Wednesday, December 17, 2014

Happy Hannykah electorial

Satira: Cómo no informar del terrorismo islamista y yihadista - Seth Frantzman



Unos militantes se apoderan de la estación de autobuses

Transmisión en directo del Canal 45

Locutor: "Estamos aquí en vivo ante el mismo lugar de los hechos, entendemos que los hombres armados se han apoderado de una estación de autobuses y que mantienen rehenes. Ellos han colocado una gran bandera con un símbolo blanco en ella, por lo que vamos a hablar con algunos expertos como el Dr. Frank Bienpensante, de la Universidad de Copfmanheim".

Dr. Frank Bienpensante: "Sí, gracias por invitarme. Este símbolo que vemos con los dos SS y la cruz es conocido en ocasiones como una "esvástica", y era un símbolo sagrado para muchos paganos. También se utiliza como un símbolo militar por algunos grupos extremistas. Sin embargo, es importante explicar que no es de por sí un símbolo de odio y que su uso en términos militares es en realidad un antiguo valor cultural. 

El cristianismo es una religión de paz, y este símbolo, bueno, aunque se utiliza principalmente en acciones militares, pero algunos grupos lo han coaptado y lo utilizan como parte de su campaña, que a veces es denominada "terrorismo" por ciertos políticos, para difundir el miedo . Debemos recordar estos grupos tienen motivaciones políticas".

Locutor: "Gracias, podemos irnos ahora a la residencia del Primer Ministro que va a realizar una declaración sobre este incidente".

El primer ministro Bob Evasivas: "Mis esperanzas y oraciones están con los afectados por este trágico suceso, pero también hay que hacer hincapié en que el cristianismo es una religión de paz, por lo que me reuniré en breve con mis amigos cristianos y asistiré a una vigilia en la catedral de St. Anthony para asegurarles que ellos forman parte de nuestra comunidad, y que nos mantendremos vigilantes contra posibles ataques, represalias y amenazas contra la comunidad cristiana. 

La violencia por motivos políticos nos afecta a todos, y pervierte principalmente la enseñanza del hijo de Dios, Jesucristo, y debemos reiterar que la comunidad más afectada por estos llamados 'neo-nazis" es la propia comunidad cristiana cuyo nombre es mancillado, y quiero afirmar con gran vigor que las acciones de hoy, aunque no sabemos exactamente qué motivos tienen, no están de ninguna manera relacionadas con las verdaderas enseñanzas de Cristo".

Locutor: "Ahora vamos a hablar abiertamente con otro experto que nos ha estado advirtiendo durante años que nuestras acciones en el mundo en realidad han provocado estos actos contrs nosotros. ¿Profesor Terry MeaCulpa, que puede aclararnos?".

Prof. MeaCulpa: "Sí, bueno, como he escrito en Blowback, nuestras acciones durante años en todo el mundo han despertado la ira y la rabia de la gente porque hemos pisoteado su orgullo, humillándolos y radicalizándolos, así que tenemos que entender que estos grupos extremistas reaccionen como lo están haciendo. Por lo tanto, tenemos que entender que a pesar de que el hombre que está acusado de ser el líder de este grupo acaba de convertirse al 'neo-nazismo' hace unas semanas, son nuestras acciones desde hace diez años quienes claramente tienen la culpa, y una de los principales es ser impulsores de esta pobreza. Recuerden, siempre y cuando halla personas pobres y sin esperanza se sentirán atraídos por el extremismo".

Locutor: "Gracias. Así pues, aunque sigamos las acciones de estos militantes de cerca, es importante volver a señalar que aunque veamos una esvástica y los símbolos de las SS que cuelgan de los cuellos de los rehenes, y aunque se haya retenido a gentes de minorías y puesto en libertad a los blancos, es importante tener en cuenta que esta es una perversión de la fe cristiana. Eso es lo que estamos escuchando de los expertos. Pero lo que es genial es comprobar la efusión de solidaridad con la comunidad cristiana. Aquí tenemos a una activista del vecindario, Shirson DelGranCorazón, quien ha creado un hashtag de moda en Twitter para mostrar su solidaridad con las potenciales víctimas cristianas de ataques de represalia".

Shirson DelGranCorazón: "Hemos creado un hashtag, #CaminamosConVosotros, que básicamente trata de contar a nuestros vecinos cristianos que les apoyamos y que sabemos que corren peligro, y que tenemos que parar ese odio, por lo que estamos invitando a todos a llevar a cabo durante esta noche una marcha de solidaridad a las iglesias y mostrar nuestro apoyo a la comunidad cristiana".

Locutor: "Gracias. No hay ninguna razón para pensar que esto es algo más que un crimen motivado para infundir miedo. Quiero leer la declaración que acabamos de recibir del rabino del judaismo reformista Mensche Bobstein: "No vamos a ser rehenes del odio y del miedo", creo que es una buena manera de cerrar estos hechos".

Labels:

El divertido vídeo de Naftali Bennett como el típico hipster izquierdista - Tablet


Sí, éste izquierdista hipster en Naftali Bennett



En un breve vídeo publicado en YouTube esta mañana, un hipster de aspecto algo espeluznante, con su camisa escocesa, con toda su barba y las gafas, se dedica a tropezar alrededor del bulevar Rothschild de Tel Aviv disculpándose profusamente por cualquier cosa, aunque todo lo que le ocurre se debe a causas ajenas a la suya, ya sea por un accidente de coche del que no tiene la culpa, por un café derramado sobre él, o por una ejecutiva grosera que le arrebata de las manos una bicicleta de alquiler.

Mientras que en Estados Unidos estas disculpas podrían ser vistas solamente como la demostración de un exceso de cortesía, en Israel es la obvia marca de un típico izquierdista que solo sabe disculparse y exonerar a los demás por sus acciones.

Lo más divertido para mí es cuando nuestro hombre afirma muy convencido, mientras lee una traducción de un editorial del New York Times en el Haaretz israelí - el Haaretz y el NYTimes, vaya par de gemelos -, y en el cual se exige que Israel pida disculpas por el affaire de flotilla del 2,011, "!tienen toda la razón!".

Por último, se quita la barba y la irónica gorra de béisbol y el hipster se revela como Naftali Bennett, el ministro de Economía, un miembro de alto rango del Consejo de Ministros y el líder del derechista Habait Hayheudi, o Hogar Judío.

Finalmente, y ante la cámara, Bennett da su mensaje: "A partir de hoy, dejamos de pedir disculpas. Únete ya mismo a Habayit Hayehudi".

Labels:

Michel Houellebecq pone al Islam en el poder en Francia



"Soumissión", el nuevo libro de Michel Houellebecq se publicará el 7 de enero. Esta novela de anticipación - muy cerca de ser futurista - imagina la subida el poder en Francia tras unas elecciones de un partido musulmán.

El título de su nueva novela, "Sumisión", anuncia inmediatamente la polémica: "sumisión" es la traducción de la palabra "Islam", es decir, sumisión a Allah y, por extensión, sumisión de los "infieles" por la conversión.

"Sumisión" es una novela de ficción social que nos sumerge en la Francia de 2022: Hollande llega al final de su segundo mandato, y en la primera ronda de las elecciones se enfrentará al Frente Nacional y a la Fraternidad musulmana (el partido de los musulmanes de Francia, pura invención del autor). Este último partido gana finalmente la presidencia al unirse a ellos tanto el PS  (socialistas franceses) y la UMP (la derecha moderada), nombrando a Bayrou como primer ministro. La sociedad francesa se ​​hallará totalmente trastornada.

Todo esto es narrada por Francois, un narrador típicamente houellebecquiano: un universitario, especializado en JK Huysmans, de 44 años, que vive solo, es aficionado a visitar a ciertas prostitutas, no le interesan las mujeres de su edad, y que finalmente es despedido de la universidad en la que enseña. Frustrado e infeliz, como todo narrador houellebecquiano desde hace veinte años, ¿acabará él también por aceptar convertirse al Islam? Respuesta el 7 de enero

Labels:

Tuesday, December 16, 2014

Esos renombrados académicos americanos (y que dicen ser "sionistas") que prohíben a los israelíes que están en desacuerdo con ellos - Elliott Abrams - Israel Hayom


A este seguidor de Bennett puede que no se le permita viajar a los EEUU


He aquí un pensamiento: Cuando unos eruditos académicos estadounidenses no están de acuerdo con unos funcionarios o líderes extranjeros, deben unirse para tratar de prohibir que esos funcionarios o líderes entren en los Estados Unidos o en cualquier país de la Unión Europea. Por otra parte, ellos pretenden que haya una congelación de los activos de esos mismos funcionarios que puedan tener una cuenta bancaria en los Estados Unidos, por ejemplo.

Por supuesto, esos mismos estudiosos y académicos probablemente comenzarán pidiendo que se comience con los funcionarios iraníes, ¿verdad? Ellos, por ejemplo, buscarán impedir la entrada de agentes de la Guardia Revolucionaria iraní cómplices en asesinatos y torturas, y en el terrorismo, y que además son responsables de la falta de libertad de expresión o de libertad académica en Irán. Posiblemente luego apuntarán a los funcionarios de China que aplastan a los tibetanos y a los musulmanes uigures de Xinjiang, y que además controlan el gigantesco sistema de prisiones chinas. Y luego tratarán de actuar en contra de los funcionarios del régimen de Assad en Siria, por supuesto, cuando alguno de ellos pretenda venir a los Estados Unidos o a Europa Occidental. Y seguramente, querrán acciones contra los funcionarios rusos responsables de la invasión de Ucrania. En suma, ellos buscarán en todos los regímenes represivos de todo el mundo, y les aplicarán su nuevo enfoque.

¿Es obvio, no lo creen? Pues se equivocan, por supuesto. Esta nueva idea se debe aplicar sólo a Israel. Aquí está lo que narra el periódico israelí Haaretz:
"Un reciente grupo de académicos de renombre ha pedido al gobierno de Estados Unidos y a la Unión Europea que imponga sanciones personales a cuatro israelíes prominentes que lideran los esfuerzos para asegurar una permanente ocupación israelí de Cisjordania y/o anexionar la totalidad o parte de Cisjordania de manera unilateral en violación del derecho internacional... Elegimos estos cuatro líderes y figuras públicas israelíes para empezar porque ellos se destacan por trabajar por una ocupación permanente e irreversible", ha dicho Gershon Shafir, un profesor de sociología en la Universidad de California en San Diego, quien fue el padre de la brillante idea. Estas cuatro figuras israelíes "se muestran particularmente desdeñosos de los esfuerzos y las decisiones por la paz del Secretario de Estado de Kerry...". 
El llamamiento contiene a 20 firmantes del manifiesto y entre ellos se incluyen a varios académicos de renombre procedentes de las universidades de UCLA a Boston College, y de la Universidad de Columbia, incluyendo al renombrado teórico político Michael Walzer, un profesor emérito de ciencias sociales en el Instituto de Estudios Avanzados de Princeton, Nueva Jersey. Todos estos firmantes del llamamiento se "declaran sionistas", según dijo Walzer en una entrevista, y "están profundamente opuesto a los boicots académicos".

Ellos se oponen a los boicots académicos, pero parecen estar completamente de acuerdo en que aquellos que han cometido el delito de ser desdeñosos de los esfuerzos de Kerry deben ser excluidos de poner un pie en los Estados Unidos. ¿Quién podría estar en desacuerdo con eso?

Este episodio vergonzoso nos trae a la mente el comentario de Orwell sobre algunas ideas que son tan estúpidas que sólo un intelectual podría defenderlas. Tres de los cuatro individuos israelíes puestos en cuestión son miembros de la Knesset, y han sido debidamente elegidos en una democracia. Así que la brillante idea de estos intelectuales "sionistas" es prohibir los Estados Unidos a unos parlamentarios elegidos democráticamente con quienes ellos no están de acuerdo. O con los que real y seriamente no están de acuerdo, y mucho.

