Saturday, February 08, 2014

El mito de la división entre "veteranos" y "olim" - Seth Frantzman - JPost



Uno de cada cinco israelíes piensan que los inmigrantes judíos son una mala influencia para la cultura de Israel. Esta fue una de las conclusiones más destacadas de una nueva encuesta realizada por el Ministerio de Absorción de Inmigrantes lanzada antes de una conferencia que se celebrará con relación a la absorción de inmigrantes. Ella trae a la luz una de las divisiones más amenazantes y desafortunadas en Israel: la supuesta división entre los israelíes "veteranos" (en hebreo, vatik) y los "olim" o nuevos inmigrantes judíos.

Desafortunadamente, a lo largo de las generaciones desde el principio de la inmigración sionista, esta división artificial y sin sentido ha sido alentada por la élite cultural asquenazi y aceptada por la gente común. En lugar de una sociedad israelí unida que incluya a todos y celebre a todos, se ha creado una estúpida división.

La encuesta fue realizada on-line e incluyó a 510 encuestados "veteranos" y a 102 "olim". Parece que definía a los "veteranos" como los nacidos en Israel . Alrededor del 80% de los olim sentía que estaban contribuyendo positivamente a la economía del país, mientras que sólo el 46% de los nacidos aquí sentía lo mismo. La división fue notable entre las personas mayores y los jóvenes: sólo el 30% de los menores de 24 años sentía que los inmigrantes estaban contribuyendo de una manera positiva, mientras que el 66% de los mayores de 55 años lo sentía de la misma manera.

Básicamente, los resultados muestran a una sociedad cuyos jóvenes están siendo educados para pensar que los "inmigrantes" no son buenos para Israel. En lugar de una sociedad más inclusiva, la imagen que dibuja es una sociedad que está dividida.

Para entender el origen de la brecha se debe ahondar en ese especial término israelí de "veterano". En el mundo moderno, cada sociedad tiene un concepto de los inmigrantes y de los que son "indígenas" o "locales". En algunas sociedades este paradigma tiene múltiples capas. Por ejemplo, en Australia los "indígenas" son realmente los pueblos aborígenes, y luego están los australianos blancos cuyos antepasados ​​llegaron después de 1788, y luego los inmigrantes más recientes que han venido de otros lugares, principalmente de Asia. Del mismo modo, en los EEUU una vez hubo una división entre los "indios americanos" que estaban allí antes que Colón, los "nativos americanos" que en realidad son en su mayoría los descendientes de los inmigrantes ingleses blancos, y los "recién llegados", compuestos por italianos, alemanes, irlandeses, judíos y de otros pueblos que llegaron a partir del siglo XIX.

Conforme pasa el tiempo la "amenaza inmigrante" ha adquirido nuevas formas, y está relacionada con la inmigración musulmana en Europa o la de Asia Central en Rusia.

En Israel, fueron los inmigrantes sionistas europeos de los años 30 y 40 los que comenzaron a aplicar ese término ellos mismos, con cada oleada sucesiva de inmigrantes llegados de lugares como por ejemplo Alemania. Se hizo especialmente conmovedor en la década de 1950, cuando se convirtió en una palabra clave para dividir a los "veteranos", inmigrantes de origen europeo asquenazi, de los inmigrantes sefardíes o Mizrahim procedentes del mundo árabe y musulmán.

The Palestine Post (el actual Jerusalem Post) se burlaba de cómo esos inmigrantes que no hace mucho habían llegado desde Europa se describían a sí mismos como "veteranos" en un artículo del 31 de octubre de 1949. "Al principio, los recién llegados encontraron la comida que se servía como demasiado extraña para su gusto - nunca antes habían probado la margarina o la mantequilla - y prefirieron la pita y el aceite de oliva. Pero los 'veteranos', aquellos que llevaban aquí unos pocos años más, pronto les enseñaron cómo comer esos nuevos alimentos". El artículo observaba cómo muchos de los que llegaban de lugares como Yemen nunca habían visto antes a un "asquenazi".

El autor se burlaba aquí de la idea de un judío recién llegado de Europa describiéndose a sí mismo como un "veterano", mientras que a otro procedente del Yemen se le consideraba un "foráneo". Incluso el tema de la comida parece algo irónico, porque después de todo, las pitas y las aceitunas son nativas de la región. Pero las opiniones del reportero del Palestine Post no fueron tomadas en serio por la sociedad israelí.

Incluso hoy en día, famosos periodistas israelíes como Ari Shavit describen a los inmigrantes no europeos de esta manera: "Muchos de ellos [los inmigrantes] eran poco cualificados, analfabetos, viejos y enfermos... su origen étnico y su perfil cultural era dramáticamente diferente del perfil de la población israelí ya veterana". Excepto que no hay evidencia de que todos ellos pudieran ser catalogados de personas "no cualificadas" o "analfabetas" o "enfermas". Muchos judíos iraquíes estaban, de hecho, probablemente más alfabetizados y eran más cultos que muchos de los procedentes de los países de Europa.

La visión de los "veteranos" de los males asociados a los "inmigrantes" siempre ha sido un tropo en Israel. El periodista israelí Shmuel Schnitzer recordó a todos esa cuestión en un artículo de 1994 en el Ma'ariv, cuando afirmó que los inmigrantes etíopes eran "miles de apóstatas portadores de enfermedades peligrosas". Al igual que la teoría de Shavit en 2013, no existían evidencias de que realmente fueran apóstatas o estuvieran enfermos.

La división veteranos-olim en Israel no sólo está basada en la incitación en los medias y en la cultura popular. También se debe a una mala interpretación de la historia que raya en la ignorancia deliberada. Muchos israelíes famosos son inmigrantes. Uri Avnery, probablemente uno de los más famosos (y más polémicos) periodistas del país, nació en Alemania. Pero, ¿alguien afirmaría que no es un "veterano"? Muchos inmigrantes han servido en varias guerras israelíes. ¿No son realmente unos "veteranos"? Del mismo modo el concepto de "veteranos" israelíes nunca ha incluido a los árabes y a los haredim (los judíos ultra-ortodoxos).

Cuando se llevan a cabo encuestas sobre cómo los "israelíes" sienten la presencia de los "olim", a los residentes árabes de Taibeh no se les pide su opinión. Por lo tanto, se trata de una brecha interna judía, y eso la hace aún más ridícula.

En algunos países hay gente que ha vivido en el mismo lugar desde el siglo XVII. Yo crecí con gente cuyos antepasados ​​llegaron a América en 1641. Estupendo. Pero cuando hablamos de Israel se habla de población judía, la gran mayoría de la cual es inmigrante o descendiente de inmigrantes. Por lo tanto ¿qué es lo que algunos tratan de decirnos cuando opinan que los "olim no han contribuido lo suficiente a nuestra cultura".

¿Y qué cultura? No estamos hablando de una antigua cultura israelí que se ha visto "dañada" por los inmigrantes de Rusia, Etiopía, Francia y América. Esta es una cultura en construcción, no sólo se ha creado recientemente, sino que también está en constante cambio.

Obviamente, la encuesta puede revelar las actitudes en la sociedad, pero también los sesgos del encuestador, y algunas de las cosas las estamos dando por sentado. Finalmente nos dicen que es importante animar a los jóvenes a abandonar este discurso ingenuo acerca de los "veteranos" y los "recién llegados" y abrazar una sociedad unificada.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home