Sunday, February 24, 2013

Un cuento de Purim: Tzipi Livni ofrece Tel Aviv a Abbas, pero el acuerdo se viene abajo al enterarse de él los hipsters de TA por filtrarse en Twitter - Cornelius Bornsides




"Concursantes de Master Chef"

Un histórico acuerdo final de paz fue alcanzado por Israel y la Autoridad Palestina el viernes, sólo para derribarse la mañana del domingo debido a una cadena de eventos desencadenados por un desafortunado tweet de Tzipi Livni. El Times of Israel ha conocido algunos de los detalles detrás de las bambalinas.

Fue solamente unos días después de que Livni, la líder del partido Hatnua, firmara una alianza para formar parte de la coalición de gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu como jefa del equipo negociador de Israel, cuando informó al primer ministro que se había logrado lo que durante casi una década parecía inalcanzable: perfilar un acuerdo final de paz con los enemigos de toda la vida del país.

Según un alto funcionario del gobierno israelí, gracias a ese acuerdo de paz Israel mantendría el control total sobre todo Jerusalén y la Ribera Occidental. A cambio, los palestinos conseguirían la ciudad de Tel Aviv.

"Con millas y millas de playas y un sinfín de opciones gastronómicas gourmet de primera calidad, la oferta era simplemente demasiado buena para que [el presidente palestino Mahmoud] Abbas la dejara pasar", dijo el funcionario israelí. "Fue realmente increíble: después de cinco horas de negociaciones con Abbas, Livni estaba cansada y quería volver a casa para ver Master Chef - lo había grabado durante toda la campaña y animaba a Salma (la concursante árabe) -. Ella sólo quería regresar a casa para verlo".

Fue en ese momento, afirmó el funcionario, cuando todo cambió.

"Livni alzó las manos y suspiró, 'Muy bien', dijo finalmente, 'Les daremos Tel Aviv. Sólo tienen que salir de Jerusalén y Cisjordania' ", recordaba el funcionario, quien estaba en la habitación en ese momento.

"Los ojos se le abrieron como platos a Abbas", continuó el funcionrio. "El presidente de la AP le preguntó a Livni para asegurarse de que había entendido bien, '¿Tel Aviv? Fue en ese momento en que Livni se animó: 'Sí', respondió ella. 'Tómenlo. Cojan las playas y las embajadas y Haoman 17. Quédense con Mike Place y Rothschild. Quédense con todo eso' ".

"Y en aquel momento", dijo el funcionario, "Abu Mazen se levantó, extendió su mano y dijo simplemente: 'Trato hecho' ".

Livni y Amir Peretz, quien también estaba presente, estrecharon la mano de Abbas y rápidamente salieron de la habitación. "Estábamos sorprendidos, conmocionados", recordó el funcionario. "Livni se mostraba decepcionada de no haberlo hecho hace unos meses", agregó. "Ella se criticaba estaba t seguía murmurando: 'Podría haber sido primer ministro' ".

Pero un poco más tarde, esa misma noche, reveló prematuramente el secreto.

Erróneamente, pensando que iba a enviar un mensaje privado, Livni tuiteó el primer ministro, "Hey tío, supongo que acaba de conseguir la paz, y ellos también están de acuerdo. Sólo tenemos que darles Tel Aviv". Pero el mensaje no fue enviado solamente a Netanyahu. Por el contrario, y en un movimiento que acabaría  finalmente con el acuerdo, se extendió como un reguero de pólvora.

En cuestión de horas, miles de jóvenes indignados salieron a las calles de Tel Aviv. "La paz no tiene sentido sin nuestros cafés y clubs", gritaban.

"¿De qué me ha servido?", se le oía decir quejoso a un estudiante de fotografía de 21 años de edad. "Le prometí a mis padres que abandonaría el ejército. Lo hice. Me prometí que iba a tener una profesión. Ya tengo una. Ahora estoy estudiando rompiéndome el culo - haciendo fotos de fruta en el mercado todos los días, y viviendo en un apartamento de dos dormitorios que mis padres alquilaron para mí sin siquiera preguntarme si me gustaba el lugar -, ¿y todo para qué? ¿Así que ahora tengo que irme a vivir a Jerusalén? ¿En serio?".

A medida que la noche avanzaba, los jóvenes de Tel Aviv protagonizaron enormes sentadas ante los cafés por toda la ciudad, negándose a volver a casa. Un estudiante publicó en su página de Myspace: "Vamos a beber expresso hasta que obtengamos la respuesta que queremos". "Hay cosas más importantes que la tierra", publicó otro en su muro de Facebook.

En la mañana del domingo, Abbas convocó una rueda de prensa en la que negó con vehemencia que un acuerdo hubiera sido alcanzado. Mientras se alejaba de los micrófonos, se le oyó murmurar furiosamente "majnuna" -  "esa loca" en árabe -.

"Livni no tenía ni idea de lo que había hecho", señaló el funcionario. "Había conseguido lo imposible y lo perdió en cuestión de horas. ¿Y por qué? Debido a que ella está obsesionada con las redes sociales. Le dije que dejara de tuitear mientras miraba Master Chef en la televisión. Ella lo hace todo el tiempo".

Al entrar en la Knesset el domingo por la mañana para asistir a una reunión de emergencia con el primer ministro, Livni y Peretz estaban en animada conversación cuando salían de un ascensor. A Peretz se le escuchó diciendo: "No es un gran problema. Todos hemos hechos cosas así. Sucede todo el tiempo. Una vez, en la Histadrut...".


Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home