Wednesday, May 20, 2015

¿Ángel de la paz o ángel de la pizza? - Joe’s World de Israellycool

Sunday, May 17, 2015

Interesante: Los judíos antisionistas y su "crimen de honor" por delegación - Richard Landes - Augean Stables



La reciente y sorprendente actuación de Marcia Freedman en la conferencia de J Street pidiendo una solución de un estado (que casi seguramente no se llamaría Israel), y en la que "una mayoría árabe defendería ferozmente defender los derechos de una minoría judía protegida", ganándose con estas ideas los aplausos de un público supuestamente "pro-Israel, pro-paz", ha planteado una vez más la pregunta que me envió un conocido que vio el "Desafio de J Street":
¿Por qué estos activistas judíos de J Street toman estas posiciones que saben que son destructivas para las posibilidades de supervivencia de Israel? 
Obviamente, la manera más fácil de responder es afirmar que no se dan cuenta de la naturaleza destructiva de su "plan de paz". Ciertamente esa es la naturaleza de las ideas de Ms Freedman, quien al parecer cree que una vez que Israel se convierta en una "verdadera democracia" (sea lo que sea lo que quiera decir con ello), los judíos ya no necesitarán mantener el control de los resortes del poder, ya que entonces ese "Estado verdaderamente democrático garantizaría los derechos de los judíos sin importar quien estuviera en el poder (por ejemplo, una mayoría árabe)".

Sólo alguien presa de una ceguera terminal puede no darse cuenta de que más allá de las fronteras de Israel, las mayorías árabes rara vez protegen los derechos de las minorías (de ese Otro tan apreciado en Occidente), en especial de eso que sienten como una amenaza para ellos y su mayoría.

La idea de que 2.000 años de victimización de los judíos por no contar con soberanía no significa absolutamente nada (y que no hay lecciones que sacar de ello) y que de alguna manera una mayoría árabe "defendería ferozmente los derechos de la minoría judía", tal tipo de sandeces utópicas desafían la imaginación social y política basada en la realidad.

El discurso de Freedman, tan totalmente divorciado de la realidad "demasiado humana" de esa parte del mundo, nos da un ejemplo del angelismo y de la insulsa ley moral que anima a tantos judíos antisionistas.

Aquí me gustaría abordar una pregunta muy bien planteado por mi anterior corresponsal pero ligeramente reformulada:
¿Por qué ciertos judíos se identifican y promueven las letales narrativas palestinas sobre Israel, y se prestan como aliados de esos grupos que animan y promueven abiertamente la destrucción de Israel, incluso hasta llegar a asegurar que no tenemos nada que temer de ellos?
En una palabra, creo que están involucrados en una especie de "crimen de honor" por delegación.

En varias culturas nos encontramos con el fenómeno de los "crímenes de honor", es decir, el asesinato de una mujer soltera por su familia por avergonzarles a ellos (desde un punto de vista progresista, estos serían realmente "asesinatos de honor"). En la mayoría de los casos, el comportamiento de la mujer implica la posibilidad de cierta manifestación sexual impropia, por un lado, y dicha "limpieza del honor" exige estos sacrificios a fin de mantener la respetabilidad ante los demás. Todos los crímenes de honor se realizan para apaciguar la opinión hostil de otras personas, para ganarse esa familia el favor de la comunidad mayoritaria. Son asuntos fundamentalmente de honor y de vergüenza, asuntos de reputación ante los ojos de los semejantes.

Entre esas culturas, los árabes y musulmanes destacan por la frecuencia en que un "comportamiento considerado vergonzoso" produce este tipo de "crímenes de honor" familiares, un fenómeno que ha causado mucha preocupación ya que cuando se centra la atención en la alta frecuencia con que se producen en familias musulmanas, ello puede conducir a la tan temida "islamofobia".

Mientras que en sus orígenes, y en la mayoría de los casos, los crímenes de honor sólo se producen cuando una mujer soltera voluntaria y deliberadamente practica una conducta sexual ilícita, bajo el impacto de la modernidad esos asesinatos tan primitivos y despreciables se han extendido en algunas culturas a "crímenes de honor" para imponer la dominación patriarcal (hijas que se niegan a casarse o a divorciarse) y para vigilar las fronteras entre nosotros y ellos (asesinato de hermanas que salen con europeos).

De manera no exclusiva, pero no obstante con una intensidad peculiar, la cultura árabe y musulmana ofrece hoy en día la más extensa lista de actos de esa tipología.
Más del 75% de las mujeres palestinas que en Jordania fueron sometidas a exámenes del himen fueron posteriormente asesinadas por miembros de la familia, incluso cuando las pruebas demostraron que eran todavía vírgenes.
El papel de la opinión de la comunidad - el "grupo de honor" - en la aplicación de la exigencia de una "limpieza del honor" (el asesinato de la mujer) desempeña un papel fundamental. En uno de los casos en que la hija había sido violada y embarazada por sus hermanos y el padre había acordado no matarla, la madre lo hizo. ¿Por qué? "Por el bien de sus hijos". Debido a que mientras viviese la hermana víctima de la violación. la comunidad en general sometería al ostracismo a su familia (incluso las hermanas casadas podrían no venir a visitarla), y la familia no podría casar a alguno de sus hijos o a sus hijas.

¿Qué tiene esto que ver con los judíos antisionistas se preguntarán algunos?

Creo que sus sentimientos hacia Israel reflejan esa dinámica de "honor-vergüenza". La representación de Israel por una escuela de periodistas letales como un cruel ocupante de una tierra únicamente palestina y que agrede deliberadamente a los civiles palestinos, ha avergonzado profundamente a unos judíos progresistas ante los ojos de su propio "grupo de honor", es decir, sus compañeros progresistas. Para estos judíos antisionostas, la vergüenza de tener un miembro de la familia - Israel - que es visto por los suyos (su comunidad progresista) como un brutal y despiadado Goliath, resulta demasiado difícil de soportar. Y apoyar a Israel en tales condiciones significa perder su reputación progresista. Cualquier cosa menos tener el destino de Andrew Pessin (un profesor judío americano que ha sufrido una persecución kafkiana por su defensa de Israel que desató las críticas de una alumna pro-palestina).

Obviamente, en la constitución de estos judíos antisionistas no está asesinar físicamente a los familiares que les avergüenzan (Israel y los judíos que lo defienden), ya que la mayoría de estos judíos antisionistas - como Judith Butler y "Voz judía por la Paz " - son pacifistas, pero en cambio sí pueden subcontratar ese trabajo, un "crimen de honor" por delegación si se quiere. De este modo se conectan a grupos que si tienen tanto la constitución como la voluntad de querer matar a su familiar infractor, es decir, a grupos como Estudiantes por la Justicia en Palestina y Musulmanes Estadounidenses por Palestina .

Irónicamente, estos últimos grupos también se dedican a su particular y familiar forma de "crimen de honor", la de aquellos que les avergüenzan mediante el establecimiento de su autonomía en medio - en el corazón - de Dar al Islam. La idea palestina de justicia implica venganza por el honor perdido, lavar su rostro oscurecido con la sangre del enemigo que les ha deshonrado. Si esto suena improbable para ustedes consideren lo siguiente: si ellos pueden llegar a matar a sus propias hijas por avergonzarles, ¿cuánto más asesinarían a extranjeros por hacerlo?

Así que cuando ciertos judíos, tanto israelíes como en la diáspora, adoptan la letal narrativa palestina sobre Israel, cuando se convierten en aliados de los enemigos jurados de Israel, cuando ignoran todas las pruebas existentes de que las narrativas letales de ciertos periodistas representan violaciones deshonestas de todos los principios de una libertad de prensa responsable, cuando promueven causas (como el BDS ) que se dirigen contra la existencia misma de Israel, se dedican básicamente a realizar un "crimen de honor" por delegación.

Al parecer, nada excepto la perfección es aceptable para estos moralistas impulsados por una idea del honor inmaculado. Cualquier cosa que no sea la perfección de parte de sus familiares les avergüenza y les provoca ira, mostrándose a continuación decididos a salvar a su propia estatura moral a costa de su pueblo asediado.

Esta motivación de la vergüenza explica la unidad irracional existente detrás de su postura moral. No sólo estos judíos requieren de su propio pueblo los más altos estándares morales, sino que de una manera profundamente racista sostienen que los palestinos no están obligados a tan elevados estándares. Es más, su odio asesino no es más que su esperada respuesta ante el sufrimiento insoportable que les han infligido los israelíes avergonzándoles ante su particular "grupo de honor"

Y por desgracia, al igual que los enemigos de su pueblo matan a sus hijas por ser solamente sospechosas ante los demás, estos judíos antisionistas lo hacen a pesar de que su familiar, Israel, no es culpable de los cargos, sino que de hecho es la cultura más de vanguardia y progresistas de su región.

PD: He leído los comentarios y hay alguno interesante:

Phyllis Chester:
El motivo, en todo el mundo, de los "crímenes de honor" es la percepción de que la víctima es "demasiado occidental" (esto cubre una amplia gama de pecados y crímenes), o en su caso, que ella (o él) es sexualmente inapropiado. Como usted sabe, esto también incluye a las víctimas de violación. 
¿Estás diciendo que los judíos antisionistas viven en una cultura tribal de la vergüenza y honor al igual que lo hacen los árabes palestinos, y que los judíos pro-sionistas no viven en una cultura tan tribal?
Richard Landes:
Creo que los crímenes de honor deben limitarse a las familias que matan a sus propios miembros. Es una forma particularmente atroz de conducta impulsada por el honor. Para los maridos que matan a sus esposas hay una variedad de razones, ninguna por supuesto justificable, sin embargo se trata de un fenómeno mucho más generalizado y que no se rige tanto por las exigencias de la comunidad (no es tanto impulsada por la  honra y el honor), como por la necesidad de venganza.
Con respecto a los judíos antisionistas, yo creo que son participes de un tipo diferente de cultura del "honor y la vergüenza", una especie de narcisismo posmoderno en el que la opinión de la "comunidad de la honra progresista" (su "grupo de honor") resulta el factor decisivo. 
Dado que normalmente asociamos las culturas del honor con un comportamiento machista propio de los machos alfa, es muy raro encontrar esa mentalidad entre esta comunidad progresista post-testosterona (de ahí que el asesinato deba ser por delegación).

Labels:

Desde Tel Aviv al río Támesis, es la era de neo-tribalismo - Liel Leibovitz - Tablet



"El Conservadurismo", tronó el titular de The Guardian, "se ha convertido en corrupto y ha perdido el contacto con el resto de nosotros". Se publicó el 2 de mayo, cinco días antes de que los conservadores consiguieran la peor derrota de los Laboristas en casi tres décadas.

El autor de esta desafortunada observación es Will Hutton, un columnista del periódico y el director de la misma universidad de Oxford que forjó a John Donne, Thomas Hobbes, y Jonathan Swift. Es tentador tratar de perdonar su vergüenza posterior:  incluso los observadores más astutos, después de todo, a veces se equivocan, y no hay nada tan mezquino como deleitarse con los pronósticos equivocados de un oponente desde la seguridad de la retrospectiva. Pero el error de Hutton no fue sólo suyo, es endémico en toda una clase de personas educadas que, echando un vistazo a sus Facebook, nos encontramos que son nada más que Milifans (fans de Miliband, el candidato laborista) que opinaban que el final de David Cameron estaba cerca. Este vasto olvido no se limita a Gran Bretaña: en Varsovia sorprendió de manera similar esta misma semana cuando el conservador Andrzej Duda ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales del país y en Tel Aviv se vivió de una manera similar ante la incredulidad de su intelectualidad despatarrada en sus cafés a raíz de la reciente y rotunda victoria de Netanyahu.

