Sunday, August 30, 2015

Así "respiran" los colegas británicos de la Unión Sionista y de la izquierda israelí



Los antisemitas deben abandonar el proceso de votación, ha dicho el aspirante favorito al liderazgo del laborismo británico.

Los medios británicos han escudriñado al candidato favorito, Jeremy Corbyn, por sus presuntos vínculos con antisemitas e islamistas extremistas, mientras que algunos de sus críticos dicen que él no ha hecho lo suficiente para hacer frente al antisemitismo dentro de sus propias filas.

El candidato laborista que se predice que puede convertirse en líder del Partido Laborista británico ha pedido que los antisemitas sean excluidos de la votación para la elección del candidato laborista.

Un portavoz de Jeremy Corbyn dijo al periódico británico Jewish News: "Cualquiera que haya sido encontrado responsable por el comité de procedimientos del partido de declaraciones y acciones antisemitas debe ser eliminado definitivamente del proceso de elección del líder laborista".

La declaración se produce después de los comentarios que realizó Corbyn la semana pasada defendiendo su historial. Él se defendió de las acusaciones de racismo y de antisemitismo diciendo que eran "repugnantes y profundamente ofensivas", y se comprometió a luchar contra el racismo "hasta el día de mi muerte".

Los críticos acusan a Corbyn de compartir repetidamente plataformas con antisemitas e islamistas radicales en conferencias y eventos pro-Palestina, y de atraer a un número desproporcionado de partidarios antisemitas.

El diputado laborista John Mann presentó una denuncia ante el partido la semana pasada después de recibir mensajes abusivos y antisemitas en Twitter de las personas que parecen apoyar a Corbyn.

Mann, quien preside el Grupo Parlamentario intra-partidos contra el Antisemitismo, fue descrito como un "sionista nazi" en un mensaje, mientras que en otro era descrito como "banquero sionista". Un mensaje de un presunto simpatizante de Corbyn decía que Hillary Clinton estaba "en el bolsillo de las grandes empresas y de los sionistas". El aspirante favorito a líder laborista es un defensor desde hace mucho tiempo del nacionalismo palestino, sirve como patrón de la Campaña de Solidaridad con Palestina, y fue un abierto crítico de la guerra entre Israel y Gaza del pasado verano.

En respuesta a las críticas, Corbyn dijo recientemente que él no habría apoyado a la organización Deir Yassin Remembered, o hubiera asistido a sus eventos, si hubiera sabido que su líder era un negador del Holocausto y un antisemita.

Este veterano miembro del Parlamento se puso en pie para dar voz a los voces anti-austeridad dentro del laborismo, pero cientos de miles de británicos han aprovechado unas normas de afiliación laxas y se han unido a la votación en apoyo de Corbyn.

Gran parte de la comunidad judía ha expresado su preocupación ante las perspectivas de unas elecciones donde Corbyn sea el ganador. El periódico Jewish Chronicle publicó recientemente una lista de preguntas para Corbyn para responder sobre sus presuntos vínculos con los antisemitas.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home