Saturday, February 28, 2015

A los críticos del llamamiento de Netanyahu a realizar aliyah: ¿Tienen un plan mejor para los judíos de Europa? - Shmuel Rosner - Jewish Journal



¿Deberían los judíos de Europa hacer sus maletas y marcharse? ¿Deberían trasladarse a Israel? ¿A qué otros países? A medida que el debate se está calentando - con comentaristas y líderes de derecha, izquierda y centro, con las opiniones expresadas a menudo coincidiendo con las de otras preferencias políticas -, es importante recordar que esto es ante todo una cuestión muy práctica.

Práctica en el sentido de que la decisión de quedarse tiene consecuencias. Práctica en el sentido de que la decisión de moverse tiene consecuencias. Hay personas reales que realmente tienen que caminar hasta el supermercado o hacia la sinagoga, que tienen que enviar a sus hijos a escuelas protegidas por guardias. Hay personas que para ellos dejar su medio de habitual supondrá encontrar otro nuevo, nuevos amigos, adaptarse a un idioma diferente, aprender a desenvolverse en un nuevo entorno cultural.

Lo sé, todo esto parece obvio. Pero todo esto también parece perderse en un intenso debate que se centra en los principios e ideales en lugar de las soluciones. Roger Cohen escribió hace dos días que es importante que "no todos los judíos elijan partir [que Israel sea su casa] para que sean una garantía del orden liberal de Europa... y de la propia idea liberal". Una buena causa, sin duda. Pero, ¿pero por qué un judío de París debe cargar con esa "causa o idea liberal". ¿Acaso él o ella no tienen suficientes problemas a los que hacer frente?

En la práctica nos perdemos en un debate saturado con un trasfondo político - y muy conectado con las próximas elecciones en Israel -.  Y se pierde por la derecha , como podemos ver con el plan de fantasía de Avigdor Lieberman de absorber a 3,5 millones de nuevos Olim - nada menos - en los próximos años. Y se pierde incluso con más frecuencia por la izquierda. "Los peligros de Europa, el fracaso de su liberalismo, el asesinato de sus judíos solamente por ser judíos, la inflexibilidad de las amenazas existenciales, todas estas fijaciones de Netanyahu forman parte de la mitología fundacional de Israel tal como el Likud lo ve", escribe Bernard Avishai, que rara vez pierde la oportunidad de adulterar los datos con el fin de explicar a sus lectores por qué Israel vale menos de lo que ellos pensaban

Y también se pierde en la práctica en un debate entre israelíes, que no tienen una comprensión instintiva del amor y afinidad que muchos judíos europeos sienten por Europa, un lugar al que llaman hogar. Y se pierde en un debate entre estadounidenses de origen judío, los cuales a su vez no tienen una comprensión instintiva de los peligros y complicaciones que tienen los judíos que viven en una diáspora que no es Estados Unidos.

La semana pasada, Jay Michelson escribió en el Daily Beast que "cuando Netanyahu les recordó a los judíos franceses que Israel es su casa y les daría la bienvenida con los brazos abiertos, su mensaje era cínico". No sé que base tiene Michelson para llegar a tal conclusión. Me sorprendería mucho si él hubiera hablado con el primer ministro de Israel. De hecho, estaría sorprendido si lo hiciera. Michelson hace con el llamamiento de Netanyahu a los judíos europeos lo que reprocha: hacer política.

Pero incluso si Michelson tuviera razón - incluso si el llamamiento de Netanyahu fue "cínico" -, ¿por qué es importante? El título del artículo de Michelson era: "Los llamamientos de Israel para que los judíos huyan de Europa no son la respuesta". Así que leí su artículo a fondo para descubrir su propia "respuesta", pero no había ninguna. Michelson tiene muchos buenos razonamientos - que un segundo Holocausto no vendrá es uno de ellos -, pero se olvida de ser práctico. Si la aliyah no es la respuesta, ¿cuál es la respuesta? ¿Permanecer en esos países? ¿Luchando? ¿Pero a qué precio? ¿Hasta cuándo? ¿Él espera que la situación vaya de alguna manera a mejor? ¿Cómo?

