Monday, November 09, 2015

Ese "peligro público" llamado Ran Baratz. Por supuesto, es de la derecha



Yo estoy con Ran Baratz - Giulio Meotti - Arutz Sheva

No hay que se atreva a insultar a su majestad Barack Obama, ni a su alteza real, John Kerry. Sin embargo, es permisible y perfectamente correcto, describir al primer ministro Benjamin Netanyahu como un "gallina".

Es por eso que yo estoy con el dr. Ran Baratz. No porque él sea particularmente "diplomático". Pero sobre todo porque no puedo sufrir la hipocresía detrás de los ataques en su contra y la caza de brujas que ha orquestado la izquierda para destruir a este investigador israelí. Si Ran Baratz debe ser cesado, Samantha Power debería seguir el mismo camino ya que ella dijo, antes de ser elegida para la ONU, que los EEUU deben "imponer una solución" a Israel y otras observaciones muy sustanciales, incluyendo que había que alejarse de los judíos. ¿Y por qué no hablar de la actitud anti Israel de Susan Rice, otra una importante asesora y funcionaria de la administración Obama?

Ran Baratz está siendo víctima de la típica campaña política de coerción estalinista. Baratz, como persona privada, expresó puntos de vista legítimos cuando él no era una figura pública.

Sin embargo, el mayor "pecado" de Baratz es vivir en Kfar Adumim, una ciudad judía en Judea, y por lo tanto pertenece a los llamados "colonos judíos", posiblemente el grupo de personas más odiado del mundo (desde luego el más odiado por la izquierda israelí). Baratz también apoyó la idea de que fuera posible la oración judía en el Monte del Templo, mientras que la izquierda israelí renunciaría incluso a la presencia judía mañana mismo.

El caso de Baratz trae a la mente el caso del  teniente coronel Shalom Eisner, quien fue suspendido de sus funciones en abril de 2012 después de chocar con un anarquista danés que se rompió el dedo mientras éste anarquista bloqueaba una carretera cerca de Jericó. Los medios de la izquierda israelí, que están totalmente en bancarrota, se puso de parte, una vez más, de los "pacifistas" que buscaban complementar una manifestación yihadista. A excepción de algunos protesta, algunos pocos artículos y declaraciones, Eisner se quedó solo. Un judío orgulloso, un ser humano, un padre y un soldado que estaba dispuesto a perderlo todo porque se preocupaba por sus compañeros soldados y ciudadanos.

Con Baratz, la izquierda israelí ha cruzado todas las líneas de lo razonable con su hipocresía.  A este patriota israelí le dan lecciones de moralidad comentaristas e intelectuales como Zeev Sternhell, quién escribió. antes de que fuera elegido para recibir el Premio Israel a pesar de las protestas: "No hay ninguna duda sobre la legitimidad de la resistencia armada palestina en los propios territorios. Si solamente los palestinos tuvieran un poco de sentido de común, ellos habrían concentrado su lucha contra los asentamientos, no lastimando a las mujeres y a los niños, y evitando disparar a Gilo (barrio del sur de Jerusalén que estaba bajo el fuego diario palestino) Nahal Oz (un kibbutz cercano a Gaza) y Sderot. También deberían evitar la detonación de explosivos en el lado occidental de la Línea Verde. De esta manera, los propios palestinos contribuirían a delinear el contorno de una solución que se logrará, sin duda, en el futuro".

Lo que Sternhell otorgaba en su artículo era su aprobación y visto bueno para el terrorismo palestino en medio de la Segunda Intifada, cuando sus propios estudiantes estaban siendo masacrados en los autobuses y más de 1.000 israelíes murieron victimas de la violencia palestina.

Hace unos días, Amos Oz, el niño mimado del mundo literario israelí, declaró que boicotearía a las embajadas israelíes en el extranjero cuando presentara sus libros.

¿Son estas personas las que están en condiciones de enseñar ética y diplomacia a Ran Baratz?

Si usted es de "derechas", y es la idea predominante en este mundillo, no tendrá ninguna esperanza de tener, o de progresar, en su carrera académica en Israel.

