Thursday, June 18, 2015

Una rara y antigua inscripción de la época del rey David descubierta en Israel (es la cuarta inscripción descubierta hasta ahora datando del siglo X a.C. del Reino de Judá)





Una rara inscripción de la época del rey David fue descubierta en Khirbet Qeiyafa, en el valle de Elah, según anunció la Autoridad de Antigüedades de Israel el martes. Una jarra de cerámica de cerca de 3.000 años de antigüedad dividida en numerosos fragmentos fue descubierta en 2012 en las excavaciones realizadas allí por el profesor Yosef Garfinkel de la Universidad Hebrea y Saar Ganor de la Autoridad de Antigüedades de Israel. Letras escritas en la antigua escritura cananea podían discernirse en varios de los fragmentos, lo que desató la curiosidad de los investigadores.

Trabajos intensivos de restauración fueron llevados a cabo en los laboratorios de la Autoridad de Antigüedades de Israel para el tratamiento de restos, durante los cuales cientos de fragmentos de cerámica fueron pegados entre sí para formar una jarra entera, resolviéndose el enigma: el jarro contiene una incisión con la inscripción: "Eshba'al Ben (hijo de) Bada".

Según Garfinekl y Ganor, "esta es la primera vez que el nombre de Eshba'al ha aparecido en una antigua inscripción en el país. Eshba'al Ben Shaul, quien gobernó sobre Israel, al mismo tiempo que David, es nombrado en la Biblia", donde se le menciona brevemente como la víctima de un asesinato.

Un personaje con el nombre Eshba'al se menciona en el Libro de Crónicas como el hijo del rey Saúl, y se hace referencia de él en el Libro de Samuel como Eshboshet, un rival del rey David para gobernar sobre el naciente reino israelita.

De acuerdo con el texto bíblico, fue asesinado por ex capitanes leales a su difunto padre y fue enterrado en Hebrón.

Tanto la inscripción y el personaje bíblico Eshba'al se relacionan con los siglos XI-X de a. C. El nombre Eshba'al también podría poseer múltiples interpretaciones, el Dr. Mitka Ratzaby Golub, un experto en nombres bíblicos de la época de la Universidad Hebrea y que estudió la inscripción, explicó que sería probable que significara "hombre de Baal", el antiguo semítico dios de la tormenta. Entre los judíos, los nombres de personas que evocaban a Baal, un dios de la tormenta semita, dejaron de estar de moda después del siglo X a. C., pero no así entre sus primos los israelitas del norte.

Según los investigadores, el hecho de que el nombre de Eshba'al se grabara mediante una incisión en un jarro sugiere que se trataba de una persona muy importante. Al parecer, era el dueño de una gran finca agrícola y el producto obtenido era recogido y transportado en jarras que llevaban su nombre.

Según Garfinkel y Ganor, "Hasta hace unos cinco años no teníamos conocimiento de ningún inscripción que datara del siglo X a. C. del Reino de Judá. En los últimos años cuatro inscripciones se han descubierto: dos en Khirbet Qeiyafa, una en Jerusalén y otra en Bet Shemesh. Esto cambia completamente nuestra comprensión de la distribución de la escritura en el Reino de Judá, y ahora está claro que la escritura estaba mucho más extendida de lo que se pensaba. Parece que la organización del reino requería de un grupo de trabajadores y escritores, y su actividad también se manifiesta en la aparición de inscripciones".

"Los historiadores minimalistas dirían que la escritura sólo comenzó en Judá en el siglo VII a. C. Con el descubrimiento de esta segunda inscripción en Khirbet Qeiyafa se puede ver que ya existía. Antes de esto no teníamos ninguna evidencia de que la escritura o la alfabetización existiera en absoluto".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home