Cuando sus respectivos desastres electorales les cayeron encima, los izquierdistas de Tel Aviv y del Támesis miraron al cielo en busca de respuestas, regresando con una sola explicación: como ellos eran claramente los campeones de la razón y del sentido común, sus opositores solamente podían haber triunfado traficando con el miedo, el nacionalismo y otros desagradables sentimientos. El corresponsal del Haaretz en Londres hizo esta explícita comparación cuando informó a sus lectores de que Cameron era meramente un Bibi con acento pijo, que únicamente consiguió la victoria asustando toscamente al electorado con constantes toques de tambor que aludían a escenarios de pesadilla que involucraban enemigos internos y externos.

Tales explicaciones uniformes, que viene de los que normalmente son (auto)santificados por su complejidad y diversidad, son sorprendentes. Ninguno de esos en la izquierda se tomó la molestia de mencionar las medidas tomadas por Cameron como su negativa a recurrir al endeudamiento masivo, por citar sólo un ejemplo obvio,  algo que como algunos laboristas predijeron solamente provocaría el estancamiento de la economía, y dicha negativa permitió a la economía británica crecer a un ritmo que superó ampliamente al del resto del continente, con el Reino Unido creando más puestos de trabajo con los Tory que el resto del continente de manera combinada. Tampoco a los críticos israelíes de Netanyahu les importó que la economía de Israel continuara creciendo de manera constante en el 2014, a pesar de un conflicto militar de 50 días que costó cerca de 2,5 mil millones de $ . Pero para la "buena sociedad de progreso" israelí la única razón o explicación del ascenso de la derecha se debió a la depravación de sus partidarios.

Y sin embargo, no se apresuren a poner en la picota a estos desventurados progresistas por sus fracasos. La izquierda mundial contemporánea, en la medida en que pueda existir una entidad tal, es ciertamente culpable de una amplia gama de deficiencias intelectuales y morales, por ejemplo abogar por unos esquemas de redistribución desastrosos como si fueran panaceas económicas y negarse a reconocer los peligros claros y presentes del Islam radical. Pero el problema aquí no es la izquierda, es la aniquilación del espacio en el que las conversaciones políticas racionales y razonables se llevaban a cabo, la última gran esfera pública.

En caso de que signifique algo para usted el nombre de Jürgen Habermas, la esfera pública era el espacio en el que los particulares podían reunirse y discutir los asuntos-políticos, financieros y artísticos que daban forma a sus vidas compartidas. Habermas, un filósofo alemán estrechamente asociado con la explicación de este concepto, argumentó que si bien la esfera pública fue robusta desde finales del siglo XVII hasta aproximadamente la primera mitad de la década de 1800, todas esas densas cafeterías repletas de polemistas que diseccionaban los últimos actos legislativos empezaron a caer en picado con el ascenso de la economía industrial. Pero cuando llegamos a finales del siglo XX, se lamente Habermas, los medios de comunicación, los spin doctors (creadores de opinión) y el consumismo voraz han erosionado la esfera pública hasta dejarla en el olvido.

Sin embargo, inherente a la teoría de Habermas existe una curiosa contradicción: esa esfera pública, idealizada como el suelo fértil del que surgió la democracia liberal, históricamente sólo prosperó cuando estaba poblada por una parte relativamente pequeña de la población, la cual era adinerada y bien educada, permaneciendo fuera las masas caóticas. No obstante, la democracia salvaje terminó estrangulando a su partera.

Con la aparición de Internet, los orgullosos post-docs se apresuraron a debatir si esa red virtual podía constituir la esfera pública de la era moderna. Argumentos interesantes se postularon en cada dirección. Pero todos son ahora discutibles: lo que la web podría haber sido ya poco importa, se trata de lo que hemos elegido hacer de ella. Y lo que hemos hecho de ella es solamente una muestra hecha jirones de la colcha andrajosa en que se ha convertido nuestro tejido social, deshilachándose a pedazos por las costuras.

Los motivos exactos de este colapso es probable que mantenga ocupados a los estudiosos y a los poetas durante décadas, pero para el resto de nosotros apenas tiene importancia. Sólo tenemos que mirar a Gran Bretaña, Polonia o Israel para darnos cuenta de que ya no existe más una esfera pública, que ahora vivimos en aldeas disociadas, que ya no somos los hijos e hijas de naciones unidas, sino más bien los miembros de tribus dispares, cada una preocupada por su patria y cada una persiguiendo sus objetivos.

Esto - ¿debemos decirlo? - es una situación lamentable. Podría haberse evitado. Los medios académicos, si no fuera por su celo por las estupideces de las políticas de identidad, podrían haber puesto un dedo en el dique. Así aún pudo haber periodismo, no como el actual más propenso a enfriar la libertad de expresión  que a promoverla. Pero ahora que la era del neo-tribalismo ha caído sobre nosotros, haríamos bien en ajustarnos y adaptarnos. Una guía práctica es el influyente libro de Yuri Slezkine "El Siglo judío". En él, Slezkine argumenta que los judíos han prosperado porque eran las últimas personas mercuriales, unas tribus pequeñas y exclusivas que se especializaron en la prestación de servicios para las franjas más grandes y homogéneas de la sociedad mayoritaria, los apolíneos. Los pueblos mercuriales sobreviven, argumenta Slezkine, cultivando la pureza y limpieza de las diferencias que los distinguen de los demás, y prosperan cuando, al igual que los judíos, son capaces de dominar los reinos de la diplomacia, la banca o el entretenimiento que los apolíneos consideran como de excesiva mala reputación para practicarlos.

¿Qué mejor podría ayudar a explicar el renovado rugido del antisemitismo incluso en esos lugares que previamente se creía que eran resistentes al mismo?: La pequeña tribu original, los judíos, sólo podían prosperar mientras la sociedad mayoritaria estuviera allí para aceptar sus servicios, aunque lo hiciera a regañadientes. Pero cuando la sociedad mayoritaria, apolínea según Slezkine, procedió a separarse en tribus, las viejas afinidades perdieron mucho de su brillo. Si esas tribus ya no ocupan el mismo espacio público, entonces ya casi no tienen ninguna necesidad del genio de otra tribu.

Podemos, por supuesto, llegar a superar esto. Hemos tenido épocas más oscuras y hemos sido arrastrados por ideas aún más ignorantes. Podemos nuevamente aprender a ver más allá de nuestras fronteras tribales, una vez más, llenar nuestros cafés con conversaciones, una vez más construir una mayoría apolínea cohesiva y coherente. Pero por ahora, es el tiempo tum-tum de los tambores, con todas las comodidades y terrores inherentes a la vida tribal.

Labels: ,

La locura de la comunidad internacional con respecto a los palestinos y la batalla de las fuerzas del mal contra el bien - Ben-Dror Yemini



La fórmula es familiar: Cuanto más de derechas le parezca al mundo el gobierno de Israel, más fácil será para los activistas anti-Israel hacer su trabajo. Un aumento en Israel de las declaraciones e incidentes de carácter anti-árabe conduce a una caída en el apoyo a Israel entre los estudiantes judíos en los campus de Estados Unidos, y cuantos más informes distorsionados y sesgados emiten organizaciones como Rompiendo el Silencio y B'Tselem mostrando a un Israel que cometiera delitos de manera permanente, más fácil resulta defender su odio a Israel a los activistas de BDS.

Las posiciones de partida son problemáticas, no sólo debido a la composición del nuevo gobierno israelí, sino sobre todo a la luz de la situación geopolítica. Lo absurdo es que en las circunstancias actuales, el control de Israel sobre los territorios es el mal menor.

Una solución política apresurada - la que los gobiernos de Estados Unidos y la Unión Europea están liderando, con el apoyo de un grupo de israelíes que apoyan la demanda palestina de su reconocimiento unilateral como un Estado -, sería un desastre para los palestinos. La toma del control por parte de Hamas sólo sería cuestión de tiempo.

Esto no tiene nada que ver con la composición del gobierno. Isaac Herzog se encontraría con la misma situación geopolítica, y Tzipi Livni también se encontraría, nuevamente, con la oposición palestina a cualquier acuerdo de paz. Después de todo, los gobiernos de Ehud Barak y Ehud Olmert hicieron ofertas muy generosas a Yasser Arafat y Mahmud Abbas respectivamente, y todo fue en vano.

Sin embargo, no todo está perdido. Suponiendo que el control israelí sobre Cisjordania no vaya a finalizar a corto plazo, un gobierno de derechas todavía puede promover una serie de medidas que mejoren la vida de los palestinos pero no socaven la seguridad de Israel en lo más mínimo - en el campo de infraestructura de agua, por ejemplo -. Una serie de fondos han sido donados para proyectos de rehabilitación, y es un paso en la línea correcta.

Y lo mismo pasa con los proyectos en los campos de la salud, la construcción y la infraestructura. Israel no debe retrasar el desarrollo. Por el contrario, desde el comienzo del control de Israel sobre Cisjordania y Gaza, ha habido grandes mejoras en la mayoría de las áreas.

En 1967, por ejemplo, sólo cuatro comunidades palestinas estaban conectadas al agua para su uso doméstico, en el 2004, sin embargo, 643 de las 708 comunidades estaban en la red de agua. Pero aún queda mucho por mejorar. No sólo en interés palestino, sino también en interés israelí.

Hay algo estúpido en el hecho de que la comunidad internacional esté presionando a las partes para un acuerdo político que sólo empeorará las cosas para los palestinos. Pero hay algunas cosas que se pueden hacer incluso sin un acuerdo de paz. Que dicho acuerdo mejoraría realmente la situación de los intereses de los palestinos sigue siendo algo poco claro, pues de hecho si supondría claramente una mejoría en los intereses de Israel.

Las fuerzas del mal contra el bien

Las manifestaciones de chovinismo a la luz de la designación de Ayelet Shaked como ministra de Justicia no son más que una pequeña mancha en comparación con el intento de presentar cualquier propuesta de cambio como un asalto de las fuerzas de la oscuridad (del mal) sobre las fuerzas de la luz (del bien).

Incluso los funcionarios europeos, según se nos informa, están monitorizando con preocupación las "iniciativas (de Ayelet Shaked) que podrían socavar la democracia israelí". Esto es muy interesante, porque las críticas de Shaked al sistema judicial ya se han expresado en el pasado por profesores e izquierdistas. Y ellas provocaron respuestas similares.

Después de todo, cualquiera que cuestione algo se convierte en un miembro de las fuerzas de la oscuridad - independientemente del hecho de si el individuo en cuestión es un laureado con el Premio Israel, como Ruth Gavison o Daniel Friedmann, o una figura política como Haim Ramon -. Cualquiera que piense diferente es etiquetado inmediatamente como un miembro de las fuerzas de la oscuridad. Y es que esta es la democracia de las fuerzas de la luz.

La respuesta de Europa cae dentro de la misma categoría. Después de todo, las propuestas planteadas por las llamadas fuerzas de la oscuridad se basan, entre otras cosas, en la práctica común en muchos países europeos.

