Sunday, December 13, 2015

La red de túneles de Hamas: Una masacre a la vista - Daniel Rubenstein - JCPA



En la década pasada, Hamas ha construido metódicamente una sofisticada red de túneles que permitan a sus combatientes infiltrarse en Israel y llevar a cabo secuestros y ataques terroristas en una escala sin precedentes. La operación Muro de Protección puso de relevancia y expuso esa red de túneles, eliminando uno de los activos estratégicos de Hamas y considerando la posibilidad de un devastador ataque por sorpresa en un amplio frente, detrás de las líneas del frente de Israel.

El teniente coronel del IDF y portavoz Peter Lerner explicó por qué la destrucción de los túneles era tan importante. "Hamas tenía un plan. Uno coordinado, con un ataque sorpresa y simultáneo dentro de Israel. Ellos planeaban enviar a 200 terroristas armados hasta los dientes contra la población civil. Este iba a ser un ataque coordinado. El concepto operacional involucraba a 14 túneles ofensivos orientados hacia Israel. Con al menos 10 hombres en cada túnel, iban a infiltrarse y causar bajas masivas".

Lo que no se puede descartar es la posibilidad de que Hamás sea capaz de nuevo de utilizar la red de túneles y enviar a cientos de hombres a través de cada túnel, lo que crearía una fuerza de invasión de miles. Como dijo el líder de Hamas, Ismail Haniyeh, el 19 de octubre de 2013: "Miles de combatientes en el suelo y miles de combatientes subterráneos han estado preparándose en silencio en una campaña para liberar a Palestina".

Los túneles han sido parte de la vida en Gaza durante décadas. En 1989, el jefe terrorista de Hamas Mahmoud Al-Mahbrouh utilizó uno para evadirse de las fuerzas de seguridad israelíes. A mediados de la década de 1990, los túneles ya estaban siendo excavados desde Rafah a Egipto; fueron utilizados para el contrabando de cualquier cosa que pueda caber en sus estrechos pasajes, desde cigarrillos, armas, combustible, animales de granja, e incluso coches.

Los túneles fueron utilizados para plantar explosivos debajo de las posiciones del IDF, apuntando a los soldados israelíes que estaban estacionados en Gaza hasta el año 2005. En el año 2001, una poderosa bomba fue detonada en un túnel bajo el punto de partida del IDF en Gaza; la explosión derrumbó una sección de 15 pies de la pared del primer piso dejando a los soldados al descubierto e hiriendo al menos a tres. En el 2004, cientos de kilos de explosivos en el interior de un túnel de 350 metros fueron detonado cerca de un puesto del IDF en Gaza, matando a un soldado e hiriendo a otros cinco.

En junio de 2006, menos de un año después de la retirada de Israel de Gaza, Hamas utilizó un túnel para colarse en Israel, montar una emboscada a soldados del IDF y secuestrar a Gilad Shalit. De este modo, Hamas reveló que había invertido grandes sumas de dinero para prepararse para una guerra subterránea. "Este fue uno de los incidentes más asimétricos en la reciente memoria", recordó un alto funcionario de la inteligencia israelí. "Un soldado israelí fue retenido durante cinco años y medio y se negoció su liberación en el 2011 a cambio de 1.027 presos palestinos". Otro alto funcionario estuvo de acuerdo: "Esta fue una prueba del éxito de su concepto. Construir túneles"

Años más tarde, el líder de Hamas, Khaled Mashal, explicó el pensamiento de su grupo: "En vista de la relación de fuerzas a favor de Israel, tuvimos que ser creativos en la búsqueda de formas innovadoras. Los túneles fueron una de nuestras innovaciones. Como se suele decir, la necesidad es la madre de la invención".

Hamas miró a Hezbolá en el Líbano en busca de inspiración y orientación sobre la guerra subterránea.  "Hezbollah pensó en la construcción de una red terrorista de túneles antes de que Hamas comenzara la suya, y enseñó a Hamas cómo construir estos túneles", dijo un oficial de alto rango del IDF.  Además, los comandantes militares israelíes creen que Corea del Norte, que tiene una de las redes más sofisticadas del mundo de túneles de circulación por debajo de la zona de distensión con Corea del Sur, dio consejos a Hamas sobre la construcción de túneles en Gaza.

