Wednesday, September 24, 2014

La peregrinación judía de Año Nuevo a Uman, ¿una tendencia israelí? - Yuval Avivi - Al Monitor



Hasta hace poco tiempo, solo un puñado de devotos creyentes realizaba el costoso viaje a Uman, Ucrania, durante el Año Nuevo Judio (Rosh Hashana), para visitar la tumba del fundador de la secta hasídica de Breslov, Rabi Najman. De alguna manera, esta costumbre se ha extendido e incorporado a la vida normal, siendo aceptada y reconocida en todos los niveles de la población judía. Al igual que el ayuno de Yom Kipur, la peregrinación de Ano Nuevo a Uman se ha convertido en una especie de "mandamiento" cumplido incluso por esos laicos que observan algunas costumbres religiosas.

Al igual que otros fenómenos de este tipo, el viaje a Uman no excluye a las celebridades. El comediante Eli Yatzpan y el cantante Lior Narkis, han sido vistos en Uman en el pasado. Este año, la controvertido cantante Eyal Golan hizo la peregrinación antes del festival para evitar a las multitudes.

En septiembre de 2012, el periodista secular israelí Royee Assis publico sus impresiones de su propio viaje a Uman. En ese momento, unos 25.000 israelíes habían visitado el lugar en ese santo día, y Assis se unió a ellos. "Vivo un estilo de vida secular", escribió Assis. "Siempre he sido escéptico y he bromeado acerca de esta masa, de ese ciego flujo de peregrinos a la tumba... [Pero] las experiencias espirituales trascienden, y las cuestiones materialistas se vuelven triviales".

Como los viajes ashrams a la  India, muy populares entre los jóvenes israelíes, la celebración religiosa en Uman es una experiencia religiosa fácil de digerir. Por eso cautiva a un gran numero de israelíes, religiosos y laicos por igual, personas que tienen un vacío espiritual que quieren llenar, pero sin necesariamente cambiar su estilo de vida. Los seguidores de Breslov no hacen exigencias religiosas a nadie. Todos están invitados a participar en la experiencia espiritual.

En los últimos días, cuando se aproximaba la festividad de Año Nuevo, el tradicional viaje a la tumba del rabi Najman fue objeto de duras críticas por parte de una fuente inesperada. El 8 de septiembre, en el Kikar HaShabbat (Plaza Shabat), una web ultra-ortodoxa, el rabino Dov Halbertal publicó un mordaz artículo bajo el titulo, "¿Rosh Hashana en Uman? Es mejor que vayan a Paris".

"Breslov quiere tomar el control del judaísmo", escribía Halbertal, “y ya están en la etapa de volver a escribir la historia judía religiosa... El rejuvenecido Breslov explota la psicología de las masas. Ha transformado Uman en una mina de oro. Alguien está haciendo una fortuna con la industria del lavado de cerebro y la explotación de la ingenuidad de la gente".

Los comentarios que siguieron en la web no se hicieron esperar. "Que la experiencia extática de Uman sea bendecida", escribió David Gvirstman en respuesta a Halbertal, a quien acusó de "superficialidad, estupidez e insolencia". Halbertal, que dice que también recibió amenazas a su vida, fue invitado por otro escritor a visitar el mismo Uman.

En un enfrentamiento tormentoso en una programa de la radio ultra-ortodoxa Kol Berama, Halbertal discutió con Roni Paluch, un abogado. Paluch declaró: "Yo fui uno de los que dije que nunca iría allí, pero desde el momento en que puse un pie en Uman, mi pie se aferró a esa tierra".

Las personas que amonestaron a Halbertal no eran Hasidim de Breslov, y eso era lo que le asustaba. "Hay una tendencia cada vez mayor hacia la mística y el mesianismo en Israel", le comentó Halbertal a Al-Monitor. "Es con gran inquietud y preocupación que he identificado un giro hacia el irracionalismo, no solo entre los religiosos y ultra-ortodoxos, sino también entre los judíos seculares. Este no es el judaísmo, sino una explosión de mesianismo y misticismo. Y va a explotar ante nuestras caras".