Cómo podrían llevarse a cabo las relaciones internacionales si este principio de "sanciones personales" se aplica ampliamente, eso ya no es de gran interés para estos académicos. El tema central es que ellos al parecer tienen la razón, toda la razón, y obviamente sus opiniones e ideas son completamente correctas, como sus opiniones políticas, por lo que las personas que piensan que están equivocados no pueden ser autorizados a viajar. La "prueba de Kerry" es muy interesante, y de aplicarse de una manera más amplia significaría que aquellos que son desdeñosos de cualquier secretario de Estado norteamericano no se les podría permitir viajar a los EEUU. Es de suponer que los franceses prohibirían a los que se muestren desdeñosos de Mr. Fabius, y los alemanes no permitirían a personas desdeñosas de Herr Steinmeier, y así sucesivamente. Tal vez ningún país de la UE permitiría a personas que se mostraran desdeñosas de los esfuerzos de la Alta Representante de la Unión de la UE para los Asuntos Exteriores y la Política de Seguridad. Pero muchas personas han sido desdeñosas a lo largo del tiempo de una u otro Alto Representante, por lo que esto podría interferir con el turismo, y tal vez no deberíamos ir tan lejos.

En cualquier caso, estos estudiosos y eruditos no sueñan con la aplicación de sus nuevas reglas a cualquier otro país en la faz de la tierra sino a Israel.

No obstante, los estudiosos se defienden de las críticas. Y es que ellos son moderados, lo que ya se ve:
"El ... manifiesto que reclama sanciones personales se opone muy específicamente a esos otros esfuerzos de un amplio boicot, y sus firmantes no están preocupados de ser agrupados con los proponentes del BDS, de los cuales se considera ampliamente que trabajan por la destrucción de Israel. Es completamente diferente anatematizar a toda una categoría de personas equiparándolos con los esfuerzos por un boicot académico", dijo Gitlin. "En este caso, no se trata de una equiparación adecuada y justa, pues esas personas que defienden el BDS realizan una actividad tóxica que pensamos que no necesitan ser nombrada. Este manifiesto supone una forma de movilizar votos en contra de los boicots, pero igualmente está en contra de los intentos de hacer irreversible la ocupación", añadió Shafir. "Nos permitirá encontrar un lugar en el medio y distinguirnos, pero seguiremos formando parte del diálogo en curso que de manera productiva trata de proteger los lazos de Israel con los EEUU, con el mundo y con los intelectuales liberales".
Vaya por Dios, ellos tienen un "lugar en el medio". Así pues, "los intelectuales liberales" de Israel podrán viajar sin problemas, y este grupo de estudiosos y académicos protegerá la conexión de Israel con los intelectuales liberales de todo el mundo. Los funcionarios electos que no comparten sus puntos de vista liberales (y, de hecho ni siquiera sean intelectuales liberales en absoluto), no tendrán ese derecho a viajar.

Nada bueno puede llegar de esta idea absurda, pero hay que tenerla en cuenta y observar lo que significa. Aquí estamos ante un grupo de intelectuales que deseen solicitar que se realice una prueba de este tipo para un solo país en la faz de la tierra, Israel, una democracia además, pero a la vez ellos piensan que son "sionistas", "moderados", que están en el "medio" y que son "protectores" de Israel.

Como dice el refrán, con amigos como estos... .

Labels: , ,

Livni la megalómaniaca o ¿qué demonios le pasa a Livni? - Israel Hayom



 ¿Qué le pasa a Livni? - Dan Margalit

¿Hay alguna razón por la que la líder de Hatnuah, Tzipi Livni, recurriera la semana pasada a ataques personales contra el primer ministro Benjamin Netanyahu durante el programa satírico "Estado de la Nación" en el Canal 2?

Hay dos posibles explicaciones: La primera es que ella se sentía radiante porque ella y el líder laborista Isaac Herzog habían acordado una rotación en el puesto de primer ministro después de (ganar) las elecciones. La segunda es que estaba emocionalmente perturbada al darse cuenta de que las concesiones extraídas al partido Laborista arrojan una luz crítica contra una política que salta de un partido a otro por puro interés personal. Además, ella temía que su movimiento crearía una gran malestar en aquellos diputados laboristas que, habiendo pasado dos años en la oposición, ahora veían que la seguridad de sus escaños se escapaba debido a la invasión patrocinada por Livni. La presión suele provocar que las personas utilizan un lenguaje soez.

La reacción que se produjo debe ser vista como una tarjeta amarilla o como una advertencia de que el castigo podría aparecer por el horizonte. Si ella actúa correctamente, puede salir indemne, pero si se tropieza de nuevo, otra tarjeta estará al caer, y esta vez podría ser enviada a los vestuarios.

Dicho esto, su pacto con Herzog ha insuflado nueva vida a la oposición. La convención laborista, el organismo oficial encargado de dar la luz verde a la coalición, le dio a Herzog un rotundo respaldo. Herzog y Livni son como esos jugadores que están en el banquillo y su entrenador les llama para que jueguen. Todavía tienen que marcar, pues ni siquiera han tocado el balón. Pero eso no les ha impedido aprovechar una oportunidad.

El abrumador apoyo a la coalición Herzog-Livni parece contraria a cualquier intuición, ya que degrada de manera efectiva a los candidatos laboristas ya que ahora tendrán menos espacio en la lista de candidatos conjunta. A pesar de que su duro trabajo en la Knesset puede ser en vano, las filas laboristas creen que Herzog llevará a cabo una campaña exitosa. Yendo en contra de él corren el riesgo de lastimar las posibilidades del laborismo en las elecciones generales.

Es por eso que estaban dispuestos a taparse la nariz y votar "". Si todo va según lo previsto, serán unos felices miembros del gobierno. Pero si el laborismo vuelve a quedarse en la oposición a pesar del acuerdo de rotación y de los escaños otorgados a gente del Hatnuah, Herzog puede esperar un auténtico descontento tras haber limpiado su propia lista sin cosechar ganancias significativas. Lo mismo pasaría si finalmente el laborismo se une a una coalición gubernamental, pero carece de cualquier influencia relevante sobre el gobierno.

Pero en este punto del juego, todo esto son temas internos que tienen cero impacto en las elecciones generales. Las partidos no van a salir de su capullo hasta que el proceso de primarias haya terminado. ¿Qué pasará con los diputados laboristas empujados a un lado para dejar sitio a la gente de Livni? ¿Por qué el proceso de primarias del Likud está siendo dominado por los apparatchiks del partido que cierran el camino a aquellos que en realidad desean seguir las reglas? A pesar de que estas preguntas son dignas, no son más que una historia paralela. El verdadero negocio comienza el día después de que los partidos configuren su lista de candidatos y retornen a las elecciones generales.


Livni, la megalómaniaca - Mati Tuchfeld

Tzipi Livni hizo una visita publicitada este domingo a un grupo de niños con necesidades especiales. Más tarde se publicó una foto en Facebook de como encendía las velas de Hanukkah con los jóvenes. Aparte del hecho de que la primera vela de Hanukkah debe en realidad encenderse solamente el martes por la noche, no está claro si los padres de los niños querían que Livni - que el día anterior había hecho una aparición televisiva en el espacio de humor del "Estado de la Nación" - utilizara a sus hijos de forma oportunista para la propaganda electoral.

Las comparecencias de los políticos en los programas de entretenimiento se ha convertido en algo casi habitual. Una tradición que probablemente se inició en los EEUU, se ha extendido por el mundo y llegó hasta nosotros en Israel. A diferencia de una entrevista seria en una noticiario o en un programa de investigación, una entrevista en un programa de entretenimiento permite a los políticos mostrar sus maneras más ligeras. Los anfitriones del programa meten puyas a los políticos, que les siguen el juego, consiguiendo las risas de los anfitriones y del público del estudio.

Pero lo más probable es que nunca haya habido un espectáculo de horror como el protagonizado por Livni el sábado en el "Estado de la Nación". Yendo bastante más allá de las risas y del ambiente jovial, resultaba difícil creer que esta mujer fuera ministro de Justicia hasta hace apenas dos semanas y ahora se vea a sí misma como una candidata a primer ministro. Incluso en conversaciones privadas, los políticos no utilizan el lenguaje de la calle que Livni exhibió el sábado. Durante la entrevista, Livni se sintió libre de las reglas de la corrección política y reveló a nuestras atónitas mentes el estado de su mente y de su mundo interior, y la cosa no resultó muy bonita. Vimos hasta "debajo del cinturón" la naturaleza más auténtica de Livni.

Con sus palabras, Livni confirmó lo que muchos han pensado sobre ella en los últimos años debido a su conducta política. Ella pareció superficial, arrogante y distante de cualquier sentido de tiempo y lugar, incluso si sólo estaba tratando de hacer reír. Si ella realmente creía en lo que decía ("Quedarse o no quedarse en un partido político es una consideración política de los políticos... se mueven alrededor, pero yo siempre me quedo"), entonces la situación es mucho peor de lo que pensábamos. Livni establece un nuevo estándar para la megalomanía con una talla de la que nunca hemos visto antes.

No es de extrañar que la página de Facebook de Livni se llenara de comentarios airados y de chistes a su costa. Tampoco es de extrañar que en la reunión del grupo laborista celebrada el domingo, en la cual se aprobó el pacto de unidad con Livni, el ambiente pareciera bastante triste y patético. A pesar de un esfuerzo desesperado por los funcionarios del partido para inculcar un aire de cambio y de falsa esperanza, los miembros laboristas sólo cantaron débilmente, de manera casi forzada, el "Ho! ¡Ja ¿Quién va? El próximo primer ministro", cuando apareció Isaac Herzog. Los laboristas parecían cansados y, sobre todo, escépticos. Este no era el cambio que buscaban.

Traer a Livni al laborismo no les proporcionará ni un solo escaño en la Knesset de la derecha o de la izquierda. Y después de la aparición de Livni en el "Estado de la Nación", la gente del laborismo teme que ella disuada a los votantes de apoyar al partido. La izquierda tiene un paladar bastante refinado, por lo que los deslices verbales de Livni no son una buena opción.

Labels: ,

Monday, December 15, 2014

Los resultados de la "ingeniería social" biempensante europea. Luego hablarán de la falta de integración, del auge del islamismo y del yihadismo europeo.

Un nano Nuevo Testamento



Un nano Biblia creada por TowerJazz Semiconductor de Migdal Haemek en el norte de Israel. Este nano Nuevo Testamento desarrollado por una empresa israelí ha sido nominado para el Libro Guinness de los Récords como la Biblia más pequeña del mundo.

Labels:

Así es como gustan los judíos en Europa: muertos. El organismo irlandés que conmemora la Shoah niega cualquier mención de Israel





Hace unos días, el Jewish Chronicle del Reino Unido dio la noticia de que en Irlanda no se puede hablar de Israel en el evento conmemorativo del Holocausto :

Los organizadores de un evento nacional de recordatorio del Holocausto han prohibido cualquier mención de Israel .

Los miembros del Holocaust Educational Trust Ireland (HETI) han dado instrucciones a los participantes del principal evento conmemorativo de la Shoah, que se celebrará en Enero, de "no hacer referencia al Estado judío o el Estado de Israel durante cualquier momento de la ceremonia".

El tema ha sido tan vergonzoso que ha existido un gran debate acerca de si esto realmente sucedió, pero ahora Israellycool ha obtenido las cartas enviadas al anfitrión del próximo evento. La única parte censurada en la imagen de la carta es la dirección del ex maestro de ceremonias.

Estimado Yanky,
Su carta del 09 de junio se discutió en la reciente reunión.
Se decidió que en el futuro, el MC (maestro de ceremonias) del Día del Holocausto no se referirá al Estado judío o al Estado de Israel en cualquier momento de la ceremonia 
Atentamente, 
Peter Cassells, el presidente del HETI 
Y el 13 de octubre 2014:
Estimado Yanky, 
Como usted sabe, el Día del Holocausto es una conmemoración nacional organizada por el HETI conjuntamente con el Departamento de Justicia y de Igualdad.
A principios de este año, el Departamento nos pidió revisar y actualizar la Conmemoración. Le escribo para hacerle saber que, como resultado de esa revisión, vamos a contratar a un nuevo MC (maestro de ceremonias).
Me gustaría darle las gracias por su contribución al Día del Holocausto durante los últimos años
.
Tuyo sinceramente

Peter Cassells, el Presidente del HETI
Los organizadores de la ceremonia de recordatorio del Holocausto en Irlanda han prohibido cualquier mención de Israel, y han exigido al maestro de ceremonias que "no se refiera al Estado judío o al Estado de Israel durante cualquier momento de la ceremonia" (que se celebrará en Enero).