Después de una ronda de combates en enero de 2009 entre Israel y Hamas conocida como operación Plomo Fundido, el cónsul estadounidense en Jerusalén, Jake Walles, envió un cable diplomático en febrero hablando de la creciente amenaza que representaba el proyecto de túneles de Hamas. El cable, dirigida al Secretario de Estado, resumía la conversación del cónsul con Saji al-Moughani, un local que funcionaba oficial de reconocimiento e investigación para el Departamento de Estado. Al-Moughani informó que no existían materiales de reconstrucción que estuvieran disponibles para obras civiles porque "mucho del cemento de Gaza se utiliza para la construcción de túneles... Al-Moughani dijo que los túneles están iluminados y bien ventilados. La mayoría están a más de 30 pies bajo tierra, en el lado de Gaza, aislados en gran parte de los efectos de los bombardeos israelíes. Muchos túneles tienen los techos lo suficientemente altos como para permitir que un hombre adulto vaya de pie".

En 2012, más noticias sobre la inversión masiva de Hamas en túneles se hicieron visibles. El 8 de noviembre, unos soldados del IDF que realizaba un patrulla de rutina a lo largo de la frontera de Gaza, cerca de la localidad de Nirim, encontraron un túnel de cuatro metros de profundidad y casi cinco metros de ancho excavado bajo la frontera. La patrulla cruzó a Gaza para buscar explosivos y, a su regreso, mientras reparaban la valla fronteriza, una bomba fue detonada en el lado de Gaza de la frontera. Un soldado resultó herido y un jeep del ejército israelí fue lanzada a 20 metros por la explosión.

En noviembre de 2012, Hamas también aceleró sus ataques con cohetes contra comunidades israelíes, una escalada que culminó con el ataque milimétrico del IDF contra el jefe de gabinete de Hamas, Ahmed Jabari, y la operación de ocho días Pilar de Defensa. En esa operación, el ejército israelí apuntó a más de 120 túneles utilizados para la lucha y el contrabando. No obstante, la mayor parte del foco en el IDF y el público israelí se dirigía en esos momentos hacia las capacidades de lanzamiento de cohetes de Hamas, así como los impresionantes éxitos del sistema de defensa antimisil Cúpula de Hierro. Después de que terminara la ronda de violencia, Hamas se dio cuenta de que no había podido infligir un daño significativo en los centros de población israelíes y decidió ampliar sus capacidades de túneles ofensivos.

Dos meses más tarde, el 14 de enero de 2013, Israel recibió otra llamada de atención cuando el IDF descubrió un túnel dentro de Israel cerca de Nir Oz, un kibutz en la frontera de Gaza. "El paso subterráneo era lo suficientemente grande como para trasladar personas y era el mismo tipo de túnel utilizado en 2006 para secuestrar a Gilad Shalit.  Un tipo de túnel tal le confirmó a Israel la clara intención por parte de los grupos terroristas de Gaza, dirigidos por Hamas, de atacar a civiles israelíes y a los soldados", comentó el ejército israelí.

El 7 de octubre de 2013, el ejército israelí descubrió una mega-túnel desde Gaza hacia Israel que tenía 18 metros de profundidad y se extendía durante 1,8 kilómetros. El túnel, que abría sus puertas cerca del kibutz Ein Hashlosha, había tomado dos años construirse y requirió 800 toneladas bajo la forma de 25.000 losas de hormigón. Estaba equipado con electricidad y contenía suficientes galletas, yogur y otros alimentos como para mantener a sus ocupantes durante varios meses. Israel estimó que Hamas había invertido 10 millones de $ en el proyecto. Su descubrimiento hizo evidente que Hamas estaba construyendo una red de túneles para infiltrarse en Israel a una escala masiva y sin precedentes.

De hecho, después del descubrimiento del túnel cerca de Ein Hashlosha, el Jefe de Estado Mayor del IDF. Benny Gantz, comentó que la próxima guerra de Israel podría comenzar con una infiltración a través de un túnel y un ataque contra un pueblo fronterizo israelí o guardería local. El ministro de Defensa Moshe Yaalon señaló que el "supuesto básico del sistema de defensa es que los grupos terroristas en Gaza están cavando constantemente túneles para utilizarlos en ataques terroristas a la primera oportunidad".

Durante una visita a Gaza en octubre de 2013, poco después de que el túnel fuera revelado, un escritor palestino para el Al-Monitor visitó el área cerca de la ruta del túnel y supo de fuentes militares palestinas que ese paso subterráneo era uno de los proyectos militares más grandes de Hamas en los últimos años, y que formaba parte de un plan estratégico a largo plazo de operaciones militares ofensivas.