Pero para dejar las cosas perfectamente claras, Shaked no tiene ninguna posibilidad de cambiar nada. La oligarquía judicial ya ha demostrado ser demasiado fuerte. Y esta es una prueba más del problema.

Labels:

Esas sencillas preguntas relativas al Oriente Medio que nunca se plantean - Edgar Davidson



 Se las he enviado a un par de agencias de noticias (sin esperar respuesta):

- ¿Por qué los países occidentales esperan poder absorver a unos ilimitados "refugiados" musulmanes, mientras que los países musulmanes más ricos (y poco poblados) como Qatar, Arabia, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, etcétera, nunca tratan de hacerse cargo de ellos a pesar de que comparten la misma religión, el idioma y la cultura de esos "refugiados"?

- ¿Por qué es un motivo de celebración en los medios occidentales cuando los estadounidenses, británicos o árabes matan a terroristas islámicos, pero es un "crimen de guerra" cuando lo hace Israel?

- ¿Por qué el único país del Oriente Medio que no es un Estado de apartheid (Israel) es el único que es acusado de ser un Estado de apartheid?

- ¿Cómo es que las personas que llaman a Israel un "Estado de apartheid" también en general insisten en que todo judío debe abandonar "territorio palestino" (cuando no sostienen que deben abandonar el propio Israel)?

¿Por qué los activistas antisemitas que se dedican a la destrucción de Israel siempre son denominados "pro-palestinos" en lugar de lo que realmente son?

- ¿Pueden identificar una sola actividad pro-palestina (que no sea una actividad anti-Israel) que haya sido llevada a cabo por cualquier activista occidental "pro-palestino"?

- ¿Por qué organizaciones judías antisionistas como Yachad, J-Street y el New Israel Fund todavía se autodenominan como "pro-Israel"?

- ¿Por qué esos intolerantes activistas occidentales "pro-palestinos" que van a "Palestina" a lanzar piedras contra los israelíes son denominados "activistas por la paz"?

- ¿Por qué los gráficos que contabilizan los "civiles muertos", obligatorios para los conflictos que involucran a Israel (como "2,000 palestinos muertos y sólo 10 israelíes"), nunca se utilizan para cualquier otro conflicto en el mundo (¿alguna vez se han contabilizado el número de civiles británicos o estadounidenses muertos cuando esos mismos países montan ataques contra los países árabes)?

- Más de 140 países de las Naciones Unidas fueron creados, o lograron su independencia, después de 1945. ¿Cómo es que de sólo uno de ellos - Israel - se cuestiona su legitimidad?

- ¿Por qué las personas que rechazan sistemáticamente la afirmación de Israel de que su capital es Jerusalén nunca ponen en duda la afirmación de Gran Bretaña de que las Islas Malvinas son suyas (a tan sólo 13.000 millas de distancia)?

- (Para todos los políticos británicos) ¿Por qué insisten que la colonización musulmana de ciertas ciudades británicas es un gran éxito para el multiculturalismo, mientras afirman que la presencia de judíos viviendo en su propia capital, Jerusalén, resulta un obstáculo para la paz?

- ¿Por qué Irán necesita "energía nuclear pacífica" cuando tiene la segunda mayor reserva de petróleo y de gas del mundo (lo suficiente para satisfacer las demandas energéticas de su población durante más de un millón de años)?

- ¿Por qué Turquía sigue ocupando el norte de Chipre (o Marruecos el Sahara) y nadie dice nada?

- (Para todos los políticos) Si - como insisten - los terroristas islamistas que declaran que están matando en el nombre de Allah no son musulmanes, entonces, ¿de qué religión son?

- (Para todos los políticos) Si - como insisten - el Islam es una "religión de paz", entonces ¿por qué a continuación dicen que los caricaturistas no deben meterse con Mohamed porque incitan a los musulmanes a matar?

- (Para David Cameron, los Liberal demócratas y los Laboristas británicos) Si como dicen siempre, cada reducción de un centavo del presupuesto de ayuda exterior dará lugar a más niños africanos muriendo de hambre, ¿cómo justifican los 20 millones de libras esterlinas de presupuesto que todos los años regalan a la Autoridad Palestina para que con ellos paguen los salarios de terroristas condenados?

- Si la pobreza y la discriminación son las razones del regreso del terrorismo a Occidente, cómo es que en realidad solamente los musulmanes (y nunca los hindúes, los sikhs, los budistas, los africanos no musulmanes, los negros no musulmanes, los judíos haredi, los gitanos y de hecho el resto de grupos minoritarios empobrecidos) se han convertido en terroristas?

Labels:

Ley Básica de Israel: La supervivencia política - Shmuel Rosner - Jewish Journal



El circo político israelí del 2015 - también conocido como la nueva coalición israelí - ha pasado su primera prueba al pasar la nueva legislación. Si usted quiere comprender por qué Israel no hace ningún intento por redactar una constitución, aquí está la explicación: hace menos de dos años, la Knesset votó a favor de una Ley Básica - las Leyes Básicas son la versión israelí de una constitución legislada gradualmente - que limitaba el número de ministros en los gabinetes o gobiernos a 18. El lunes, la presente Ley Fundamental fue frenada por la única ley básica de Israel: la ley de la supervivencia política. A partir de ahora, y hasta que un futuro gobierno decida jugar nuevamente con el número de ministros en el gabinete, ya no habrá un límite. El primer ministro Netanyahu, encargado de la ingrata carga de tener que mantener una pequeña y feliz coalición, ya puede otorgar una serie de puestos más que harán que más miembros de la coalición se apeguen a ella.

La aprobación de esta legislación no es exactamente un hecho a celebrar, pero el clamor de la oposición en su contra también resulta un tanto embarazoso. Tener un gabinete ligeramente más grande no es el ideal, pero tampoco es un desastre. Y si ese es el precio que Israel tiene que pagar para que su gobierno sobreviva un poco más, que así sea. Para la última versión de la Ley Básica de Israel el Gobierno podría aplicar el inolvidable chiste de George Costanza: "Yo he vivido durante toda mi vida en la vergüenza ¿Por qué debería morir con dignidad?"

En términos generales, el concepto de dignidad no parece encajar con el estado actual de los asuntos políticos en Israel. El primer ministro cometió un error de cálculo en la negociación de esta coalición y no tendrá más remedio que pagar con dignidad por su estabilidad. De hecho, sus futuros ministros del Likud ya lo estaban pagando con su propia dignidad esta misma semana, ya que tenían que esperar y quejarse mientras esperaban que se aprobara la nueva legislación que les otorgaría nuevos cargos. Netanyahu quería mantenerles como rehenes para asegurarse de que votaban de la manera correcta. Su única satisfacción es que el primer ministro también lo está pagando. De hecho, él ya pagó la semana pasada cuando se vio obligado a ceder a la presión de Hogar Judío y permitir que Ayelet Shaked se convirtiera en la próxima ministra de Justicia.

Shaked es joven, inteligente, hiperactiva y algo radical en sus puntos de vista con relación al sistema de justicia de Israel. Ella también es bonita. Una pieza supuestamente irrelevante de la información que sin embargo es relevante.

Y eso se hizo evidente porque no hubo ninguna dignidad en la respuesta crítica y grandilocuente a su nombramiento como ministra de Justicia, pues muchas de ellas se centraron en su aspecto más que en sus ideas. Un ex ministro la llamó una chica pinup - sí, ella es bonita, admitió, pero se negó a admitir que su reacción transmitiera olor a sexismo -. Un importante abogado dijo que ella no proyecta autoridad. Un conocido periodista comentó que con su belleza una mejor opción sería la de ministra de Exteriores. Afortunadamente, varios diputados de la oposición, en su mayoría mujeres, vinieron en su defensa. Condenaron los comentarios sexistas, y reemplazaron esas críticas sexistas culpando a Shaked de ser racista.

Ella tiene sus defectos, sin duda. Y tiene una agenda que no oculta: en su opinión, el Tribunal Supremo de Israel está desequilibrado (hacia posiciones de la izquierda) y tiene una tendencia malsana de interferir en las decisiones del gobierno. Como ministra de Justicia, tratará de hacer cambios, como es su derecho. Y pronto descubrirá que hablar de cambios es mucho más fácil que realizarlos, como debe ser. Una coalición de 61 escaños es poco probable que tenga la capacidad de realizar cambios radicales en el sistema de gobierno de Israel. Una coalición de 61 escaños podría ser capaz de gobernar por un tiempo y redistribuir la riqueza de Israel sobre todo a beneficiarios ultra-ortodoxos. Y puede que sea capaz de sobrevivir durante algún tiempo más que lo que la gente espera. Pero será una coalición de un compromiso constante, con una constante necesidad de atender a las necesidades de todos sus miembros. Un infeliz miembro del Knesset puede derribar la mayoría. Un diputado infeliz puede enviar a Israel de vuelta a las urnas.

Y sin embargo, una coalición de 61 escaños, como la derecha le sigue recordando a los israelíes, fue la que llevó a cabo los Acuerdos de Oslo y la que los aprobó en la Knesset. La derecha utiliza este ejemplo cuando quiere hablar de la hipocresía de la izquierda, que ahora sostiene que una mayoría de solamente 61 escaños es algo ilegítimo. De hecho, es un ejemplo que se debe utilizar como una señal de advertencia para la derecha: la mayoría de los 61 es legítima, pero a duras penas, y es una de las razones por la que los Acuerdos de Oslo fueron polémicos desde el primer día y nunca ganaron la adecuada legitimidad. Si la nueva coalición hace un intento de tomar decisiones duraderas sobre asuntos cruciales, debe esperar tener que golpear ante un muro no inferior al que planteó la propia derecha cuando los Acuerdos de Oslo fueron aprobados por una pequeña mayoría temporal y también legítima a duras penas (con suerte, sin un final violento).

En los próximos días el circo se mantendrá entreteniendo a las masas con el drama de los nombramientos ministeriales y las desilusiones, con las amenazas de los que esperaban un puesto y la alegría de los que lo consiguen.

Y a medida que los días sigan pasando, cada vez estará más claro que no hay salvación para esta coalición a excepción de la esperanza de que algún día - tal vez después de que se apruebe el presupuesto, tal vez cuando una crisis pueda servir como pretexto, posiblemente después de otra ronda de primarias en el partido Laborista - la mayoría se pueda ampliar mediante la adición de otro partido a la mezcla. Es cierto, tan tarde como ayer parecía que Netanyahu tenía la intención de mantener el ministerio de Asuntos Exteriores en sus propias manos, presumiblemente con la esperanza de que Yitzhak Herzog, el líder actual de los Laboristas, estaría tentado de convertirse en el ministro de Asuntos Exteriores dentro de unos meses. Pero, hablando de manera realista (y sí, siempre debemos añadir la advertencia de que en política todo es posible), el partido Laborista no parece querer estar en asociación con Netanyahu. Herzog parece querer mantener su posición como líder de su partido más bien que desear ser ministro de Asuntos Exteriores. El partido Laborista también parece querer un líder que no entre en una coalición de Netanyahu.

Entonces, ¿qué pasa después? El nuevo gobierno va a tener que arrastrarse a lo largo de un tiempo sin tener la capacidad de hacer mucho más allá que una gestión del día a día. Algunos de los lemas electorales prometidos, como cambios presupuestarios a favor de los votantes haredi y los colonos se convertirán en una realidad; en otros casos, la coalición tendrá que aceptar sus limitaciones y seguir adelante sin cumplir con sus promesas.

