Sunday, June 29, 2014

Extraños compañeros de cama. Musulmanes bosnios y albaneses en la lucha contra Israel - Seth Frantzman – JPost



En un agradable jueves de diciembre de 1948, Emilio Traubner, un corresponsal del The Palestine Post  (el actual JPost), se encontraba cerca de Abu Kabir, próximo a Jaffa. Las zanjas y los cartuchos gastados estaban esparcidos a su alrededor, recordatorios de los combates entre las unidades del Irgun y las fuerzas árabes locales que se habían desarrollado allí siete meses antes. Había una gran aldea árabe en la que Traubner recuperó un diario.

Resultó ser el diario de Yusuf Begovic de Pale, una ciudad cercana a Sarajevo, en el sector serbio de la actual Bosnia-Herzegovina. En ese diario, Begovic describía sus actividades como cocinero para el "Ejército Árabe de Liberación". Traubner describió como Begovic había estado al servicio de 35 musulmanes yugoslavos que parecían tener una buena razón para esperar estar entre los primeros en ocupar y saquear Tel Aviv, formando parte de un grupo mucho más grande de unos miles de musulmanes que llegaron desde el Oriente Medio para unirse a la yihad contra Israel.

¿Qué estaban haciendo esos musulmanes yugoslavos en Jaffa en 1948? ¿Cómo habían conseguido dirigirse y llegar a la Tierra Santa? ¿Qué les había motivado? ¿Quién los había reclutado? ¿Cuál era la conexión de Bosnia o Albania con los palestinos, si es que la hubo?

Existía una conexión bosnia: Haj Amin al-Husseini, el muftí de Jerusalén, el más importante líder de los árabes palestinos, había estado en Bosnia en la década de 1940. ¿Había contratado a esos hombres? ¿Qué había sido de ellos?

Resultó que en 2005 uno de estos bosnios había concedido una entrevista en el Líbano a un periódico croata y afirmó haber luchado en la guerra de 1948. La historia comenzaba a tomar forma.

La larga sombra de Haj Amin al-Husseini

En octubre de 1937, Haj Amin al-Husseini, el mufti de Jerusalén y el líder del Comité Superior Árabe, se escondía de las autoridades británicas en el Haram al-Sharif, el santo santuario situado en lo alto del Monte del Templo en Jerusalén. El 13 de octubre, disfrazado de beduino, huyó al Líbano a través de Jaffa. En el Líbano aceptó el asilo ofrecido por las autoridades francesas, pero huyó nuevamente con el estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939.

Esta vez se dirigió a Bagdad disfrazado de mujer. En Bagdad, entre 1940 y 1941, aumentó sus contactos con Alemania y se ofreció a ayudar a los nazis a cambio de su ayuda para la obtención de la independencia de los estados árabes. Los italianos le ayudaron a entrar en Turquía, y luego hizo su camino hasta Roma el 11 de octubre. Allí se reunió con Mussolini y con Hitler el 28 de noviembre. Tras el fracaso de diversos planes para crear una unidad militar árabe, finalmente se conformó el reclutamiento de voluntarios musulmanes bosnios y albaneses para ayudar a los nazis en los Balcanes.

Al hablar a los reclutas potenciales, Husseini hizo hincapié en las conexiones que tenían con la nación musulmana en su lucha contra los británicos en todo el mundo: "Los corazones de todos los musulmanes deben estar hoy con nuestros hermanos islámicos de Bosnia, que se ven obligados a soportar un trágico destino. Ellos están siendo perseguidos por los bandidos serbios y comunistas, los cuales reciben el apoyo de Inglaterra y de la Unión Soviética... Ellos están siendo asesinados, sus posesiones son robadas y sus pueblos son quemados. Inglaterra y sus aliados tienen una gran responsabilidad ante la historia por el maltrato y asesinato de los musulmanes de Europa, tal como ya la tiene por lo hecho en las tierras árabes y en la India".

