Saturday, November 04, 2017

Antisemitismo moderado - Gérard Biard - Charlie Hebdo



Con todos los complot que fomentan los judíos, uno se pregunta cómo todavía encuentran tiempo para controlar las finanzas internacionales, dirigir el universo y comerse a los pequeños niños palestinos. Tomemos el caso de ese valiente predicador musulmán Tariq Ramadan, que realiza cursos y conferencias en todo el mundo para sembrar la buena palabra islamista y más afinidades, y que ahora está siendo acusado de violación por dos ex groupies. Y bien! ¿Quién creen que maneja los hilos de esta escandalosa maquinación islamófoba? Los judíos, por supuesto.

En este affaire, el Islam se comporta como cualquier religión cuando algunos de sus miembros más prominentes se ven involucrados en casos de violencia sexual: silencio púdico de las autoridades y sus representantes. Pero no todos guardan un prudente mutismo. Las raras reacciones que emanan de lo que se llama muy impropiamente "la comunidad musulmana" son incluso de una bella franqueza. Se pueden resumir en dos palabras: conspiración judía. En las redes sociales, la ex salafista Henda Ayari, la primera en haber presentado una queja contra el gurú del doble discurso, es tratada copiosamente como una "prostituta sionista". Y Tariq Ramadan es, por supuesto, la víctima de un "golpe" organizado por "círculos sionistas".

Continuemos, empujemos la teoría aún más: ¿por qué él mismo no sería un agente encubierto del Mossad encargado con estos actos de desacreditar al Islam? El conspiracionismo autoriza a casi cualquier cosa y a todo - a condición de que Israel siempre esté asociado a esos misteriosos complot, por supuesto -, y no se priva de nada.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home