Saturday, March 15, 2014

Una parodia muy realista: Mahmoud Abbas deja estupefactas a sus audiencias palestina y judía - Elder of Ziyon




El líder de la OLP, Mahmoud Abbas, sorprendió al Consejo Revolucionario de Fatah este miércoles diciendo al grupo que está en contra de la resistencia armada y que no tiene intención de hacer cumplir el "derecho al retorno". También les dijo que está dispuesto a compartir el acceso a los sitios sagrados de Jerusalén con los judíos, y que estaba en contra de cualquier tipo de boicot a Israel. Además, dio a entender que él sería capaz de aceptar una fórmula de compromiso que reconozca a Israel como un Estado judío.
Al ver como su audiencia se quedaba paulatinamente boquiabierta de horror, el líder se precipitó rápidamente hacia fuera la habitación diciendo que tenía otra importante reunión a la que asistir.

Pero cuando llegó a la hotel de Ramallah, donde izquierdistas y progresistas israelíes le esperaban llenos de entusiasmo para escuchar sus palabras, Abbas utilizó un tono más hostil. Comenzó diciéndoles que los "mártires palestinos" eran los héroes de su pueblo y que Jerusalén ha sido siempre una ciudad islámica desde los tiempos del rey musulmán Salomón. Afirmó que el Mufti de Jerusalén, en los años 1920 y 1930, fue un ejemplo brillante para todos los árabes palestinos y que el Holocausto que apoyó se había exagerado.

Abbas a continuación pasó a describir su encuentro hace unos años con Samir Kuntar, el asesino de niños que ahora vive en el Líbano, y qué persona más agradable era. Entonces dijo que no descansaría hasta que todos los refugiados árabes de Palestina regresaran a sus hogares en Israel y que él nunca, bajo ninguna circunstancia, aceptaría a Israel como un Estado judío. Abu Mazen, como se le conoce entre los palestinos, a continuación llegó a decir que los judíos no tienen derecho a vivir en cualquier parte de Palestina, excepto como ciudadanos de segunda clase bajo el benevolente dominio musulmán.

El público israelí progresista se removía en sus asientos cada vez más incómodos ante las palabras de Mahmoud Abbas, sobre todo cuando mencionó su admiración por la famosa terrorista Dalal Mughrabi y cómo los templos judíos sólo eran un mito. Sin embargo, Gideon Levy, cubriendo el evento para Haaretz, no pudo dejar de animarle durante todo el discurso, a menudo gritando: "Sigue así, Mahmoud, estamos contigo".

A los veinte minutos de su discurso, Abbas, de 79 años de edad, levantó la vista de su texto e hizo una pausa. Poco a poco, se quitó las gafas, las limpió, se las puso de nuevo, miró alrededor de la sala, y de repente palideció. El líder de la OLP dobló tranquilamente el papel que había leído y se lo guardó en su bolsillo derecho, mientras sacaba otra papel diferente del otro bolsillo, y comenzó a leer las palabras que había dirigido al principio del día en la reunión del Consejo Revolucionario de Fatah.

Cuando Abbas terminó de hablar sobre su amor por la paz y el compromiso, los progresistas e izquierditas israelíes, con lágrimas en los ojos, estallaron en aplausos, dándole una enorme ovación de pie por su sabiduría y moderación.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home