La indignación contra el Holocaust Educational Trust Ireland (HETI), que organiza el evento, ha comenzado a propagarse.

"Esta decisión es tanto condenable como inaceptable para la gran mayoría de la comunidad judía irlandesa y está en contradicción completa con los fines y objetivos declarados del HETI. La comunidad judía se ha mostrado horrorizada", ha dicho Maurice Cohen, presidente del Consejo Representativo Judío de Irlanda.

Cohen, no obstante, confirmó que el evento sigue estando programado para realizarse, y que el presidente irlandés, Michael Higgins, también asistirá.

La Embajada de Israel en Dublín, según ha comentado el embajador Boaz Modai, también asistirá, pero también criticó fuertemente la directiva diciendo que es "un flaco favor a las víctimas de la Shoah y a los supervivientes que encontraron refugio en Israel".

El HETI ha impuesto una prohibición similar al anterior maestro de ceremonias, Yanky Fachler, de mencionar a Israel durante la conmemoración del día del Holocausto en Irlanda

Fachler aceptó inicialmente las exigencias para luego comprobar, seis días más tarde y después de 12 años de acoger el evento, que había perdido su trabajo tras escribir al HETI quejándose de la directiva que impedía mencionar a Israel.

Fachler señaló en declaraciones a un periódico local judío que los dos miembros judíos de la junta estaban detrás de su despido, y que condenaba esa política como "peligrosa" ya que jugaba directamente "en favor de todos aquellos a los que no les gustan ni los judíos ni Israel".


Labels:

Al mando del timón del centro-izquierda - Ronny Gordon

Labels:

Sunday, December 14, 2014

Bibi "un demonio", nada de callarse ante las élites izquierdistas, Lieberman garantiza un gobierno nacionalista y Lapid el "hombre del centro"


El dybbuk

La líder del Meretz dice que Bibi es un "Dybbuk" (demonio) - Gil Ronen

La diputada y líder del Meretz, Zehava Galon, dijo el sábado que las próximas elecciones deben ser las últimas de Benyamin Netanyahu.

"Bibi es un dybbuk que se ha infiltrado en la sociedad israelí. Su sombra ha estado flotando sobre nuestras cabezas durante casi 25 años y creo que su tiempo ha terminado", afirmó en una entrevista pública en Givat Shmuel.

"Dybbuk" es un término yiddish que se refiere a un demonio que posee a una persona y que debe ser exorcizado.

"Para que el país se ponga de nuevo en marcha es necesario que se construya una coalición entre el bloque de centro-izquierda y el Meretz que será su socio. No es suficiente que [Herzog y Livni] creen un gobierno, para que sea fuerte necesitan al Meretz a su izquierda".

"Así será una coalición de centro-izquierda la que lleve a Israel por el camino de la esperanza".

Bennett se revuelve contra los desagradables insultos contra su partido y advierte a las élites izquierdistas - Gil Ronen

El actual ministro de Economía y líder de Hogar Judío [Habayit Hayehudi] , Naftali Bennett, atacó durante la noche del sábado al veterano reportero Nahum Barne'a del Yediot Aharonot después de que éste utilizara un lenguaje insultante para describir a la circunscripción política sionista religiosa.

En la columna de análisis de Barnea que aparece regularmente en el suplemento político del fin de semana del Yedioth Ahronoth, utilizó esta plataforma para instar a los israelíes a echar un vistazo más de cerca a Bennett y a su partido. "El entusiasmo de Bennett es real... pero cuando esta simplicidad infantil atrae a decenas de miles de votantes jóvenes, cuando se abre el camino para el nombramiento de iluminados ministros nacionalistas ultra-ortodoxos que actúan como servidores de unos rabinos que están manchados con el racismo, la xenofobia y el fanatismo nacionalista-religioso (y que están llamando a todos estos rasgos 'valores judíos '), cuando se ordeñan cientos de millones de shekels de las arcas del Estado para financiar esfuerzos inútiles, el encanto se convierte en un engaño. Un día podemos descubrir que Bennett es el flautista de Hamelin, un virtuoso que dirigió los niños de la ciudad hasta el río y los ahogó".

"Nahum Barne'a, usted debería estar avergonzado de sí mismo", escribió Bennett en su Facebook. "Digamoselo claramente de una vez a Mr. Barne'a y a todos los que piensan como él  (cuyo número no deja de disminuir): su tiempo ha terminado. La incitación sin respuesta ha terminado. Eso ya no va a continuar".

"A ese país que usted desea - el Israel dominado por las élites de la izquierda que controlan los medios de comunicación, el ámbito legal y el mundo académico - se le está pasado la borrachera. El tiempo en que ustedes podían escupir palabras de incitación en la prensa y nadie les respondía ha terminado. Ya no vamos a permanecer en silencio, no nos avergonzamos, no tenemos sentimientos de inferioridad. Todo lo contrario".  

"Hemos decidido levantar nuestras cabezas orgullosos de lo que somos: personas que aman la nación, la Torah, la Tierra de Israel. Hemos decidido levantar las cabezas de todas las personas del país, hemos dejado de estar a la defensiva mientras nos arrastraban nuestros enemigos, hemos dejado de permanecer en silencio en la prensa extranjera o en las conferencias en los EEUU porque somo tan respetables como cualquiera".

"¿Qué estaba usted pensando cuando escribía ese artículo lleno de odio? ¿Pensaba que somos personas inferiores a usted, Mr. Barne'a? ¿Acaso no se ha sacrificado bastante nuestra gente en defensa del Estado para ser aceptados en su club?"

"¿Somos menos educados, somos menos israelíes? ¿Qué estaba usted pensando, por el amor de Dios, cuando se llamó a mis votantes xenófobos ignorantes? Qué vergüenza".

Luego aseguró a sus seguidores que "van a escuchar un montón de insultos como éste contra nosotros [Habayit Hayehudi] en el período previo a las elecciones".

La semana pasada Barne'a publicó una de sus raras disculpas por atribuir a la diputada del partido de Bennett, Ayelet Shaked,  una declaración según la cual tenía la intención de hacerse cargo del ministerio de Justicia en el próximo gobierno y "ajustar cuentas" con los responsables actuales. Barne'a tuvo que admitir que dicha declaración nunca fue realizada por Shaked.


Liberman devuelve el golpe a un "histérico" Hogar Judío - Ido Ben-Porat y Tova Dvorin

El líder de Yisrael Beytenu y ministro de Asuntos Exteriores, Avigdor Liberman, dirigió sus comentarios a los que criticaron el sábado su posible apoyo a un gobierno izquierdista, y señaló éste domingo que su partido sigue siendo un "partido nacionalista", y que la gente de Hogar Judío está "histérica".

"Todo el mundo entiende que no habrá un gobierno con Yisrael Beytenu que no sea un gobierno nacionalista", declaró Liberman a la Radio del IDF .

"El diputado del Likud  Ofir Akunis, que vive en el norte de Tel Aviv, dice que votar a Liberman, quien vive en Nokdim [en la comunidad de Gush Etzion], es votar por la izquierda. Creo que se ha convertido él mismo en un hazmerreír".

Liberman también dio una respuesta formar a las críticas procedentes del Likud en las que se decía que "las declaraciones de Liberman que mostraban su disposición a sentarse en un gobierno encabezado por [Yitzhak] Herzog, demuestran que un voto por Liberman supone desplazar los votos de la derecha a la izquierda y conducir al establecimiento de un gobierno izquierdista".

"Esas palabras no parecen del Likud", dijo Liberman. "Son más propias de Hogar Judío, ya que es un partido histérico con la gente histérica. Tan extraña reacción procedente del Likud demuestra sus propias tensiones internas previas a las primarias".

Las declaraciones de Liberman siguen a la desastrosa unión entre el Likud y Yisrael Beytenu durante las últimas elecciones, que en última instancia condujo a ambos partidos a perder escaños, señalaron los analistas políticos.

Liberman agregó que espera ganar al menos 15 escaños en las próximas elecciones, aunque las recientes encuestas indican consistentemente que el partido ganaría un máximo de 9 escaños en la próxima Knesset.


Lapid dice que "no hay lugar para 4 millones de palestinos en Israel" - Hezki Esdras

Yesh Atid celebró una "conferencia de mujeres" en el parque Hayarkon de Tel Aviv el viernes pasado, al cual asistieron el presidente del partido Yair Lapid, el ex ministro de Bienestar Meir Cohen, y otros diputados del Yesh Atid.

En la conferencia, Lapid dijo que su "trabajo será continuar" para obtener un bloque centrista.  "Nuestro trabajo se detuvo a la mitad", dijo Lapid a cientos de asistentes. ''El primer ministro Netanyahu decidió llevar a Israel hacia la campaña electoral más innecesaria que nunca, y eso por razones que no estoy seguro de que él entienda. Pero nuestro trabajo será continuar. Un momento después de las elecciones vamos a volver a cambiar [el gobierno]".

Lapid también habló de su agenda política, y dijo que en su opinión el Estado de Israel no puede permitirse el lujo de dar cabida a 4 millones de árabes palestinos en una solución de un solo Estado.

Culpó a los partidos de izquierda por colocar constantemente la culpa de los fallidos diálogos de paz únicamente en Israel, pero también atacó a los partidos de derecha para etiquetarlos como inútiles.

Los comentarios son una extensión de una plataforma para la paz que presentó a principios de esta semana, en ella insta al Estado a recurrir al "mundo árabe moderado" por medio de la Liga Árabe para conseguir un acuerdo de paz que, de ser firmado, traería la paz al menos con el tiempo.

Lapid se refirió al pacto entre los Laboristas y Hatnua, señalando que, en su opinión, tiene sentido y organiza el mapa político. "Yitzhak Herzog y Tzipi Livni son buenas personas y buenos políticos", afirmó, y agregó que ese grupo junto con el Meretz definiría el bloque de la izquierda, mientras que los partidos de derecha se vuelven más extremos. Luego se dirigió a Yesh Atid como el centro.

''Estas elecciones no son entre la izquierda y la derecha, sino entre la izquierda y el centro-derecha. Este es el fundamento sobre el que gira el sistema político y la naturaleza de la política".

Lapid hizo hincapié en la importancia de la mujer en Yesh Atid, y añadió que pretende potenciar la integración de las mujeres en los puestos de responsabilidad y poner la igualdad de género en la agenda.

La letanía de las encuestas indican que hay una clara falta de futuro para el Yesh Atid, que probablemente verá reducidos sus 19 escaños en la Knesset actual a entre 8 y 9 escaños .


Labels:

Saturday, December 13, 2014

El nuevo bloque de centro debe mantener la cordura - Ben-Dror Yemini - Ynet




Hay un aroma de cambio en el aire.

La unión entre el partido Laborista, encabezado por Isaac Herzog, y el Hatnua de Tzipi Livni, está creando una nueva situación. No es que se hayan convertido repentinamente en populares. No es que las encuestas electorales estén dando una clara victoria del bloque de centro-izquierda. Pero la noche del miércoles, tal vez por primera vez en su carrera, Herzog presentó el rostro de un líder.

Debido a que Herzog ha sido considerado un líder sin carisma y poco atractivo, hizo un movimiento de líder de primera clase: él renunció a su monopolio como presidente y se ha comprometido a un sistema de rotación en el papel de primer ministro.

El nuevo bloque está en una encrucijada, pues puede encaminarse hacia la izquierda y puede encaminarse hacia el centro.