Halbertal también dijo: "Es cierto, ellos no portan espadas, pero quieren construir un gran califato Breslov, al igual que el Estado Islámico. Tienen una canción con las siguientes palabras, 'pronto todos seremos Breslov'. Eso es un lavado de cerebro". Segun Halbertal, esta tendencia ha superado a todo el mundo ortodoxo. "Atrae a los seguidores de la corriente principal del judaísmo, del mundo de los colegios rabínicos, del mundo hasídico, del mundo lituano [mitgnagdim o ultra-ortodoxos no hasídicos]. Breslov también esta empezando a tomar el control de los corazones y de las mentes ultra-ortodoxas. Usted los ve en todas partes".

A pesar de las amonestaciones de Halbertal, los líderes ultra-ortodoxos no están luchando contra este fenómeno. Por el contrario, este año, a la luz de las tensiones entre Ucrania y  Rusia, el rabino y miembro de la Knesset Meir Porush (que no es un hasidim Breslov), requirió al controvertido ministro de Asuntos Exteriores Avigdor Liberman para que ayudara a preparar diplomática y logísticamente la masiva peregrinación a Uman.

Halbertal afirma que la mayoría de los jefes de los institutos rabínicos y de los líderes ultra-ortodoxos desalientan el viaje, pero no en público. Según Halbertal, "Ya no tenemos al  [fallecido] rabino Schach, un líder ideológico [escuchado por todos] que podría levantarse contra esta situación. Los ultra-ortodoxos no quieren una batalla interna dentro del mundo ultra-ortodoxo".

El profesor Zvi Mark, que ostenta la cátedra rabi Levi Itzjak Berditchev de literatura hasídica de la Universidad Bar Ilan, es autor de cuatro libros sobre la corte hasídica Breslov. Mark comentó a Al-Monitor: "En los últimos años, incluso los miembros del mundo ultra-ortodoxo han sido atraídos por la corte hasídica Breslov en Israel y en el extranjero. Algunos viajan a Uman para el Año Nuevo. También pasa en el mundo lituano. Hay lideres lituanos que se sienten atraídos y próximos de los Breslov, e incluso viajan a Uman con sus discípulos". [superando la vieja rivalidad mitnagdim y hasídicos]

Sin embargo, Mark afirma que la controversia dentro de la comunidad ultra-ortodoxa es bastante menor de lo que sugiere Halbertal. "[El Gran Rabino sefardí recientemente fallecido] Ovadia Yosef estaba en contra del viaje a Uman", dice Mark, "pero no lo prohibió. Vio aspectos positivos en el mismo, como acercar a la gente al mundo del judaísmo y fortalecer su identidad. Su punto de vista era más complejo sobre este fenómeno. Es cierto que hay mesianismo allí, pero es más complejo. 

Mas allá de todo esto, los Breslov se lo tomarían como un cumplido si el mundo ultra-ortodoxo sintiera miedo de ellos. Hay mucha exageración en este tema [N.P.: ¿y celos por su popularidad?]. Los ultra-ortodoxos están mucho más preocupados por el ministro de Finanzas Yair Lapid  y por el proyecto de reclutamiento de haredi por el ejercito, que por el asunto Breslov y los viajes a Uman".

También de acuerdo con Mark, la verdadera causa de la alarma de Halbertal puede ser algo totalmente diferente que tiene lugar en Uman. "En Uman, las barreras entre las diferentes denominaciones judías tienden a descomponerse. Los sionistas religiosos, los judíos seculares, los seguidores de la corte hasídica antisionista de Satmar, los Breslov y personas normales - jueces, profesores y demás gente común -, todos ellos están allí juntos. Lo que les preocupa a gente como Halbertal es que los judíos ultra-ortodoxos entren en contacto con los judíos seculares en Uman y comprueben que no son esos “demonios laicos” que les enseñaron a temer. También pueden contemplar que el judío secular puede ser una persona ética, con principios religiosos y que no ha olvidado lo que significa ser judío. El ambiente de libertad y la erupción de una intensa espiritualidad que no tiene cabida en el mundo de los colegios  rabínicos, pueden percibirse como una forma de rebelión. Y eso es lo que despierta la preocupación del mundo ultra-ortodoxo".

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home