Wednesday, October 29, 2014

Informan que un alto funcionario de la administración americana catalogó a Netanyahu de "gallina (cobarde)" - i24news



Los lazos entre Estados Unidos y Israel están llegando a su nivel más bajo según informa el Atlántic en un lenguaje excepcionalmente duro.

En un desarrollo potencialmente indicativo del nuevo nivel más bajo en las relaciones Estados Unidos-Israel, un funcionario anónimo de alto nivel de Washington arremetió contra el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu por su percibida falta de coraje político, definiendo al líder israelí como un "gallina", según informó el Atlántic el martes.

Según el corresponsal nacional de la revista Jeffrey Goldberg, altos funcionarios de la administración del presidente Barack Obama consideran que Netanyahu  carece de visión y que no tiene aspiraciones más grandiosas que atender a los elementos más intransigentes de su clientela electoral.

La cita completa proporcionada por Goldberg dice lo siguiente: "Lo bueno de Netanyahu es que tiene miedo de lanzar guerras. Lo malo de él es que no va a hacer nada para llegar a un acuerdo con los palestinos o con los estados árabes sunitas. Lo único que le interesa es protegerse a sí mismo de la derrota política. Él no es [Itzjak] Rabin, no es [Ariel] Sharon y ciertamente no es [Menachem] Begin. Él no tiene agallas".

Si bien las más que tibias relaciones personales entre Obama y Netanyahu nunca fueron mantenidas en secreto, en los últimos tiempos la crisis de confianza se vio agravada por una serie de factores, entre ellos las duras críticas al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, por altos funcionarios del gobierno de derecha de Netanyahu; la política de expansión de los asentamientos judíos en la Ribera Occidental y Jerusalén oriental; y el desacuerdo sobre cómo tratar con el programa nuclear no autorizado de Irán, que Israel considera como una amenaza existencial.

Según Goldberg, los repetidos anuncios de nuevas unidades de viviendas por parte de Israel que serían erigidas en tierras previstas para un futuro estado palestino está convirtiendo la disposición colectiva de la administración Obama en "ira al rojo vivo".

El viernes Ynetnews informó que al ministro israelí de Defensa Moshe Yaalon se le prohibió reunirse con funcionarios de alto rango de Estados Unidos durante su reciente visita a Washington, ya que la administración del presidente Barack Obama había echado humo ante las duras críticas del funcionario israelí contra el secretario de Estado John Kerry.

En enero, el Departamento de Estado denunció como comentarios "ofensivos" los realizados por el ministro israelí de Defensa acusando a Kerry de una "obsesión incomprensible" en su impulso a la paz en Oriente Medio, describiendo la búsqueda de Kerry como "mesiánica" y "obsesiva".

Yaalon fue luego forzado a disculparse con el diplomático estadounidense, que ha estado tratando de negociar para el pasado año un tratado de paz entre Israel y los palestinos.

Sin embargo, al mes siguiente pasó a afirmar que la política exterior estadounidense era "débil" e invitaba a los ataques terroristas en su territorio, después de lo cual entregó otra nueva disculpa pública.

Tras el desaire de Yaalon, el ministro de Finanzas Yair Lapid advirtió que "hay una crisis con los americanos y debe ser abordada como una crisis".

"No hay que pretender que no hay una crisis", añadió Lapid. "Nuestras relaciones con los EEUU son vitales y todo lo que se puede hacer es hacer lo posible para poner fin a esta crisis".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home