Las animosidades personales serán una distracción constante. Las crisis, grandes y pequeñas, serán una distracción constante. La dura retórica de la coalición y de la oposición será una distracción constante. Una coalición sin alegría.

Labels: ,

Saturday, May 16, 2015

Así deben ser los "ángeles de la paz" peronistas

Clash diplomático entre Jerusalén y Paris: Israel denuncia las hipocresías francesas - JSSNews



Según el diario de la izquierda israelí, Haaretz, una reunión entre diplomáticos franceses e israelíes se convirtió en un escándalo diplomático: el Estado judío denuncia las hipocresías del Quai d'Orsay (el ministerio francés de Asuntos Exteriores)

La reunión anual del "diálogo estratégico", una reunión anual organizada a petición del ministro de Exteriores francés Laurent Fabius, se llevó a cabo en un clima "execrable", según una fuente de Haaretz. Diplomáticos israelíes ya no pueden permanecer en silencio acerca de las acciones de sus colegas franceses, reprochando a París su falta de sinceridad e hipocresía.

Según Actualite Juive que ha retomado la información, "desde hace meses París está trabajando en un proyecto de resolución 'made in France' que tiene como objetivo presentarse ante el Consejo de Seguridad de la ONU, y que tiene como objetivo lograr un solución definitiva del conflicto palestino-israelí".

Visiblemente bien informados, los israelíes han conocido que los franceses han multiplicado últimamente sus conversaciones con los palestinos, los Estados árabes y varios miembros del Consejo de Seguridad para refinar su proyecto de resolución..., !!pero todo ello sin informar en ningún momentos a la otra parte de Jerusalén!!

El Quai d'Orsay parece que no habría encontrado útil comunicar a Israel el menor borrador o esbozo del documento que pretende presentar y que reajusta las fronteras y divide Jerusalén en dos. El proyecto también incluye una "fórmula que permitiría reconocer a Israel como un 'Estado judío', pero sin que esta formulación fuera ni siquiera sometida a los israelíes".

Y Haaretz en hebreo explica las quejas de la parte israelí: "!!Ustedes discuten con el mundo entero sobre vuestro proyecto de resolución anti-Israel, pero no con nosotros! Parecen olvidar que nosotros somos una de las partes involucradas!!". Esta frase que supuestamente habría pronunciado Nissim Ben-Shetrit, el jefe de la delegación israelí, no ha tenido más respuesta que una simple pirueta diplomática - y especialmente con ningún tipo de excusas -: el secretario general del Quai d'Orsay Christian Masset argumentó que sólo se trataba de una "versión provisional" del documento. Añadiendo que se lo presentarán "cuando esté terminado", argumentaron los franceses de una manera muy poco convincente para sus homólogos israelíes.

La reunión, después de esto, se habría convertido rápidamente en un diálogo de sordos y se habría desarrollado en un ambiente muy cargado, "Estamos ante tiempos difíciles para las relaciones franco-israelíes", reconoció un diplomático francés citado por el Haaretz y tomada por Jewish News.

Labels:

Friday, May 15, 2015

¿Cómo te mantienes judío? - David Suissa - Jewish Journal



En el mundo moderno ortodoxo, a los padres no les gusta escuchar las letras OTD. Representan "fuera del derech", es decir, fuera del sendero o camino (de la Torah), lo que significa que su hijo ha decidido dejar el mundo religioso. Ocurre con más frecuencia de lo que piensas.

A veces un niño va a la universidad, escucha una brillante conferencia que desafía lo que aprendió en las escuelas judías o yeshivas - como, por ejemplo, el hecho de que cada palabra de la Torah y el Talmud viene de Dios - y podría poner en duda su sistema de creencias.

Otras veces, el estilo de vida observante de la Torah de orar tres veces al día, y después tantos mandamientos, simplemente puede llegar a ser demasiado sofocante. En lugar de seleccionar y escoger, el niño podría decidir simplemente abandonarlo todo.

La ortodoxia moderna es especialmente vulnerable a los hijos que "abandonan el derech", precisamente porque su filosofía es la de seguir participando activamente en el mundo exterior. A diferencia de las comunidades ultra-ortodoxas mucho más insulares, la ortodoxia moderna otorga una prima mucho mayor en estudiar en las mejores universidades y seguir carreras profesionales.

Es bien sabido que si usted va a tener un ataque al corazón o cualquier tipo de ataque, uno de los mejores lugares donde estar es una sinagoga ortodoxa moderna, ya que un grupo de médicos judíos estará con usted en cuestión de segundos.

Este compromiso con el mundo exterior crea una tensión constante en lo que respecta a su adhesión al estilo de vida ortodoxo - orar tres veces al día, búsqueda de restaurantes kosher, tener días libres para las fiestas judías y así sucesivamente -. Tal vez por eso el Shabat es el ritual crucial que mantiene viva a la ortodoxia moderna. Es un día donde no hay presión, no hay ambigüedades, sin necesidad de navegar por diferentes mundos. Desconectas del trabajo y del mundo, y vuelves a conectar con la familia y con la comunidad.

El problema es que para que una nueva generación de judíos ortodoxos modernos adictos a comprobar sus smartphones cada pocos segundos, puede que no sea tan fácil desconectar. Y si usted ha sido criado en el mensaje de que "todos los mandamientos son importantes", un pequeño desliz podría desmoralizarle y llevarle hacia una resbaladiza pendiente en lo referente a su sujeción a todo.

En otras palabras, debido a que el estilo de vida ortodoxo es tan exigente, hay numerosas oportunidades para deslizarse fuera de él y sentirse culpable. Es por eso que los rabinos ortodoxos tan a menudo predican el valor y la importancia de seguir los mandamientos de Dios. Es su deber.

Pero, ¿qué más puede hacer la ortodoxia moderna para tratar de evitar que la nueva generación se salga del derech?

Vamos a empezar con esta pregunta: ¿Es el judaísmo lo que eres, lo que haces o lo que crees? Cuando le planteé esta pregunta a un público mayoritariamente ortodoxo en Arizona, durante la Pascua, ¿adivinen qué respuesta tuvo la mayor respuesta?

Así es, fue la primera: el judaísmo es "lo que yo soy". "Lo que yo hago" y "lo que yo creo" son extremadamente importantes según me comentó la gente, pero cuando se ven obligados a elegir lo más importante adoptaron "lo que yo soy".

Esto no debería sorprendernos. "Lo que yo soy" va al núcleo de nuestra identidad. Sugiere algo inmutable. Cuenta con la seriedad de una declaración: "Esto es lo que soy". Para los judíos, esta identidad nos conecta directamente a "lo que somos", es decir, un pueblo con una historia milagrosa.

Una de las cosas más atractivas que le digo a mis hijos en la noche del viernes es que hace 1.000 años, en algún pequeño pueblo en Marruecos, sus antepasados ​​estaban recitando el mismo Kidush y la misma bendición para el pan de una manera exacta. Y que en su casa de oración ellos leían de exactamente la misma Torah. ¿Cuán de milagrosa es esto?

Cuando mi judaísmo comienza con "lo que yo soy ", resulta una progresión natural a "lo que yo hago", porque me corresponde preguntar: "¿Cómo nuestros antepasados lo ​​mantuvieron en marcha durante tanto tiempo?". La comida de Shabat, entonces, se vuelve más que un mandamiento de Dios, es una continuación de lo que somos.

Esta conexión con nuestra historia milagrosa es tan poderosa que puede soportar el brillante asalto contra Dios del fallecido Christopher Hitchens o de Sam Harris. Estos ilustrados ateos pueden cuestionar a Dios todo lo que quieran, pero no pueden cuestionar la historia judía. Ellos no pueden impugnar la existencia de mis antepasados ​​judíos en Marruecos y los muchos rituales que practicaban para mantener su tradición. Esa historia triunfa sobre todo.

Mantener nuestra identidad judía comienza con el "lo que yo soy" que nos motiva. Es como una póliza de seguros contra los modernos vientos de cambio que vuelven a casi todo obsoleto. Si el judaísmo es lo que soy, nada me puede hacer temblar, ni siquiera el hecho de que yo pueda ocasionalmente olvidarme de mi práctica.

Yo soy judío, luego existo.

¿Quién querría dejar el derech?

Labels:

14 preguntas para los judíos americanos progresistas - Dennis Prager - Jewish Journal



En un espíritu de honesta investigación y de desafío intelectual, me gustaría plantear una serie de preguntas a la mayoría de judíos americanos que se consideran progresistas (es decir, judíos situados a la izquierda del espectro político).

1. ¿Cómo se explican el hecho de que casi todo el odio hacia Israel en el mundo no musulmán proviene actualmente de la izquierda?

Hay, por supuesto, algunas organizaciones ultras y neonazis anti-Israel. Pero con muy pocas excepciones, son pequeñas y sin importancia. Esencialmente, toda la antipatía actual hacia Israel proviene de la izquierda: desde las universidades, los sindicatos de Europa, los cristianos de izquierda, los medios de comunicación de la izquierda y los partidos socialistas y verdes.

Para que quede claro, yo no estoy hablando de gente que ejerce la crítica en nombre de Israel, sino que están en desacuerdo con cualquier política o liderazgo político israelí. Estoy hablando de los que trabajan para socavar la seguridad de Israel a través de la promulgación del BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) contra Israel, o mediante la difusión de la acusación de que Israel es un Estado de apartheid, o culpando a Israel en lugar de Hamas (o ambos por igual, para el caso) por las muertes de Gaza en la última guerra entre Israel y Hamas. Y por supuesto, me refiero a los que se oponen al sionismo de plano, es decir, aquellas personas que no creen que Israel tenga derecho a existir como Estado judío.

2. ¿Esta izquierdista antipatía hacia Israel les molesta de alguna manera?

¿Cómo justifican intelectual, moral y emocionalmente su izquierdismo el hecho de que Israel sea odiado de manera casi exclusiva por gente ideológicamente de izquierdas? ¿Lo ven como una especie de capricho de la izquierda? ¿Eligen ignorarlo? ¿Creen que porque ustedes está de acuerdo con las ideas de la izquierda sobre cualquier otra cuestión, su antipatía hacia Israel es sólo algo que vale la pena sobrellevar?

Yo sugiero respetuosamente que no hay problema moral más importante y claro en el mundo actual para los judíos que la amenaza existencial para Israel. Ningún otro país en el mundo está destinado a la extinción por cientos de millones de personas, no menos, y por un poderoso país que trata de obtener armas nucleares.

3. ¿Pueden nombrar ustedes las áreas más importantes en las que consideran que el judaísmo y el progresismo se diferencian?

4. ¿Si no pueden nombrar una de esas áreas, pueden entender por qué muchos judíos han optado por abandonar la sinagoga y todos los demás aspectos de la vida religiosa judía? Después de todo, si como ustedes suelen decir el liberalismo/progresismo/izquierdismo tiene enseñanzas esencialmente idénticas al judaísmo sobre todas las cuestiones morales y sociales, ¿por qué molestarse con el judaísmo?

