Sunday, May 08, 2016

Disparando a nuestro propio pie aquellos que deberían que velar por nuestra protección





Marcarse goles en propia meta - Dror Eydar - Israel Hayom

El jueves, el Día del recuerdo del Holocausto, los judíos estuvieron ocupados en sus guerras internas mientras los hijos de los filisteos se regocijaban. He leído el discurso del jefe adjunto de personal del IDF, el general Yair Golan. Si él hubiera omitido un solo párrafo, sus palabras habrían conservado de una manera evidente su importancia y su intención original, tal como trató de aclarar con posterioridad. El subjefe de personal del IDF no puede hablar en público sin ser consciente del eco que sus palabras pueden tener más allá del momento y el lugar en el que las pronuncia. En la "Ética de los Padres", el sabio rabínico Avtalyon advierte, "Los eruditos tienen que tener cuidado con sus palabras". Explicando además que sus palabras pueden ser distorsionadas por "elementos malvados" y que los discípulos que los sigan a ellos beberán del "agua mala" y morirán.

Maimónides ofrece una explicación en el verso: "Trata de que tus palabras al hablar ante una multitud no den lugar a interpretaciones erróneas. Porque si los herejes están presentes, interpretarán tus palabras de acuerdo con sus creencias... y van a pensar que eso es lo que tratas de decirnos". De hecho, inmediatamente después de su discurso, nuestros enemigos empezaron a difundir noticias por todo el mundo diciendo que "el general israelí Yair Golan compara a Israel con la Alemania nazi", y cuando una gran piedra es lanzada a un pozo ya no puede ser recuperada, incluso con la ayuda de un millar de hombres sabios.

Aún más grave es que un hombre situado en tal alta posición carezca de la conciencia del poder de sus palabras. La sociedad israelí no tiene ni desea ese tipo de problemas, gracias a Dios, así pues, ¿por qué fue la Alemania nazi de los años 30 el ejemplo elegido por Golan cuando trató de que revisáramos los aspectos difíciles de la sociedad israelí?

Y para ello utilizó nada menos que el Día del recuerdo del Holocausto...

Y luego, por supuesto, hubo la reacción pavloviana de la izquierda. Por cierto, no se les ha oído una defensa similar del coronel del IDF Ofer Winter y de sus órdenes en la batalla (tras el intento de secuestro del teniente Hadar Goldin durante la operación de Muro de Protección), y claro está, esa ausencia de defensa no es una coincidencia. La ironía aquí es que algunos de los partidarios más voluntariosos del discurso de Golán son los que más calumnian al IDF como un "ejército brutal" y más disculpan a los palestinos como "las más pobres víctimas".

Pero qué pasa con los cuerdos dentro de la izquierda, ¿acaso no tienen que sugerir ninguna crítica para una comparación tan problemática y desafortunada? Hace sólo unos días, parecía que había un consenso con relación a comparaciones similares realizadas por miembros del partido Laborista británico, ¿y ahora que les decimos?

La verdad es que los comentarios de Golán son el fruto amargo de un discurso de negación del Holocausto que ha estado en curso desde la década de 1950. La comparación entre lo que nos hicieron los nazis a nosotros y lo que al parecer estamos haciendo a los árabes de la región se debe a una prolongada actividad intelectual de propaganda de la negación. Echen un vistazo a lo que esa propaganda propaga entre nosotros y en el mundo, y verán como procede en su mayor parte de aquellos que están luchando contra la existencia de Israel como hogar nacional del pueblo judío. Golan concedió inadvertidamente legitimidad a ese discurso contaminado. Simplemente, no puede ser que un general de división no comprenda las graves consecuencias de estas ideas.

Y es que estas palabras son mucho más graves cuando provienen de la boca de alguien que tiene a su cargo a los soldados de combate del IDF que son fieles a la promesa de "nunca más". ¿Qué motivación tendrá para luchar un soldado después de escuchar esta falsa y vergonzosa comparación?

Y no, yo no estoy de acuerdo con esa disculpa de que los comentarios fueron mal interpretados. Léanlos de nuevo, y verán como existe esa terrible comparación. Y ¿qué importa a qué parte de la historia de Alemania están dirigidas sus palabras? Israel en el 2016 no se parece en nada a Alemania. Punto.

El general Yair Golan es un soldado de combate de gran prestigio, pero sus palabras han dado lugar a un ataque propagandístico en unos momentos en que Israel se enfrenta a una difícil campaña mundial para defender su justicia y sus derechos. El principal campo de batalla actual está en la conciencia pública, y en este caso el jefe adjunto del Estado Mayor nos ha marcado un gol en propia meta.



Las palabras pueden tener consecuencias - Dan Margalit - Israel Hayom

El abrazo de la sociedad israelí a los valores democráticos, al Estado de derecho y al trato justo de los que son diferentes han sufrido una depreciación preocupante.

Esto se ha manifestado en una variedad de maneras. Es evidente en el asalto librado contra el Tribunal Supremo de Justicia y los medios de comunicación israelíes, y en el deterioro de las normas morales. Estas normas han estado en gran medida en los titulares cuando políticos de la derecha se reunieron detrás de Elor Azaria, quien presuntamente mató a un terrorista palestino en Hebrón después de que él ya no representara una amenaza, e intentaron exonerarle de su juicio. La decisión del primer ministro Benjamin Netanyahu de llamar al padre de Azaria también fue inadecuada.

