Monday, May 16, 2016

Grave derrota militar de Irán y Hezbolá en Khan Touman - Debka



La batalla del 6 de mayo en la localidad de Khan Touman, situada al suroeste de Alepo y cercana a la Ruta 5, la carretera principal que conduce a Damasco, pasará a los anales de la guerra siria como la mayor derrota sufrida por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC) y Hezbolá, así como la batalla que cambió la cara de la guerra.

Fuentes militares y de inteligencia han informado a DEBKA de que una fuerza iraní que consistía en tropas del IRGC y de Hezbolá fue emboscada por los combatientes de la organización Jaysh al Fath, que forma parte del Frente Nusra.

Hasta que esta batalla tuvo lugar, los comandantes iraníes y de Hezbolá en Siria no sabían que los rebeldes habían recibido un cargamento de misiles antitanque MILAN proporcionados por Turquía y financiados por Arabia Saudita.

El encuentro con este avanzado sistema de armas avanzado puso al IRGC y a Hezbolá en fuga.

Los iraníes admitieron que 17 de sus combatientes cayeron en la batalla, incluyendo 13 de la División "Karbala" del IRGC que está estacionada generalmente en Irán, y 22 resultaron heridos. Entre los muertos había dos generales de brigada iraníes. Al menos diez soldados del IRGC fueron hechos prisioneros por los rebeldes. Cinco o siete soldados iraníes fueron ejecutados de inmediato, y se llevaron a un lugar desconocido al resto.

Hezbolá afirmó que ninguno de sus soldados murió o fue hecho prisionero. Sin embargo, esa declaración era en realidad un intento de ocultar que al menos 15 de sus combatientes murieron. De acuerdo con fuentes de inteligencia que monitorean la batalla, el número de muertos de Hezbolá fue aún mayor.

La derrota supuso un gran shock para las jerarquías de Irán y Hezbolá en Teherán y Beirut, y los funcionarios prometieron que la venganza sería muy pronto.

El resultado inmediato del choque fue el nombramiento del general Mohsen Rezaei, el comandante de la Guardia Revolucionaria hace 26 años, en la década de 1980, retirado hace años y candidato en varias elecciones presidenciales.

Fuentes de DEBKA informan que Rezaei es uno de los pocos comandantes del IRGC que ha visitado muchas veces Occidente, sobre todo para participar en conferencias internacionales, y ha hablado libremente con oficiales militares y de inteligencia occidentales sobre la situación en Irán y Oriente Medio.

Es difícil de creer que vaya a tener éxito a la hora de retrasar el reloj de Irán y Hezbolá en Siria. El nombramiento de Rezaei indica confusión o pánico en la jerarquía iraní, que no sabe cómo responder a la derrota.

Además, todavía no está claro si Rezaei reemplazará el general Qassem Soleimani como comandante de las fuerzas de Irán en Siria, o estará subordinado a él.

Fuentes militares de DEBKA señalan que llevar a Rezaei a Siria no resuelve el principal problema militar de Irán y de Hezbolá, tal como lo demostró la batalla en Khan Touman. Si los rebeldes continúan recibiendo armas avanzadas como misiles antitanque y antiaéreos, se convertirán en superiores a las tres fuerzas militares que luchan por el presidente sirio, Bashar Assad, es decir, las tropas terrestres del IRGC, el ejército sirio y Hezbolá.

En otras palabras, ni los iraníes ni Hezbolá puede ganar la guerra por Assad.

Siete días después de la batalla, el comandante de las fuerzas de Hezbolá en Siria, Mustafa Bader Al-Din, fue asesinado por un ataque con misiles tierra-tierra cerca del aeropuerto internacional de Damasco. Posteriores afirmaciones de varias fuentes informan que fue muerto en la batalla de Khan Touman, por lo que la versión oficial era en realidad un intento ocultar uno de los dos mayores golpes militares sufridos por los iraníes y Hezbolá en Siria

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home