Sí, es cierto, el judaísmo ofrece cosas hermosas fuera de las enseñanzas morales y sociales - una vida comunitaria, el shabat y los santos días -. Pero la mayoría de los judíos son seculares, y con el fin de obtener cualquiera de estos beneficios, hay que afiliarse, al menos hasta cierto punto, para las cosas prácticas que son religiosamente judías. Hubo un tiempo en que la vida judía secular ofreció una rica vida comunitaria judía, pero ya no. Dada que los judíos americanos son totalmente aceptados e integrados en la vida estadounidense, la mayoría de los judíos americanos ya no necesitan a todas esos delicados grupos seculares judíos - B'nai B'rith y clubes de campo judíos, por ejemplo - que alguna vez sintieron que necesitaban. Como resultado, la mayoría de los judíos simplemente han decidido que ya no existe una diferencia significativa entre el judaísmo y las políticas progresistas, por lo que hay poca necesidad de permanecer judíos.

5. ¿Cree usted que es posible no ser un "enemigo" - e incluso ser un ser humano bueno y generoso - creyendo que el matrimonio debe permanecer definido como la unión de un hombre y una mujer?

En los Estados Unidos hoy en día, los que siguen aferrados en el judaísmo (y en otras religiones) a la definición del matrimonio hombre-mujer son ampliamente considerados como "enemigos" por los que abogan por el matrimonio entre personas del mismo sexo. ¿Comparte usted esa opinión?

6. ¿Sienten que hay lugar dentro del judaísmo de la Reforma, el judaísmo conservador o el movimiento reconstruccionista para un rabino que sostenga la definición judía tradicional del matrimonio como entre un hombre y una mujer? ¿O bien sostener dicha posición debería descalificar automáticamente a un individuo para ser rabino en una sinagoga no ortodoxa?

Imagine a un maravilloso, amable y erudito rabino que se aplica para ser rabino en una sinagoga no ortodoxa. Este hombre o mujer parece ser ideal en todos los sentidos. Entre las muchas otras cosas que les gustan de éste rabino es que él o ella ha dejado en claro que los judíos gay, sus parejas y sus hijos, serían cálidamente bienvenidos en la sinagoga. Pero entonces, justo cuando estaban a punto de contratar al rabino, se enteran de que él o ella cree que los judíos deben seguir adhiriéndose a la milenaria afirmación del judaísmo del matrimonio como la unión de un hombre y una mujer. ¿Debería él o ella ser descalificado automáticamente?

7. ¿Prefieren que su hijo se case con un no judío que comparta todos sus puntos de vista políticos y sociales progresistas o con un judío que sea un republicano conservador y, por lo tanto, difiera con usted en prácticamente todos los temas sociales y políticos?

8. Hablando de los hijos, ¿preferirían que su hijo fuera plenamente ortodoxo o totalmente secular (irreligioso)?

9. ¿Tendrían alguna dudas sobre la contratación de un rabino que, obviamente, biológicamente es masculino (es decir, no se ha sometido a ninguna terapia hormonal ni a una cirugía de reasignación de sexo), pero que fuera vestido con la ropa de otras mujeres, tanto en la sinagoga como en todas partes?

10. ¿Cree usted que los fundamentalistas de todas las religiones son igualmente peligrosos, o que los musulmanes fundamentalistas plantean hoy en día una mayor y más significativa amenaza que los cristianos fundamentalistas o los judíos fundamentalistas?

11. ¿Con qué frecuencia, si alguna vez ,lo hacen, ustedes leen o escuchan opiniones conservadoras?

Los conservadores se enfrentan regularmente a opiniones y puntos de vistas izquierdistas - a lo largo de su escolarización, en las universidades, a través de los principales medios de comunicación, en la televisión y en las películas -. Una persona de la izquierda, sin embargo, puede ir por la vida sin casi leer, ver o escuchar opiniones conservadoras: no oyéndolas por la radio, no leyendo la página editorial del Wall Street Journal, ni a los columnistas conservadores, ni los libros de autores conservadores, etc.

12. Los únicos grandes eventos pro-Israel organizados por no judíos son organizados por grupos cristianos conservadores como Cristianos Unidos por Israel (CUFI). Dado el creciente aislamiento de Israel, ¿asistiría a un evento del CUFI en su ciudad, o el hecho de que CUFI sea una organización cristiana conservadora le impediría hacerlo?

13. ¿Alguna vez han consultado con la Torah y, como consecuencia, han reconsiderado su posición? Permítanme ilustrar esta cuestión:

He debatido públicamente con el profesor Alan Dershowitz en cuatro ocasiones. En el primer debate (en la 92nd Street Y de Nueva York), anuncié en el centro de nuestro diálogo - y repetí en cada debate posterior - que tal vez la mayor diferencia entre nosotros es que "cuando el profesor Dershowitz difiere con la Torah, dice que la Torah está equivocada y que él tiene razón. Cuando yo no estoy de acuerdo con la Torah, la reviso y digo que la Torah tiene razón y que yo estoy equivocado". El profesor Dershowitz acordó que esta es una gran diferencia entre nosotros.

14. ¿Qué es lo más probable que le desvele por la noche, qué Irán obtenga un arma nuclear o el cambio climático? Si usted responde que le molestan por igual, ¿lo saben sus hijos?

Labels:

La nueva coalición de gobierno israelí es un fracaso y otros 7 comentarios políticos - Shmuel Rosner



1. Cuando se anunciaron últimas elecciones de Israel, el primer ministro presentó una razón clara para la destitución del anterior gobierno y una agenda clara para la próxima coalición. Él quería una mejor gobernanza. Una coalición más funcional y más coherente. Quería ser capaz de gobernar. Echen un vistazo a este titular: "Netanyahu: Israel debe elegir a un nuevo, más grande y más estable gobierno".

La nueva coalición acaba de presentarse, por lo que cierta medida de precaución es necesaria. Aún así, su coalición no es seguramente "más grande", y con su muy estrecha mayoría de 61 escaños es difícil ver que se convierta en una más"estable".

El propio Netanyahu dijo que "61 es un buen número, pero un 61 plus es mejor". Pero él no tiene ese número "mejor", es decir, la estratagema electoral de Netanyahu fue un fracaso.

2. Hay un problema con la estrecha coalición de Netanyahu tal como expliqué el otro día. Pero hay otro problema - con su coalición imaginaria de "61 plus": no está claro que Netanyahu puede esperar aumentarla de una manera realista.

Claramente, Avigdor Lieberman, después de usar un lenguaje tan duro, no se ve a sí mismo como un candidato para la futura adhesión de la coalición.

Por el grupo Laborista, otro posible candidato para una remodelación de la coalición, el cálculo ha cambiado. Desde que Netanyahu no ha logrado formar una coalición estable, el partido puede esperar una rápida disolución de la coalición y otra ronda de elecciones, y no necesariamente quiere ahorrar a Netanyahu este destino.

Para tener más de 61 escaños, Netanyahu tendría que conseguir a alguien más participara. No está claro que haya candidatos para esto.

3. Así que 61 será el número final, durante el tiempo que Netanyahu pueda mantenerlo unido. Esto será determinado por una sola cosa: si todas las partes (partidos) están felices, y ninguno ve la oportunidad de mejorar su situación.

Los partidos haredi consiguieron lo que querían de Netanyahu, y casi no se pueden imaginar conseguir un mejor trato. Kahlon es un eslabón débil, ya que no está contento con ciertas compañías. Bennett es otro eslabón débil, pues no está contento con la capacidad de los partidos haredi  de conseguir más de lo que él logró de Netanyahu.

4. La coalición no es coherente.

Los partidos haredi se oponen a un proyecto de ley del "Estado-nación". Pero Bennett y su partido la apoyan, al igual que muchos miembros del Likud. Avigdor Lieberman tiene la intención de probarles a todos ellos mediante la presentación de un proyecto de ley similar y forzar un enfrentamiento. Si Bennett vota por el proyecto de ley, la coalición podría entrar en crisis. Si vota en contra, los votantes podrían abandonarle y pasarse a Lieberman.

Otro ejemplo: Netanyahu accedió a eliminar o alterar el llamado proyecto de ley Tzohar - un proyecto de ley de registro matrimonial que a los haredis no les gusta (que debilita su control de los matrimonios judíos) y a los sionistas religiosos les gusta (pues debilita el control ultra-ortodoxo de los matrimonios judíos). Sus representantes en el gobierno van a tener un tiempo difícil en su intento de cuadrar el círculo y cambiar la ley de manera que ambos campos están de acuerdo.

Por supuesto, todos estos parecen problemas menores. Pero pueden estropear fácilmente la atmósfera y hacer que esta coalición sea mucho peor que su predecesora.

5. ¿La coalición tiene una agenda?

Cuenta con un ambicioso ministro de Finanzas, Kahlon. Él quiere hacer pasar vastas reformas y lograr grandes cosas para el mercado de la vivienda de Israel y la economía. En la mayoría de los casos, cuando las cosas se reforman alguien se lastima o sale perjudicado. Pero en esta coalición, incluso un sólo representante de un grupo que sea infeliz ante una propuesta de reforma puede matar cualquier iniciativa. Kahlon podría convertirse en un ministro de Finanzas que se vea frustrado con bastante rapidez, y sin él no hay coalición.

6. Una gran cantidad de energía va a ser desperdiciada por esta coalición en batallas simbólicas y debates altamente cargados.

El nuevo ministro de Educación - Bennett - es probable que asuste a los padres israelíes con iniciativas ideológicas que tienen como objetivo hacer que los estudiantes israelíes sean más patrióticos. Sus iniciativas harán poco para cambiar a Israel, pero el tono del debate será ensordecedor.

Del mismo modo, la elección de la diputada del partido de Bennett, Ayelet Shaked, como ministra de Justicia va a hacer mucho ruido, y su partido pretenderá estar tratando de domar a la Corte Suprema de Israel. Una vez más, el resultado real va a palidecer en comparación con el nivel de pánico y de mala voluntad que probablemente se desate.

Del mismo modo, los partidos haredi se moverán para cancelar todos los proyectos de ley que se suponía iban a llevarles a tomar una "parte de la carga" en el servicio militar, lo cual será aceptado con desprecio (hay que decirlo: el desprecio estará justificado). El regreso de los partidos haredis al poder, y su insistencia en exagerar la mano en sus exigencias, marca un retorno no deseado a las innecesarias batallas culturales.

En resumen: esta coalición no es buena para la salud mental de Israel.

7. Tampoco será buena para la suya (asumiendo que la mayoría de ustedes sean judíos estadounidenses). La nueva coalición va a lidiar con un montón de cosas que encienden las tensiones entre Israel y la Diáspora - tales como la conversión y el dominio del Gran Rabinato -. Organizaciones, activistas y otras personas con ideologías o intereses diferentes a las del nuevo gobierno van a pedir su apoyo y le pintarán una imagen de un Israel que se estaría convirtiendo rápidamente en una oscura teocracia nacionalista.

!!Haceos y hacer a Israel un favor, y no os dejéis tentar por estos mensajes de penumbra!!. La mayoría de ellos son infundados. La mayor parte de lo que este gobierno va a hacer es hablar y hablar. Estar en alerta máxima ante cada cita, ante cualquier declaración o ante cualquier propuesta de iniciativa, sólo contribuye a un ambiente de tensión.

8. Internacionalmente, esta coalición es un desastre, por supuesto. No hay necesidad de discutir sobre ello

Labels:

La protesta de los etíopes israelíes: Gritar "racismo" no solamente no resuelve el problema, sino que no lo nombra - Shmuel Rosner



Israel tiene un problema con su fuerza policial. Es un problema que necesita ser solucionado, una tarea que el gobierno entrante no debe descuidar. En los últimos meses, Israel se enteró de que policías de alto rango acosaron ​​sistemáticamente a mujeres policías y a mujeres que no forman parte de la fuerza policial; que hay oficiales que tenían estrechos vínculos con oscuros personajes; que se ha producido un incremento en los asesinatos criminales que se ejecutan a plena luz del día; y ahora se han expuesto demasiadas historias sobre la violencia policial contra los israelíes de origen etíope.

