Sunday, January 18, 2015

Los judíos franceses no tienen más elección que Israel - Shmuel Rosner - New York Times



Hay una gran ironía en la respuesta instintiva de Israel a los ataques terroristas contra los judíos en Europa, y el caso del devastador ataque de la semana pasada en una tienda de comestibles kosher en París no fue diferente.

!Empaquen sus pertenencias! !Huyan! Escapen, insta Israel a los judíos de Francia.

Un gobierno que nunca pierde la oportunidad de dar una conferencia al mundo occidental acerca de los peligros de rendirse ante el terrorismo, está proponiendo exactamente eso - renunciar - a los judíos de Francia.

Rendición seguida de inmigración a Israel, donde la rendición no es desde luego una opción.

"El estado de Israel es su casa", dijo el primer ministro, Benjamin Netanyahu a los judíos de Francia, absteniéndose descaradamente de indicar de dónde deberían salir para venir a Israel, tal como propuso el primer ministro Ariel Sharon hace 10 años.

"Si tengo que aconsejar a nuestros hermanos en Francia", dijo Sharon en aquel momento, "les diré una cosa: mudense a Israel, lo antes posible". El presidente Jacques Chirac reaccionó con furia y declaró a Sharon persona non grata.

Está claro el motivo de la ofensa para los franceses. La convocatoria a que inmigren a Israel es un voto de no confianza a la capacidad de Francia para proteger a sus propios ciudadanos. Netanyahu tuvo cuidado en el empaquetado de su mensaje de la semana pasada, pero aún así los franceses no lo querían en la gran manifestación del domingo en París y solo aceptaron a regañadientes su presencia.

Los miembros del gobierno de Netanyahu, como de costumbre, fueron menos diplomáticos. Un viceministro israelí, Ofir Akunis, del partido Likud, le pidió a los judíos franceses que "volvieran a casa" a Israel. El viceministro Eli Ben-Dahan del partido Hogar Judío les dijo: "Su lugar está con nosotros".

La opción de la inmigración a Israel se ha convertido en mucho más pronunciada en los últimos años. El año pasado más de 6.000 judíos franceses emigraron a Israel, más que de cualquier otro país, y el potencial de crecimiento es significativo.

Ellos tienen sus razones. Los incidentes antisemitas se han convertido en algo habitual en Francia. El aumento en los ataques está bien documentado, así como la disminución de la sensación de seguridad entre los judíos franceses. Y el gobierno francés no parece saber cómo detener este proceso destructivo.

Fomentar que los judíos de todos los países hagan aliya a Israel está en el ADN de Israel, e Israel podría beneficiarse enormemente de una afluencia de inmigrantes franceses. Pero los líderes israelíes deben hacer una pausa antes de llamar a un éxodo masivo de los judíos franceses.

¿Quiere el Estado judío contribuir activamente a poner fin a muchos cientos de años de historia judía francesa? ¿Se quiere transmitir el mensaje de que, como los terroristas argumentan, no hay lugar para los judíos en Francia? ¿Quiere dar a entender que los esfuerzos franceses para proteger a los judíos han sido un fracaso? ¿Quiere que el mundo vea a unos temerosos judíos huyendo masivamente de Europa una vez más?

Francia es el hogar de una gran civilización judía, la tercera mayor comunidad judía en el mundo, y es una comunidad judía en un país liberal occidental que parece estar en un gran problema. Y ahora vivimos en un mundo donde en los últimos meses la gente ha meditado sin emoción, casi con indiferencia, sobre la cuestión de si los judíos "tienen un futuro" en Francia.

Pero si no es en Francia, ¿donde? Y si  no tienen un futuro, ¿qué? Israel cree que tiene la respuesta a ambas preguntas.

Los judíos pueden huir del terror de los islamistas radicales en Francia, para encontrar refugio en un país donde el terror de los islamistas radicales es tan rutinario como los baguettes y el burdeos. Pero si estos judíos vienen a Israel, aquí sí se enfrentarán al terror, porque aquí si se les insta a permanecer, a demostrar al enemigo el significado de un pueblo testarudo que no flaquea. Israel, en la narrativa que se vende a los judíos franceses estos días, es ese lugar donde los judíos resisten hasta el final.

Desde luego es desgarrador presenciar como una gran comunidad judía de un gran país pierde poco a poco su capacidad de prosperar en un ambiente cada vez más hostil y violento. Y es lamentable que todos en el Estado judío les ofrezcan escaparse.

Al final de la visita de Netanyahu a París, asistió a una ceremonia en una sinagoga donde la multitud entonó espontáneamente una canción tras su discurso. Pero ellos no estaban cantando en hebreo, cantaban el himno nacional de Francia, "La Marsellesa". Uno se pregunta qué estaban pensando cuando llegaron al verso, "!Aux armes citoyens!" (A las armas ciudadanos). Y si algún día esos ciudadanos toman las armas para defenderse, ¿lo harán como franceses o como israelíes?

El domingo, el presidente de Francia, François Hollande, dejo bastante claro cómo ve la situación. Según los informes, prometió a los líderes judíos que iba a tomar todas las medidas necesarias para defenderles, incluido el despliegue del ejército. Pero es una perspectiva bastante devastadora comprobar cómo en 2015 los judíos de Francia necesitarán a los soldados para protegerse de la violencia antisemita.

Para los cuatro judíos que fueron asesinados en un supermercado de París, Israel fue su última morada.

Si la única manera de que los judíos puedan vivir hoy en Francia es con fuertes medidas de seguridad y con soldados con armas de fuego, tal vez tenga más sentido, y no sólo por los muertos, irse a vivir a Israel, pues irán a vivir a un lugar donde todos somos los guardias, el ejército y el gobierno.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home