Tuesday, January 13, 2015

El ISIS mata al comandante de la unidad iraní de élite - las Brigadas Al Qods - destinada en Irak. Ya son los 555 oficiales iraníes asesinados - Debka



Una unidad de élite del Estado Islámico (o ISIS) acabó con el mando avanzado iraní de las Brigadas Al Qods la mañana del lunes 12 de enero, matando a su comandante, el general Mehdi Norouzi, según fuentes contraterroristas y militares han informado a DEBKA. El ataque tuvo lugar en Hashimiya, una pequeña ciudad situada 125 km al norte de Bagdad. Fue la hazaña más notable de la nueva táctica del ISIS, que es ir a por los altos mandos de las fuerzas enemigas para así provocar el desorden y minar su moral.

Norouzi es el segundo general iraní que en Irak sucumbe a esta táctica.

La semana pasada, un francotirador del ISIS mató al general Hamid Taghavi en su puesto de mando en Samarra, el centro de Irak. Teherán intentó alegar que él era solamente un asesor militar adscrito al ejército iraquí. Sin embargo, su verdadera misión era mucho más activa: era el comandante de las milicias chiíes iraníes e iraquíes y de las fuerzas de la Guardia Revolucionaria que luchan contra el ISIS en la región central de Irak.

El fallecido general Norouzi no bien llegó a tomar el relevo de Taghavi cuando él también ha sido asesinado.

La nueva táctica del ISIS fue llevada a la práctica la semana pasada en otro frente, cuando el 5 de enero un grupo yihadista llevó a cabo una incursión al otro lado de la frontera iraquí, en el norte de Arabia Saudita, cerca Suwayf en la región Arar. Entre los tres guardias saudíes muertos estaba el general al-Odah Balawi, comandante de la guardia de fronteras de Arabia Saudita en ese sector. La fuerza de Al Qaeda-ISIS estaba compuesta en su totalidad de jihadistas saudíes.

Cuando estos tres episodios se examinan en el contexto, el actual modus operandi del Estado islámico toma forma, tal como se describe aquí por los analistas militares de DEBKA:
Se inicia con el seguimiento detallado de los movimientos de los comandantes y del mando, seguido por la penetración de espías, por lo general locales convertidos a la filosofía yihadista, entre su personal. Estos hombres mantienen a sus jefes del ISIS al tanto de los movimientos de los comandantes, horarios, ayudantes de personal y fuerzas asignadas a su seguridad. Los tácticos ISIS usan esta información para fijar los medios y el momento de los asesinatos.
Para eliminar a Taghavi en Samarra, eligieron a una unidad de francotiradores que fue informada con antelación de la visita que había programado el centro de mando.

Después de este golpe, los Guardianes de la Revolución iraníes trasladaron este comando central de Samarra a Hashimiya, y nombraron a su sucesor.

Menos de dos semanas más tarde, el nuevo jefe fue eliminado. Esta vez, los medios elegidos por el ISIS fue una unidad de hombres armados, algunos de ellos asesinos suicidas, quienes se inmolaron en medio del mando avanzado de las Brigadas Al Qods del general Norouzi y sus ayudantes.

Según nuestras fuentes militares y de inteligencia, las fuerzas de ISIS han sido capaces de acabar con 555 oficiales iraníes en los cuatro meses transcurridos desde octubre pasado, la mayoría de ellos por medio de escuadrones yihadistas.

Este y otros preocupantes hechos fueron citados por el jefe del IDF el teniente general Benny Gantz, cuando se encontró con el jefe del Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos el general Martin Dempsey en el Pentágono, en Washington, el 8 de enero.

Israel está extremadamente preocupado por la expansión de la operación militar iraní en Irak, y aún más por la profundización de la cooperación militar y la coordinación entre Washington y Teherán en ese país, especialmente las estrechas consultas entre sus oficiales en los campos de batalla iraquíes.

Dempsey evitó profundizar en ese punto de vista y sacudió a un lado las preocupaciones de Israel. De hecho, él defendió la posición de Washington cuando le dijo a los periodistas: "Si se trata de un camino que una a los dos países [Irán e Irak] de una manera más estrecha económica e incluso política, siempre y cuando el gobierno iraquí siga comprometido con la inclusión de todos los diferentes grupos dentro del país, entonces creo que la influencia iraní será positiva".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home