La policía de Israel necesita una seria sacudida, y por desgracia, tal como han revelado las demandas de los partidos que conforman el nuevo gobierno sobre sus verdaderas prioridades y sobre lo que están dispuestos  a ceder con el fin de obtener lo que realmente quieren, no veo a la policía en la parte superior de la lista de objetivos de nadie. Sería preciso un primer ministro y un ministro de Interior inteligentes y exigentes, para abordar el problema. Y tomará un enorme esfuerzo por parte del nuevo jefe de la policía que se supone que nombrará el gobierno.

Por supuesto, un nuevo jefe de policía no será capaz de resolver los problemas que tiene Israel con sus etíopes y los etíopes con su país. En los últimos días, los judíos etíopes israelíes han participado en la protesta , y algunos de ellos de manera violenta. Han bloqueando carreteras principales y lanzado objetos a la policía. Obviamente, hay un efecto Baltimore en el asunto - los negros israelíes están influenciados por los negros americanos y por sus problemas mostrados por los medios de comunicación-. El incidente inmediato que encendió la protesta también nos recordó Baltimore: policías israelíes capturados en un vídeo golpeando a un soldado etíope sin razón aparente.

Aún así, la policía - bajo ataque y en peligro de perder la confianza del público, si no la ha perdido ya - tiene razón en una cosa. Este feo incidente es el detonador, no la bomba. Es la punta del iceberg. Los judíos etíopes están protestando por algo más grande que la brutalidad policial o un tratamiento equivocado. Ellos están protestando por la "falta de absorción" por parte de Israel de esta comunidad. Un fallo con múltiples facetas. Un fallo doloroso y que se ha perpetuado 30 años.

Vamos a definir ese "fracaso": los israelíes etíopes son más pobres que los otros israelíes, son menos educados, están sobrerrepresentados en las cárceles, y a menudo se sienten alienados de la sociedad mayoritaria de Israel. Muchos de ellos viven en barrios problemáticos, estudian en escuelas problemáticas, o se les envía a programas educativos sin salida. Un círculo vicioso está en juego para muchos de ellos.

Lamentablemente, los padres no pueden guiar a sus hijos. Sus hijos son tentados por elementos criminales, las escuelas que no ven futuro para estos chicos no tienen recursos para superar los numerosos obstáculos a los que se enfrentan. Un policía que conoce estas estadísticas no puede por menos que ser sensible a sospechar de un joven etíope que camina por la calle durante la medianoche. Así que cada etíope se convierte en un sospechoso. A causa de su color de piel se les identifica fácilmente y es acosado. Luego se vuelve aún más alienado.

Somos un país complicado, donde gente de muchos lugares y muchos trasfondos fueron embarcados juntos sin mucho tiempo para la preparación. Por lo tanto, los judíos etíopes no son el único sector de la sociedad israelí con el que Israel tiene un problema social. Israel, por ejemplo, no sabe qué hacer con los beduinos de Israel. Tenía planes, pero sin éxito. Muchos beduinos son pobres y sin educación, y con frecuencia representan un dolor de cabeza para el sistema legal. Por supuesto, esto no es exactamente el mismo problema que Israel tiene con los etíopes, sin embargo hay similitudes. E Israel tiene un problema con los haredis de Israel, aunque en este caso hay incluso menos similitudes, sin embargo, es un problema con una población que también es muy pobre y muy fácil de identificar, y en algunos casos son alienados.

En muchos casos, cuando se dan estas dificultades sociales en los grupos absorbidos o no absorbidos - etíopes, haredis, árabes, judíos marroquíes, beduinos, rusos, lo que sea - Israel es ocasionalmente culpado por ser "racista". La protesta contra los fallos de integración en Israel se describe a menudo como anti-racista. No veo mucho sentido en tal descripción. Sin duda, algunas personas son descaradamente racistas, y tal vez algunos malos policías son descaradamente racistas, y muchos de nosotros somos racistas sin siquiera querer ser racistas.

Probablemente podamos hacer un mejor trabajo intentando ser algo daltónicos. Pero las políticas de Israel hacia los judíos etíopes no son intencionadamente racistas. No hay ningún plan para privar de derechos a los judíos etíopes. No hay ninguna agencia del gobierno que haya tomado la decisión de abandonar a los judíos etíopes. No existe una política secreta destinada a hacerlos miserables. Israel ha invertido una gran cantidad de recursos en tratar de hacer su trabajo de absorción. Sus líderes, al menos la mayoría de ellos, tenían las mejores intenciones. Ellos no planean crear un problema social y no planean crear un enclave etíope de desprecio y marginación.

Cuando la gente dice "racismo" espera que el gobierno responda añadiendo tres o cuatro horas de seminario contra el racismo en el curriculum básico de las escuelas de formación policial. Cuando la gente dice "racismo" espera un discurso del presidente Rivlin. Problema resuelto.

Por desgracia, el problema no se resolverá, ya que mientras el racismo ha podido contribuir al problema, en realidad no es el problema. El problema se deriva de una combinación de muchas otras cosas: una parte de negligencia, otra de incompetencia, una más de desamparo, y posiblemente un núcleo de fatiga y una capacidad de atención política que conlleva que sólo los problemas se afrontan dentro de un ciclo electoral. Israel tiene que hacer mejor las cosas. Se necesita tener una mejor fuerza policial, y se tiene que elaborar un plan mejor para resolver las cuestiones que molestan a los judíos etíopes.

Y tenemos que abstenernos de pretender que se trata de problemas que son fáciles de resolver ("Vamos a ser todos menos racistas y todo lo demás caerá fácilmente"). No, no se trata de cuestiones fáciles de resolver, incluso si no hay racismo, incluso si todo el mundo tiene la mejor de las intenciones. ¿Qué podría hacer Israel para que la situación de los judíos etíopes fuera mejor? Los funcionarios del gobierno dicen que poner más dinero en la "comunidad" no resolverá el problema. Israel ya trató de hacer eso, y el intento no dio muchos frutos. Por supuesto, siempre existe la posibilidad de que se necesite aún más dinero. Y existe la posibilidad, como los manifestantes han argumentado, que ese dinero fuera "a los lugares equivocados". Pero, ¿qué lugares son los "correctos"? ¿Qué debe hacer el Estado con el dinero?

Un funcionario israelí me describió brevemente un dilema para el que no tiene una respuesta clara: Por un lado, es un problema sugerir que las familias etíopes deberían alejarse de los barrios etíopes y obtener nuevos lugares donde residir entre los israelíes no etíopes, todo ello en un intento de acelerar el proceso de absorción. La gente quiere estar cerca de la familia y de los amigos, y cuando usted les lleva fuera de su comunidad tiende a sentirse aún más sola y aislada. Por otro lado, si los etíopes permanecen en los mismos barrios, el círculo vicioso se mantendrá, por lo que será muy difícil para ellos para mejorar su situación.

¿Una protesta violenta hará que las cosas mejoren?

Bueno, hará mucho más probable que se lleve a cabo una investigación a fondo sobre la reciente brutalidad policial contra los etíopes. Eso es bueno. Se llamará la atención sobre un problema que no suele estar en la lista de prioridades. Eso también es bueno. Pero también envía el mensaje a los jóvenes etíopes de que el gobierno se encargará de resolver sus problemas. Y esto ya no es tan bueno.

Por lo general, es mejor para las personas darse cuenta de que tienen que tomar su destino en sus propias manos, no llorar por la ayuda del gobierno. Pero el principal problema de la protesta es que deja a los israelíes - atrapados en el tráfico, desconcertados por la repentina erupción de violencia, sin saber que pensar acerca de la validez de esas acusaciones de racismo, y muy conscientes de que hay muchos otros problemas en el orden del día a los que hacer frente - sin ideas de qué hacer a continuación. No es que ellos sean racistas y no quieran que los etíopes prosperen en medio de nosotros. Ellos simplemente no saben cómo hacer que eso suceda.

Labels:

Los etíopes israelíes y los afroamericanos, diferentes pero parecidos - Mati Wagner - i24news



A uno se le habría perdonado por confundir Jerusalén o Tel Aviv con Baltimore o Ferguson en las últimas semanas.

Jóvenes de color, con los rostros cubiertos para protegerse del spray de pimienta o del gas lacrimógeno, y/o para ocultar su identidad, se enfrentaron con la policía lanzando botellas, piedras y sustancias cáusticas hacia ellos. Como replica, vehículos blindados equipados con cañones de agua rociaron a la multitud, granadas de ruido que provocaron nubes de humo y la policía montada galopando hacia la multitud esgrimiendo sus porras. Finalmente, coches de policía al igual que motocicletas de la policía acabaron destrozados y contenedores de basura fueron incendiados. Hubo incluso un vandalismo de tipo menor contra empresas locales.

Inclusive el detonante de los disturbios en Jerusalén y Tel Aviv fue el mismo que los casos de mucho mayor perfil en Baltimore y Ferguson.

El 27 de abril, un vídeo mostraba como un policía israelí, al que posteriormente se sumaron otros, atacaba a un soldado israelí de origen etíope sin razón aparente. A diferencia de Freddy Gray en Baltimore o Michael Brown en Ferguson que fueron asesinados a tiros, Damas Pakedah permaneció de pie después de la confrontación.

¿Resulta comparable la difícil situación de la comunidad judía etíope en Israel, que cuenta alrededor de 130.000 o el 2% de la población total, con la de los afroamericanos?

De alguna forma.

Al igual que en los Estados Unidos, hay barrios en ciudades como Netanya o Holon - donde fue atacado Pakedah - que habitan casi exclusivamente población de color. En Israel, esto es debido en gran parte como resultado de la segregación autoimpuesta por los propios etíopes israelíes que utilizan las donaciones otorgados por el Estado de Israel para conseguir una vivienda junto a sus familiares y amigos de su viejo país.

Los altos índices de delincuencia, la desconfianza entre la policía y éstas comunidades, la excesiva vigilancia y los perfiles marcados, su alienación de los demás sectores de la sociedad israelí - incluyendo la movilidad apuntada más arriba - son todos los síntomas de estos barrios.

Tanto en Estados Unidos como en Israel, la población de color está sobrerrepresentada en las cárceles. Un 25% de los encarcelados en el Centro de Detención Juvenil Ofek, por ejemplo, son de origen etíope...

Como era de esperar, los judíos etíopes - al igual que los negros estadounidenses - están convencidos de que la policía les discrimina en su trato [N.P: ¿tendrá que ver la confusión con la gran presencia de inmigrantes ilegales africanos?]. De acuerdo con una encuesta realizada por Guy Ben Porat de la Universidad Ben Gurion del Negev, el 26,7% de los etíopes están seguros de que serán tratados peor que otros segmentos de la sociedad - más que cualquier otro grupo, incluyendo a los árabes y los judíos ultra-ortodoxos.

