Sunday, October 11, 2015

El "alucinante" editorial del Haaretz a favor del pirómano (¿le han hecho últimamente un test anti-drogas al editorialista?) y como sus propios lectores les ponen la cara roja de vergüenza



El editorial:

Mientras que el primer ministro israelí, algunos de sus ministros del gabinete y, principalmente, los activistas de extrema derecha y los líderes de los colonos están ocupados en avivar las llamas, pidiendo endurecer las medidas punitivas contra los palestinos, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, sigue haciendo todo lo que está en su poder para calmar la situación.

En una entrevista con Jack Khoury en el Haaretz del 7 de Octubre, Abbas dejó claro que sus instrucciones a las fuerzas de seguridad palestinas estaban dirigidas a calmar la situación sobre el terreno y en no intensificar la violencia. "Estoy a favor de una lucha popular, no violenta y me opongo a todo tipo de violencia y al uso de armas", dijo Abbas, reiterando sus directrices desde que asumió el cargo.

Mientras que la derecha israelí está exigiendo más y más violentas medidas, desde la demolición de casas a una mayor (e imprudente) flexibilización de las reglas del enfrentamiento, Abbas está diciendo exactamente lo contrario. Mientras que la derecha israelí está incitando a más muertes y y más destrucción - medidas que se ha demostrado que sólo intensificarán el conflicto en lugar de conducir a su resolución -,Abbas reconoce la necesidad de poner al genio violento de este alzamiento en la botella antes de que quede totalmente fuera de control.

Si eso sucede, y otra intifada estalla, se verán perjudicados ambos pueblos, todos sangrarán y deberán pagar un alto precio, sin recibir nada a cambio. Abbas reconoce esto, Netanyahu aparentemente no lo hace.

Debemos escuchar ahora a Abbas, que es casi la única voz de la razón y la moderación que puede ser escuchada en la región. "Cualquier persona que busque un arreglo trabajará para evitar la fricción y restaurar la calma, a menos que tenga otros planes", dijo Abbas. Esta es quizás la última oportunidad para que él deje su marca, una marca de moderación que probablemente no veremos después de él.

Debemos escuchar su explicación razonable para la explosión actual de violencia, consecuencia de la represión y de los asesinatos de los últimos meses, y sacar las conclusiones pertinentes: sólo un cambio en la política de Israel traerá consigo un cambio en la conducta palestina. Le debemos creer cuando dice que no quiere reiniciar el ciclo de derramamientos de sangres. Por desgracia, no estamos escuchando cosas similares desde el lado israelí.

La pelota está ahora básicamente en el tejado de Israel. Si toma las medidas con las que está amenazando, no pasará mucho tiempo para que la respuesta violenta palestina se incremente y la situación quede fuera de control. Si, por el contrario, Israel actúa con moderación y sabiduría, y no sucumbe a la incitación y a las pasiones inflamadas de los colonos, hay una posibilidad razonable de que la violencia actual disminuya hasta la próxima ronda, que seguramente vendrá si Israel no se apresura a sugerir una solución justa diplomática.


Ahora los propios lectores del Haaretz:

- JulienParis: escuchen lo que dice realmente Abbas
"Cada gota de sangre derramada por Jerusalén es pura, cada shahid [mártir] alcanzará el paraíso, y cada persona herida será recompensada por Dios (...). La Mezquita de Al-Aqsa es nuestra. La Iglesia del Santo Sepulcro también es nuestra... Ellos (los judíos) no tienen derecho a profanar la mezquita con sus sucios pies, y no vamos a permitir que lo hagan
Estas palabras fueron pronunciadas por Abbas hace tres semanas en Ramallah. Pero el Haaretz dice que "mientras que la derecha israelí está incitando a más y más violencia, el presidente palestino está haciendo todo en su poder para infundir la calma". Parece "obvio". Uno puede tolerar a un lunático como Gideon Levy: resulta irritante, pero después de todo, uno también debe escuchar a esos israelíes antisionistas que sueñan explícitamente con vivir en un país dirigido por árabes.  
Pero cuando el editorialista del diario Haaretz afirma cosas sin sentido, olvidadando cualquier razonamiento crítico, uno puede preguntarse: ¿todavía quiero pagar por leer este diario? Mi respuesta es no. Y no voy a renovar mi suscripción porque quiero leer información y análisis (incluyendo aquellos con los que yo no estoy de acuerdo), pero no un panfleto militante.

- Brian Cohen: esperen un segundo, ¿no es este mismo Abbas quien paga mucho dinero como recompensa a los asesinos?
Haaretz está tratando de convencernos que creamos en el hombre que paga millones a asesinos convictos. Abbas tiene una credibilidad cero para los israelíes. Si él estuviera realmente contra el terrorismo, a continuación veríamos como abría su gran boca y lo decía claramente. Pero él no lo hace, y Haaretz está simplemente empujando su propia extravagante agenda política al intentar conseguir que sus lectores crean que Abbas, todo un mentiroso conocido.
- Brian Cohen: ¿De qué Abbas está hablando el Haaretz?
¿Del Abbas que oí como se levantó frente a la ONU y mintió acerca de Al Aqsa, incitando a los palestinos a la violencia? ¿Del Abbas que repitió la mentira apoyada por Haaretz de que hay apartheid en Israel? A diferencia de los líderes israelíes que han condenado los ataques de judíos contra palestinos, el Abbas que yo veo permanece en silencio frente a los palestinos que asesinan a civiles israelíes.  
Uno se tiene que cuestionar la integridad de las personas responsables de este editorial que ignora el silencio de Abbas durante la semana pasada hasta que Abbas llamó de repente a la calma sólo después de que 4 israelíes fueron asesinados. ¿Dónde estaba el Haaretz entonces? 
Este editorial proviene de un periódico que sigue perdiendo respeto y cuota de mercado. Casi no hay israelíes que presten atención a lo que diga el Haaretz. Tristemente, porque está en inglés, los medios de comunicación extranjeros y diplomáticos absorben las directrices políticas y los cada vez mas erróneos informes del Haaretz.
 - JJGross: Haaretz ya no tiene vergüenza en su odio hacia el gobierno de Israel
Cualquier persona con dos dedos de frente sabe que Abbas - que sigue en undécimo año de su mandato que solamente era de cuatro años - habla con lengua bífida, diciendo una cosa en inglés y todo lo contrario en árabe. La actual ola de violencias y asesinatos palestina es fruto en gran medida de su instigación, en su intento de recuperar un poco de popularidad en la calle árabe en contra del grupo más asesino que representa Hamas.  
Por el contrario, el primer ministro de Israel que ha sido legítimamente elegido y representa en buena medida los sentimientos y opiniones de un electorado israelí que ya ha tenido suficiente frustración con el implacable rechazo palestino de ofertas viables paz, de la descarada cleptocracia (de la Autoridad Palestina) y de su lavado de cerebro de sus hijos para prolongar una vida de infinito derramamiento de sangre.  
El Haaretz lo sabe. Los mecenas alemanes que financian el Haaretz deberían saberlo. De hecho, incluso el club de fans internacional del Haaretz y de los que odian a Israel deberíanlo. Este editorial es una vergüenza para el Haaretz. Y es una vergüenza para Israel por permitir que tales escandalosas calumnias se publiquen sin ninguna repercusión. En cualquier sociedad árabe - especialmente en la palestino - este periodismo sería considerado digno de la pena de muerte

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home