Miren lo que pasó con el primer ministro Benjamin Netanyahu: se convirtió en el líder más popular de Israel precisamente porque se volvió hacia el centro. En los últimos años, ha representado a la línea más sana de su partido. Avanzó con el proyecto del secretario de Estado estadounidense John Kerry más de lo que quiere admitir. Mostró una sorprendente contención con Hamas y trató de evitar el conflicto. Aquí y allá, incluso se contuvo en la construcción de asentamientos, y su oficina afirmó que cualquier construcción sólo se aprobaría en los grandes bloques de asentamientos.

Pero Netanyahu se está desplazando hacia la derecha. Y cuanto más se desplaza hacia la derecha, más su posición se ve socavada, porque un tercio de los votantes del Likud están lejos de ser el grupo radical que parece haber dominado el partido. El giro a la derecha los ahuyenta.

Herzog y Livni se enfrentan a un peligro semejante y casi idéntico. Los votantes indecisos se preguntan cuál es la diferencia entre ellos y el Meretz. Hay diferencias. Por supuesto que las hay. Pero ahora es su trabajo presentar una alternativa clara y diferenciada

No hay necesidad de presentar las diferencias entre ellos y Netanyahu. Sí existe la necesidad de que clarifiquen y muestren las diferencias entre ellos y parte del campo de izquierda, ese que cada vez es menos sionista. Livni se aseguró de presentar una línea nacional y sionista en la conferencia de prensa del miércoles. Pero van a necesitar mucho más que eso para hacer hincapié en las diferencias.

Las encuestas de las últimas semanas "dan la victoria al bloque de la derecha", porque tanto Moshe Kahlon, con el partido Kulanu, como Avigdor Lieberman, con el Yisrael Beiteinu, se registran como parte de la derecha. Eso no está del todo claro. Estos dos partidos parecen estar cambiando de dirección. El bloque Herzog-Livni puede estimular a otros grupos adicionales. Tal vez entre Yair Lapid y Kahlon. Incluso un Lieberman moderado, mientras él se aferre a su actual posición moderada, puede encontrarse a sí mismo en una nueva coalición, ya sea otra facción o gubernamental. Así que el mapa político está cambiando delante de nuestros ojos.

La declaración del miércoles de Herzog contra el "yo, yo, yo", representa sin duda una cultura refrescante. ¿Por qué nos hemos acostumbrado al hecho de que, en política, el ego es más importante que cualquier cosa?. Con Netanyahu - y es una pena - el interés político, por lo general, vencía al interés nacional.

Si hay algunos políticos en el mapa político que presentan una alternativa nacional menos menos egoísta, eso no va a cambiar la imagen de un extremo a otro, pero puede cambiar algo.

Y a veces, eso es todo lo que se necesita.

Labels: ,

Los verdaderos extremistas - Yoel Meltzer - Ynet


Ya desde hace semanas, cuando la ruptura de la coalición parecía inminente, la palabra "extremista" comenzó a surgir en los medios de comunicación israelíes a un ritmo algo desconcertante.

Los miembros de la Knesset del Yesh Atid, Hatnua y otros partidos de izquierda comenzaron a expandir dentro de casa el mensaje de que Israel está siendo dirigido por un grupo de nacionalistas y extremistas de derecha antidemocráticos.

Del mismo modo, columnistas israelíes y otras conocidas figuras públicas comenzaron a producir artículos de opinión que básicamente contenían las mismas acusaciones.

El objetivo de tan amplio, y con toda probabilidad coordinado, ataque, uno que se ha intensificado ahora que las nuevas elecciones se han anunciado formalmente, es obvio: la izquierda quiere hacerse con el control de la Knesset, la única pieza del rompecabezas israelí que en un juego justo y honesto sigue estando mucho más allá de su alcance.

Como es bien sabido, la mayoría de los judíos isralíes han ido girando cada vez más hacia la derecha en los últimos años. Esto puede ser molesto para muchas de las organizaciones judías liberales de América o para la administración americana, pero es un hecho.

Por otra parte, después de más de veinte años del fiasco de Oslo y de todo el sufrimiento que ha traído, junto con una mayor conciencia de la creciente amenaza que plantean a Israel las fuerzas islámicas desde dentro y desde fuera, la mayoría de los judíos de Israel están hartos de la condescendiente y desconectada actitud ante la realidad de los diputados antes mencionados y de sus amigos en los medios de comunicación, todos los cuales todavía están tratando de convencernos de que la solución de dos estados va en nuestro mejor interés.

Por lo tanto, ante tal escenario, la única manera para que la izquierda tenga alguna posibilidad de éxito en las próximas elecciones y, al hacerlo, recuperar la única institución que les ha eludido desde 1977, salvo durante unos breves períodos, es vilipendiar a sus oponentes una y otra vez.

Así nos encontramos, por ejemplo, que cualquier diputado que continuara hablando, frente a los recientes y constantes ataques árabes, del pisoteo de los derechos judíos en el Monte del Templo, es tachado rápidamente de extremista. O bien si varios miembros de la Knesset, entre ellos el propio primer ministro, avanzaban diferentes versiones del proyecto de ley del Estado-nación judío, inmediatamente eran tachados de racistas y antidemocráticos.

Aunque es cierto que hay diferencias de opinión sobre estos y muchos otros temas, la cuestión es que cuando se trata de abordar seriamente ciertos problemas, la izquierda parece haber elegido en las últimas semanas utilizar repetidamente un lenguaje incendiario en un aparente intento de desacreditar las ideas de la derecha.

Porque a diferencia del monopolio ideológico del que la izquierda goza en instituciones no elegidas democráticamente, como el sistema judicial israelí, los medios de comunicación y el mundo académico, los miembros del Knesset sí son elegidos democráticamente, lo que en teoría representa a la voz del pueblo, la cual como ya hemos dicho parece inclinarse claramente hacia la derecha .

Aún más, aunque la izquierda utilice la influencia combinada de los tribunales, los medios de comunicación y el mundo académico para neutralizar la voluntad de la nación representada en los miembros elegidos de la Knesset, y como resultado de ello ejerza una enorme cantidad de influencia en el país, sin embargo, se esfuerza y busca como un niño lograr su aprobación.

De ahí que en la actualidad está haciendo lo que debe para recibir el premio que tanto desea, es decir, la validación oficial, a través de las elecciones, de su tremendo poder.

Sin embargo, desde el momento que los llamados nacionalistas y extremistas de derecha antidemocráticos representan simplemente lo que piensan la mayoría de los israelíes, el agresivo ataque desde la izquierda israelí se ha convertido en realidad en una mordaz y feroz condena de los propios votantes israelíes. Esta idea debe quedar clara en la mente de todos cuando las elecciones se acercan.

A la luz de todo lo anterior, ¿quiénes son los verdaderos extremistas en Israel?

Labels:

¿Qué piensan los israelíes acerca de Herzog-Livni, Obama, los judíos estadounidenses, Netanyahu, el Estado-nación judío - Shmuel Rosner - Jewish Journal



Los israelíes y Herzog

La gran noticia política de este interesante ciclo de elecciones en Israel es el anuncio oficial de que Herzog, del laborismos, y Livni, del Hatnuah, correrán juntos. Esto se esperaba, tiene sentido, y sin embargo fue sorprendente. ¿Por qué? Debido a la decisión de Herzog de aceptar un acuerdo de rotación con Livni - si la lista gana, y si él se convierte en primer ministro, servirá como tal los dos primeros años y luego Livni lo hará los siguientes dos años.

Por supuesto, aún hay una baja probabilidad de que este arreglo se materialice. En primer lugar, tienen que ganar. Entonces, tienen que mantener su coalición durante más de dos años. Y tienen que hacerlo sin pelearse entre ellos, lo que se vuelve más complicado cuando la situación de primer ministro es real, en lugar de imaginaria. Aún así, Herzog ha apostado por llegar a ese acuerdo.

¿Fue la apuesta correcta? La respuesta parece depender de una pregunta: ¿habrá israelíes que vean este acuerdo como una señal de debilidad de Herzog, o como un signo de fortaleza?

Me explico:
Herzog no tiene imagen de "macho" o de "tipo duro". Esto hace que algunos israelíes le miran con recelo y piensen que podría no ser lo suficientemente fuerte para el puesto. Moverse a un lado de tal manera para dar cabida a Livni - una mujer que tiene activos electorales, pero ningún partido tras ella, ya que están previstos solamente cuatro escaños en las urnas - puede reforzar la percepción de que Herzog es una presa fácil. Livni, con una pistola sin polvora, se ha hecho a sí misma una candidata a primer ministro. Herzog, después, sería el director de un banco robado.
O bien puede reforzar una narrativa diferente: la de un grupo que trabaja en armonía para salvar a Israel de un nuevo mandato de Netanyahu, y de un hombre cuyo ego está bajo control y que se centra en el objetivo más importante, más que en su propia carrera.

Dos narrativas: una ve a  Herzog muy cerca de ser el primer ministro (durante medio plazo), la otra lo convierte en un tema para bromas (y seamos honestos: muchas de las bromas pueden ser machistas). Los israelíes pueden ser un grupo difícil y cínico, pero Herzog eligió ser un optimista. Una opción interesante y peligrosa.

Los israelíes y Obama



El centro BESA celebró una conferencia sobre la posición de Estados Unidos en el mundo, y publicó una encuesta sobre la manera en que los israelíes ven los EEUU. Aquí está un gráfico que hicimos para que vean cómo los israelíes ven la "posición hacia Israel" del presidente Obama en cuatro encuestas de BESA:
¿Qué vemos aquí? Cuantos más años pasan, más los israelíes piensan que Obama no tiene una posición positiva hacia Israel. En otras encuestas lo vemos en forma de una pregunta sobre si Obama es "pro Israel" o "pro palestino". En este caso la cuestión no implica a los palestinos. Es decir, no es una pregunta comparativa. Pero el resultado es más o menos lo mismo. En otras palabras: los israelíes son más propensos a sospechar que sus enfrentamientos con el gobierno israelí no se derivan de su ingenuidad, de malentendidos, o de su disgusto ante políticas específicas, sino más bien de su falta de empatía y de su disgusto hacia el Estado de Israel. La lección para el presidente de Estados Unidos debe ser clara: si quiere que Netanyahu sea sustituido (como seguramente lo desea), sería mejor que se abstenga de chocar públicamente con Netanyahu en los próximos tres meses.
Los israelíes y la ley del Estado judío 

El centro Guttman del Instituto de la Democracia de Israel publicó una encuesta la semana pasada que nos dice que hay algo que aprender acerca de la manera en que los israelíes ven la polémica ley del Estado-nación judío. En esencia, lo que se ve en la encuesta son tres cosas: los israelíes aprecian su democracia - y todas las afirmaciones de lo contrario son infundadas -; los israelíes no ven la "contradicción" entre que Israel sea "judío" y "democrático"; y los israelíes saben que el primer ministro estaba haciendo política con la legislación propuesta.


Hay una advertencia sin embargo: el 73% de los judíos israelíes no ven una "contradicción", mientras que el 83% de los árabes israelíes si ven una contradicción. Esa brecha en la percepción es la razón exacta por la que algunos israelíes dirán que Israel tiene que tener una ley de este tipo (para que los árabes israelíes finalmente se den cuenta que no habrá un Israel que no sea un Estado judío) - y algunos dirán que Israel debe abstenerse de legislar una ley de este tipo (porque no lograrán convencer a los árabes israelíes que el estado en el que residen es verdaderamente democrático).

Los israelíes y la comunidad judía estadounidense

Si la amenaza de un distanciamiento entre Israel y la Diáspora está dirigida a provocar cambios en las políticas de Israel para que sean más complacientes con los puntos de vista de los judíos estadounidenses, la encuesta de BESA pone esas esperanzas a descansar. No es probable que los israelíes quieran que Israel cambie sus políticas con el fin de obtener más apoyo de los judíos estadounidenses, y ello debido a que una gran mayoría de los israelíes no están al tanto de cualquier problema.