El periodista de Al-Monitor mostró un documento que se había distribuido a los grupos terroristas en Gaza y que decía: "La guerra mediante túneles es una de las tácticas militares más importantes y más peligrosas para el ejército israelí, ya que cuenta con una gran dimensión estratégica y cualitativa, debido a sus efectos humanos y morales, y debido a su grave amenaza y el desafío sin precedentes que presenta para la maquinaria militar israelí, que está fuertemente armada y sigue las doctrinas de seguridad que implican medidas de protección y prevención".

El documento continuaba: "La táctica del túnel es peligrosa porque no utiliza las condiciones y procedimientos tradicionales para la confrontación. La táctica es sorprender al enemigo y darle un golpe mortal que no les permita una oportunidad para la supervivencia, o bien escapar, o bien permitirle la oportunidad de enfrentarse y defenderse. La táctica se basa en trabajar con calma en la excavación de un túnel subterráneo mediante medios y equipos simples, y trabajar sin hacer ruido, de acuerdo con las coordenadas geográficas preparadas, y sin aparecer en la superficie de la tierra".

El documento explicaba que los túneles podrían desempeñar un papel importante en la batalla y citaba cómo las fuerzas estadounidenses en Vietnam no pudieron hacer frente al desafío de los túneles utilizados por el Viet Cong durante la guerra de Vietnam.

El concepto detrás de los túneles fue mejor explicado en su momento por Yahya al-Sinwar, un miembro del círculo íntimo de Hamas y un co-fundador de la rama militar de Hamas: "Hoy, nosotros somos los que invadimos a los israelíes. [Ellos] No nos invaden".

El 5 de marzo de 2014, la marina israelí interceptó el buque de carga Klos-C que transportaba armas iraníes casi seguro destinadas a Gaza. El gobierno israelí mostró las armas a los medios del mundo, pero el barco también llevaba una mercancía estratégica: más de dos millones de kilogramos de cemento iraní en 100 contenedores de transporte.

El 18 de marzo de 2014, otro túnel masivo fue descubierto. El túnel penetraba un kilómetro más allá de la valla fronteriza, peligrosamente cerca del perímetro del kibbutz Ein Hashlosha. El túnel estaba totalmente conectado con líneas eléctricas y cables de comunicaciones. Con dos metros de altura y un metro de ancho, un luchador que llevara armas y equipo podría moverse a través de él con gran facilidad. Basándose en el tamaño y la sofisticación del túnel, estaba claro para el ejército israelí que Hamas tenía la intención de utilizar el paso subterráneo para enviar una "gran fuerza armada" contra Israel y llevar a cabo secuestros y/o ataques terroristas. El IDF creía que más túneles de esos fueron excavados bajo la frontera.

La próxima vez en que un túnel fue descubierto en territorio israelí los combatientes de Hamas salían fuera de él. El 17 de julio de 2014, nueve días después de la operación Muro Protector - que hasta ese momento había sido una campaña aérea -, el IDF identificó a alrededor de 13 palestinos que se habían infiltrado en Israel a través de un túnel cercano al kibutz de Sufa. Los terroristas estaban fuertemente armados con fusiles de asalto y estaban preparados para llevar a cabo una masacre. El ejército israelí frustró el ataque, salvando innumerables vidas israelíes. "El incidente de Sufa supuso la caída de las vendas para nosotros", explicó el teniente general Gantz.

Esa misma noche, el ejército israelí inició una operación terrestre en Gaza. "Su misión era apuntar a los túneles de Hamas que cruzaban bajo la frontera entre Israel y Gaza, permitiendo a los terroristas infiltrarse en Israel y llevar a cabo ataques", dijo el ejército en un comunicado. "Esta meta requiere operaciones intensivas y precisas dentro de Gaza. Los terroristas de Hamas están operando bajo tierra, y es ahí donde el ejército israelí se enfrentará a ellos. El ejército israelí tiene la intención de poner en peligro la capacidad de Hamas para atacar a Israel”.