Se reclutaron finalmente tres divisiones de soldados musulmanes: La Waffen SS 13 Handschar, la 23 de Kama y la 21 Skenderbeg. La Skenderbeg era una unidad albanesa de alrededor unos 4.000 hombres, y la Kama estaba compuesta por musulmanes de Bosnia que llegó a contener a unos 3.793 hombres en su apogeo. La Handschar fue la unidad más grande, con alrededor de 20.000 voluntarios bosnios musulmanes. Según la Enciclopedia del Holocausto, "estas unidades de voluntarios musulmanes, llamados Handschar, fueron colocadas en unidades de las Waffen SS para luchar contra los partisanos yugoslavos en Bosnia, llevando a cabo labores de policía y de seguridad en Hungría. Ellos participaron en la masacre de civiles en Bosnia y se ofrecieron como voluntarios para unirse a la búsqueda de judíos durante las matanzas de civiles en Bosnia y Croacia".

Parte de la división también escoltó a los judíos húngaros desde el trabajo forzado en las minas de Bor en su camino de regreso a Hungría. La división también se empleó contra los serbios, que como cristianos ortodoxos que eran, fueron vistos como los grandes enemigos.

La división Handschar se rindió ante el ejército británico el 8 de mayo de 1945. Nada menos que 70.000 prisioneros de guerra bosnios musulmanes y sus familias fueron trasladadas por el ejército británico a Taranto, en Italia. La creación de Yugoslavia por el mariscal Tito al final de la guerra, significó que los antiguos voluntarios bosnios musulmanes en las unidades de las SS alemanas no podían regresar a sus hogares por temor a su persecución o internamiento.

George Lepre, un estudioso de la historia de la Handschar y autor de la División de Bosnia de Himmler: La Handschar División 1943-1945 de las Waffen-SS describe su destino: "Esos bosnios que eligieron permanecer en los campamentos eventuales encontraron asilo en países de todo el mundo occidental y en el mundo árabe. Muchos de los que se establecieron en el Oriente Medio lucharon más tarde en Palestina contra el nuevo estado de Israel". Pero primero tuvieron que llegar al Oriente Medio.

La formación de la unidad bosnia en 1947

Los musulmanes bosnios, que normalmente eran conocidos como los "yugoslavos" en la prensa de la época así como en los informes de inteligencia, se quedaron en los campos de refugiados en Italia hasta 1947, cuando según informaba el The Palestine Post del 18 de abril hubo una "petición del gobierno sirio para la transferencia de 8.000 de esos refugiados bosnios musulmanes en esos momentos en Italia. Los yugoslavos allí instalados dicen que la Liga Árabe ha escrito a todos los estados árabes instándoles a que ayuden a estos refugiados musulmanes, y algo de ayuda financiera ya han recibido. Los dirigentes del estado yugoslavo también afirman que desean que esos 8.000 musulmanes regresen, ya que formaban parte de la División Handschar de la Wehrmacht alemana que se rindió a los británicos... El estado yugoslavo ve con suma preocupación la posibilidad de la transferencia de este grupo de personas al Oriente Medio Oriente".

Para diciembre de 1947, un núcleo de ex oficiales de la Handschar ya se había puesto en camino hacia Siria y empezaban a reconstituir su unidad en Damasco. Un informe de Israel Baer en el Post señalaba que "los últimos reclutas del ejército sirio son miembros bosnios de la Waffen SS... Se ha informado de que están dirigiendo una escuela de tácticas de comando para el ejército sirio".