Si hay realmente un problema, eso es para otro momento. En el libro judío del año 2014, Saxe, Sasson, y Aronson nuevamente inciden en el tema - sobre la base de la encuesta del Pew - de que hay "un modesto aumento en el porcentaje de judíos (identificados como tales por la religión) que dicen que están algo o muy unidos"  a Israel y eso se traduce en un aumento dramático en el número de personas que lo suscriben. En la actualidad, más de las tres cuartas partes de la población JBR (3,1 millones de adultos) dicen que están "algo" o "muy unidos" a Israel. Esto representa un aumento del 40% desde 2000-2001. Por lo tanto, no hay problema.


Pero incluso si hay algún problema, Israel no ha oído hablar de él. Los encuestadores de la BESA preguntaron a los israelíes en qué medida los judíos americanos se sienten cercanos o alejados de Israel. El 6% de los israelíes creen que hay "distancia",  el 15% dicen que ni están cerca ni están distantes, el 79% dice que están próximos o muy próximos. Es cierto que más israelíes - el 12% - piensa que "en el futuro" los judíos americanos se harán más distantes. Pero esto sigue siendo un porcentaje bastante pequeño y "el futuro" no está definido, por lo que bien podría creerse que se trata de una predicción para 2099.

Israelíes y Netanyahu

Dije esto sobre Netanyahu en el NYTimes:


Incluso los israelíes como yo, que tienden a aceptar las precauciones de Netanyahu y su escepticismo acerca de las conversaciones de paz, y su insistencia en un nacionalismo orgulloso sin complejos, nos preguntamos acerca de las oportunidades perdidas. La principal de ellas fue la oportunidad perdida de la coalición ya desaparecida de remodelar la sociedad israelí y hacerlo menos polarizada y más civil.



Labels: ,

Las elecciones de Israel: No hay debates ideológicos, sólo personalidades - Shmuel Rosner - Jewish Journal



Los israelíes no votan directamente a los candidatos a primer ministro. En un sistema parlamentario como el nuestro, se vota por un partido, es decir, por una ideología. Pero por desgracia, los partidos de Israel, a excepción de unos muy pocos, tienen poco que ofrecer en lo que se refiere a la ideología.

Algunos no tienen una ideología distinta a los demás. El Israel Beitenu de Avigdor Lieberman nos viene a la mente como un ejemplo típico de un partido que puede ser hoy una cosa y otra muy distinta mañana. ¿Qué hace para mantenerse? Nadie lo sabe realmente. O el nuevo partido encabezado por el ex ministro del Likud Moshe Kahlon. Esta partido podría obtener entre 10 y 12 escaños según las encuestas. Esto para un partido sin lista de candidatos a excepción de éste hombre a su cabeza, y con ninguna ideología clara que no sea "reducir el costo de los precios de la vida y de la vivienda", supone el equivalente israelí a "desear la paz mundial".

O miren al partido Hatnuah, de Tzipi Livni. En Livni tenemos a un político que, en un período relativamente corto de tiempo, ha realizado el extraordinario viaje de ir desde el Likud (supuestamente a la derecha) al Kadima (supuestamente de centro derecha) para terminar en el Hatnua (supuestamente de centro izquierda), y ahora parece dirigirse a una alianza con el partido Laborista. Ojo, nada menos que el partido Laborista, siendo ella una princesa del Likud, la hija de Eitan Livni, un activista del sionismo revisionista que pidió ser enterrado con el emblema del Irgun en su sepultura, y cuya hija va a asociar ahora con los sucesores de los verdugos de su padre. Si usted prefiere ser un ingenuo, asumirá que ella ha pasado por una transformación política. Si usted elige ser más escéptico, dirá que ha sido transformada por las fuerzas de la necesidad política. Ya se mudó al Kadima para estar con el poder, con Ariel Sharon, porque era obvio que iba a ganar las elecciones. Luego permaneció con Kadima hasta que su rival en su liderazgo, Shaul Mofaz, se hizo con las riendas en unas primarias y se convirtió en el líder del partido. Luego ella creó el Hatnuah para permanecer en el juego político. Y ahora, cuando el Hatnuah ya no parece poder sacar los suficientes escaños para entrar en la Knesset, ella se mueve hacia el Laborismo.

¿Ella es un halcón o una paloma? Livni puede tener un asiento en un gobierno encabezado por el líder del partido Laborista, Isaac Herzog, y en otro del Likud encabezado por Benjamin Netanyahu. Esto mismo es cierto para Yair Lapid, Kahlon, Lieberman, Shas y Judaísmo Unido de la Torah. Y también lo sería para Herzog y Netanyahu, ambos podrían formar parte de un gobierno conjunto. Incluso para Naftali Bennett, bajo ciertas condiciones claro está, no sería imposible sentarse en un gobierno en el que Herzog fuera un miembro de alto rango (ya estuvo en un gobierno con Livni y Lapid). La mayoría de los políticos israelíes tienen diferentes puntos de vista y segmentos electorales, pero también son muy pragmáticos y muchos prefieren formar parte de una coalición en el poder. Los votantes se quejan de ello, pero también lo entienden: ¿Cómo pueden estar tan enojados cuando ellos mismos también tienen la costumbre de cambiar fácilmente su propio voto y afiliación partidista?

Esto no quiere decir que Livni (o Kahlon o Lieberman) no sean unos dignos candidatos. Lo que queremos subrayar es que, en unas elecciones en Israel, los partidos no son mucho más que los pedestales sobre los que se destacan sus líderes, y por lo tanto, en general, son el vehículo para que sus líderes sean elegidos. En la mayoría de los temas, las brechas ideológicas entre el Laborismo y el Likud, entre Yesh Atid y Hatnuah y entre Kahlon y Bennett, son pequeñas o inexistentes.

Sí, los partidos pueden diferir y discutir sobre el mejor arreglo para un acuerdo sobre el estatuto definitivo con los palestinos: El laborista Herzog y Livni dirían que hay que "negociar" y se comprometerían a realizar "concesiones dolorosas", mientras que Bennett del Hogar Judío diría que "no hay un socio y no regalaremos nuestra tierra". Estas son las diferencias teóricas. En la práctica, Livni no puede avanzar realmente en las negociaciones, incluso si ella se convirtiera en la primer ministro (como se demostró durante el gobierno de Ehud Olmert), ni tampoco Bennett podrá anexionar los territorios del área C e imponer su solución al conflicto (como se demostró en los dos gobiernos consecutivos Netanyahu).

Y sí, todos ellos pueden pretender tener grandes diferencias en torno a una ley del Estado-nación judío. Pero, como ya he explicado una y otra vez, esta legislación tiene poco sentido práctico y pocas posibilidades de pasar en su forma más draconiana.

Así que, nuevamente, se trata de un debate en aras de tener un debate, con el fin de pretender que los diferentes partidos tienen diferentes ideologías, cuando en realidad se diferencian principalmente en sus formas. Netanyahu puede presentarse como el gran defensor del nacionalismo judío y Livni puede presentarse como la gran defensora de los valores democráticos.

¿Sobre qué gira entonces la elección? Trata, sobre todo, sobre el primer ministro Netanyahu: hay un segmento de la opinión pública - un segmento significativo - cansado de Netanyahu y de sus políticas en el gobierno. Ellos prefieren tener a otro a la cabeza del gobierno, y no necesariamente porque quieran políticas diferentes. Otra persona, una cara nueva, un nuevo estilo, posiblemente algún pensamiento nuevo. Pero esperar una revolución en las políticas del gobierno israelí sería un error, ya que no puede haber una revolución cuando la mayoría de los partidos están de acuerdo en muchas cosas, y cuando la preponderancia del poder parlamentario limita la capacidad de un gobierno para hacer grandes cambios, incluso cuando lo desea.

Labels: ,

Monday, December 08, 2014

Dos hombres de Hezbolá muertos en el supuesto ataque del IDF en Siria - Roi Kais y Yossi Yehoshua - Ynet



Dos activistas de Hezbolá murieron el domingo en lo que fuentes extranjeras han calificado de un ataque aéreo israelí contra objetivos militares en Siria, según informó el canal de noticias Al Arabiya este lunes. El informe contradice afirmaciones anteriores de las fuerzas de seguridad sirias que dijeron el domingo que no había habido víctimas en el ataque.

Mientras tanto, el Israel oficial sigue manteniendo silencio sobre el ataque en Siria que se le ha atribuido, mientras la prensa árabe entretanto publica más y más detalles sobre el presunto ataque israelí.

Al-Arabiya también dijo que uno de los dos hombres muertos era un militar de alto rango de Hezbollah.

Según los informes, que hasta ahora no tienen confirmación, ocho aviones de combate de la Fuerza Aérea de Israel participaron en los ataques cerca del aeropuerto internacional situado en las afueras de Damasco. El objetivo, según los informes, era más que probablemente un almacén que contendría nuevos misiles antiaéreos de fabricación rusa que estaban de camino al Líbano.

El ministro de Inteligencia israelí, Yuval Steinitz, se negó a comentar directamente el incidente del domingo, pero señaló que Israel tiene una "firme política de prevención de todas las posibles transferencias de armas sofisticadas a organizaciones terroristas".

Por su parte, Rusia exigió este lunes una explicación de los ataques aéreos, mientras que los ministros de Asuntos Exteriores de Siria e Irán lo consideraron como un acto de agresión que demuestra que Israel está "en la misma trinchera" que los grupos extremistas que luchan contra el gobierno sirio.

"Moscú está profundamente preocupado por esta peligrosa situación, cuyas circunstancias exigen una explicación", dijo el portavoz del ministerio Alexander Lukashevich. El ministerio envió una carta a las Naciones Unidas quejándose de la "acción agresiva" de Israel y exigiendo que tales ataques no vuelvan a ocurrir, agregó Lukashevich.

El periódico publicado en Londres, Al-Quds Al-Arabi, citó en la mañana del lunes a funcionarios sirios que dijeron que, posiblemente, la intención de la acción israelí era atacar el almacén que contenía los misiles de fabricación rusa destinados a Hezbollah. Según las mismas fuentes, el aeropuerto de Dimas, cerca de la frontera entre Siria y el Líbano, era al parecer un punto de almacenamiento para los misiles avanzados de defensa aérea recientemente entregados por Rusia.

Mientras tanto, el periódico Al Akhbar del Líbano, próximo a Hezbollah, citó a fuentes de seguridad diciendo que ocho aviones de combate israelíes atacaron dos objetivos. Según las mismas fuentes, "el primer sitio atacado, cerca del aeropuerto internacional de Damasco, era un hangar para descarga de mercancías. El segundo lugar era una hilera de hangares dentro de una instalación militar".

Las fuentes negaron informes no confirmados de que el ataque incluyera bombardeos de posiciones en Sabura o ataques a la 90 división del ejército sirio en Quneitra. La historia principal en el periódico apareció bajo el título: "Israel bombardea las armas de la resistencia".

Al mismo tiempo, el diario libanés As-Safir, también próximo a Hezbolá, citó a funcionarios sirios diciendo que los ataques fueron diseñados para interrumpir las recientes entregas de armas a Siria. Los funcionarios negaron los rumores que alegaban que lo que se hallaba en los almacenes bombardeados fueran misiles S-300 de fabricación rusa. Esos misiles, dijeron, aún no se habían entregado.

El periódico también informó de la relativamente "pequeña" intensidad de las explosiones, en comparación con las grandes explosiones que se escucharon en incursiones anteriores, y afirmó que esto apoya la impresión de que los golpes no habían logrado su objetivo - la destrucción de las grandes reservas en el aeropuerto -.

Horas después de que Siria informara de los ataques, su ministerio de Asuntos Exteriores envió dos misivas al secretario general de la ONU y al jefe del Consejo de Seguridad en protesta por los ataques de Israel.

"Siria exige que se instalen sanciones para disuadir a Israel, que no oculta su política de apoyar el terrorismo y sus intenciones maliciosas contra Siria", decía una carta. "Siria demanda implementar todos los métodos determinados en la Carta de la ONU para impedir que Israel vuelva a repetir estos ataques".

