Wednesday, June 24, 2015

Atención: Es posible y muy necesario psicoanalizar a Netanyahu. !! Pero ojo con intentarlo con Obama, desgraciados neardentales !!



Lisa Goldman, una post-sionista meretziana (del Meretz y Peace Now) que normalmente escribe para la revista +972 (antisionismo israelí), se indignó en el Forward (¿quizás una web al estilo sionista liberal y progresista americano, es decir, pro-Obama?) con el análisis de Michael Oren de la mentalidad de Barack Obama cuando era embajador de Israel en los EEUU (publicado en el Foreign Policy, afirma básicamente, basándose en lo que cuenta la propia biografía de Obama, que la perdida temprana de las figuras paternas, ambas musulmanas, provocó un deseo de congraciarse con el mundo musulmán).

"¿Cómo se atreven con él?", escribe Goldman indignada:
Es... difícil de creer que un hombre que tiene un doctorado en historia por la Universidad de Princeton, y que ha pasado años inmerso en la arena diplomática, haya podido pensar que es remotamente apropiado ponerse a divagar con una barata especulación anti-intelectual sobre la relación del presidente Obama con su padre como un medio para explicar su política exterior.
Esto es horrible, desde luego. Sólo que +972, la revista de Lisa, ya hizo exactamente eso con -  redoble de tambores, por favor -... Binyamin Netanyahu, y eso no le pareció mal



Sí, ésta revista de la izquierda antisionista israelí realizó una crítica favorable a un e-book autopublicado por psicólogos aficionados que analizaban a Bibi. La revisión incluye lo siguiente:
La tesis es que hay un triunvirato psicológico o una santa trinidad de política-seguridad-hecho nacional en su mente creada por el anciano Netanyahu, el legendario padre de Bibi, y por el recuerdo de su hermano asesinado Yonatan, un héroe mítico caído (en Entebbe) si es que alguna vez lo fue.  
Es Bibi quien está atrapado en un "estado animal" entre estos dos mitos que lo llevan a su propia derrota, en opinión de los autores. Ellos observan que Benzion Netanyahu no ocultó su preferencia por su hijo mayor, Yoni, y sus esperanzas de que Yoni llevara al país a cumplir el grandioso sueño que su padre deseaba para Israel. Bibi, por supuesto, tiene admiración y respeto por su padre y por su hermano. Su ambición le ha llevado a las más altas oficinas y responsabilidades, pero sus inseguridades al llegar hasta allí implicarían que no podría robar la primogenitura a su hermano muerto, que nunca se creería demasiado bueno, ni que sería amado. Por su profunda ira contra su padre, pero también contra si mismo por decepcionar a su padre por no ser como su hermano, le llevan a la profecía autocumplida del fracaso permanente.
Decir que Bibi tiene problemas con su padre es un análisis valioso, basado en... bueno en no mucho. Pero decir que Obama tiene problemas con su padre - basándose en la única autobiografía que Obama ha escrito - es algo horrible  y una falta de respeto Esta es la consistencia de la izquierda post y antisionista

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home