Monday, February 02, 2015

El ISIS prepara ataques terroristas dentro de Teherán. Un alto oficial de Hezbollah asesinado en la explosión del autobús de Damasco - DEBKA


La visión de la prensa libanesa afecta al Hezbollah

El Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) ha lanzado una nueva ofensiva terrorista contra los iraníes, sus seguidores y otros grupos chiítas. Se dio inicio este domingo, el 1 de febrero, con un ataque a un autobús en Damasco que transportaba a peregrinos chiítas libaneses a los santuarios de Siria. Nueve personas murieron y al menos 20 fueron heridas. El ISIS ha puesto su siguiente mira en el corazón chiíta musulmán, Irán y sus ciudades, especialmente la capital Teherán.

El ataque contra el autobús de Damasco es atribuido por algunas fuentes a un atacante suicida saudí de nombre Abu al-Ezz al-Ansari. La afirmación de que fue el grupo rebelde sirio Jabhat al-Nusra el autor es falsa, según le han comentado a DEBKA fuentes de inteligencia y de lucha contra el terrorismo. Este grupo no recluta a saudíes y ciertamente no a terroristas suicidas de esa calaña.

El ISIS se disfrazó de Nusra para ocultar su propia responsabilidad en el ataque y su verdadero objetivo. Nuestras fuentes revelan que el Estado Islámico atacó a los peregrinos chiítas con el fin de alcanzar a un oficial de alto rango del brazo armado de Hezbollah que viajaba en el autobús.

La sede de Hezbollah en Beirut ha impuesto un profundo silencio sobre su muerte y su identidad. Pero debido a que no podían pretender que la explosión del autobús no tuvo lugar, acusó el lunes a grupos "takfir (infieles)" que dicen que colaboran con Israel.

Este ataque revela más que significativamente cómo Hezbollah ha comenzado a cubrir las pistas en Siria de sus principales hombres insertándolos entre los peregrinos chiítas que viajaban en autobús desde el Líbano a Damasco. Están camuflando los movimientos de sus hombres más importantes en Siria a través de una elaborada red de seguridad desde que el ataque aéreo israelí del 18 de enero mató a alrededor de nueve miembros de Hezbollah e Irán, incluyendo al general iraní Ali Allah Dadi.
Sin embargo, los agentes del ISIS fueron capaces de localizar el autobús y hacerlo estallar, lo que indica una profunda hostilidad y penetración en las fuerzas iraníes y de Hezbollah asignadas en Siria para luchar por Bashar Assad.

Consciente de los próximos planes del Estado Islámico, el comandante iraní de las Brigadas Al Qods, el general Qassem Soleimani, realizó una visita no programada a Beirut el pasado jueves, el 29 de enero, para mantener conversaciones urgentes con el líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah, y sesiones de información con los miembros del consejo militar de la organización. Su preocupación más apremiante era el detallado programa del ISIS, ya listo para una nueva y amplia campaña de terror contra objetivos iraníes y pro-iraníes en el Líbano, Siria, Irak y el propio Irán.

Labels: , ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home