Thursday, January 07, 2016

Zúrich y Helsinki (y otras ciudades) también investigan los episodios de agresiones sexuales a mujeres durante la Nochevieja. ¿Y el feminismo progresista no tiene nada que decir?



Varias mujeres han denunciado haber sido objeto de abusos sexuales y robos durante las celebraciones de Año Nuevo en Zúrich. La policía de la ciudad afirma que los ataques recuerdan a los ocurridos en la misma fecha en varias ciudades de Alemania.

Los agentes aseguraron en un comunicado que han recibido 25 informes de robos junto a la orilla del lago que baña parte de la ciudad, y donde se concentraron para recibir 2016 alrededor de 120.000 personas.

Al menos seis mujeres han indicado haber sido rodeadas y sometidas a tocamientos por "varios hombres con la tez oscura", que se mezclaban con la masa de gente.

"Es un escenario un poco idéntico" a lo ocurrido en Colonia y otras ciudades alemanas, ha declarado a AFP el portavoz de la policía, Margo Cortesi. Sin embargo, ha señalado que el número de víctimas, aunque no es muy habitual para Suiza, no era comparable con las decenas de mujeres que han acusado a los migrantes de la agresión.

En Colonia, los sospechosos tenían "rasgos árabes o del norte de África", lo que ha vuelto a poner el foco en la política de Angela Merkel hacia los refugiados.

La policía de Zúrich ha precisado que la mayor parte de las denuncias fueron interpuestas en las últimas 24 horas.

Al hilo de lo sucedido en Colonia y Zúrich, la policía de Helsinki ha informado de un "nivel inusual" de casos de índole sexual en la ciudad durante las celebraciones de Nochevieja.

Se calcula que 20.000 personas festejaron en las calles la llegada del nuevo año. Si bien se registraron varios incidentes de acoso sexual las víctimas no presentaron ninguna denuncia.Sin embargo, en los alrededores de la Estación Central de Helsinki hubo otros tres casos en los que en dos de ellos las mujeres presuntamente asaltadas sí acudieron a la policía.

Se da la circunstancia de que en este lugar están concentrados alrededor de 1.000 refugiados solicitantes de asilo, en su mayoría de origen iraquí. La policía detuvo a tres de ellos."No sucedieron casos de este tipo en otros finales de año; es un fenómeno totalmente nuevo en Helsinki", aseguró el responsable policial Ilkka Koskimaki, que recalcó además que los agentes se habían preparado "excepcionalmente" después de recibir información que apuntaba a la posibilidad de que grupos de refugiados pudieran intentar actos como los sucedidos en Colonia.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home