Mientras tanto, el periódico Al Akhbar de Líbano publicó el lunes por la mañana un artículo que lleva el título: "Netanyahu refuerza su crédito público... en Siria", lo que sugiere que el momento del ataque tuvo motivos políticos.

También el domingo, el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohammed Javad Zarif se reunió con su homólogo sirio, Walid Muallem, en Teherán. En una conferencia de prensa al término de la reunión, Zarif dijo que "Irán condena el ataque israelí en Siria. El ataque de ayer indica que este paso fue coordinado con las organizaciones terroristas en Siria". Muallem dijo que "Israel atacó ayer para levantar la moral de los terroristas después de sus derrotas".

Según informes extranjeros, esta es la octava vez en los últimos años que el IAF golpea en el territorio sirio. En la mayoría de los casos, los ataques se dirigieron contra envíos de misiles avanzados que acababan de aterrizar en Damasco, como los Fateh-110 y M-600 con cabezas muy precisas de cientos de kilogramos, y cuyas habilidades para atacar a los ciudadanos de Israel serán muy apreciables en una tercera guerra del Líbano. Más tarde, se dirigieron contra los misiles tierra-aire y un cargamento de misiles de crucero antibuques Yakhont.

Un ataque como el llevado a cabo este domingo requiere de muchas semanas de inteligencia y de preparación operacional. Al contrario de lo que algunos podrían pensar, no se trata de un ataque electoral. Los que tratan de vincular el presunto ataque israelí en Siria a un esquema político destinada a atraer más votos, probablemente no están familiarizados con el ejército israelí en su época actual, y especialmente con su cauteloso - y a veces demasiado prudente - jefe del Estado Mayor, Benny Gantz.

Ante esa realidad regional, y a la luz del hecho de que Siria y su ejército han perdido buena parte del control, Israel debe mantener sus vuelos, sus ataques y su recopilación de información e inteligencia como lo está haciendo en el Líbano. Israel debe proteger sus intereses, especialmente de cara a la amenaza de una difusión de armas avanzadas, lo que haría la próxima guerra bastante complicada.

Si los informes son ciertos, y en la medida en que se refieren a Israel, esta es una acción militar necesaria destinada a eliminar o reducir una amenaza que causaría un daño dramático en el futuro. Los sirios, que lo entienden muy bien, sustituyeron al portavoz de IDF y emitieron un anuncio oficial sobre el ataque.

El hecho de que casi no hubo víctimas demuestra que Israel no está interesado en una escalada en el frente norte, pero está tratando de erradicar gradualmente los problemas y amenazas mientras todavía son manejables.

Sólo uno de sus ataques dio lugar a una respuesta y cambió las reglas del juego. Fue el presunto ataque israelí de febrero, y que se llevó a cabo por primera vez en suelo libanés. El secretario general de Hezbollah, Hassan Nasrallah, aclaró inmediatamente después del ataque que su organización no aceptaría una violación de su soberanía. Se comprometió a tomar represalias y llevó a cabo su amenaza con una serie de incidentes en las fronteras de Israel con Siria y el Líbano que, milagrosamente, terminaron sin soldados muertos y sin escalada.

El ataque del domingo es similar en su magnitud a otros dos importantes ataques llevados a cabo en territorio sirio a principios de mayo. Siria no respondió entonces y probablemente no responderá ahora tampoco. Según las estimaciones, Hezbollah es el defensor del Líbano, no de Siria, y por lo tanto se contendrá y no tomará represalias.

Se espera que Hezbollah juegue con las reglas que se ha fijado, pero la situación puede verse inflamada por los iraníes, quienes están buscando cualquier oportunidad y puede hacerlo a través de organizaciones subcontratadas.

Cabe señalar, sin embargo, que a pesar de estos ataques exitosos y de los envíos de armas frustrados, esto es sólo una gota en el océano. Hezbollah ha logrado vaciar y tomar el control de casi todas las armas del ejército sirio. La premisa de trabajo del IDF es que en una tercera guerra del Líbano se enfrentaría a una organización terrorista con las capacidades de un Estado, lo que hará la próxima guerra particularmente complicada.

Labels:

Utilizando los términos correctamente - Dror Eydar - Israel Hayom



En el Israel de "Meet the Press", la presentadora de televisión Rina Matzliach llevó a tres analistas de todo el espectro político: Haim Ramon, Yossi Beilin y Roni Milo, todos los cuales se oponen al primer ministro Benjamin Netanyahu y han sido reconocidos políticos de la izquierda.

La sensación que están transmitiendo los medios de comunicación es un deja vu de las elecciones de 1999. Por aquel entonces, también todos los barriles de pólvora estaban destinados a Netanyahu. Cuando comenzó el programa, Matzliach llamó a todos a ir a votar, porque "todo aquel que no quiera votar da por vencida a la democracia" ¿Por qué? ¿Acaso en la democracia no existe el derecho a no votar? Más tarde, ella explicó que las personas que no votan refuerzan a "los extremistas de ambos lados". Podemos conjeturar perfectamente a que "extremistas" se refería. La ex ministro de Justicia, Tzipi Livni, entrevistada por Matzliach, estableció el vacío eslogan de esta campaña electoral: "Hay que elegir entre el sionismo y el extremismo", y al hacerlo, pintaba a todo el espectro político a su derecha (que es el que ha recibido la mayoría de los votos de la opinión pública israelí) como extremista y no sionista.

2. Matzliach presentó los resultados de un sondeo donde se preguntaba: "¿Quieres o no a Netanyahu como primer ministro?" La mayor parte de la opinión pública - el 65% - dijo que no. Entonces la siguiente pregunta era: "¿Quién es el candidato más apropiado para primer ministro?" Este es el desglose de las respuestas dentro de la derecha: el 36% pensaba que Netanyahu; el 10% el líder de Habayit Hayehudi, Naftali Bennett; otro 10% el jefe de Yisrael Beytenu, Avigdor Lieberman; y el 3% el ministro de Defensa Moshe Yaalon (Likud). Dado el hecho de que Netanyahu lidera el bloque de la derecha, es evidente para cualquiera que incluso aquellos que dentro de la derecha prefieren a Bennett, Lieberman o Ya'alon, ellos preferirían a Netanyahu en lugar de Livni, el líder laborista Isaac Herzog, o el ex ministro de Finanzas y fundador del Yesh Atid, Yair Lapid. En otras palabras, estamos hablando que su apoyo dentro de la derecha se sitúa en casi el 60%. Si sumamos a los partidarios del ex ministro del Likud Moshe Kahlon (el 7%), vamos a tener una mayoría soviética. Pero el titular seguirá siendo "el 65% no quiere a Netanyahu". (Y más del 90% no quiere a los demás, pero ¿quién lo diría?)

3. En la Radio del Ejército, el periodista Amnón Abramovich le dijo a su entrevistador Rino Tzror que "el Partido Laborista, Yesh Atid y Hatnuah [de Livni] no son izquierda, son el centro. La izquierda es el Meretz y el Hadash [el partido comunista árabe-judío]. La derecha es el Likud. y Bennett, Uri Ariel, y sus socios son la extrema derecha. ... Tenemos que utilizar los términos correctos".

Como Matzliach, Abramovich nos enseña qué pensar y cómo adoptar una geometría alienígena. ¿Livni y Herzog son el centro? La división entre derecha e izquierda aquí, en Israel, no tiene mucho en común con la tradición europea de izquierda y derecha. Aquí, se trata principalmente de una cuestión diplomática. En un momento dado, toda la derecha (y algunos de la izquierda) se opusieron a un Estado palestino. En realidad, resulta que el Habayit Hayehudi de Bennett está más a la derecha de Netanyahu sobre ciertas cuestiones, lo que significa que Netanyahu representa una posición de centro-derecha. Sin embargo, algunos diputados del Likud están más a la derecha que él; Naftali Bennett y Habayit Hayehudi y algunos diputados del Yisrael Beytenu (no todos) también están más a la derecha que ellos; Uri Ariel y el Tkuma está más a la derecha que Bennett; y el Otzmá L'Yisrael de Aryeh Eldad está aún más a la derecha. Michael Ben Ari es aún más derechista que Eldad.

En resumen, retratar a todos ellos como "extrema derecha" es el trabajo de un ideólogo político, no de un experto. Esto no es "utilizar los términos correctamente", es adoctrinamiento. Así es mucho más fácil vender el "centro" y la "izquierda", y con razón.

Cuando se trata de la cuestión diplomática: el proceso de paz, la cuestión de Jerusalén, los asentamientos, etcétera, está claro que Herzog y Livni están en la izquierda. Sin embargo, Abramovich identifica a estos dos partidos, ya que es conveniente para él, con el centro y no, Dios no lo quiera, con la izquierda o la extrema izquierda. Este tipo se sienta como el único analista político del noticiero del Canal 2, un medio de comunicación público comprometido con "una programación equilibrada" que se supone que debe dar una "expresión adecuada ... a las opiniones públicas más comunes" (según la Ley de la Segunda Autoridad de Radiodifusión). Sería acorde por lo tanto, que al menos en los próximos tres meses yuxtapongan a Abramovich y Matzliach con un analista político que represente a la derecha y a los conservadores.

4. El veterano periodista Nahum Barnea, en su columna semanal, no dudó en atacar a la diputada de Habayit Hayehudi Ayelet Shaked. Ese partido le asusta a él y a otros como él (miren hacia arriba y recuerden a "Abramovich y los extremistas").

Barnea dijo a sus lectores que Shaked comentó secretamente a uno de los fiscales del Estado que "en el próximo gobierno sería ministra de Justicia. Y llegaré para destruirte". Horrible. Corran a votar, de lo contrario Habayit Hayehudi tomará el relevo de Tzipi Livni, "el último baluarte de la democracia". No obstante, Barnea no tuvo ningún problema en agregar: "No he conseguido verificar las declaraciones con Shaked". Si no lo hiciste, entonces no la difames.

Pero el instinto de calumniar a la derecha fue más fuerte para este hombre. Es ya un hábito. Sin embargo, el domingo llegaron sus disculpas. La historia de Barnea sirve como un ejemplo de cómo los medios de comunicación tratan a la mayoría que eligieron los israelíes.

Labels: ,

El futuro de Netanyahu amenazado por las alianzas que se dibujan para las elecciones de 2015


Herzog y Livni

Una unión entre el partido de Tzipi Livni y el partido Laborista podría crear la coalición que recogiera más votos para las elecciones del 2015, de acuerdo con una nueva encuesta encargada por el canal de televisión de la Knesset, batiendo así al partido Likud del primer ministro Benjamin Netanyahu.

La encuesta llevada a cabo por el instituto de investigación Panels Politics informa que si las elecciones se celebraran hoy el Likud recibiría 21 escaños, frente a los 23 que ganarían juntos Livni y Herzog.

El Bait Yehudi alcanzaría 18 escaños, mientras que Yisrael Beiteinu, Yesh Atid, y el partido de Moshe Kahlon conseguirían nueve escaños cada uno. El Judaísmo Unido de la Torah obtendría ocho escaños, el Shas siete, y el Meretz seis.

De los partidos árabes, el Hadash recibiría cinco escaños al igual que la Lista Árabe Unida-Taal, mientras Balad no pasaría el umbral requerido. Sin embargo, se espera que los partidos árabes se unan antes de las elecciones.

Sin Livni, el partido Laborista recibiría sólo 17 escaños, según la encuesta, que entrevistó a 500 adultos con base a una muestra de la población israelí y con un margen de error de hasta un 4,5%.

Se espera que la Knesset decida su disolución en la tarde del lunes y confirme las elecciones generales para el 17 de marzo 2015.

 Dentro de las partidos, la mayor conmoción se ha producido dentro de las filas del Likud, donde Gedeón Saar, el ex ministro del Interior, se espera que anuncie antes del fin de semana si va a competir contra Netanyahu como líder del partido en las primarias del partido.

El primer ministro ha estado trabajando para adelantar las primarias desde su fecha prevista, el 6 de enero, al 30 de diciembre, en un presunto intento de evitar la candidatura de Saar.