No hay duda de que el ejército sirio en ciernes, pues había nacido en 1946, tenía necesidad de oficiales e instructores con experiencia. Emilio Traubner, escribiendo el 3 de diciembre de 1947, tomaba nota de que la Organización Internacional de Refugiados (OIR) había sido convencida para financiar el viaje de los bosnio-musulmanes de Italia a Oriente Medio para que puedan encontrar un hogar, ya que se negaban a ser repatriados a Yugoslavia. En enero de 1948 los agentes árabes estaban trabajando para reclutar a los bosnios para la lucha en Palestina. El 2 de febrero se informaba de que 25 musulmanes bosnios habían llegado a Beirut y se movían hacia Damasco para unirse a otros 40 bosnios ya allí presentes. Un informe realizado por Jon Kimche el 4 de febrero señalaba además que hasta 3.500 bosnios estaban siendo trasladados a Siria para luchar junto al Ejército Árabe de Liberación (ALA) de Fawzi Kaukji en su invasión de Palestina. El 14 de marzo un grupo de 67 albaneses, 20 yugoslavos y 21 fascistas (ustachas) croatas dirigidos por un albanés llamado Derwish Bashaco llegó en barco a Beirut desde Italia. Fueron recibidos por la Oficina Árabe Palestina y tomaron rápidamente el camino hacia Damasco para unirse al ALA. En la primera semana del mes de abril, otros 200 bosnios llegaron a Beirut. Un extenso informe de Claire Neikind del 2 de marzo describía el procedimiento mediante el cual los agentes árabes estaban reclutando voluntarios entre los refugiados en Italia.

Los hombres de entre 22 y 32 años eran muy solicitados, a cambio recibirían el paso libre hasta Beirut y sus familias recibirían mantenimiento. Según Neikind, 300 hombres ya habían llegado y unos 90 ustashas croatas también habían llegado hasta allí haciendo lo imposible, siendo 57 enviados a Ammán. Entre el 1 de diciembre y el 20 de febrero se enviaron un total de 106 a Siria. Neikind señaló que "tan pronto como sus familias se instalaban, entraban en el servicio militar árabe".

Si se acepta las cifras más bajas de esta relación, parece que hubo al menos unos 520 bosnios, 67 albaneses y 111 croatas en Siria o Beirut, así como otros 135 bosnios de camino a Egipto y unos 57 bosnios hacia Jordania. Así, y en total, unos 890 voluntarios de Yugoslavia y Albania fueron a Oriente Medio antes de abril de 1948, antes de la declaración de independencia de Israel el 15 de mayo de 1948. A la llegada de los voluntarios se les enviaba al campamento de Katana, una base militar al oeste de Damasco, que el ejército sirio había proporcionado para uso exclusivo del Ejército de Liberación Árabe en su intento de invadir Palestina.

Aquí se encontraron por vez primera con su comandante Fawzi Kaukji. Kaukji, de 58 años, quien era un ex soldado otomano que había luchado en la rebelión árabe. La Inteligencia del Haganá estimaba que unos 4.000 los voluntarios se habían unido a su ejército. En diciembre de 2005, Hassan Haidar Diab, un periodista de Bosnia, fue capaz de localizar a Kemal Rustomovic, un bosnio que había servido con los voluntarios yugoslavos. Afirmó que había sido miembro del Ejército de Salvación árabe, donde 150 de sus compañeros bosnios sirvieron bajo un oficial bosnio llamado Fuad Sefkobegovic.

El papel de los bosnios en la Guerra de la Independencia 

Desde el otoño de 1947 las fuerzas árabes bajo el mando de Abdel Kader Husseini y otros líderes locales habían estado acosando el tráfico y los suministros que pasaban de Tel Aviv a la Jerusalén judía. Una unidad mixta bosnio-árabe del ALA había sido enviada para ayudar en el asedio de Jerusalén, y esta unidad estuvo envuelta en la batalla por Castel entre el 3 y el 8 de abril de 1948. Esta batalla formó parte de la Operación Naasón de la Haganá, la cual pretendía aliviar el asedio de Jerusalén. No está claro qué fue de los bosnios que lucharon en Castel.

Algunos pueden haberse retirado a Ramallah, desde donde se informaba el 16 de abril que musulmanes extranjeros, incluyendo a los bosnios, se habían apoderado de los mejores hoteles y la población local se sentía "molesta".