Rob Eshman también escribió un artículo criticando el llamamiento de Netanyahu a realizar aliyah. Está claro que Netanyahu está poniendo de los nervios a todos, ¿pero esa es una razón suficiente para oponerse a todo lo que dice? ¿Podría tener razón sólo por esta vez? Eshman escribe que los judíos europeos no debe huir "porque eso sería cobarde". Francamente, tengo una sensación de incomodidad con este tipo de asesoramientos. Vivir en Los Ángeles y decirle a la gente que siga viviendo en la línea de fuego y en peligro resulta un tanto problemático (como lo admite Eshman). Pero aún es más problemática una mala interpretación de la situación. "Israel no es más seguro para los judíos", escribe. Y también: "Si Bibi se refiere únicamente a la seguridad de los judíos de Europa, que los inste a huir a los Estados Unidos".

La preocupación de Netanyahu no es meramente por la seguridad de los judíos, como tampoco lo es la de Eshman. Lo que está en relación con la situación de los judíos europeos es que, en las actuales circunstancias, una existencia abiertamente judía en Europa es peligrosa. Esto significa que si incluso los judíos se quedan, todavía existe un peligro real de que "cientos de años de historia judía europea, de tradición y de cultura, podrían haber llegado a su fin". Los judíos podrían seguir existiendo, pero su capacidad de ser activamente judíos disminuiría en gran medida o sólo se conservaría con un gran coste.

Así que, instarlos a instalarse en los Estados Unidos, donde los judíos pueden ser orgullosa y abiertamente judíos, es una opción. Pero el hecho de que Netanyahu no mencionara esta opción no se debe a una falta de preocupación "por la seguridad de los judíos".

Netanyahu no mencionó esta opción porque lo que le preocupa de Europa, probablemente, también le preocupa - aunque de una manera totalmente diferente - de América. Probablemente él cree, como la mayoría de los israelíes (y la mayoría de judíos estadounidenses no, y tener tales desacuerdos es natural y saludable para el mundo judío), que vivir una vida judía en Israel es más significativo y más intenso que vivir una vida judía en América. Es decir: si el objetivo no es tan sólo proteger la vida de los judíos europeos, sino también garantizar la continuidad judía para sus hijos, Israel es la apuesta más segura.

Una vez más, el problema de la vida judía en Europa es una cuestión práctica. Así, mientras que yo entiendo y puedo incluso simpatizar con el hecho de que los "líderes judíos" europeos rechacen el llamamiento de Israel a realizar aliyah, no estoy seguro de cómo van a resolver el problema que parece estar creciendo, y cómo proponen proteger no sólo la vida de los judíos en Europa, sino también la vida judía en Europa. Si un programa de aradio judía con sede en Copenhague tuvo que cancelar su emisión diaria por razones de seguridad, la permanencia puede ser protegida no corriendo riesgos, pero la presencia del judaísmo en Dinamarca estaría disminuyendo. Si un hombre no puede caminar por las calles de París con una kipá sin recibir amenazas de muerte, la presencia del judaísmo en Francia estaría desapareciendo.

¿Alguien puede venir con un plan que haga a Europa más segura para sus judíos sin que estos tengan que bajar su perfil, sin que tengan que renunciar al judaísmo para mantenerse a salvo, sin que tengan que sopesar constantemente el riesgo que implica caminar hacia una sinagoga para celebrar un Bar Mitzvah en un lugar público? Si alguien tiene un plan, me gustaría verlo. Tal vez alguien, en algún lugar, tenga una idea de lo que es  bueno o incluso mejor que lo que propuso Netanyahu. Pero lo que hemos visto hasta ahora es un coro de rechazos a una sugerencia bastante sensata de Netanyahu y muy pocas ideas que sean a su vez sensatas y prácticas.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home