PD:

Kahlon firma un acuerdo con Yisrael Beytenu para tratar de amarrar los votos excedentarios

El Yisrael Beytenu de Avigdor Liberman firmó un acuerdo con la agrupación de Moshe Kahlon para asegurarse un superavit de votos con una coalición que aún no tiene nombre.

El acuerdo busca amarrar los "votos sobrantes" de ambos partidos ya que el valor calculado de cada escaño en la Knesset se suma. Si esos votos sobrantes dan lo suficiente para un asiento adicional, éste se otorgaría al partido con el mayor número de votos.

El partido Laborista y el Meretz también han firmado un acuerdo similar para amarrar los votos excedentarios


Labels:

Inconcebible e insoportable: Hay miles de "colonos" israelíes que nadie condena - Elder of Ziyon


El palestino Abu Steve que reside en Pisgat Zeev

Reuters tiene un artículo que informa que algunos árabes están entrando a vivir en los "asentamientos" judíos (es decir, en realidad barrios judíos) en Jerusalén:
Se ha informado muy poco, en medio del furor provocado por una de las políticas más polémicas de Israel, que un pequeño pero creciente número de árabes se están moviendo hacia los asentamientos judíos en los territorios ocupados de Jerusalén Este, atraídos por alquileres más baratos y mejores servicios. Durante décadas, Israel ha animado a los judíos a establecerse en Jerusalén Este, cambiando el equilibrio de la población, lo que provocó la ira palestina y la condena internacional.  
Sin embargo, en uno de esos asentamientos, alrededor del Monte Scopus, donde se sitúa la Universidad Hebrea y en la cual estudian muchos palestinos (¿otra muestra de apartheid?), alrededor del 16% de los residentes son ciudadanos árabes de Israel o palestinos, según la Oficina Central de Estadísticas de Israel. Mientras que la alta proporción de residentes árabes en French Hill y el Monte Scopus es probablemente excepcional, la tendencia también es visible en otros asentamientos de Jerusalén Este.  
En los barrios populares de Pisgat Zeev y Neve Yaacov, al noreste de la Ciudad Vieja de Jerusalén, del 1 al 2% de los residentes son ahora árabes israelíes o palestinos según demuestran las cifras. La municipalidad de Jerusalén no recopila datos étnicos, pero Uzi Chen, el representante del Ayuntamiento de los distritos del norte, dice que "varios cientos" de familias árabes viven en Pisgat Zeev y Neve Yaakov, que tienen una población combinada de 63.000 personas.
Cientos, si no miles de árabes israelíes se están moviendo a través de la "Línea Verde" y hacia los "asentamientos". Así pues ¿podemos considerarlos colonos? ¿también ellos están quebrantando el "derecho internacional"? ¿son también "ilegales"? ¿o son únicamente los judíos quienes quebrantan el derecho internacional y pueden ser considerados como "colonos ilegales", y por lo tanto denigrados y castigados como fanáticos empeñados en arruinar el proceso de paz cuando viven en ciertos barrios de Jerusalén, mientras que los árabes israelíes que hacen lo mismo pueden hacerlo sin trabas?

Ya sabemos la respuesta a todas esas preguntas. La ex Alta Representante de la UE, Catherine Ashton, durante una de sus condenas de los planes israelíes para construir en Jerusalén, mencionó a Givat Hamatos y Ramat Shlomo, pero no dijo ni una palabra sobre los planes israelíes anunciados a la vez de construir viviendas en Beit Safafa. ¿La razón? Debido a que Beit Safafa es un barrio árabe, y si los árabes israelíes se mueven a través de la Línea Verde hacia la parte sur de Beit Safafa, ningún líder occidental se atrevería a condenarlos.

Entonces, ¿por qué esas diferencias de trato cuando judíos y árabes - todos ellos ciudadanos de Israel - hacen exactamente lo mismo, pero sólo los judíos son demonizados mientras que los árabes son aplaudidos?

Fácil, los judíos son ciudadanos de segunda clase para la Unión Europea.

Labels:

Así es como gusta realmente en Europa "recordar y celebrar" a los judíos y a su presencia



La situación ideal, sin lugar a dudas, aunque desde luego disfrutarían de la presencia de esos judíos universalistas antisionistas o de esos otros judíos que se "quieren no judíos" y que solamente recuerdan que "son judíos" o apelan a su abandonada "judeidad" en manifiestos - "no en mi nombre", "como descendiente de judíos".... - para reprobar a Israel y a los judíos que sí se sienten judíos y apoyan a sus hermanos de Israel

Labels:

Sunday, December 07, 2014

La imagen icónica de una paz israelo-palestina es falsa y cierta a la vez. Allí, tal como ahora, no había socio palestino, sólo dos niños judíos representando la paz



Los chicos de la imagen no son un israelí y un palestino, sino dos judíos israelíes. La imagen fue tomada por Ricki Rosen, una reportera gráfica estadounidense que ha estado cubriendo el conflicto palestino-israelí desde hace 26 años.

La foto de 1993, tomada tres meses después de la firma de los Acuerdos de Oslo, es una de las imágenes más icónicas del conflicto palestino-israelí. En ella, un muchacho con una camisa roja y una kipá, y otro muchacho con una camisa de color negro y una keffiyeh, pasean con sus brazos colgados sobre los hombros del otro. Aunque el fondo es borroso, se intuye claramente las inmediaciones en blanco y verde de Jerusalén serpenteando sobre un camino de tierra en un lugar no precisado. Ellos parecen estar inmersos en una conversación, ajenos al fotógrafo detrás de ellos.

No obstante, la imagen fue una puesta en escena, y por ello, a diferencia de otras imágenes famosas que documentan el conflicto palestino-israelí - como la foto de 1967 de tres soldados israelíes en el Muro occidental, o el tembloroso apretón de manos de 1.993 entre Yasser Arafat y Yitzhak Rabin en el césped de la Casa Blanca -, la foto de estos dos muchachos es puramente alegórica. De espaldas a la cámara, los chicos son unos anónimos sustitutos de todos los israelíes y palestinos. Con el trasfondo de una de las ciudades más antiguas del mundo, la imagen tiene una calidad intemporal. Es una representación de lo que pudo haber sido y lo que podría ser en el futuro, a pesar de moribundo proceso de paz en la actualidad.

"Creo que me sentí incómodo al respecto", dice el chico de la kipá, hablando ahora unos 21 años más tarde y en la edad adulta. El niño israelí de la kipá es Zvi Shapiro, el hijo de dos judíos seculares estadounidenses-israelíes. El niño palestino es Zemer Aloni, un judío de Israel. El único aspecto real de la foto es que los chicos eran realmente amigos y que fue tomada en su barrio de Jerusalén, Abu Tor, el cual abarca la línea del armisticio de 1949 y contiene tanto una sección judía como otra árabe. Ambos niños crecieron en la parte judía del barrio, y aunque ambos recuerdan algunas interacciones con los palestinos, no contaron con amigos cercanos en el otro lado de la línea.

Forward

Labels:

Bibi vs Netanyahu - Ben-Dror Yemini - Ynet



Benjamin Netanyahu tiene dos almas: la de estadista y la de político. Con la primera, Netanyahu honró los acuerdos de Oslo que heredó de sus predecesores y luego llegó a un acuerdo sobre Hebrón. También demostró una flexibilidad asombrosa moviéndose hacia adelante, paso a paso, para asegurar un proyecto de acuerdo con el secretario de Estado de los EEUU, un hecho más reciente. Con la segunda, Bibi es un intrigante incansable, un político pequeño, uno que es arrastrado por Zeev Elkin y Uri Ariel, y donde lidera a Israel hacia una realidad binacional.

El problema es que, por lo general, Bibi supera a Netanyahu. Los últimos meses han visto como el estatus de Israel en el mundo ha llegado a un mínimo histórico. En ese aspecto, los palestinos están derrotando a Israel a pesar de la descarada obstinación de Mahmoud Abbas. Uno puede culpar a los medias del mundo y a la campaña de odio contra Israel, y este periodista denuncia esa realidad todas las semanas, pero a fin de cuentas, la responsabilidad y la culpa recae sobre el primer ministro. Él decidió posicionarse entre Elkin y Ariel, una catástrofe de unas proporciones sin precedentes para Israel.

Las encuestas pronostican una victoria del bloque derechista y ultra-ortodoxo, pero no hay necesidad de dar el resultado como finiquitado por el momento. Encuestas como éstas aparecieron en anteriores elecciones y los resultados fueron otros. Sin embargo, estas mismas encuestas están indicando también otra tendencia: a pesar del giro hacia la derecha de Bibi, los votantes más derechistas parecen preferir una encarnación más fiel y original. Bibi está reforzando a Naftali Bennett.

Los miembros derechistas del Likud lo son al menos tanto como los de Bait Yehudi (liderado por Bennett), y tal vez incluso un poco más que ellos. No obstante, en el Likud todavía se incluyen miembros que han estado en la Knesset y que políticamente están en el centro-derecha, alejados de la extrema derecha. Algunos fueron echados a un lado en las anteriores primarias, y eso quizás puede volver a repetirse. Pero cuanto más derechista es el Likud, quizás incluso superando al Bait Yehudi, más pequeña será su estatura política y más parecerá que Bennett viene por detrás como un verdadero estadista.

Todo es relativo. Si la facción más derechista del Bait Yehudi, el Tkuma encabezado por Uri Ariel, se separa finalmente de Bait Yehudi, puede que tenga un lugar asegurado dentro del Likud, entre Danny Danon y Moshe Feiglin. ¿Pero donde estará entonces la diferencia entre ellos?

Cuando estamos ante una crisis, los sionistas, los patriotas, los nacionalistas con mentalidad israelí, deben decidir qué dirección quieren que tome el país: una que conduzca a un Estado judío y democrático, o tal vez otro camino que conduzca a un Estado binacional. Netanyahu, el estadista, está a favor de un Estado judío y democrático; Bibi, el político, nos está llevando hacia un Estado binacional

Una coalición derechista y ultra-ortodoxa se traduciría en una mayor erosión del Estado de Israel y en cada vez más pequeños éxitos de la campaña de BDS. Netanyahu, el estadista, podría llevar a Israel hacia una era de esperanza. Podía sacar a Israel del aislamiento. Él podría presentar al público un plan político razonable que preservara los intereses de Israel y que a la vez expusiera ante el mundo la actitud de rechazo a un final del conflicto y a llegada de la paz de Abbas y del liderazgo palestino. Pero el hombre de Estado parece haber desaparecido. Bibi, el político, parece estar creciendo día a día. Eso es malo para el Likud. Eso malo para Israel.


PD. Puede suscribir amplias partes del artículo, también desearía contemplar una evolución de Bennett hacia unas posiciones más lógicas, lo que no me creo nada es que el "mundo finalmente reaccione" ante la actitud de rechazo a un final del conflicto en el que Israel siga existiendo como un Estado judío y democrático por parte de Abbas y de los palestinos en general. El mundo no desea comprender, solamente desea exigir a quien cree que puede (y debe) ceder.

Labels: ,

¿Noticias? Aún no se sabe si finalmente habrá elecciones, los "palestinos moderados" siguen queriendo destruir Israel, los pacifistas israelíes quieren que Israel sea gobernado desde el exterior y el IDF sigue vigilante

La arena política se encuentra en el límite - Dan Margalit - Israel Hayom


La situación del gobierno puede ser mejor descrita como si fuera un paciente en una unidad de cuidados intensivos, bajo una supervisión constante y en continuo apoyo a la vida, como dirían los médicos. ¿Se llevarán a cabo realmente unas elecciones anticipadas en marzo de 2015? Tal como se indicaba este fin de semana, las encuestas sugieren que el público va a ir a las urnas dentro de tres meses.

Yisrael Beytenu recela de unir sus fuerzas con el Shas y el Judaísmo Unido por la Torah, los cuales, por su parte, no parecen demasiado entusiasmados de unirse al gobierno amputado del primer ministro Benjamin Netanyahu.