Los judíos etíopes, como los afroamericanos, también son más pobres. Según un estudio de 2011 realizado por el Instituto Myers-JDC-Brookdale, incluso cuando dos o más miembros de la familia trabajan, el 13% de los etíopes viven bajo la línea de pobreza - cuatro veces el promedio nacional entre las familias con dos perceptores de ingresos -. Los jóvenes judíos etíopes son mucho más propensos a abandonar la escuela y obtienen notas más bajas en las evaluaciones de desempeño académico, y están muy poco representados en las universidades y en la administración pública.

Pero los paralelismos entre Baltimore/Ferguson y Tel Aviv/Jerusalén van sólo hasta cierto punto.

Israel no tiene un legado de esclavitud, a un Jim Crow y de discriminación racial. También, a diferencia de los afroamericanos, la gran mayoría de los etíopes votan por los partidos de derecha o de centro-derecha. Eso es porque la llamada izquierda israelí ha sido históricamente dominada por los asquenazíes de la élite, a diferencia del Partido Demócrata en los Estados Unidos, que debe gran parte de su apoyo a los grupos minoritarios.

Los judíso etíopes tampoco sufren de las fuerzas destructivas de la cultura del gueto estadounidense, con los embarazos de adolescentes, los nacimientos fuera del matrimonio, generación tras generación viviendo del estado del bienestar, el uso generalizado de drogas, al menos no todavía. Los judíos etíopes permanecen intensamente patriotas, a juzgar por las cifras que muestran una tasa de alistamiento militar significativamente más alta que el promedio nacional (aunque con un escandaloso alto porcentaje que termina en las cárceles militares, mayoritariamente por abandonar el servicio para poder ayudar económicamente a sus familias).

Sin embargo, hay más similitudes que diferencias entre Baltimore/Ferguson y Jerusalén/Tel Aviv, siendo la más importante que las dolencias sociales que afligen a los afroamericanos y a los judíos etíopes tienen poco, o muy poco que ver con el racismo. Como ha demostrado el economista afroamericano Thomas Sowell, muchas de las patologías sociales que sufre la gente de color no existía en la primera mitad del siglo XX, cuando existía un racismo institucionalizado en América. Más bien fue el advenimiento de las políticas socio-económicas liberales y progresistas, a partir de la década de 1960 con la Gran Sociedad del presidente Lyndon B. Johnson.

Del mismo modo, en Israel ha existido un paternalismo estatal destructivo que ha dominado la política pública de cara a los judíos etíopes. Ellos fueron inundados con una multitud de "proyectos" que buscaban "ayudar", pero que en última instancia les debilitaron. Miles de millones de shekels en becas - incluyendo millones donados por generosos judíos estadounidenses - se asignaron a estos proyectos. Los estudiantes etíopes fueron segregados en escuelas primarias o automáticamente dirigidos a la educación especial, ya que se les consideró incapaces de elevarse al nivel académico de los otros israelíes, lo de tez más pálida.

Por lo tanto, y a diferencia de los EEUU, lo que en Israel se necesita no es más sino menos paternalismo debilitante y menos políticas sociales progresistas que les privilegien e inmunicen ante los demás.

Las situaciones en Baltimore/Ferguson y Jerusalén/Tel Aviv no son de ninguna manera idénticas. Pero las lecciones aprendidas de décadas de políticas sociales progresistas fallidas en ambos países son de aplicación universal.

Labels:

El izquierdista gilipollas Amir Hetsroni abandona Israel - Times of Israel



 Nos ha abandonado embarcando en un avión y no sabe cuándo - o incluso si - volverá de nuevo. El provocador Amir Hetsroni, el académico izquierdista excesivamente obstinado en pasar del amor al odio, hizo buena su promesa de dejar su Israel natal, un país que él llama "La Corea del Norte de Oriente Medio" [N.P.: algún que otro articulista del Haaretz que anunció a bombo y platillo su próxima partida, sigue sin llevarla a la práctica]

Curiosos, medios de comunicación y un montón de enemigos se presentaron en el panel de salidas del aeropuerto Ben-Gurion a las 2 de la mañana del domingo para asegurarse de que Hetsroni partía de verdad (Hetsroni se negó a revelar en su página de Facebook (en hebreo) su destino, pero el medio de comunicación Mako informó que se dirigía a Copenhague).

Basado en los comentarios de la gente en el aeropuerto capturados en un vídeo por un reportero de noticias de la web Walla, no parece que Hetsroni, conocido por decir cosas odiosas sobre casi todos los grupos dentro de la sociedad israelí, y que despedido de su puesto de profesor en el departamento de comunicaciones de la universidad de Ariel por hacer comentarios insultantes sobre mujeres víctimas de asalto sexual, vaya a ser echado de menos.

"Muérete y no vuelvas por aquí. Ellos deberían enterrarlo allí donde quiera que vaya", dijo un hombre en el aeropuerto cuando se le preguntó por el reportero de Walla por unas palabras de despedida para Hetsroni.

"Adiós, y que no nos veamos más tarde", dijo una mujer.

Cuando el periodista le preguntó a la gente que le habían traído como regalo de despedida a Hetsroni, un hombre dijo que "un billete solamente de ida a donde quiera que vaya... y tal vez un poco de chocolate de un duty free". Otro añadió simplemente "veneno".

Hetsroni dijo que llegó a esto, la razón por la que estaba dejando a Israel, porque no puede vivir aquí.

"El hecho de que el Estado de Israel me está vomitando es una muestra del nivel de tolerancia de Israel. Israel es la Corea del Norte del Oriente Medio. Si usted expresa ciertas opiniones, te callan".

"Mi odio a Israel no es un secreto, y es un odio personal sobre la base de lo que me han hecho aquí a mí. Pero si tuviera una oferta que me permitiera expresarme, llevar una vida digna, y permitirme solucionar este país, la cogería y me quedaría satisfecho al saber que estaba aquí para salvaguardar la democracia".

A pesar de que parece haber desaparecido, se insinúa que todavía tratará de hacer todo lo posible para no ser olvidado en su tierra natal.

Desde un selfie publicado en su página de Facebook, parece que él está en algún lugar en el norte de Europa. Y aunque él no quiere decir mucho acerca de lo que va a estar haciendo allí, sí revela que habrá un tema común en todos sus futuros proyectos: todos ellos tendrán que ver con la propaganda anti-israelí más virulenta posible.

Labels:

Los ultra-ortodoxos regresan a la educación superior - Mordejai Goldman - Al Monitor



Los últimos años han visto un cambio dramático en la sociedad ultra-ortodoxa. En un determinado momento, se trataba de una sociedad encerrada sobre sí misma y detrás de los muros del gueto, manteniendo una distancia de seguridad con todo lo que el mundo occidental pudiera ofrecer, y reaccionando con recelo a la menor insinuación de innovación y apertura. En ese orden de ideas, tenía especial cuidado con el mundo académico, al cual consideraba intocable. Hoy, sin embargo, un número creciente de judíos ultra-ortodoxos obtienen títulos académicos y se unen al mundo laboral. Esa es una razón por la qué el partido ultra-ortodoxo Yahadut HaTorá incluyó, por vez primera, una exigencia en su acuerdo de coalición con el Likud para que el gobierno naciente tomara medidas para impedir la discriminación contra los ultra-ortodoxos en el sector público.

Hasta el 2000, no había casi judíos ultra-ortodoxos en Israel con títulos académicos, y no había instituciones académicas en el país dirigidas a su comunidad. Quince años más tarde, sin embargo, hay docenas de colegios universitarios ultra-ortodoxos. En otras palabras, miles de estudiantes ultra-ortodoxos asisten actualmente a instituciones de educación superior destinadas específicamente para ellos.

De acuerdo con Gilad Malach, el jefe del programa para los ultra-ortodoxos del Instituto Israelí por la Democracia, un 20% de los hombres y mujeres de la comunidad ultra-ortodoxa entre las edades de 25 y 39 están estudiando para obtener un título académico o bien tenían un grado académico a partir de 2014. "Estamos hablando de un aumento significativo", dijo en una conversación con Al-Monitor. "El número creció de 1.050 alumnos en 2003 a 8.300 estudiantes en 2014. Eso es casi un multiplo de ocho".

La entrada del sector ultra-ortodoxo en el mundo académico, especialmente teniendo en cuenta la velocidad y la intensidad con la que se está produciendo, es sin duda un evento social formativo para la sociedad israelí en general, y para la sociedad ultra-ortodoxa en particular. Estas dos sociedades, ahora alienadas unos con otros en la vida diaria, con frecuencia se codean en los pasillos de las universidades. Esto tiene un impacto positivo en la forma en que las dos sociedades se ven entre sí, y también pone a prueba su capacidad para salvar las diferencias sociales y culturales entre ellos.

"Hemos identificado un cambio de actitud hacia el sector ultra-ortodoxo como consecuencia de su integración en el mundo académico", nos dice Malach. "Los resultados en los encuentros interpersonales, con grandes fisuras mutuas, establecieron estigmas negativos".

Yoel Groman, candidato al doctorado en matemáticas de la Universidad Hebrea, vive en el bastión ultra-ortodoxo de Mea Shearim en Jerusalén. Él está de acuerdo en que esta exposición está impulsando cambios en las actitudes. "Tengo la impresión de que la sociedad israelí está aceptando bastante bien esta integración", le dice a Al-Monitor.

Sin embargo, junto con los fenómenos positivos hay varios problemas que amenazan con hacer este encuentro problemático para ambos grupos. Uno de ellos es la segregación por género. "Este tema es tabú para ambas partes. La sociedad israelí no aceptará la segregación de género, y los ultra-ortodoxos no aceptarán los estudios mixtos", dice el rabino Bezalel Cohen, el jefe de la yeshiva ultra-ortodoxa de secundaria Chochmei Lev en Jerusalén. Cohen ha pasado años trabajando por la integración de los jóvenes judíos ultra-ortodoxos en el mundo laboral y en el mundo académico. Y señala: "El debate sobre la segregación de género ya ha llegado a la Corte Suprema. No hay duda de que estamos en una carrera hacia un enfrentamiento sobre este tema".

Al mismo tiempo, hay un acuerdo completo en que lo que está detrás del movimiento de alejarse del gueto es el deseo de ganarse una vida decente, no el anhelo de la comunidad ultra-ortodoxa de integrarse en la sociedad israelí, o incluso tener un impacto en ella. "La introducción en las universidades es, sin duda, parte del proceso por el cual se opta por el retorno ultra-ortodoxo al mundo del trabajo", afirma Cohen. "Pero a diferencia del mundo del trabajo en la década de 1970, el mundo del trabajo en la década del 2000 exige un grado académico. Es por eso que los ultra-ortodoxos no estudian humanidades. Ellos estudian campos como ingeniería, derecho y administración de empresas".

Según Malach, la razón por la que el liderazgo ultra-ortodoxo no se ha opuesto a gritos a esta integración se debe a que el mundo académico contemporáneo es muy diferente del existente en el s. XVIII, que dio origen al movimiento de la Ilustración y amenazó a la ultra-ortodoxia. "A diferencia del modelo alemán, por ejemplo, tal como se expresaba el mundo académico de la Ilustración que intentó transformar a los estudiantes a través de lo que se llamó la Bildung [la tradición alemana de autoestudio] o la formación de un individuo ilustrado moderno, gran parte de los académicos contemporáneos son esencialmente personas con una alta especialización laboral. Es por eso que no representan una amenaza para la identidad ultra-ortodoxa".

