Wednesday, November 01, 2017

Los árabes israelíes "participan de manera prominente" en delitos graves, según un estudio policial - Itsik Saban - Israel Hayom



Los árabes israelíes están "involucrados de manera prominente" en delitos violentos y en el tráfico de drogas, comentó el comisionado de la Policía de Israel, Roni Alsheikh, mientras presentaba un nuevo estudio a los legisladores.

Según los datos, aunque los árabes israelíes constituyen cerca del 21% de la población, su participación en delitos graves duplica o supera esa cifra: las estadísticas policiales de 2017 muestran que los árabes israelíes están involucrados en el 57% de los casos de asesinato, el 55% de los casos de intentos de asesinato y el 59% de los casos de incendios premeditados.

Las estadísticas también muestran que los árabes israelíes están involucrados en el 45% de todos los casos de robo, en el 36% de todos los delitos contra la propiedad, y están implicados en el 26% de los casos de tráfico de drogas.

En 2016, las estadísticas mostraron que los árabes israelíes estaban involucrados en el 63% de los casos de asesinato, el 57% de los incendios provocados, el 48% de los robos, el 36% de los delitos contra la propiedad y el 22% de los delitos relacionados con las drogas.

En el momento de su nombramiento, el ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, exigió que se asignaran 2.000 millones de shekels (568 millones de dólares) para la aplicación de la ley en el sector árabe. Los fondos se destinaron a reforzar los servicios policiales en el sector, establecer estaciones de policía e impulsar el reclutamiento de musulmanes en la fuerza policial. Aún así, muchas iniciativas policiales tuvieron que suspenderse por la falta de cooperación del sector árabe.

Erdan culpó el lunes a los legisladores árabes por no usar su influencia para ayudar a los esfuerzos de aplicación de la ley en el sector.

"Seamos honestos, ustedes los diputados árabes deberían ser los primeros en hacer un examen de conciencia sobre la falta de aplicación de la ley en la comunidad árabe".

La policía preparó un plan quinquenal para establecer 17 comisarías y centros de policía en las comunidades árabes. Hasta el momento, se están construyendo dos estaciones: en Kafr Manda, cerca de Nazaret, y en Jisr Az-Zarqa, una comunidad particularmente problemática en la costa norte. Se han firmado dos contratos para construir otras estaciones de policía en las comunidades altas de Tamra y Majd El-Kurum en Galilea.

En contra de esto, la policía se ha encontrado con cierta resistencia por parte de los residentes y los miembros del consejo regional para establecer estaciones de policía en estructuras existentes. Además, la policía dijo que una reciente campaña para recolectar armas ilegales en el sector árabe fue esencialmente un "fracaso", ya que se entregaron muy pocas armas, a pesar de que a los propietarios se les garantizó la inmunidad de enjuiciamiento.

Sin embargo, Alsheikh sí tuvo buenas noticias para los legisladores sobre los esfuerzos para reforzar los esfuerzos policiales, encabezados por el general de división Jamal Hakroush, el primer árabe musulmán en ocupar este rango en la Policía de Israel. Según las estadísticas, 130 árabes musulmanes se unieron a la policía en 2017, en comparación con 70 en 2016. Este año, 708 musulmanes más están en proceso de unirse a la policía.

Además, los datos mostraron que en 2016, el número de casos penales en general cayó a 329.823, en comparación con 446.689 en 2007.

Fuentes de la policía dijeron que esta caída no refleja necesariamente una mejora, ya que puede reflejar el hecho de que el público ha perdido la fe en la policía y, por lo tanto, presenta menos quejas.

"No hay forma de que la población de Israel haya aumentado y el número de casos [criminales] haya disminuido", dijo un funcionario a Israel Hayom.

El informe también dice que hay nueve organizaciones criminales declaradas en Israel actualmente. Cinco de las cabezas de las familias delictivas se encuentran actualmente en prisión o viven en el extranjero, 11 agentes de alto rango de organizaciones delictivas están encarcelados o en el extranjero, y más de 200 delincuentes vinculados a estas organizaciones están en prisión. Sin embargo, solo se presentaron dos acusaciones en 2017 en virtud de la Ley de organizaciones delictivas de combate.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

<< Home