Wednesday, July 16, 2014

A medida que el Gabinete israelí retrasa su decisión, los palestinos incrementan sus bombardeos contra Tel Aviv e Israel - Debka



A medida que el Gabinete israelí no puede llegar a una decisión acerca de la operación de Gaza, y después de una noche relativamente tranquila, los palestinos lanzaron sobre Gush Dan este miércoles el bombardeo más elevado de cohetes del actual conflicto hasta la fecha. Hamas se atribuyó la responsabilidad por el envío de misiles M-75s contra la región.

La estratagema del alto el fuego del presidente egipcio, Abdel-Fattah El-Sisi, del martes 15 de julio, en lugar de calmar la violencia en Gaza, desató una oleada furiosa de 140 cohetes desde la Franja de Gaza que les atrajo decenas de ataques aéreos de Israel después de un período de calma de seis horas en las operaciones. Al final del octavo día de la Operación Margen Protector, el gabinete de seguridad israelí vio que tenía que asumir un nuevo dilema: persuadir al gobernante egipcio de que castigará a Hamas en toda la extensión de su poder. Este situación ha sido reportada a DEBKA archivo por fuentes militares y del Oriente Medio.

Pero al igual que el presidente de EEUU Barack Obama ha ralentizado claramente los movimientos de su secretario de Estado John Kerry en el conflicto de Gaza, así también el presidente egipcio preferiría ampliamente que Israel tratara con Hamas, que él considera como la rama palestina de su archienemigo los Hermanos Musulmanes.

A El-Sisi no le importaría echar una mano en una campaña total contra los islamistas palestinos, siempre que Israel vaya a la cabeza y lleve a cabo una operación militar a gran escala para aplastarlos. Él entonces recogería las recompensas.

Amplios círculos israelíes han elogiado al gobierno de Netanyahu por aceptar el alto el fuego propuesto por El Cairo, en buena manera porque prestó a Israel una justificación incuestionable para golpear el rechazo de Hamas. En el Cairo tienen su propia percepción de la situación creada por la "tregua": Netanyahu ha fabricado un trasfondo internacional favorable a una acción militar contra Hamas y ahora le corresponde a él llevarla a cabo.

Conscientes de esta pequeña grieta en los sectores contrarios a ellos, Hamas y la Yihad Islámica se superaron el martes lanzando cohetes, unos 130, contra docenas de centros de población israelí que llegaron hasta el Valle del Jordán.

Ahora, le comentan a DEBKA diversas fuentes, Egipto, Hamas e Israel están en un compás de espera. Netanyahu y ​​su ministro de Defensa, Moshe Yaalon, entienden que El-Sisi no levantará un dedo hasta que Israel amplié su operación contra Hamás. Corresponde a este dúo tomar las decisiones, ya que el gabinete de seguridad está paralizado por las diferencias internas y por las fugas embarazosas.

El presidente egipcio va a recibir al Presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas en El Cairo a finales del miércoles. Él decidirá hasta dónde quiere cooperar con él cuando vea hasta qué punto Israel está dispuesto a ir en contra de Hamas. Si existe ese devastador golpe contra Hamas, le volverá más dócil para trabajar con Netanyahu en lugar de con Abbas.

Sea lo que sea lo que decidan entre El Cairo y Jerusalén, Hamas y la Yihad Islámica saben que están en problemas, y así vuelven a caer en su reacción instintiva de redoblar sus ataques con cohetes contra Israel.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home