Tuesday, January 15, 2013

Lo que el Guardian, el Global y le Monde nunca les contarán: Matones árabes agreden a dos jóvenes haredim en Jerusalén - CifWatch




La primera vez que vi el video, publicado en Facebook por un amigo poco después de Shabbat, mi estómago se revolvió con un malestar alimentado por una historia demasiado familiar.

Un pequeño grupo de judíos religiosos, vestidos como los haredim, pasean a toda prisa por algún lugar del centro de Jerusalén tratando de llegar a su destino, y de repente se ven asaltados y agredidos por un grupo de jóvenes árabes encapuchados.

Uno de estos jóvenes haredim que son perseguidos y molestados debe disminuir su paso a medida que resbala en la nieve mientras trata de escapar de la multitud.

Una temblorosa mano de una videocámara de uno de los agresores graba a los judíos, a los que se les arroja bolas de nieve, empuja y agrede. Se escucha claramente el sonido de las risas burlonas..

Como los judíos continúan huyendo por la acera, tratando de alejarse de los agresores, otros árabes salen para cortarles el paso.

Hay gritos amenazantes de la multitud. Más bolas de nieve son arrojados contra unos objetivos que se mueven torpemente en su vano intento de evitar la confrontación (y una agresión mucho mayor).

Un sombrero tradicional le es arrebatado a uno de los haredim por uno de los hombres que les persiguen.

Un espectador ve con tanto entusiasmo la escena que la fotografía repetidamente, disfrutando claramente de esa visión de primera mano de un judío amenazado y asustado.

Más risas.

De pronto, llega el turno de los abusos por parte de unos adolescentes árabes con mochila, mientras otros "jóvenes resistentes" con keffiyah aprovechan el momento.

Inicialmente, y sin ningún tipo de contexto, llegué a pensar en algún momento que el minuto y quince segundos del vídeo de YouTube fue filmado en las calles de alguna ciudad europea (y que los agresores eran inmigrantes árabes). Pero no, como lo supe más tarde, se filmó cerca de la Puerta de Damasco en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

El ataque tuvo lugar en Shabbat. Las víctimas regresaban muy posiblemente de orar en el Kotel (Muro Occidental).

Un rápido vistazo a la página de Israel de The Guardian confirma que estas desagradables imágenes de acoso antisemita llevado a cabo por jóvenes árabes, y en la capital del Estado judío, no picó la curiosidad periodística de la corresponsal del periódico en Jerusalén (ni la de los corresponsales del Global y de Le Monde) .


Labels: , ,

2 Comments:

Blogger joel nakuro said...

Deleznable... simplemente. ¿Creyeron así que hacían la buena obra del día?

12:07 PM  
Blogger José Antonio said...

¿Una buena obra?

No, creyeron lo que les dicen los líderes palestinos, árabes y bastantes izquierdistas occidentales (judíos e israelíes incluidos), que no existe un pueblo judío sino una minoría religiosa, y así tratarían ellos a esa minoría religiosa no demasiado peligrosa (ya se sabe del cariño musulmán para las minorías no musulmanas o de otras sectas del Islam)

El judío tal como más gusta a todos esos sectores: débil y víctima perpetua de los abusos

6:16 PM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home