Tuesday, May 03, 2016

Adolf Eichmann y el subconsciente israelí - Sal Emergui - El Mundo



Seis supervivientes del Holocausto encenderán este miércoles por la noche seis antorchas en memoria de los seis millones de judíos asesinados por la maquinaria nazi. Seis llamas que iluminarán la oscuridad en el Museo del Holocausto Yad Vashem de Jerusalén dando inicio en Israel a la jornada de Recuerdo del Holocausto.

Seis llamas de seis ancianos que homenajean a las víctimas y denuncian a los verdugos. Adolf Eichmann, uno de los más conocidos, ocupa un lugar importante en la nueva página web lanzada por el Gabinete de Prensa del Gobierno de Israel. El organismo encargado de documentar los momentos más importantes del país exhibe ahora históricas fotos a disposición gratuita del público.

Entre los documentos más desconocidos por los usuarios, en especial los menos veteranos, destaca el retrato en color del preso alemán en zapatillas en 1961 antes de ser juzgado por crímenes de guerra y contra la Humanidad.

El teniente coronel de las SS aún está presente en el subconsciente colectivo israelí y judío. Como si no hubiera pasado medio siglo, la portada del diario 'Yediot Ajaronot' le reservó este lunes un importante espacio con la citada foto y el titular: "El color del mal".

Cincuenta y cuatro años después de ser ahorcado tras un histórico juicio, Eichmann reaparece con otro documento gráfico. Hace tres meses, el motivo fue la publicación de una carta suya inédita enviada en 1962 al presidente israelí, Isaac Ben Zvi, pidiendo indulto al no considerarse responsable de sus atroces crímenes sino un peón más de la maquinaria nazi. Ahora, a pocos días del 56º aniversario de su detención por el Mosad en Buenos Aires, se recupera una foto en el patio de la cárcel de Ramle (cerca de Tel Aviv) de uno de los mayores responsables del genocidio. No es nueva pero en víspera del Día del Holocausto estremece a los 185.000 supervivientes que aún viven en Israel.

De gris y en zapatillas, parece un reo que purga por una mediocre estafa y no por el transporte de millones de judíos de los guetos a los campos de exterminio y concentración. Rescata quizá el concepto de la "banalidad del mal", expresado por Hannah Arendt.

Contemplando una y otra vez al hombre de gafas entrado en años y cada vez con menos pelo, uno no ve su temido uniforme de SS. Peter Zvi Malkin era uno de los siete miembros del comando del Mosad que le secuestró y trasladó a Israel. "Lo más inquietante es que no era un monstruo, sino un ser humano", señaló tras cumplir la consigna del jefe de los servicios secretos, Isser Harel, y una misión personal después de que familiares suyos fueran asesinados por los nazis.

Eichmann está también de actualidad estos días gracias a la gran pantalla. 'El caso Fritz Bauer' (Lars Kraume) recuerda el papel clave y no siempre recordado del jurista alemán en su detención. O como era conocido en su escondite: Ricardo Klement. Enfrentándose a la Justicia alemana, la perseverancia del fiscal judío en la caza del criminal nazi contribuyó a completar el puzle en la argentina calle de Garibaldi. Un film nuevo que va más allá de Bauer e incluso Eichmann.

"Yo no era el responsable, y como tal, no me siento culpable (...) No es cierto que fuera tal figura importante que pudiera supervisar o seguir de forma independiente la persecución de judíos", escribió Eichmann con su puño y letra para un indulto que no llegó. El oficial nazi, que se presentó como víctima y no como asesino, fue el primer y último sentenciado a muerte en 68 años de Historia de Israel.

Sesenta y ocho años recorridos ahora por miles de fotos en la Red. Como la que revela al primer ministro Isaac Rabin disfrazado con gafas y una peluca para visitar Marruecos en 1974. Sólo así, un dirigente israelí podía hacerlo. Es posible que hoy Benjamin Netanyahu deba hacer lo mismo si quiere pisar un país árabe que no sea Jordania o Egipto.


Un beso soviético para Golda

Una foto aún más llamativa que el mísmisimo Rabin disfrazado data de mediados de los 70. El objetivo capta el apasionado beso que el presidente Efraim Katzir dio en la boca a la Golda Meir a mediados de los 70.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home