Ran Baratz dijo la verdad:  Obama, Kerry y la pandilla de la Casa Blanca han demostrado ser antisemitas. ,


Dios es grande y Rivlin es su profeta - Binyamin Lachkar - Times of Israel

Antes que nada, Baratz es un amigo y he escrito en la estupenda web que dirige, MIDA

Israel era hasta ahora la tierra santa de cinco religiones (de hecho, además del judaísmo, el cristianismo y el Islam, también están los drusos y la religión Baha'i), pero al parecer es necesario añadir una sexta: el Rivlinismo, llamada así por su sagrado profeta, el presidente Reuven Rivlin.

Al igual que con Mahoma, está prohibida cualquier caricatura de este Profeta y ninguna broma sobre él es permitida, salvo que uno quiere jugarse su exclusión de la vida social y sobre todo la pérdida de su trabajo.

Esto es en todo caso lo que acaba de descubrir el doctor en filosofía Ran Baratz, uno de los intelectuales más brillantes de Israel, después de que Netanyahu decidiera nombrarle para el prestigioso puesto de director de la comunicación nacional.

En lugar de dar la bienvenida al nombramiento para esa posición clave de una figura de tal amplitud intelectual, los medios de comunicación no han tenido nada mejor que hacer que revolver en la basura, y en este caso han reparado en una broma sobre el presidente Rivlin [N.P.: Obviamente, el artículo parece haberse escrito antes de conocerse sus comentarios contra Obama, Kerry e, inclusive, alguno contra Netanyahu].

A uno no le puede gustar el sentido del humor del Dr. Baratz, y puede no estar de acuerdo con las posiciones que adopta como ciudadano privado en su espacio personal.

Pero la reacción histérica de los medios de comunicación y de parte de la izquierda tiene las características de la denuncia de una "herejía religiosa en el debate democrático".

Criticar a Rivlin, incluso en tono de broma, parece haberse convertido en una especie de sacrilegio porque él "es un símbolo". Y es que criticar a Rivlin, incluso en tono de broma, supone implícitamente hacer un llamamiento a "su asesinato". Criticar a Rivlin, incluso en tono de broma, le hace a uno indigno de ejercer cualquier función pública.

Obviamente, esto es sólo el comienzo de una auténtica persecución a la que Stalin no habría puesto ninguna pega. Se realizaron búsquedas exhaustivas en todas sus declaraciones anteriores. En 2004 comentó que esperaba que algún día el Tercer Templo pudiera ser reconstruido - como casi todos los judíos dicen vagamente en sus oraciones -, lo cual le convirtió inmediatamente en un peligroso y fanático extremista que deseaba hacer volar las mezquitas.

El hecho de que la semana pasada haya expresado su oposición a las visitas de los judíos al Monte del Templo, dentro del contexto actual de quema de los herejes, parece aparentemente menos importante.

Pero, ¿cómo Reuven Rivlin, un político profesional sin gran relevancia y nombrado para un puesto de carácter representativo sin excesiva importancia real, fue capaz de obtener un estatus de tanta santidad para una parte de la población?

Muy sencillo, él encarna el ideal del hombre de derechas ante los ojos de los medios de comunicación y de la izquierda: un partidario de una ideología extremadamente irrealista (adjuntar todos los territorios palestinos de inmediato y dar la ciudadanía a los árabes) y por lo tanto inofensivo, difícil de distinguir de ese post-sionismo de la extrema izquierda que propugna la disolución del Estado judío, además de pasarse todo su tiempo dándose golpes de pecho y pidiendo disculpas, para lo cual insiste en que los judíos israelíes se arrepientan de su conducta inmoral y comprendan a los árabes.

Rivlin ha comprendido plenamente lo que los medios esperan de él y continuamente produce ese discurso perfectamente calibrado que tanto aman los medios y los habitantes de los barrios del norte de Tel Aviv: dar lecciones de moral a todo el mundo, jugar al falso modesto cercano a la gente, ese que toma el autobús y el avión de low-cost pero que a su vez no soporta la menor crítica y que, especialmente, critica a Netanyahu siempre que puede.

Por atreverse a reírse de este pseudo-símbolo y pseudo-profeta, Ran Baratz, una de las personas más calificadas de Israel, corre el riesgo real de no acceder a su nombramiento, ya incluso dos ministros del Likud se han opuesto.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home