Friday, February 20, 2015

Los "orgullosos" líderes de los judíos alemanes descartan la aliya por "temor", pero su vida en Europa cada vez refleja "más y más temor"



En Berlín, la ciudad capital donde reside la comunidad judía más grande de Alemania, dicha comunidad ha  retirado su logotipo en los sobres que contienen su revista mensual para proteger a sus miembros de los ataques antisemitas. 

En una declaración al The Jerusalem Post de este viernes, el portavoz de la comunidad judía de Berlín, Ilan Kiesling, afirmó que "a pesar de unos costos considerablemente mayores, la junta directiva de la comunidad decidió enviar la revista de la comunidad en sobres neutros con el fin de reducir la hostilidad hacia nuestros más de 10.000 miembros. Y es que muchos miembros de la comunidad estaban pensando en la cancelación de su suscripción". 

La medida de seguridad a la hora de enviar la revista "Jewish Berlin" en un sobre sin marcar tal como fue formulado por los nuevos protocolos de seguridad acordados con la policía y el departamento de seguridad de la comunidad judía de Berlín.

"Es una triste realidad que una gran parte de la vida judía durante años haya tenido lugar tras un cristal a prueba de balas, alambres de púas y controles de acceso de seguridad", dijo Kiesling.  Agregó que los atentados en París y Copenhague, en los cuales terroristas islámicos mataron a cinco judíos europeos, han creado una nueva situación que conduce a "una gran inseguridad" entre los miembros de la comunidad. 

Kiesling también dijo que la comunidad ha observado por el registro y control de guarderías y escuelas judías que los padres "desean ser informados exactamente acerca de las medidas de seguridad". La comunidad trabaja con la policía y con la administración del Senado de Berlín para "fortalecer la seguridad de nuestras instituciones".

La canciller alemana Ángela Merkel dijo el martes que "estamos contentos y agradecidos de que haya vida judía en Alemania nuevamente. Y nos gustaría seguir viviendo así, junto con los judíos que permanecen hoy en Alemania". 

En su columna en el Die Welt titulada "Más protección para los judíos significa menos dignidad", el columnista  Henryk M. Broder, el principal experto de Alemania en el antisemitismo contemporáneo, criticó el fortalecimiento de las medidas de seguridad para proteger a los judíos como una ilusión. "No será para mejor. Llegará a ser peor. Toulouse fue el preludio de Bruselas y Bruselas luego llevó a París. Copenhague no será la estación final. La lista de los ataques se hará mucho más larga", escribió Broder. 

Broder también escribió: "Lo que estamos viviendo no es un renacimiento de la vida judía en Alemania y Europa, sino más bien el final del experimento", y agregó, "el antisemitismo asesino no es un maestro de Alemania. Pertenece tanto a Europa como el islamismo importado que lleva consigo el antisemitismo".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home