Friday, October 30, 2015

Las unidades de élite de los Guardianes Revolucionarios de Irán derrotadas por el ISIS en la pre-batalla de Al Safira de Alepo - Debka



La batalla por Al-Safira, a 20 km. al sur de Alepo - y clave para su captura - pasará a la historia revolucionaria de Irán como la derrota más humillante que sus fuerzas de élite han cosechado en sus 36 años. Esta semana, Irán envió a una batalla fuera de sus fronteras a 2.000 de sus tropas de combate, leales y bien equipadas, las mejor entrenadas, y compuestas por unidades de los seis batallones de los grupos de élite del Cuerpo de los Guardias Revolucionarios (IRGC). En Al-Safira, lucharon con la cobertura aérea rusa junto a Hezbolá y las fuerzas del ejército sirio, en lo que se suponía que era el punto de inflexión en la guerra civil siria. Su objetivo era romper las líneas defensivas del Estado islámico y del Frente Nusra alrededor de Al-Safira, golpeando las posiciones que los islamistas habían erigido para bloquear las carreteras de Alepo y del centro de Siria hasta Damasco, entre ellas la Ruta 5, la carretera principal. Después de eso, se planeaba avanzar en Alepo.

Pero su ofensiva obtuvo el resultado opuesto.

Combatientes del ISIS y del Frente Nusra detuvieron a las tropas iraníes y sirias en sus aspiraciones y las obligaron a abandonar las secciones que tenían a lo largo de las principales rutas de transporte que conducen a Alepo. Así que no sólo las fuerzas lideradas por los iraníes fallaron a la hora de despejar el camino hacia esta ciudad clave, sino que fueron rechazadas por los combatientes de ISIS que tomaron el control de la ruta de 20 kilómetros entre Al-Safira a Aleppo. El día terminó con los yihadistas en posición de apretar el cerco a ambas ciudades.

El jueves 29 de octubre, el ISIS dio seguimiento a su victoria al tomar el control de los barrios orientales de Al-Safira y avanzó hacia el centro de la ciudad.

Las pérdidas sufridas por el Cuerpo de los Guardias Revolucionarios (IRGC) que encabezó el ataque por tierra fueron muy duras, sobre todo en los combates en la zona rural al sur de Alepo.

¿Cómo les pudo pasar eso a unas fuerzas supuestamente tan formidables de Teherán?

El número de muertos de Irán en la batalla por Alepo nunca se sabrá, pero el número de oficiales y de soldados que murieron fue tan alto, y el efecto del shock tan extremo, que el subcomandante de las IRGC, el general Hossein Salami, tuvo que convocar una conferencia de prensa en directo ante la TV estatal iraní para explicar por qué su país estaba implicado en la guerra siria.

Allí presentó a Siria como "la línea del frente de batalla contra las fuerzas occidentales, en particular los Estados Unidos..., quienes buscan implementar un plan destructor en el mundo árabe". Luego argumentó: "Si Irán no hubiera intervenido, el caos se habría extendido hacia el Líbano, Irak y otros lugares".

Pero fuentes militares han informado a DEBKA que esta explicación no ofrecía ninguna respuesta a la cuestión principal que preocupa a los líderes de Irán y a la jefatura de los Guardianes de la Revolución: "¿Por qué motivos pueden seguir presumiendo que el ejército de Irán es capaz de destruir al ejército de los Estados Unidos en 10 días, y al IDF en un día, cuando las fuerzas especiales de Irán, sus cuerpos blindados, sus unidades de guerra urbana y sus brigadas aerotransportadas, respaldadas por la fuerza aérea rusa, no sólo no lograron derrotar a las fuerzas del ISIS sino que fueron humilladas al tener que retirarse a sus posiciones estratégicas en medio de fuertes pérdidas?"

DEBKA archivo ha obtenido la lista de las seis brigadas de elite iraníes que enviaron unidades a la batalla de Al-Safira de Aleppo:

La brigada Saberin, una unidad de operaciones especiales creado en 1992 para luchar contra las guerrillas kurdas y árabes con aspiraciones separatistas. La mayoría de sus combatientes son de Teherán,

La brigada Fatemyoun, compuesto enteramente de chiítas afganos. Su deber principal es proteger la tumba de Zeynab, un santuario chií en las afueras de Damasco. Pero hace un mes, el IRGC amplió la brigada a división con 15.000 combatientes de combate de primera línea en Siria e Irak.  

La Brigada 15 - o la Brigada Emam Hassan Mojtaba, compuesta por combatientes del centro de Irán. Una brigada especializada en la guerrilla y la guerra urbana.

La Brigada Independiente 83, o la Brigada Emam Jaafar Saydeq. Se trata de una unidad aerotransportada cuyos combatientes son valorados como los más duros, los más despiadados y motivados religiosamente de todos los contingentes del IRGC No es de extrañar, pues provienen de la provincia de Qom, cuyo centro, la ciudad de Qom, alberga el sistema clerical de Irán y es el lugar chiíta más importante después de las ciudades santas de Najaf y Karbala en Irak.

La Brigada 33, o la Brigada Al-Mahdi. Esta es otra unidad aerotransportada con amplia experiencia en la guerra de guerrillas, y está basada en la ciudad de Jahrom.

La Brigada blindada, o la Brigada de Hazrat-Hojjat. Sus combatientes proceden de la provincia en gran parte de habla árabe, y constantemente inquieta, de Juzestán, en el sureste de Irán. La brigada se ha actualizado recientemente con sistemas de armas avanzadas para combatir en Siria, Irak, o cualquier otro país vecino.

Los seis brigadas de la Guardia Revolucionaria fueron publicitadas orgullosamente como las unidades de combate más éxitosas de Irán, el baluarte invencible del régimen islámico revolucionario en Teherán contra el más poderoso de sus enemigos. La gran brecha entre su desempeño y la encendida retórica de los ayatolás deberá repercutir en las autoridades de Teherán que los enviaron a la batalla.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home