La noche del sábado, el líder del Yisrael Beytenu, Avigdor Lieberman, comenzó el período de luto de una semana por su madre, que falleció el jueves. No es inconcebible que durante este período los que tratan de salvar al gobierno se esmeren en ello. Ya en 2012, se informó a los ministros del Likud que fueran a votar a favor de una moción para la disolución de la Knesset, sólo para recibir una llamada telefónica nocturna diciéndoles que no sería necesario ya que el presidente de Kadima, Shaul Mofaz, había aceptado unirse el gobierno. El resto, como dicen, es historia.

Netanyahu tiene todo el derecho a exigir que sus ministros se abstengan de socavar el gobierno al que sirven. En ausencia de una alternativa, ha tratado de llamar a unas elecciones anticipadas, pero eso fue antes de los acontecimientos de los últimos dos días, durante los cuales la izquierda ha lanzado su lema "cualquiera salvo Netanyahu", y ​​los informes sugieren que el ex ministro Gedeón Saar puede pelear contra él por la presidencia del Likud.

Saar se enfrenta a dos juicios dentro del Likud: el primero verificaría si las decenas de miles de miembros registrados del partido estarían esencialmente de acuerdo con la izquierda y desean que a Netanyahu no se le permita competir por el puesto de primer ministro una vez más. Si eso resulta cierto, Saar es probable que se lance a la arena política. El segundo verificaría si los jefes de los distintos grupos de interés dentro del Likud se unen a él, ya que podrían entender que una carrera de este tipo podría posicionar los intereses de Sa'ar por delante de los suyos en la votación de la lista del Likud para la Knesset. En este caso, esos miembros de alto rango del partido podrían reafirmar su apoyo a Netanyahu, aunque no se sabe exactamente su incidencia en los votos de los miembros del partido.

El ex ministro del Likud y nueva esperanza de la Knesset, Moshe Kahlon, probablemente preferiría un Likud liderado por Netanyahu que uno liderado por Saar. Una elección entre Kahlon y Netanyahu parece clara, mientras que una elección entre Kahlon y Saar no parece tan definida.

Mientras tanto, las cosas en el otro lado del espectro político no son tan brillantes como nos quieren hacer creer. El líder laborista Isaac Herzog insistió este fin de semana que él va a ser el próximo primer ministro, y ha dado la bienvenida a una asociación con el Hatnuah liderado por Tzipi Livni.

Livni, por su parte, afirma que está "lista para ello", pero ¿qué significa eso realmente? ¿Qué la batalla por el liderazgo del bloque de centro-izquierda está abierta? ¿Qué Herzog no es necesariamente uno de los posibles sucesores? Los dos parecen empeñado en cazar el oso, pero en estos momentos aún no hay un oso a la vista.

Labels: ,

La historia de la injerencia de los Estados Unidos en las elecciones de Israel - Aaron David Miller - Daily Beast



Los israelíes han estado interviniendo en la política estadounidense durante años. ¿Deberían los estadounidenses intervenir en la política israelí?

Apuesten a que lo haremos.

Cuando John Kerry dijo esta semana que él no hacía comentarios sobre la política interna de otras naciones, el hablaba en serio. Pero eso no quiere decir que Washington no tenga sus favoritos o no trate de influir en el resultado.

Con las elecciones israelíes ahora programadas para marzo de 2015, no hay duda de que la administración Obama está alentando al Sr. o la Sra. CMB - "cualquiera menos Bibi" -. Pero el presidente y el secretario tienen que ser muy cuidadosos en este punto. Nosotros no leemos la política israelí muy bien, y no hemos demostrado ser muy eficaces en su predicción, por no hablar de la orquestación de los resultados. El mejor consejo para una administración que no se ha demostrado nada firme y estable en el Oriente Medio, particularmente en el trato con Israel, es que se mantenga fuera de la política israelí.

Nosotros diremos, por supuesto, que vamos a trabajar con cualquier gobierno israelí debidamente electo. Y así lo haremos. Pero habiendo trabajado para varios gobiernos republicanos y demócratas sobre la relación EEUU-Israel y el proceso de paz durante muchos años, puedo decir con cierta autoridad que el compromiso de trabajar con cualquier liderazgo no significa que no juguemos a favorecer a nuestros favoritos.

Y nuestros favoritos son esos líderes alineados con lo que podría describirse en términos políticos estadounidenses como "demócratas liberales" de Israel, que defienden y tienen una mentalidad abierta y bastante liberal con respecto al proceso de paz, a diferencia de los "republicanos" de Israel que son más conservadores y tenaces.

En Washington, tanto si se trata de una administración republicana o demócrata, queremos de hecho a líderes israelíes como Rabin, Peres y Barak, aquellos que ven el mundo más o menos de la misma forma que nosotros en lo referente al proceso de paz de dos Estados. Tuvimos un tiempo mucho más difícil con esos otros líderes israelíes - Begin, Shamir, Netanyahu - cuyas opiniones sobre qué hacer con los palestinos no están de acuerdo, naturalmente, con la nuestra. (Sharon era un caso especial. Él y George W. Bush se llevaron bastante bien porque ambos realmente no estaban demasiado preocupados por el proceso de paz y ambos gobernaron en una era de terrorismo).

Pero a veces esos juicios iniciales sobre quién es quién terminan confundiendo al malo o el bueno. Y eso es debido a que las administraciones estadounidenses tienden a dividir el espectro político israelí en dos partes: los "buenos israelíes" que comparten nuestros puntos de vista y los no tan buenos, pero no estamos del todo seguros qué hacer con el hecho de que primeros ministros israelíes de todos los colores políticos han continuado con la construcción en los asentamientos de Cisjordania y de algunas partes de Jerusalén oriental, lugar que nos gustaría ver convertido en la capital de un Estado palestino.

Es un hecho incómodo, pero es importante reconocerlo, que de los tres grandes avances orquestados por los Estados Unidos en el proceso de paz en el Oriente Medio, dos de ellos, el tratado de paz entre Egipto e Israel y la conferencia de paz de Madrid, vinieron de la mano de primeros ministros de línea dura del Likud. El tercero - los tres acuerdos de separación siguieron a la guerra de 1973 - fue cortesía de un primer ministro laborista de línea dura, Yitzhak Rabin.

Pero alentar secretamente a los "buenos israelíes" y desearles el éxito es una cosa. ¿Qué pasa en realidad cuando se hacen cosas que ayudan a los "buenos" a tener éxito o, alternativamente, se "debilita a los israelíes que no queremos" ver en el poder?

Puedo recordar al menos tres ocasiones en las que administraciones republicanas y demócratas escogieron voluntariamente a sus favoritos israelíes y trataron de dar forma a los resultados electorales.

El primer ejemplo no se produjo en el inmediato período previo a las elecciones. Pero sin duda contribuyó, a propósito, a la derrota del Likud de línea dura de Yitzhak Shamir en 1992.

Las relaciones entre el primer presidente Bush y el primer ministro Shamir nunca funcionaron, sobre todo por la cuestión de los asentamientos. El ministro de Asuntos Exteriores Moshe Arens advirtió a Shamir, en la víspera de su primera visita a Washington en 1989, que los bushistas le cortarían las pelotas, y el tono de la relación no fue nada mejor después de eso. El presidente Bush llegó a creer que Shamir le engañó sobre la cuestión de los asentamientos, o le mintió de plano.

En última instancia, la cuestión se centró en la petición de Israel de miles de millones en garantías de préstamos de vivienda para ayudar a absorber a los judíos rusos. En vista de la continuación de la construcción en los asentamientos y el calendario de la próxima conferencia de paz de Madrid, el presidente Bush y el secretario de Estado James Baker estuvieron de acuerdo en posponer el crédito americano. Con el consentimiento del Congreso, el asunto se pospuso hasta principios de 1992 e incluso entonces la administración insistió en condiciones que Shamir nunca aceptaría.

La intención de Baker era clara: No dar a Shamir las garantías del préstamo para no ayudarle políticamente en lo que iba a convertirse en su batalla electoral con Rabin (No fue ninguna coincidencia que las memorias de Baker se titularan "La política de la diplomacia"). Dos meses después de la victoria de Rabin, el nuevo primer ministro firmó un acuerdo con el presidente Bush sobre las garantías del préstamo. ¿Acaso las acciones de EEUU ayudaron a la derrota de Shamir? Apuesten a que sí. La percepción de que Shamir había gestionado mal los lazos de Israel con los EEUU influyó bastante. Y la administración Bush ayudó a orquestar eso.

La segunda intervención fue mucho más evidente y ocurrió realmente en medio de la campaña electoral. Al igual que Bush y Shamir, Bill Clinton y Benjamin Netanyahu no eran exactamente unas almas gemelas. En junio de 1996, después de su primer encuentro, Clinton, frustrado por la impetuosidad de Bibi, explotó: "¿Quién es aquí la maldita superpotencia?"

También se pudo ver por qué las relaciones eran tensas. Durante los dos meses anteriores, Clinton había hecho todo lo posible para inclinar las elecciones en favor de Shimon Peres, un primer ministro interino a raíz del asesinato de Rabin por un radical israelí en noviembre de 1995.

Clinton había persuadido a Egipto, a Hosni Mubarak, de convocar una Cumbre de Pacificadores en Egipto en un esfuerzo por salvar el proceso de paz, y también a Peres, después de una serie de ataques terroristas de Hamas. Cuando Peres visitó Washington, Clinton alabó el liderazgo de Peres e insistió en referirse a las próximas elecciones realizando una referencia que todos comprendieran: "vote por Peres si usted es serio acerca de la paz". Hubo incluso una especie de rumor sugerido por Peres, semanas antes de las elecciones de mayo, de que los EEUU trasladarían su embajada a Jerusalén. La idea nunca provino de Clinton. Pero si hubiera sido así, bien podría proceder de sus intentos de ayudar a Peres a ganar las elecciones. Y aún así, Netanyahu ganó.

Clinton, que tenía una relación extraordinariamente estrecha con Rabin (escribió en sus memorias que había amado a Rabin como no había amado a nadie), estuvo fervientemente comprometido con Israel y con los israelíes que creía que estaban dispuestos a tomar riesgos reales por la paz. De hecho, en diciembre de 2000, un mes antes de que su presidencia terminara, estaba dispuesto a volar a Israel a negociar un acuerdo entre el primer ministro Ehud Barak y el líder palestino Yasser Arafat, a fin de ayudar a Barak a derrotar a Ariel Sharon en las elecciones previstas para febrero de 2001. Pero el acuerdo fracasó y Barak perdió.

Ahora, cuando ha comenzado la cuenta atrás para las elecciones israelíes previstas para marzo de 2015, ¿el gobierno de Obama se inmiscuirá en la política interna israelí para tratar de inclinar la elección en contra de Netanyahu?

La relación de Obama con Bibi es quizás la más disfuncional de cualquier relación entre un primer ministro israelí y un presidente americano en la historia de la relación entre Estados Unidos e Israel. Sin duda, a John Kerry también le gustaría ver a otro líder israelí con quien pudiera bailar un verdadero proceso de paz.

Sin embargo, las restricciones contra la injerencia de los Estados Unidos abundan. En primer lugar, está el Congreso controlado por los republicanos, que mira a cualquier halcón favorablemente. En segundo lugar, está la ausencia de una alternativa clara y creíble para Bibi con la que la administración americana se sienta próxima; y luego está la cuestión de los problemas derivados de tal presión. El proceso de paz se encuentra en un estado comatoso: el ISIS, Hamas, Assad, Hezbolá, y los mulás iraníes hacen que Israel se vea como los buenos.

Por último, está el propio Obama. Él no es desde luego Clinton. Así que.., ¿A él realmente le importa? ¿La mayoría de los israelíes confían en él? Podría emprender una campaña que dejara claro que Bibi no es la persona correcta ni el candidato ideal, ¿pero ese tal X lo sería? Yo apuesto por un "no" a las tres preguntas. Ni siquiera pensar en ello, señor Presidente.

Labels: ,