Habiendo dicho todo esto, el discurso del general Yair Golan este miércoles, en el que estableció un paralelo entre Israel y la Alemania nazi de los años 30, fue un discurso exagerado. Netanyahu rápidamente expresó sus dudas acerca de dicha intervención ante el ministro de Defensa Moshe Yaalon. Pese a toda la malicia existente en nuestro áspero discurso político, nuestra conducta es un débil y pálido reflejo si la comparamos con la de la Alemania nazi en la década de 1930. Las Fuerzas de Defensa de Israel se dieron cuenta de que Golan se había equivocado y excedido, pero emitió una aclaración confusa donde afirmaba que Golan nunca dijo lo que realmente dijo.

No se pueden comparar las dos épocas. Israel es una democracia y el Tribunal de Justicia es una rama independiente del gobierno. Puede adoptar decisiones que irriten al gobierno y éste responder sin ningún tipo de inhibiciones, y los medios israelíes son múltiples y diversos. ¿Cómo demonios se puede comparar esto con la Alemania de la década de 1930, cuando ese régimen asesinaba a sus disidentes políticos y despedía a los judíos alemanes de sus puestos de trabajo sólo a causa de su origen étnico?

Por supuesto, debemos estar preocupados porque existen en Israel señales preocupantes y el discurso violento en general va en aumento. Pero cuando se trata de sustancias, Israel y la República de Weimar son mundos aparte. Golan se ha comportado como ese cirujano ortopédico que amputa la pierna de un paciente desde la rodilla sólo a causa de un absceso en el talón.

No hay necesidad de compararnos con los nazis con el fin de hacer sonar la alarma acerca de una realidad que se está desarrollando. Tal comportamiento se debe dejar a los que odian obsesivamente a Israel y quieren trivializar el Holocausto como si fuera sólo otra queja en la historia de las naciones. Hace unos 55 años tuvo lugar un muy importante debate en Canadá entre el Dr. Yaakov Herzog y el renombrado historiador británico Arnold Toynbee, el cual hizo la sorprendente afirmación de que durante la Guerra de Independencia de 1948 Israel trató a los árabes de la misma forma en que los nazis trataron a los judíos. Por desgracia, Golan se alineó este miércoles con la reivindicación miserable y maliciosa de Toynbee, aunque de forma involuntaria.

Los comentarios de Golan estuvieron muy lejos de discurso del teniente general Gadi Eizenkot sobre la necesidad de mantener la pureza de las armas dentro del IDF o su defensa de la fiscalía militar, la cual ha sido atacada por incitadores de la derecha que quieren obstruir el juicio al soldado Azaria.

Golan no debería haber realizado esos comentarios que no deberían ser pronunciados por personas en uniforme. Imagínense cómo reaccionaría la gente, y principalmente los defensores en la izquierda de las palabras de Golan, si algún oficial utilizara su libertad de expresión para promover las ideas mesiánicas derechistas del libro "La Torá del Rey" y su aparente sanción de la violencia hacia los no judíos?

Los principales mandos del IDF se beneficiarían de mantenerse al margen del nazismo cuando pronuncian discursos. A diferencia de otros militares que requieren que sus cúpulas revisen sus palabras antes de tiempo, ellos pueden hablar libremente.

"La muerte y la vida están en poder de la lengua" [Proverbios 18:21]



"Hay algo profundamente equivocado en la izquierda sionista" - Ben-Dror Yemini

El jefe adjunto del IDF, el general Yair Golan, desencadenó un "ataque terrorista" contra el pueblo judío cuando de manera muy polémica su discurso daba a entender una comparación entre el Israel actual con la Alemania nazi de la década de los 30, comentó este domingo el destacado periodista Ben-Dror Yemini

Ben-Dror Yemini, columnista del Yedioth Aharonoth, declaró que la mala prensa que Golan atrajo contra el Estado de Israel fue tan mala como un ataque real en términos de daños a la imagen de Israel.

"Pero no menos parte del problema fueron las respuestas exoneradoras de las palabras de Golan".

"Voté por el partido Laborista (la Unión Sionista) en las últimas elecciones", dijo Ben-Dror Yemini en Facebook. "Pero la respuesta de los líderes de la oposición, Buji [Isaac] Herzog y Tzipi Livni, a las numerosas críticas al jefe adjunto de personal del IDF muestra algo profundamente equivocado dentro de la izquierda sionista".

"La izquierda sionista ha perdido todo el sentido común, y eso es triste para la Unión sionista y para todo Israel".

En el Día de recuerdo del Holocausto en Israel, Golan indicó en su discurso que los procesos que habían sucedido en la Alemania nazi en la década de los 30 se podían observar "aquí, en medio de nosotros, en el año 2016".

Las críticas a la izquierda de Ben-Dror Yemini, sin embargo, no se derivan de las respuestas directas de Herzog y Livni al discurso, sino a partir de sus respuestas a las declaraciones críticas del discurso de Golan del primer ministro Benjamin Netanyahu y otros.

Herzog comentó el domingo que se trataba de un "intento de intimidar a los oficiales del ejército, y silenciarlos es peligroso y sin precedentes", justificando posteriormente las declaraciones de Golan.

Livni, por su parte, pidió a Netanyahu que tomara medidas contra el "racismo y el extremismo" en la sociedad israelí, diciendo que los comentarios de Golan eran "un intento de llenar el vacío" en la dirección correcta

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home