La próxima batalla en la que participaron las unidades bosnias fue en Jaffa, entre el 25 de abril y 5 de mayo. Jaffa había sido asignada al Estado árabe en el plan de partición de la ONU, pero estaba rodeada por territorio asignado al Estado judío. La batalla comenzó cuando el Irgun lanzó un ataque contra la ciudad. De acuerdo con la Haganá, había unos 400 "yugoslavos" y unos 200 iraquíes defendiendo Jaffa. El 28 de abril, Michel Issa, el comandante árabe cristiano del Batallón Ajnadin, recibió órdenes de Kaukji de dirigirse hacia allí desde las colinas de Jerusalén para aliviar el asedio de Jaffa. Ese mismo día, la inteligencia de la Haganá tomó nota de que había 60 "yugoslavos" entre los defensores de Jaffa. Issa llegó a Jaffa el 29 de abril, pero el comandante de Jaffa, el mayor Adil Najmuddin, desertó de la ciudad el 1 de mayo, dejando a Issa y a sus yugoslavos. De acuerdo con el telegrama de Issa a Kaukji, "Adil dejó la ciudad por mar con todos los iraquíes y yugoslavos". Antes de su partida, los yugoslavos habían sido alojados en casas locales y su unidad incluso incluía a un cocinero. Kemal Rustomovic recordó en su entrevista que él había estado el primero en Nablus, a continuación en Jaffa, y finalmente en Jenin.

Entre la evacuación de los yugoslavos por mar desde Jaffa y su reencuentro con el ALA, el Estado de Israel nació el 15 de mayo de 1948. Ese mismo día, cinco ejércitos árabes invadieron Israel y la guerra se convirtió en mucho más amplia. El ALA se convirtió en una fuerza desorganizada y bastante desgastada por el tiempo que estuvo luchando en torno a Nazaret durante el mes de julio. Durante los combates en el norte, el ejército de Kaukji de unos 2.500 hombres se redujo a sólo 800, y fue expulsado de Nazaret hacia el norte de Galilea.

Rustomovic formaba parte de esos hombres de acuerdo a su entrevista. El Post informó que el ALA todavía incluía "yugoslavos". El 18 de julio, el Post informaba que la inteligencia británica había estado actuando para "sabotear sistemáticamente el plan de partición de Palestina" y proporcionaba como prueba el hecho de que Inglaterra era muy consciente de la presencia de los voluntarios bosnios de Siria.

Durante los combates en octubre de 1948, el ejército israelí conquistó toda la Galilea y partes del sur de Líbano. Un informe del 1 de noviembre detallando la captura de la Galilea, señalaba que algunos "yugoslavos" habían sido capturados durante los combates que habían impulsado el ALA y el ejército libanés desde Palestina, y que se encontraron con el ejército israelí en el Líbano.

Los bosnios y la guerra de 1948, ¿extraños compañeros de cama?  

No se sabe qué fue de los bosnios que sirvieron con las fuerzas árabes en la guerra de 1948. Rustomovic, que nació en el pueblo de Kuti en el centro de Bosnia en 1928, se unió al ejército libanés en 1950. Sirvió a su país de adopción durante 30 años, se casó con una mujer de la localidad y tuvo siete hijas y cinco hijos con ella. Se le concedió la ciudadanía libanesa, a diferencia de los refugiados palestinos que huyeron a Líbano, y se retiró del ejército en 1980.

Según él, ninguno de los bosnios que habían servido en las SS regresó nunca a Yugoslavia. Algunos terminaron en los EEUU, Australia y Canadá. Se supone que algunos también se establecieron en Siria o en algún otro lugar del Oriente Medio. Hoy en día muchos de ellos serían ancianos de 80 y 90 años, y es dudoso que muchos de ellos sobrevivan aún.

En la década de 1990, durante las guerras de los Balcanes, bastantes árabes viajaron a los Balcanes para participar en la guerra entre bosnios y serbios. Parece ser un extraño giro que pagaría la deuda contraída con los más de 900 musulmanes bosnios y albaneses que dejaron sus hogares y llegaron hasta el Oriente Medio para servir a la causa árabe musulmana. La participación de estos bosnios puede ser contemplada como una versión temprana de una vinculación con los conflictos de los musulmanes de todo el mundo. Esto ha cobrado mayor exposición últimamente debido a la participación de voluntarios musulmanes extranjeros en Argelia, Líbano, Cachemira, Sudán, los conflictos afganos y Siria, entre otros.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home