Monday, December 08, 2014

El futuro de Netanyahu amenazado por las alianzas que se dibujan para las elecciones de 2015


Herzog y Livni

Una unión entre el partido de Tzipi Livni y el partido Laborista podría crear la coalición que recogiera más votos para las elecciones del 2015, de acuerdo con una nueva encuesta encargada por el canal de televisión de la Knesset, batiendo así al partido Likud del primer ministro Benjamin Netanyahu.

La encuesta llevada a cabo por el instituto de investigación Panels Politics informa que si las elecciones se celebraran hoy el Likud recibiría 21 escaños, frente a los 23 que ganarían juntos Livni y Herzog.

El Bait Yehudi alcanzaría 18 escaños, mientras que Yisrael Beiteinu, Yesh Atid, y el partido de Moshe Kahlon conseguirían nueve escaños cada uno. El Judaísmo Unido de la Torah obtendría ocho escaños, el Shas siete, y el Meretz seis.

De los partidos árabes, el Hadash recibiría cinco escaños al igual que la Lista Árabe Unida-Taal, mientras Balad no pasaría el umbral requerido. Sin embargo, se espera que los partidos árabes se unan antes de las elecciones.

Sin Livni, el partido Laborista recibiría sólo 17 escaños, según la encuesta, que entrevistó a 500 adultos con base a una muestra de la población israelí y con un margen de error de hasta un 4,5%.

Se espera que la Knesset decida su disolución en la tarde del lunes y confirme las elecciones generales para el 17 de marzo 2015.

 Dentro de las partidos, la mayor conmoción se ha producido dentro de las filas del Likud, donde Gedeón Saar, el ex ministro del Interior, se espera que anuncie antes del fin de semana si va a competir contra Netanyahu como líder del partido en las primarias del partido.

El primer ministro ha estado trabajando para adelantar las primarias desde su fecha prevista, el 6 de enero, al 30 de diciembre, en un presunto intento de evitar la candidatura de Saar.

PD:

Kahlon firma un acuerdo con Yisrael Beytenu para tratar de amarrar los votos excedentarios

El Yisrael Beytenu de Avigdor Liberman firmó un acuerdo con la agrupación de Moshe Kahlon para asegurarse un superavit de votos con una coalición que aún no tiene nombre.

El acuerdo busca amarrar los "votos sobrantes" de ambos partidos ya que el valor calculado de cada escaño en la Knesset se suma. Si esos votos sobrantes dan lo suficiente para un asiento adicional, éste se otorgaría al partido con el mayor número de votos.

El partido Laborista y el Meretz también han firmado un acuerdo similar para amarrar los votos excedentarios


Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home