Wednesday, May 27, 2015

Assad abandona la base aérea de Deir ez-Zour, la tercera que el poder alauita sirio deja en manos del ISIS - Debka



Apenas una semana después de perder la gran base aérea de Palmyra en favor del Estado Islámico - y con ella grandes cantidades de munición y de equipo militar -, Assad abandona otro base militar y aérea siria. El miércoles 27 de mayo ha comenzado con la caída de la gran base aérea de Deir ez-Zour. Éste era el último bastión militar de Bashar Assad en el este de Siria y la última instalación aérea que poseía cazabombarderos que podían atacar a las fuerzas del ISIS en el noreste de Siria y la provincia occidental iraquí de Anbar.

La entrega de la base de Deir ez-Zour evidencia que el presidente sirio se ha quedado sin fuerzas para luchar por defender sus dos primeras líneas y sus bases aéreas. También supone quedarse sin posibilidad de transferir refuerzos en adelante. Por lo tanto, está tirando de los restos de su ejército a la hora de colaborar en la defensa de la capital, Damasco. Fuentes militares han informado a DEBKA que el Estado Islámico ahora tiene su mente puesta en la mayor instalación aérea del ejército sirio, la base T4, que se encuentra en la carretera que une Homs con Damasco en 140 km.

Esa base contiene la mayor parte de los cazas y bombarderos de la fuerza aérea siria. Sus hangares se estima que contienen 32 MiG-25, así como un menor número de interceptores MiG-25PDs diseñados para el combate con la fuerza aérea israelí, y bombarderos MiG-25RBT utilizados como aviones de vigilancia. Asimismo están los aviones de entrenamiento MiG-25PU, que se utilizan habitualmente para atacar a las fuerzas rebeldes en las zonas altamente  urbanizadas y aviones de combate MiG-29SM. También están estacionados allí 20 bombarderos Su-24m2, la columna vertebral estratégica de la fuerza aérea siria.

La base aérea T4 también contiene las mayores reservas sirias de bombas guiadas, aire-aire y misiles aire-tierra. En las últimas horas, las tripulaciones aéreas han abandonado frenéticamente la T4 y se han distribuido en bases más pequeñas en el centro de Siria, a costa de su eficacia operativa.

Por lo tanto, y en el espacio de una semana, Bashar Assad ha perdido tres de sus principales bases aéreas, incluyendo Palmira, donde los fletes aéreos iraníes y rusos habían aterrizando regularmente para proveer de nuevos suministros de municiones y repuestos para su ejército.

Nuestros expertos militares dicen que esta situación libera al ISIS de cortar las regiones del este, norte y centro de la capital, y priva a las unidades de Siria y Hezbollah que luchan por el control de las montañas Qalamoun del apoyo aéreo contra los rebeldes y las fuerzas islamistas.

Si finalmente los islamistas logran tomar la T4, los islamistas serán capaces de prevenir los ataques aéreos de los EEUU en Siria, o el bombardeo de sus fuerzas que se han incautado largos tramos de la carretera que une Homs y Damasco.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home