Sunday, December 13, 2015

La comprensión de la Menorá judía - Biblical Archaeology Review




¿Esta antigua pintura de una menorah recientemente excavada y descubierta nos muestra a lo que se parecía la Menorah en el Templo?

La Menorá, especialmente la del Templo judío, es decir, un candelabro de siete brazos que se encontraba en el templo, es el símbolo judío más duradero e icónico. Pero ¿qué a qué se parecía realmente la Menorá del Templo?

A principios de agosto de 2011, la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) emitió un comunicado de prensa anunciando el descubrimiento de "un grabado de la Menorá del Templo en un objeto de piedra" hallado en un canal de drenaje de 2.000 años de edad, cercano a la ciudad de David, y que estaba siendo excavada por el profesor Ronny Reich y Eli Shukron. (Una espada de hierro, excepcionalmente bien conservada en su vaina de cuero, y que presumiblemente pertenecía a un soldado romano, también se encontró allí). La información del IAA llegaba a decir que "un transeúnte que viera la Menorá del Templo con sus propios ojos... daría fe de la incisión encontrada sobre una piedra". Los investigadores fueron citados diciendo que este esgrafiado aclaraba que. la base de la antigua y original Menorá... tenía al parecer "forma de trípode".

Pero, ¿de verdad era así?

Las representaciones de la menorá judía como un trípode, o tres patas en la base, eran de hecho muy populares a finales del judaísmo antiguo (IV-VI siglos d.C-). Esto se puede ver claramente en los suelos de mosaico de varias sinagogas (Hamat Tiberias, Beth-Shean, Beth Alpha y Nirim), por no hablar de placas con inscripciones, lámparas de aceite y hasta un anillo de oro pequeño a partir del siglo V.

Aunque posteriormente existe un apoyo artístico para una menorá judía basada en el trípode, la evidencia de finales del período del Segundo Templo, cuando la antigua menorá seguía de pie en el templo, es bastante diferente. El puñado de pinturas contemporáneas que tenemos parecen mostrar a una menorá judía con una sólida base, generalmente triangular. Estos incluyen la fragmentaria y antigua menorá pintada descubierta por el fallecido arqueólogo israelí Nahman Avigad en su excavación del barrio judío en Jerusalén, las múltiples monedas del último rey hasmoneano Matatías Antígono (40-37 a. C.) y la mesa de piedra decorada recientemente descubierta en Magdala. (La Menorá del Templo del Arco de Tito en Roma tiene una base inusualmente octogonal que suele ser rechazada como poco realista.) Por lo tanto, este dibujo en la piedra recientemente descubierto de un menorá judía difícilmente resuelve la cuestión de cómo era la base de la Menorá del Templo.

Otro problema evidente es que estas antiguas menorás tenían sólo cinco brazos. La Menorá del Templo tenía siete brazos, al igual que la antigua menorá del Tabernáculo del desierto descrita en Éxodo 25: 31-40. Aunque los rabinos prohibieron hacer menorás de siete brazos como la del Templo, algunas representaciones de menorás judías del Segundo Templo (incluyendo las mencionadas anteriormente) contienen siete ramas. Así pues, ¿podría ser que esta antigua menorá con cinco brazos estaba destinada a representar a alguna otra menorá judía? ¿O fue cosa del artista, que simplemente resolvía un tema problemático (la prohibición de los rabinos) o simplemente estaba confundido? ¿Y habría sido posible para un Yohanan medio llegar desde las calles de Jerusalén, entrar en el templo y ver la menorá judía?

La respuesta a esta última pregunta es la siguiente: Depende de qué período de tiempo estamos hablando. Según el profesor Victor Hurowitz de la Universidad Ben-Gurion, las leyes sacerdotales del Pentateuco prohibían ver la Menorá porque todo el interior del Tabernáculo del desierto estaba fuera de los límites del pueblo llano (solamente los sacerdotes podían entrar), y cuando se movió el Tabernáculo, los vasos (incluyendo la Menorá) estaban cubiertos. Estas restricciones continuaron en el período del Primer Templo (1000 a 586 a. C.) nos comenta Hurowitz.

Pero las cosas pueden haber cambiado en el período del Segundo Templo (538 a. C. - 70 d. C.). El profesor de la Universidad Hebrea, Israel Knohl, sostiene que la Mishná y los manuscritos del Templo indican que, a finales del período del Segundo Templo, las leyes de pureza habituales relacionadas con los rituales del templo se aflojaron un poco durante las tres grandes fiestas de peregrinación de Sucot, Pesaj y Shavuot. Para fomentar la participación popular en los ritos del templo y en el servicio de esas festividades, las leyes de pureza ritual que normalmente limitaban a los israelitas ordinarios los patios exteriores del templo se relajaron: En "un movimiento de doble sentido", se permitió a esos israelitas ordinarios entrar en los patios interiores, y los objetos rituales santificados, incluyendo la Menorá, fueron trasladados desde el templo a los patios interiores.

Por tanto, es posible que el artista de esta menorá grabada descubierta recientemente podría haber conseguido acercarse lo suficiente durante un festival de peregrinación para ver la Menorá portada por los sacerdotes y exhibida ante todo el pueblo, pero el áspero dibujo que él grabó en la piedra está lejos de darnos una clara visión de a que se parecía la Menorá del Templo.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home