo fueron parcialmente dedicados a la obtención de capital político del que llevaba el manto de Presidente, Rivlin parece estar usando sus días en el cargo para desgastar el capital político con el que se ganó el cargo de encantador miembro y portavoz de la Knesset.

El resultado nos está diciendo: Peres fue cuidadoso y no molestó a la mayoría de los israelíes cuando fue presidente, mientras que Rivlin se muestra muy audaz y ya ha logrado molestar a un buen número de ellos.

El último par de días han podido colmar el vaso molestando a demasiados israelíes. Estos podrían haber sido los días en que perdió su capacidad de explicarse porque sus explicaciones ya no tienen mucho peso para ciertos israelíes. Estos podrían haber sido los días en los que algunos círculos israelíes han llegado a la conclusión de que el presidente se preocupa más por los gritos del exterior que por las preguntas en casa.

Rivlin - como escribí hace un año - "ha hecho un trabajo admirable a la hora de alentar a los diferentes sectores israelíes a vivir en armonía". Él juega un papel importante en circunstancias difíciles. Él puede ser la persona razonable cuando otros líderes sienten la necesidad de sonar radicales. Él puede ser el moderado cuando otros líderes sienten la necesidad de dirigirse a los extremos. Él puede decir a los israelíes la verdad sobre sus deficiencias sin pensar en una reacción amarga u hostil. Sin embargo, para hacer todas estas cosas tiene que seguir haciendo juegos malabares y seguir siendo sensible a lo que los israelíes piensan y cómo se sienten. Él tiene que hacer nuevos amigos, pero también tiene que ser capaz de mantener los antiguos. Ser Presidente de Israel - una posición sin responsabilidades ejecutivas y con unos roles obligatorios - aún no es un trabajo tan fácil como algunos pueden pensar erróneamente.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home