Sin embargo, Malach, Cohen y Groman todos ellos están de acuerdo en que la participación en el mundo académico está transformando al sector ultra-ortodoxo desde el interior. "La exposición a la sociedad israelí y el hecho de que la participación en el mundo académico es una decisión tomada de forma independiente por el individuo, representan un cambio único para la sociedad ultra-ortodoxa", dice Malach. "Otro aspecto de esto es el efecto que está teniendo en la forma tradicional de pensar. El munco académico supone la introducción de un nuevo modo de pensamiento en el ámbito ultra-ortodoxo, forjando una conexión entre los ultra-ortodoxos y su identidad israelí".

Groman declara: "Entrar en el mundo académico, sin duda me cambió. Hoy me siento mucho más independiente. Me importa menos lo que la gente vaya a decir sobre mí en la comunidad ultra-ortodoxa. Hago lo que creo conveniente. Hoy existe otro mundo al que también pertenezco, a pesar de que la mayoría de mis amigos son gente con las que crecí, y no personas del mundo académico". Él piensa que el mundo académico cambia no sólo el individuo, sino también al grupo. "El hecho de que haya muchas más personas dentro del sector ultra-ortodoxo que quieran ver cambios es algo nuevo. Si bien es cierto que son una minoría, ese grupo no es mucho menor que la minoría que hoy dicta las normas en el ámbito ultra-ortodoxo. La mayoría de las personas se encuentran en el medio y actua de alguna manera como un rebaño. Una vez que el grupo que pida cambios se haga más grande, sin duda podría cambiar el sector ultra-ortodoxo".

"El gran reto", tal como lo ve Cohen, "sigue en pie delante de nosotros". Las preguntas para los ultra-ortodoxos tenderán a ser más difíciles una vez que comience la integración en los campos en conflicto directo con las cosmovisiones religiosas, como las ciencias naturales, historia, y filosofía judía. "El estudiante ultra-ortodoxo estará expuesto a posiciones que son completamente diferentes a lo que conoce, y que podrían sacudir todo su mundo. No es un reto fácil en absoluto, y desde luego entiendo las reservas que ciertos rabinos tienen acerca de los estudios académicos".

Hay razones para creer que lo que podría comenzar como un deseo de ganarse una vida respetable se convierta en un deseo de mejorar la propia posición social, adquirir independencia y alcanzar la realización personal. Una vez que esto sucede, la oposición interna a la academia del liderazgo ultra-ortodoxo es probable que aumente de manera significativa, pero para entonces ya podría ser demasiado tarde. Habrá demasiados académicos ultra-ortodoxos para que el liderazgo pueda detenerlos. Por otra parte, el fenómeno también podría salir fuera de control más allá de los confines del mundo ultra-ortodoxo. Un gran número de académicos ultra-ortodoxos podrían transformar el mundo académico israelí en general de una manera demasiado pronto para predecirla.

Labels: ,

Cerca de 250 miembros de Hezbollah muertos en la batalla de Qalamoun. Nasrallah presiona al ejército libanés para que entre en la guerra de Siria - Debka



En medio de las crecientes pérdidas de guerra de Hezbollah, Hassan Nasrallah, su líder, instó firmemente al jefe del ejército libanés, el general Jean Kahwagi, a enviar sus tropas a la batalla por la estratégica montaña de Qalamoun, para luchar junto a Hezbollah y al ejército sirio. Según han informado a DEBKA fuentes militares, Nasrallah sostuvo que había llegado la hora de que el ejército libanés tomara parte en los combates, ya que los rebeldes sirios liderados por el brazo sirio de Al Qaeda, el Nusra Front, estaban bombardeando el valle de la Bekaa, en la zona oriental del Líbano, desde sus fortalezas sirias en la montaña situada a través de la frontera sirio-libanesa. Miles de yihadistas, afirmó, se estaban apoderando del territorio alrededor de las aldeas libanesas del noreste de Arsal y Nahleh.

Otra de las demandas de Nasrallah al general Kahwagi fue la utilización de la artillería pesada del ejército libanés para bombardear las concentraciones y posiciones de los rebeldes en Qalamoun, así como los vehículos en movimiento, debido a que ponían en peligro la seguridad nacional libanesa.

El general libanés le contestó con un no rotundo al líder de Hezbollah. Él declaró que el ejército libanés no era un "peón" en cualquier guerra dentro del área siria de Qalamoun, allí donde Hezbollah y el ejército sirio luchan actualmente contra los yihadistas, pero agregó: "El ejército está preparado para enfrentarse a cualquier asalto a la soberanía libanesa y para hacer retroceder cualquier infiltración".

El martes 12 de mayo, en Beirut, el embajador estadounidense David Hale intercedió en el argumento: "Yo diría que ISIS no representó una amenaza para el Líbano hasta que Hezbollah fue a la guerra en Siria y proporcionó la excusa para que los imanes llevarán a estos terroristas hasta aquí".

Haciendo mención de las armas estadounidenses que llegan a Beirut en los últimos tiempos, como misiles Hellfire disparados desde los helicópteros contra objetivos en tierra, misiles guiados de precisión y obuses, el embajador comentó con firmeza: "Este armamento es exactamente lo que (el Ejército libanés) necesitan para combatir este fenómeno terrorista en particular".

Fuentes militares y de la lucha contra el terrorismo han informado a DEBKA que no creen que el jefe del ejército libanés sea capaz de resistir durante mucho tiempo ante el avance gradual del ISIS y del Nusra Front en su país. Por el momento, los intrusos provienen en su mayor parte de población que huye de los islamistas e impulsada ​​por el ejército sirio y por Hezbollah desde sus posiciones de montaña y fuera de los distritos fronterizos del este del Líbano cercanos al frente de batalla.

Pero aunque el ejército de Siria y Hezbollah reclamaron la semana pasada haber tomado las colinas estratégicas de esa volátil región fronteriza, la batalla está lejos de terminar y no parece estar cerca de una resolución clara. Incluso aunque Siria y Hezbollah han logrado una ganancia local aquí o allá, nuevas fuerzas del ISIS y del Nusra Front siguen llegando desde la retaguardia - en su mayoría del norte -, y constantemente abren nuevos frentes de batalla en las montañas de Qalamoun. Sus comandantes ya han comprendido que nadie detendrá los avances y retrocesos entre Siria y Libano - para escapar del fuego de Siria y Hezbollah -, mientras golpean los bastiones de la retaguardia de Hezbollah en la Bekaa libanesa.

El número de víctimas mortales de Hezbollah en la batalla se está disparando desastrosamente. Al menos se ha informado de 250 en los últimos días, incluyendo a 9 comandantes superiores, estando de acuerdo la mayoría de los expertos militares y de inteligencia en que, conforme pase el tiempo, y por mucho que lo intenten, los Estados Unidos y el ejército libanés no serán capaces de frenar derrame de yihadistas en el Valle de la Bekaa.

Labels:

El rey saudí, seguido por otros gobernantes del Golfo, desaira la cumbre de Obama. Estados Unidos no aisla a Netanyahu del acuerdo nuclear - Debka



La cancelación a última hora de la presencia del rey saudí Salman en la cumbre en la Casa Blanca con el presidente estadounidense Obama, y su decisión de enviar el príncipe Mohammed bin Nayef en su lugar, ha sido visto como un desaire calculado a las políticas del presidente Obama sobre Irán y el Oriente Medio. Otros dos dirigentes de alto rango del Golfo optaron por no asistir a la cumbre de Camp David programada por Obama para el miércoles 13 de mayo: el rey de Bahrein Hamad bin Isaa Al Khalifa y el jeque y príncipe heredero de los Emiratos Árabes Unidos Mohamed bin Zayed Al-Nahyan, dejando solos a los gobernantes de Qatar y Kuwait.

El ministro de Asuntos Exteriores saudita Adel al-Jubeir anunció el lunes 12 de mayo que el rey saudita no podía estar en la cumbre personal en la Casa Blanca debido a que la tregua humanitaria de cinco días en el Yemen debía comenzar ese día.

Pero cada fuente informada está de acuerdo en que esto era solamente una excusa para abandonar la promesa hecha al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, cuando visitó Riyadh semana pasada, al aceptar acudir a la Casa Blanca y a los eventos de Camp David.

Fuentes del Golfo informaron que la cumbre de Obama se tambaleó después de que Kerry no pudo vender al Rey Salman el plan del presidente Obama para un nuevo sistema de defensa regional liderado por los Estados Unidos para su protección contra los misiles iraníes. Su plan pretendía ser una respuesta común al programa nuclear de Irán y a su expansión regional, y pretendía disipar las preocupaciones de los aliados del Golfo sobre el próximo acuerdo nuclear con Teherán.

Pero Kerry informó a Riad que Obama no estaba dispuesto a firmar un pacto de defensa regional por escrito entre los EEUU y el Consejo de Cooperación del Golfo en la cumbre de Camp David, tal como algunos gobernantes del Golfo habían insistido.

Washington y los países del Golfo también mantuvieron un fuerte desacuerdo sobre la guerra de Siria y el futuro político de Bashar Assad. Los saudíes no se contentan con que los EEUU suministren a la oposición siria, por vez primera, armas pesadas. También quieren zonas de exclusión aérea sobre el país devastado por la guerra, con el argumento de que las armas no son de mucha utilidad siempre y cuando la Fuerza Aérea siria sea libre para atacar a las fuerzas rebeldes a voluntad, y las fuerzas gubernamentales sirias sean armadas por Irán, por otra parte, para la guerra química.

El otro hueso que los saudíes tenían que digerir con los estadounidenses es la guerra de Yemen. Así le dijeron al Secretario de Estado que, mientras Obama estaba ofreciendo a la región un hipotético escudo de defensa contra Irán, al mismo tiempo la asistencia estadounidense caía por debajo de las necesidades de Arabia Saudita para poder derrotar a los rebeldes Houthi patrocinados por Teherán. Se quejaron sobre todo de la falta de protección naval estadounidense en el estrecho de Ormuz, el estrecho de Bab el-Mandeb y el Golfo de Adén.

En opinión de Riad, la administración Obama está tratando de caminar por una línea muy fina entre posiciones irreconciliables: los requisitos de Arabia Saudita , por una parte, y la incautación ilegal por parte de Irán de buques mercantes en aguas internacionales, por el otro. Al aceptar la demanda de Teherán de que buques y aviones iraníes puedan entregar "ayuda humanitaria" a Yemen, la administración Obama está abriendo la puerta a los suministros de armas para los huthis y a una más profunda intervención iraní en Yemen.

Todo lo que Kerry logró obtener en sus dos días de conversaciones en Riad fue el consentimiento de Arabia Saudita para declarar un alto el fuego de cinco días para que llegue ayuda humanitaria a la población afectada del Yemen.

Pero la cuestión más inquietante entre Washington y Riad sigue siendo el acuerdo nuclear entre Washington y Teherán que Obama presiona para imponer frente a cualquier otra consideración. Las fuentes del Golfo de DEBKA informan que si Kerry hubiera sido capaz de conseguir el apoyo de Arabia Saudita y los países del Golfo a dicho acuerdo, el primer ministro Binyamin Netanyahu se habría quedado solo. Al negarse a asistir a la cumbre convocada por Barack Obama, el rey saudí Salman está señalando que formará parte de los países del Oriente Medio alineados contra la alianza Obama-Irán.

Labels:

Tuesday, April 28, 2015

Otro "accidente" de un conductor árabe en Jerusalén - Shlomo Cohen