Antes de que el ejército israelí terminara su operación terrestre, los terroristas de Hamas se infiltraron en Israel a través de túneles, al menos, cuatro veces más. El 19 de julio, los terroristas de Hamas se infiltraron en Israel en tres incidentes separados. En el primer ataque, ocho terroristas de Hamas salieron de un túnel de 300 yardas dentro de Israel utilizando uniformes del IDF. Dispararon a un jeep del ejército israelí, matando a dos oficiales del IDF. Uno de los infiltrados resultó muerto por el fuego de respuesta, mientras que el resto se retiró bajo tierra de regreso a Gaza. Horas más tarde, otros dos combatientes de Hamas entraron en Israel, ya sea a través de un túnel o violando la valla fronteriza. Los hombres llevaban tranquilizantes y esposas. Uno fue muerto a tiros, el otro murió cuando el cinturón de explosivos que llevaba puesto detonó. Esa noche, otro hombre armado de Hamas se deslizó a través de un túnel diferente en territorio israelí y disparó contra soldados del IDF que acabaron matándolo.

El 21 de julio, dos escuadrones de Hamas entraron en Israel desde el norte de Gaza a través de un túnel. Fueron identificados por los vigías del IDF que acabaron eliminándolos.

El 28 de julio, unos combatientes de Hamas entraron en Israel sin ser detectados a través de un túnel cercano al kibutz Nahal Oz. Atacaron un puesto del IDF matando a cinco soldados. Hamas tarde publicó un video del ataque. Cuatro de los cinco terroristas regresaron a Gaza, mientras que uno fue muerto tratando de secuestrar el cadáver de un soldado

El 1 de agosto, a una hora y media del alto el fuego negociado por los Estados Unidos y respaldado por la ONU, terroristas de Hamas salieron de un túnel en Rafah y un atacante suicida se inmoló cerca de soldados del IDF. En el tiroteo que siguió, el ​​teniente Hadar Goldin fue secuestrado, lo que desató un asalto masivo del IDF en la zona. (Goldin fue posteriormente declarado muerto.) El ejército israelí descubrió que el mismo túnel usado en el ataque de Rafah también salía a la superficie cerca de dos kilómetros dentro de Israel.

Las emboscadas mortales de Hamas en Rafah, Nahal Oz y en otros lugares reforzaron la negativa del gobierno israelí a aceptar un alto el fuego que no permitiera al IDF destruir los túneles. El público israelí no podía vivir con la idea de que Hamas pudiera surgir de debajo o cerca de sus hogares en cualquier momento. En uno de los túneles, el IDF encontró motocicletas que podrían haber permitido a Hamás cometer ataques terroristas a gran escala de profundidad dentro de Israel, muchos kilómetros alejados de la frontera con Gaza, y/o regresar rápidamente a Gaza con rehenes.

Un oficial ingeniero de Israel involucrado en la localización de los túneles explicó la amenaza: "Estos eran túneles bastante anchos, con sistemas de comunicación internos que habían sido excavados bajo la superficie y con sus lados reforzados con capas de hormigón. Se podía caminar erguido sin ninguna dificultad. Esa era la etapa en que entendimos que ya no se trataba de una cuestión de una amenaza táctica localizada a las fuerzas del IDF a lo largo de la valla, sino parte de algo más grande y más peligroso. De repente, usted está previendo un ataque profundamente planeado en nuestro territorio - 300 metros o más -. Usted entra en esos túneles y se da cuenta de que no había sido previsto para la captura de algún soldado cercano a la valla, sino que era capaz, en poco tiempo, de trasladar a una considerable fuerza enemiga frente a nuestra propia casa para atacarla".

Antes de la guerra, Hamas empleaba a casi 900 excavadores de túneles, trabajando día y noche en dos o tres turnos, según un alto funcionario israelí. El IDF descubrió 100 km. de túneles en Gaza, un tercio de los cuales se extendía bajo el territorio israelí.

El ejército israelí continuó su operación terrestre en Gaza hasta que fue eliminada la red de túneles de Hamas. Entre el 17 de julio y 5 de agosto, las fuerzas del IDF neutralizaron a 32 túneles del terror. Durante ese tiempo, según los informes, Hamas ejecutó a decenas de trabajadores del túnel por temor a que pudieran revelar la ubicación del túnel a Israel

Poco después de terminado el conflicto, Hamás anunció que estaba reconstruyendo su red de túneles. Como una portavoz   islamista expresó: "Nuestros hombres comenzarán la próxima batalla con los pies en la tierra en Nahal Oz... y en otros asentamientos alrededor de Gaza".

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home