Friday, February 06, 2015

Los sorprendentes esfuerzos para derribar a Netanyahu financiados desde los Estados Unidos (y por sectores cercanos a Obama) - Israellycool



Como señalamos la semana pasada, el grupo OneVoice, financiado por el Departamento de Estado, está trabajando con el ex estratega de la campaña presidencial de Obama Jeremy Bird, para derrocar al primer ministro Netanyahu. Alana Goodman en el Washington Free Beacon ha revelado ahora que las evidencias de que desde los EEUU se está financiando los esfuerzos para influir en el resultado de las elecciones israelíes son aún más amplios de lo que originalmente se conocía:
Una coalición de grupos progresistas financiados desde los Estados Unidos ha planificado un esfuerzo masivo para promocionar el voto y poder influir en el resultado de las elecciones israelíes. Este esfuerzo solamente está dirigido a ciertas comunidades que son más propensos de votar en contra del primer ministro Benjamin Netanyahu y ​​de su partido el Likud, según un memo estratégico confidencial  obtenido por el  Washington Free Beacon 
El grupo 501(c)(3) Ameinu, con sede en los Estados Unidos, envió una propuesta de recaudación de fondos para una campaña de donantes estadounidenses el 17 de diciembre de 2014. 
La iniciativa que busca unos 3.000.000 $ es descrita en el documento como "una masiva y no partidista campaña promocionando el voto en unos determinados segmentos demográficos y geográficos de la sociedad israelí". 
Esos grupos o segmentos específicos enumerados son la población joven con bajos ingresos,  jóvenes israelíes seculares, judíos seculares y árabes israelíes, comunidades y segmentos de población opuestos tradicionalmente a los partidos derechistas como el Likud.
No hay nada malo en los esfuerzos por aumentar el número de votantes, siempre que tales esfuerzos no se concentren exclusivamente en ciertos sectores y discriminen a otros, porque si fuera así se trataría de un esfuerzo por aumentar solamente el número de votantes en ciertos sectores económicos, culturales o demográficos específicos, que se da la casualidad  que tienen una evidente tendencia a votar a ciertos partidos o sectores ideológicos, o bien en contra de otros, es decir, se trataría de una selección claramente partidista.

Y una vez más, ex agentes de la campaña de Obama están involucrados.

En la propuesta de Ameinu se lee:
Ya estamos en contacto con un gran combinación de talentosos y expertos profesionales israelíes y estadounidenses con experiencia en similares y recientes campañas, incluyendo la campaña presidencial de Obama.
La idea de que gente próxima a Obama estén llevando a cabo este tipo de esfuerzos generalizados sin el conocimiento y la bendición del presidente Obama simplemente no parece plausible.

La propuesta de Ameinu incluso incluye una disposición para llevar a la gente hasta las cabinas de votación:
Es necesario crear y planificar un plan operativo para la logística del día de las elecciones para "no dejar detrás a los votantes", incluyendo: 
1. El transporte a los centros de votación  2. Instalación de un centro de Información 3. Transmisión de datos 4. Activar a gente con influencia.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home