Saturday, July 21, 2018

Epidemia en Francia de ataques a judíos por individuos árabes "con problemas mentales". Todos estos atacantes son declarados sistemáticamente como "perturbados" para evitar nombrar el antisemitismo islamista en la Francia de Macron



Este ha sido el caso de Mireille Knoll, de la que ahora dudan de que su asesino estuviera en posesión de toda su "razón", de Sarah Halimi ni que decir, y de todos aquellos que evitan reconocer la existencia del antisemitismo musulmán. ¡Los judíos franceses y europeos deberían dejan bien claro a los dirigentes apaciguadores de la Unión Europea, de una vez por todas, que ellos no pagarán por la "deficiencias mentales y los trastornos psiquiátricos" de los musulmanes antisemitas!

Las últimas noticias llegan de la policía del distrito 20 de París, la cual ha arrestado al autor de un ataque antisemita cometido a las 21h del 17 de julio por un individuo norteafricano contra el Sr. David C.

Mientras este hombre judío de 69 años (que llevaba una kipá en la cabeza) salía de la sinagoga y se dirigía a una panadería cercana de la 17 rue Pelleport en París, fue atacado por un joven de 19 años de ascendencia norteafricana quien lo golpeó en el cuerpo y en la cabeza, lo derribó, lo tiró del pelo y le golpeó mientras gritaba "Allah Ouakhbar. Larga vida a Hitler, muerte a los judíos".

Prevenida la policía por algunos testigos, la policía intervino rápidamente para liberar a la víctima que presentó una denuncia. El atacante antisemita fue arrestado y puesto bajo custodia policial y luego trasladado a una enfermería psiquiátrica, por recomendación del médico debido a su estado de excitación.

La Oficina Nacional de Vigilancia contra el Antisemitismo (BNVCA) ha señalado y deplorado una vez más, que un violento antisemita asociado al islamismo escapa a la justicia con la excusa de que podría presentar trastornos mentales, los cuales no pueden ni deben explicar todo, excusando todo tipo de actos violentos, y permitiendo su absolución.

La BNVCA sigue atenta el seguimiento dado por la fiscalía de París a este asunto, para que este nuevo ataque antijudío no quede impune y pase a convertirse nuevamente en actos provocados por "perturbaciones mentales temporales". El grupo "deplora que nuevamente un violento acto antisemita protagonizado por un supuesto simpatizante islamista evada el tratamiento judicial porque se argumentan supuestos problemas mentales que no deberían ni pueden explicar ni excusar sus acciones". La víctima sufrió heridas leves en la cabeza y presentó una denuncia por asalto con la policía, agregó BNVCA.

En mayo, un hombre que gritó "Allah es grande" fuera de una escuela judía de la región de París y acusó a los judíos de matar niños fue enviado a observación psiquiátrica. En abril, un hombre norteafricano de 20 años que blandía un arma en un museo del Holocausto en el oeste de Francia también fue hospitalizado en una institución psiquiátrica.

A principios de este mes, el sospechoso del presunto asesinato de una mujer judía en París no fue considerado responsable de sus acciones en una segunda evaluación psiquiátrica ordenada por un juez a pesar de que la defensa no lo solicitó. El sospechoso, Traore Kobili, tiene programada una tercera evaluación para determinar su capacidad para ser juzgado por el asesinato de Sarah Halimi en abril de 2017. Se alega que la golpeó hasta matarla mientras la llamaba demonio y gritaba alabando a Alá antes de tirar su cuerpo desde la ventana de su apartamento del tercer piso.

"No entendemos la determinación que rutinariamente busca convertir a este tipo de individuos con intenciones violentas y asesinas en personas dementes o perturbadas, sobre todo cuando ni siquiera han ocultado su odioso antisemitismo".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home